lunes, 22 de agosto de 2016

¿Qué está pasando con ELECTRICARIBE?. Es bueno revisar el tema. Por Luisemilioradaconrado



¿Qué está pasando con ELECTRICARIBE?. Es bueno revisar el tema.
Por Luisemilioradaconrado

Me complace la actitud de Edgardo Sojo, en torno a lo que está pasando con el servicio de energía en la región Caribe.
Muchos se quejan.
Sin embargo, el 14 de enero, que vino a Barranquilla el presidente Juan Manuel Santos y parte de su equipo, el mandatario se comprometió también a conseguir los recursos a fin de que las entidades del estado colombiano que le deben a Electricaribe, se pudieran poner al día.
Eso no ha sido posible.
Y hospitales, alcaldías, departamentos y otras entidades gubernamentales gozan del servicio pero nadie paga la deuda. ¡Tremendo negocio el que hace Electricaribe…!
Parece que el nuevo ministro ha entendido lo que está ocurriendo, y en una de las últimas reuniones en Bogotá, propuso que revisaran con él el esquema a través del cual se suministra el servicio a la región Caribe. El funcionario parece entender que no es el mejor.
Les voy a socializar algo de lo que me dijo Edgardo Sojo, líder gremial de Barranquilla y hace parte del grupo que está buscando soluciones…


RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
 
Edgardo SOJO, entiende la situación:

“Es importante en esto que NADIE se apresure. Las soluciones no están a la vista. Esto no es soplando y haciendo botellas”, expresó Edgardo Sojo, cuando lo entrevisté hace unos días.
Ese dicho sabio que expresó el dirigente, está en moda desde hace muchos años  y moriremos con él. Y agregó otro parecido: … no es soplando y haciendo botellas, “sino analizando porque no podemos salir de Guatemala p´guatepeor”…
¡Y así es!
“La gente pide intervención, intervención ¿para qué? Recalca Sojo y agrega: “cómo, cuándo y con qué plata. Vamos a salir con un servicio peor, si no se hace con calma, con juicio… detenidamente. Pensando en lo que es importante, que es el usuario final”.
Las palabras de Sojo, para mí, son sabias. Y muy bien pensadas.
Esto no está fácil.
Y lo triste es que los morosos están felices. Sin ser conscientes que, a quienes van a joder, es a los que mensualmente pagamos el servicio sin mucho tropiezo.

DATOS de SOJO

Si no hay conciencia. Si no hay compromiso, esto se complicará más…
Edgardo Sojo ilustra el tema: “Las pérdidas de Electricaribe son un 22%... son unas pérdidas loquísimas”. Y lo peor, del 78%, recalca Sojo, “le empiezan a cobrar a ese 78% y sólo paga el 83%. Y con ese dinero es que funciona la empresa”.

¿Se pueden imaginar cómo es ese negocio? Y para remate, hay empresarios inconscientes que se atreven a robarle energía a la compañía. Empresarios que tienen negocios rentables. Esa vaina, no se justifica, de verdad. Hay ejemplos en Barranquilla…
“Puede que falte gestión, que pueda mejorarse la situación, pero igual, si no hay cultura ciudadana alrededor del tema, esto no va a ir bien ni para Electricaribe ni para ninguna empresa. Eso así no va a funcionar”, resaltó Edgardo Sojo.
En los corredores de ELECTRICARIBE, su gente si entiende el PROBLEMA

Recientemente se escuchan muchas voces cuestionando la calidad del servicio de Electricaribe y se asegura que esta es la causa de los problemas eléctricos de la región y la justificación para no pagarle la factura, motivo por el cual debería ser intervenida, o peor aún irse. 
Lo cierto es que el debate se debería dar con la información completa.
Según datos que varios medios han divulgado, citando como fuente información de las propias entidades oficiales, en la costa la luz se va en promedio  8 horas al mes y menos de dos horas a la semana esto considerando las zonas más apartadas y de difícil acceso lo que hace suponer que en las capitales este promedio podría ser una hora o menos.

Nadie dice que esto sea lo ideal y lo que nuestra región se merece,  pero en un mercado donde más del 50% de los clientes están en mora en el pago de sus facturas, donde muchos  hospitales, colegios, cárceles y alumbrados públicos  tampoco pagan… Y donde muchos prefieren conectarse ilegalmente a las redes de distribución para robar energía, es difícil exigir calidad. 

No olvidemos tampoco que nuestra costa Caribe tiene mucha gente en ciudades pequeñas y en el campo  cuyo acceso no es fácil.  Hay poblaciones –no pocas- a las que sólo se puede llegar luego de superar innumerables dificultades, carreteras terciarias, caminos y vías fluviales muchas veces precarias. A esto se suman condiciones climáticas y sus implicaciones como salinidad, inundaciones y vendavales.
 
La HISTORIA reciente y la realidad de HOY 
No nos dejemos engañar.
No se nos puede olvidar cuando en el pasado, no muy lejano, contábamos las horas en las que teníamos servicio y no las de interrupción.
Objetivamente nadie puede decir que hoy estamos peor que cuando el servicio lo prestaban unas empresas públicas totalmente ineficientes y politizadas.

Lo que se ha avanzado no se logra por arte de magia. Alguien puso plata para las mejoras que se  han conseguido y al parecer esa  plata la ha puesto Electricaribe, gracias a miles de clientes que sí pagan cumplidamente, y a las inversiones que ha hecho la empresa, que en los últimos años superan los 850.000 millones de pesos, según lo ha citado recientemente Portafolio.
¿Podría invertir más?

Sí.
Debería invertir más y hay que exigirle  que lo haga y hoy sería más confiable el servicio, su contribución al crecimiento acelerado que estamos registrando y no estaríamos padeciendo las dificultades que vivimos cuando se va la luz.

Pero ¿qué empresa con cuatro dedos de frente lo puede hacer, si como lo reveló recientemente Portafolio, a 2015 entre organismos oficiales, barrios subnormales, zonas especiales y resto de clientes, a esta empresa se le debían $3,5 billones de pesos? 
Y si a eso le agregamos que por fraude la empresa pierde más de $800.000 millones anuales… no hay quién aguante.

ANTES de CRITICAR...
Entonces, antes de criticar y pregonar que la solución es que Electricaribe se vaya, pensemos en las consecuencias de semejante propuesta y busquemos soluciones que beneficien el desarrollo que tanto nos merecemos. 
Nuestros líderes tienen una enorme cuota de responsabilidad y antes de pedir decisiones que no conducen a una solución, deberían empezar por pagar lo que ellos mismos deben. ¡La calidad puede y debe mejorar, la misma empresa lo  ha reconocido, pero también ha dicho que sola no puede!
Resolver el problema eléctrico en la Costa Caribe requiere del compromiso de todos.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más