jueves, 7 de noviembre de 2013

COLOMBIA. Datáfonos para celulares atrarían a 5.000 comercios

Datáfonos… unos aparatitos que se están volviendo cada vez más famosos y más necesarios. Han vuelto la vida más fácil y cómoda.
Los vemos permanentemente en los restaurantes, hoteles, en las estaciones de gasolina. Y en Colombia crecerán en número, de acuerdo a lo que nos informó  Enrique de la Rosa, el presidente de RBM: “esta herramienta es fundamental para atraer a más comercios a que acepten los pagos electrónicos, lo que aumentará la seguridad de las transacciones en el país”.
Estamos hablando de datáfonos para celulares...


RADAR,luisemilioradaconrado
Luisemilioradac@gmail.com
@radareconomico1
316 617 3355 



Datáfonos para celulares atraerían a 5.000 comercios

RBM Redeban Multicolor junto con MasterCard lanzaron al mercado la primera solución en Colombia para que los comercios puedan aceptar el pago a través del celular, un producto con el que se han planteado atraer al sistema financiero al menos a 5.000 nuevos comercios en los próximos seis meses de operación.
Este nuevo ‘datáfono’, que se llamará RBMóvil y que estará disponible para utilizarlo con smartphones tanto Iphone, como con Android y Blackberry a través de la conexión bluetooth, se enfocará en una primera salida a atender sobre todo a vendedores, empresas de venta directa o incluso independientes, segmentos que generan una oportunidad de transacciones de unos US$55.000 millones.

Según el presidente de RBM, Enrique de la Rosa, “esta herramienta es fundamental para atraer a más comercios a que acepten los pagos electrónicos, lo que aumentará la seguridad de las transacciones en el país”.
 
Por último, en cuanto al tema de costos, RBM aseguró que la tarifa inicial será de $464.000 por la compra del terminal y el servicio, y se cobrará una mensualidad de $7.000 por el uso, mientras que licencias adicionales costarán $25.000.

Rubén López Pérez
rlopez@larepublica.com.co

Colombia, de los que menos paga por sus alimentos



Qué bueno que los colombianos podamos alimentarnos mejor que un montón de ciudadanos del mundo.
Eso está demostrando también, que a pesar de los errores, algo se está siendo bien en esta nación: baja inflación, esa es una garantía, para dormir mejor…


RADAR,luisemilioradaconrado
Luisemilioradac@gmail.com
@radareconomico1
316 617 3355 



 
Tener productos alimenticios a precios razonables para la población, es uno de los temas que más preocupan a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Colombia dentro de los países de la Alianza del Pacífico, sobresale en este aspecto al tener la tasa de precios al consumidor en alimentos más baja. Además, si el país hiciera parte del ‘grupo de las buenas prácticas’, sería uno de los que menos pagaría por los alimentos en la Organización.
Tener productos alimenticios a precios razonables para la población, es uno de los temas que más preocupan a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 
Colombia dentro de los países de la Alianza del Pacífico, sobresale en este aspecto al tener la tasa de precios al consumidor en alimentos más baja. Además, si el país hiciera parte del ‘grupo de las buenas prácticas’, sería uno de los que menos pagaría por los alimentos en la Organización.

Según el informe sobre las ‘Perspectivas agrícolas mundiales 2013-2022’, que realizó la Ocde y la FAO, los mexicanos y los chilenos se encuentran dentro de los que más pagan por los alimentos, siendo superados únicamente por los turcos. La tasa de inflación anual en el precio de los alimentos para estos países latinoamericanos se ubicó en enero de 2013 en más de 4%, cerca de cuatro puntos por encima de las tasa de Colombia que se ubicó en 0,48% y también mayor a la de Perú, 3,43%.
 
