martes, 8 de enero de 2013

Creer lo que no vemos, por Antonio Caballero

Caballero no cree en el bienestar de la Reforma Tributaria.

Me gustó este párrafo: “¿De verdad cree eso la gente del gobierno? ¿No conocen a los ricos? O, pues para el caso daría igual, a los pobres, o a las clases medias. ¿No conocen a los seres humanos? A los seres humanos no les gusta pagar impuestos”.

Eso parece que es así…

RADAR,luisemilioradaconrado


Creer lo que no vemos

Por Antonio Caballero

Los empresarios no gastan lo que ahorran por la supresión de los parafiscales en contratar personal que no precisan, sino que lo atesoran o lo sacan del país.

El Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas le agradeció al Senado la aprobación, aunque con escaso quórum, de su reforma tributaria. Escribo esta nota cuando eso acaba de suceder, de modo que no se conocen todavía los micos reclamados a cambio por los congresistas y es difícil opinar sobre muchos detalles de la reforma. Pero sí es posible hacerlo sobre sus propósitos, anunciados con insistencia por el presidente Juan Manuel Santos y su ministro: la equidad y la creación de empleo, y la búsqueda de que “la tributación tenga un carácter progresivo”.


No es así. Y ellos, que no son tontos ni ingenuos, saben que no es así.
¿Una reforma progresiva? Todas las reformas tributarias que se hacen en Colombia (y cada ministro de Hacienda hace por lo menos una) son regresivas. Lo reconoce Cárdenas en cuanto a las de sus predecesores cuando dice que “Hoy nuestros impuestos no contribuyen a reducir la desigualdad, sino que más bien la perpetúan”. Y eso es exactamente lo que harán los suyos en opinión de todos los expertos (a varios los cité en mi columna de finales de octubre, ‘Moscas por el rabo’). Escribió el ministro en El Tiempo hace unos días: “La reforma busca reducir los impuestos sobre el empleo y sustituirlos por impuestos a las utilidades de las empresas”. Se refería a la supresión, que se hizo, de los parafiscales, y al reequilibrador aumento simultáneo de la llamada Contribución para la Equidad, Cree, que no se hizo más que a medias. Porque en su intervención ante los parlamentarios él mismo echó para atrás el anunciado gravamen a los dividendos argumentando: “No hay que exagerar las cargas al capital”. Sería inequitativo.
 

Con lo cual aparece la ya mencionada ‘equidad’ anunciada por el ministro. Pero la equidad es cosa que puede definirse de varios modos. Es célebre la dicotomía entre el “a cada cual según sus capacidades” y el “a cada cual según sus necesidades”. A algunos les parece inequitativo que paguen más impuestos los más ricos, solo por serlo (aunque ahí está justamente la médula de lo que se llama en todas partes tributación progresiva). A otros, en cambio, les parece inequitativo el mero hecho de que los ricos sean más ricos que los pobres (y menos numerosos). O el de que, como suele suceder, paguen menos. El gobierno explica que si los ricos pagan poco, mediante la evasión, es porque se les cobra demasiado; y que si se les cobra menos pagarán voluntariamente más: de ahí, por ejemplo, el recorte de dos tercios en los impuestos a las herencias. 
¿De verdad cree eso la gente del gobierno? ¿No conocen a los ricos? O, pues para el caso daría igual, a los pobres, o a las clases medias. ¿No conocen a los seres humanos? A los seres humanos no les gusta pagar impuestos.
 

Lo mismo pasa con la prometida creación de empleo. También aseguraron hace diez años, cuando la reforma laboral del primer gobierno de Uribe, que el abaratamiento de los costos laborales por la eliminación del pago a las horas extras y nocturnas generaría 160.000 empleos al año. ¿Los han visto ustedes en alguna parte? Como dije aquí mismo en octubre, el empleo solo se crea cuando se necesita.  Los empresarios no gastan lo que ahorran por la supresión de los parafiscales en contratar personal que sus empresas no precisan, sino que lo atesoran o lo sacan del país. Lo que crea empleo es que haya consumo, y en consecuencia sea necesario aumentar la producción. (Que este círculo a la vez vicioso y virtuoso esté acabando con el planeta es otra historia).


Todo esto lo saben perfectamente el presidente y su ministro de Hacienda, porque no son ni tontos, ni ignorantes. Lo que pasa es que son neoliberales. Y entonces están desgarrados entre sus convicciones ideológicas y su necesidad de respaldo político.
Saben que lo que de verdad buscan es el aumento de la inequidad y del desempleo: la concentración de la riqueza y el crecimiento del ‘ejército de reserva’ de trabajadores desocupados (solo se necesita, como se ha hecho, aumentar los cupos de policías y soldados, celadores y guardianes, guardaespaldas y escoltas que cuidan la riqueza concentrada del galopante desempleo). Saben que lo que quieren es eso, pero no lo pueden proclamar abiertamente. Y eso los lleva a decir mentiras: progresividad, equidad, creación de empleo. Suena mejor. Y a lo mejor la gente se lo cree.