Si bien los aumentos en los precios de alimentos en los países en desarrollo, en promedio, se desaceleraron durante este último año, siguen existiendo diferencias significativas con los emergentes, aunque el caso de Colombia sobresale porque se encuentra casi a la par que los mejores de la Ocde, como Grecia y Canadá, quienes tienen una inflación apenas arriba del 0%.
La baja tasa de inflación que presenta Colombia en los alimentos, se produce porque los objetivos de la política monetaria combinan la meta de estabilidad de precios con el máximo crecimiento sostenible del producto y del empleo, aduce Juan Camilo Restrepo ex ministro de Agricultura.
“Las perspectivas para Colombia son muy buenas, porque nosotros tenemos unos precios muy moderados y hemos logrado mantener una excelente tasa de inflación, que es la mejor protección que puede tener el consumidor” señaló. Para el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, la inflación en Colombia es baja porque desde su punto de vista los productores son competitivos en diferentes productos, sino también por cuenta de la “sobreproducción que deprime los precios y el contrabando (lo que no afecta del todo el IPC pero sí la economía campesina”.

Algunos países de Latinoamérica experimentaron aumentos de 10% o más en los precios de alimentos como Brasil 11% y Venezuela 22%, otros rondan entre 10% y 12% como Uruguay y Nicaragua. El común denominador en América Latina fue un aumento variado en la inflación, con la mitad de los países sufriendo la aceleración de los aumentos en los precios de alimentos y la otra mitad con una disminución respecto al año pasado. El crecimiento de la producción agrícola en los próximos 10 años retrocederá de 2,1% (promedio cada año en la última década) a 1,5%, una situación que podría tener graves consecuencias para los precios y el abastecimiento, si los países desarrollados y los emergentes no toman las respectivas medidas de contingencia.

Una reducida expansión de las tierras agrícolas, el alza de los costes de producción, la creciente escasez de recursos y el aumento de las presiones ambientales son los principales factores detrás de esta tendencia. El hecho de contar con una disminución en la producción, significará que los precios de los alimentos van a subir y la capacidad adquisitiva de las personas en estado de vulnerabilidad se va reducir, un problema que en Colombia acrecentaría más el problema de la seguridad alimentaria. La prevalencia de alimentación en el país es de 10,6%, es decir, que cerca 11de cada 100 personas no alcanzan a suplir los requerimientos mínimos de energía alimentaria que necesitan al día. Sin embargo, vale la pena mencionar que esta cifra ha disminuido cada 10% desde 1990 en donde el indicador se ubicaba en 20,3%.
Con respecto a lo anterior, Restrepo considera que el país no tendría por qué sufrir problemas de producción y de precios altos en los alimentos. “Colombia produce el 90% de los alimentos que consume y el 10% restante que importa lo está empezando a producir”.
Para Lizarralde, “La producción en Colombia no bajará. Los habitantes en el mundo crecerán y esto será beneficioso para el país porque habrá más consumo y más exportaciones”.
 
Los precios crecerán corto plazo
Otra de las preocupaciones del informe, es que en la actualidad los precios de productos básicos son históricamente altos. En el corto plazo, los precios de los cultivos deberían caer si la producción se mantiene estable, pero como la tendencia en la próxima década se reducirá, se prevé un aumento en los precios tanto de los cultivos como de los productos pecuarios, junto con una alza mayor en los precios de la carne, el pescado y los biocombustibles.
Según el informe los precios reales promedio para el periodo 2013-2022 están proyectados por encima de la media de 2003-2012 para la mayoría de los productos del consumo básico, y en un eventual escenario de desabastecimiento lo que podría ocurrir serían una alza generalizada en los precios de los productos. 
 
Actualmente los países de la Ocde que más pagan por los alimentos son: Chile, México, Turquía, Estonia, la República Checa y Eslovaquia.
En el informe la Ocde y la FAO describen cuál va ser el comportamiento de los principales alimentos para el consumo mundial, en cuanto a precios, durante los próximos 10 años. Entre ellos se encuentran: el cereal, semillas oleaginosas, azúcar, algodón, carne, productos lácteos, la pesca entre otros. En todos los productos la tendencia es a que se incrementará la producción, respecto a la década anterior.
Sin embargo, la situación de algunos países, como es el caso de China en donde se prevé una mayor demanda de productos, que el país no podrá suplir, generará una importación masiva de alimentos y en algunos casos un problema de desabastecimiento.
 
China importaría más productos
El sector agroalimentario de China, uno de los países más poblados del mundo, sufrirá en la próxima década una rápida expansión que no podrá aguantar con sus propios productos. Por esta razón, la Ocde y la FAO, consideran que el país tendrá que importar algunos productos para poder soportar la demanda que exige el país. China ha hecho de la autosuficiencia en arroz y trigo la principal prioridad política. La producción agrícola creció casi cinco veces entre 1978 y 2011. Sin embargo, en los últimos años los precios de los alimentos aumentaron y se espera que la producción disminuya.

Las opiniones
Rubén Darío Lizarralde
Ministro de Agricultura
“La inflación en Colombia es baja porque los precios de los productos agrícolas han crecido en el mercado y porque somos productores competitivos”.
Juan Camilo Restrepo
Exministro de Agricultura
“Colombia produce 90% de los alimentos que consume y 10%  de los alimentos que se importan, los está empezando a producir”

Ernesto Rodríguez Uribe
erodriguez@larepublica.com.co

Barranquilla, Colombia. OIKOS construye bodegas personalizadas de talla internacional

Información que nos pasa mi colega y amigo, Jorge Montaño.
Otro indicador del desarrollo de nuestra ciudad: Barranquilla.

RADAR,luisemilioradaconrado

Barranquilla, Colombia. OIKOS construye bodegas personalizadas de talla internacional

Con una inversión de $4 millones de dólares, OIKOS STORAGE abre su nueva operación en Barranquilla.

La capital del Atlántico atrae cada día más inversionistas y OIKOS STORAGE se muestra como la alternativa ideal para respaldar los nuevos negocios con el servicio de bodegas por el tiempo que necesiten los empresarios.
Con una inversión de cuatro millones de dólares (US$4 millones), el Grupo Empresarial OIKOS construye 320 nuevas bodegas personalizadas en Barranquilla, ciudad a la cual se le considera la capital de los tratados de libre comercio y que está en el radar de los inversionistas.
Después de consolidar en Bogotá más de 900 bodegas personalizadas, la compañía abre su operación OIKOS STORAGE en la Vía al Mar, al frente de la Clínica Porto Azul, una de las zonas de mayor desarrollo en la Costa Caribe.
“El dinamismo de Barranquilla nos hizo pensar en ampliar la operación en la zona del país en donde vemos un futuro muy promisorio”, dijo Luis Aurelio Díaz, gerente general de la compañía, quien agregó que “con estas nuevas 320 bodegas personalizadas llegamos a un consolidado nacional de más de 1.200”.
La compañía, además de servicio de bodegas personalizadas por día, semanas, meses o años, ofrece el servicio de transporte y mudanza local y nacional, así como la posibilidad de que el cliente se ajuste a sus propias necesidades, gracias a la variedad de bodegas que se ofrecen.
Los barranquilleros encontraran en OIKOS STORAGE una empresa de bodegaje personalizado con trayectoria, buenos servicios y en la zona de mayor desarrollo de la ciudad.
Contarán con circuito cerrado, monitoreo satelital, zonas de descargue vigilado y sensores de humo, por citar sólo algunas de sus ventajas. “Es para nosotros un compromiso importante dar a los barranquilleros un servicio de talla internacional para que almacenen sus bienes y mercancías de manera fácil y segura” explicó el señor Díaz.
 
OIKOS ha invertido en este nuevo complejo una cifra cercana a los cuatro millones de dólares para arrancar la operación, construye las bodegas en las mejores áreas disponibles y ofrece los más altos estándares internacionales, que permite a los empresarios estar mejor preparados frente a la competencia.
La demanda de este servicio de bodegaje personalizado, ha tenido un crecimiento promedio anual del 38% en los últimos 5 años y se espera que siga aumentando en estos niveles durante al menos 8 años más.
El buen manejo que se la ha dado a la economía local y los tratados de libre comercio que se han firmado, y los que vienen en camino, auguran nuevos negocios y la llegada de más recursos y empresarios.  
Luis Aurelio Díaz, gerente general de la compañía, dijo al final:
“Es por esto que nuestro Grupo le ha apostado a esta línea de negocio la cual lleva más de 50 años prestándose de manera exitosa en otros países del mundo y ahora se hace necesaria en Colombia”.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más