 
Lo dijo el ministro Cárdenas, ingenua o descaradamente, en una entrevista publicada en El Nuevo Siglo en vísperas del voto de la reforma:
-Queremos generar confianza con el nombre de Cree (Contribución para la Equidad: el nombre del impuesto que sustituye los parafiscales eliminados). Por eso le pusimos así, para que nos crean que esta es una reforma positiva.

Yo, por lo menos, no les creo.

Planes de desarrollo y balances de 2012



Planes de desarrollo y balances de fin de año 2012
Por Jairo Parada
 
Para casi 11 millones de colombianos que ganan un salario mínimo o menos, el aumento decretado, después del fracasado ritual anual de las reuniones de trabajadores y empresarios, terminó moviendo la aguja del Gobierno a favor del sector empresarial, al igual que en la Reforma Tributaria. En efecto, el aumento del 4.02%, no llega ni a los $30.000 mensuales, cuando se esperaba siquiera un aumento del 5%.
La política del salario mínimo no debería servir sólo para recuperar lo perdido por inflación sino también para mejorar a los trabajadores y fortalecer la demanda interna, algo que la ortodoxia económica del equipo económico del Gobierno sigue sin entender. De esta forma, el balance anual del Gobierno muestra resultados contradictorios, pues su accionar responde a una mezcla de rasgos socialdemócratas, con una dura ortodoxia, característica del eclecticismo de la “Tercera Vía”.
El crecimiento económico empieza a detenerse y la revaluación sigue castigando al sector exportador no-minero, donde las mejoras en el empleo se sumergen en la informalidad. La construcción y la inversión pública siguen de capa caída, la innovación no despega y la locomotora minera empieza a frenarse por la coyuntura internacional.

En este escenario, le corresponde a los Consejos Territoriales de Planeación de municipios y departamentos iniciar la evaluación de los planes de desarrollo en su primer año de ejecución, y poner la lupa en los informes de rendición de cuentas.
Los planes de desarrollo no son ya una formalidad de plan-libro sino que exigen un cuidadoso seguimiento de metas medibles y de resultados. En el reciente taller de Sinergia Territorial realizado en la ciudad, se realizó un ejercicio interesante a este respecto con el Distrito, los municipios del Área Metropolitana y Sabanalarga.

La Secretaria de Planeación Departamental con el DNP, viene liderando un proceso de implementación de esta labor de seguimiento a los planes de Desarrollo (ver https://sinergia.dnp.gov.co/), como parte de la Red de Monitoreo y Evaluación de Política Pública en Colombia, en la cual mediante una metodología sencilla, se procede a cuantificar anualmente los logros obtenidos en los planes de desarrollo. Se ha elaborado un manual (El Sisdeval) el cual guía a los funcionarios públicos en el proceso.
En este escenario, los entes locales hicieron una exposición de sus avances en este terreno, proceso que lógicamente está en construcción.
El Distrito destacó sus mecanismos de seguimiento y evaluación de sus 24 gerencias y secretarías, aunque falta esperar su informe de rendición de cuentas de 2012.
Malambo explicó la estructura de su plan de desarrollo con 8 núcleos zonales y el establecimiento de un tablero de control para evaluar la labor de las secretarias. Ello definiría la situación de su gabinete para el año venidero, según el Alcalde.
Puerto Colombia mostró sus logros, destacando las dificultades iniciales por falta de información y empoderamiento. Tienen su plan indicativo y su plan de acción, con gerencia de 13 programas.
La Secretaria de Planeación de Soledad hizo una presentación muy completa de los tableros de control que han desarrollado para optimizar el uso de los recursos y recuperar la credibilidad, habiéndose realizado ya la rendición de cuentas de 2012. Tienen 79 programas, 312 metas de producto y 320 indicadores.
Sabanalarga, con ayuda del Sena, está construyendo un sistema de información creíble, aterrizando las metas.
En el evento, Bucaramanga presentó su sistema de seguimiento y evaluación, el cual ha despertado la admiración nacional.
En fin, son signos positivos que indican que empezamos a dejar la retórica y ya vamos aprendiendo a medir el desarrollo en lo local, lo cual es clave para lo que cuenta, el mejoramiento de la calidad de la vida humana, a pesar de las dificultades de la coyuntura económica nacional.


 

Avenida del Río y el Parque Bicentenario, preocupación del padre Cirilo

La preocupación del padre Cirilo.
O por lo menos, una de sus preocupaciones: El Parque Bicentenario.

RADAR,luisemilioradaconrado


“Avenida del Río, maravillosa; pero, ¿y el Parque Bicentenario, qué?”: Padre Cirilo Swinne

Viendo que lo de Dios tiene que ver con la justicia, la inclusión y sobre todo la prioridad que tiene su preocupación por y la atención a los pobres, me vienen a la mente dos cosas que vi cuando fuimos a visitar el proyecto con gran futuro que es la Avenida del Río.
Una maravilla en gestión, que empieza a nacer: una Barranquilla nueva, pero hasta el momento desconectada, hasta físicamente, de la suerte de los pobres. Para llegar a la iniciante Avenida del Río, uno tiene que pasar por varios de los lugares más deprimentes de Barranquilla: Barranquillita, Brisas del Río, Las Colmenas, barrios con una pobreza absoluta, miseria, abandono, marginación.
Viendo esto me pregunto: ¿por qué hemos iniciado estas obras maravillosas de la Avenida sin solucionar y mejorar las condiciones de vida de los habitantes de estos sectores? ¿Por qué estos pobres tienen que esperar, mientras la obra de la Avenida del Río ya avanza bastante. Tengo que hacer estas preguntas y reflexiones en la fiesta de la Epifanía del Señor, que nos habla de la manifestación de Dios a todos y, según el salmo responsorial, sobre todo a los pobres: es la fiesta de la inclusión con prioridad de los pobres en su plan de salvación: ¿por qué no vemos con la misma fuerza la inclusión de la salvación de los pobres en el plan de salvación de Barranquilla, y con la misma prioridad? ¡Esto me preocupa!
 
Y con la misma intensidad de mi alegría por el avance de la Avenida del Río, observo con tristeza que no se está tratando con el mismo empuje el proyecto Parque Bicentenario de Barranquilla. Escucho muchas promesas pero no las encuentro acompañadas por acciones similares a las del proyecto Avenida del Río.
Mientras este macro proyecto parece tener muchos dolientes, el proyecto Parque Bicentenario tiene apenas como dolientes a algunos locos que siguen soñando con este proyecto.
¿Será porque el proyecto Avenida del Río tiene como dolientes a los inversionistas y los representantes de los grandes capitales, y el proyecto Parque Bicentenario de Barranquilla tiene como dolientes principales los pobres del Sur occidente de la ciudad?

Mientras esperamos que el proyecto Avenida del Río pronto incluya el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de los barrios vecinos y que se mejore la accesibilidad al proyecto también para los pobres, sabemos que el proyecto del Parque Bicentenario mejora a corto plazo las condiciones de vida de por lo menos 50 mil habitantes de los barrios vecinos que tendrán accesibilidad a pie en 10 minutos sin necesidad de gastar ni un peso en transporte.
Creo que es asunto de prioridades, de equidad. ¿Será que vamos a celebrar el 7 de abril el Bicentenario de Barranquilla sin haber hecho ninguna inversión en el parque de su nombre?
¿Será posible que también el Parque Bicentenario florezca para todos? Sigo soñando.

Incremento de arriendos para 2013. Lonja de Barranquilla



Es importante para todos: ¡Cuánto hay que pagar para el arriendo de su casa!
Los datos nos los entrega la Lonja de Propiedad Raíz de Barranquilla.
RADAR,luisemilioradaconrado
Barranquilla, Enero 8 de 2013.


INCREMENTOS DE ARRIENDOS para  2013 de VIVIENDAS URBANAS
Los cánones de arrendamiento de inmuebles urbanos destinados a vivienda se ajustarán en el año 2013, dependiendo de la fecha en que se celebró el contrato, de acuerdo a lo siguiente:
I.                    CONTRATOS CELEBRADOS ANTES DE LA LEY 820 DEL 10 DE JULIO DE 2003 (NUEVA LEY DE ARRIENDOS).
Cuando se trate de contratos de arrendamientos de inmuebles urbanos destinados a vivienda, celebrados antes del 10 de julio de 2003, fecha en que comenzó la vigencia del nuevo Estatuto de Arrendamientos, se ajustarán los cánones de arrendamiento en un porcentaje igual a la meta de inflación del año 2013, la cual es fijada por la Junta Directiva del Banco de la República, que para el presente año quedó en el 3.0%
De acuerdo a lo anterior, todos los contratos que se hayan firmado antes del 10 de Julio de 2003, se incrementarán en 2013 en un 3.0% al momento de su renovación; es decir, una vez transcurran los últimos doce (12) meses de ejecución del contrato.
 
II.                  CONTRATOS CELEBRADOS A PARTIR DE LA LEY 820 del 10 de JULIO de 2003.
Cuando se trate de contratos de arrendamiento de inmuebles urbanos destinados a vivienda y que se hubieren celebrado después del 10 de Julio de 2003, los cánones de arrendamiento se ajustarán en 2013 en un porcentaje igual a la inflación efectivamente causada en el año anterior (2.012), la cual fue señalada por el DANE en  2.44%
 
De acuerdo a lo anterior para aquellos contratos que se firmaron posteriormente a la entrada en vigencia de la nueva ley (10 de julio de 2003), al momento de su renovación; es decir, una vez transcurran los últimos doce meses de ejecución del contrato, se incrementarán en 2.013 en un 2.44%
III.                OTROS INMUEBLES.
Los contratos de arrendamientos que vencen sobre inmuebles diferentes a los urbanos destinados a vivienda, esto es oficinas, locales comerciales, bodegas, etc., se ajustan sus cánones de conformidad con lo establecido en los respectivos contratos y en todo caso las partes están en total libertad de negociar estos incrementos.

Evelyn Martínez Brugés
Directora Ejecutiva
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más