miércoles, 24 de junio de 2009

¿Qué está pasando en Barranquilla?

Los barranquilleros, mis queridos amigos de nuestro blog, están expectantes para saber qué va a ocurrir con Barranquilla y con su gente, a raíz de los últimos acontecimientos que se han presentado por las famosas "chuzadas de Manuel María", como las he denominado en algunos momentos.
Estamos utilizando REDCARIBE, nuestra red de periodistas del Caribe Colombiano, porque por allí circulan casi todos los episodios.
Ayer, por ejemplo, hice algunos comentarios que se los envió inmediatamente.
Y lo hacemos con el patrocinio de TEBSA, Termobarranquilla S.A. E.S.P., el generador térmico más grande de Colombia, ubicada en la Costa Caribe Colombiana, Departamento del Atlántico, Municipio de Soledad. Y también a nombre de la Cámara de Comercio de Barranquilla, que están respaldando nuestro cubrimiento del XI Congreso Nacional y II Internacional de Servicios Públicos Domiciliarios en Cartagena, que se inicia esta tarde y terminará el viernes 26 de junio.
Lo que está pasando en Barranquilla:
Importantísimos los aportes de Horacio Brieva, Jorge Vergara y Pedro Lara.
En ellos se resume, en gran parte, el trabajo que debemos hacer los barranquilleros para que nuestra ciudad pueda avanzar y ganar la batalla.
Si todos nos unimos y deponemos nuestros intereses particulares, ¡seguro! que nos gozaremos una ciudad tan agradable como Barranquilla.
Leamos con cuidado lo que dicen los autores de las notas 1. Horacio, que apareció en El Heraldo. 2. La de Pedro. La 3, es de Jorge; y 4., remata Horacio con esta última que fue muy pensada y dió en el blanco.

La unión de gremios, empresarios, políticos y prensa, podría lograr que esta capital y el Departamento del Atlántico avancen rápidamente.

El problema es, ¿quien arranca?
¿Los políticos están listos?
¿Cómo financiarían sus campañas?

Algo deberíamos inventarnos para acabar con esta "guerra" que está acabando con los sueños de muchos.

Hoy Visión Compartida convocó a una nueva Rueda de Prensa en el Hotel American Golf, calle 82 No. 58-41...Será mañana, a las 9:30 a.m.

¿Seguirán las denuncias?
¿Qué pasará ahora?

Estaremos atentos...

Un saludo cordial para todos.

LUIS EMILIO RADA CONRADO
Director
www.radareconomicointernacional.blogspot.com/
301 7273 633/311 803 4305
...

1. Horacio.
El 20 de junio de 2009 12:37, RAIMUNDO ALVARADO OSORIO escribió:

Tomado de www.elheraldo.com.co

Por Horacio Brieva

Voy a aventurar una hipótesis sobre los últimos acontecimientos que provocaron una gran borrasca mediática en Barranquilla. No pretendo elevarla a categoría de verdad revelada.

Para mí el asunto radica en una tensión histórica no resuelta entre los políticos y los gremios del empresariado. Como corresponde a la lógica, aquí han gobernando los políticos pero la percepción es que no lo han hecho bien porque en su balance prevalecen los manejos que condujeron, a través de décadas, a que los gobiernos locales no dieran respuesta a las demandas sociales de la ciudad; en razón de ello, colapsaron los servicios públicos y sociales y se hicieron abismales las diferencias entre estratos. Esta dinámica destructiva de la ciudad derivó obviamente en que los políticos fueran vistos, desde la esfera privada, como el lado feo de Barranquilla, como su parte corrupta. Entre tanto, los políticos, para defenderse y siempre evadiendo su responsabilidad, optaron por las descalificaciones agresivas a los gremios económicos.
En ese contexto, la concurrencia de los sectores público y privado emergió como una imposibilidad. Esa grave fractura la constaté yo, de primera mano, en los tiempos del Movimiento Ciudadano en los que dominó el desdén a cualquier alianza con el empresariado sustentado en una burda retórica anticapitalista, pero a la vez, con ánimo notoriamente predatorio, se montaron negocios muy rentables con ciertos grupos privados.
Al perder racionalidad y eficacia la institucionalidad, una de cuyas responsabilidades es facilitar las condiciones para el desarrollo de la economía, el empresariado o, por lo menos, un sector significativo se planteó llegar a la Alcaldía en 2003 con Guido Nule. Pero los políticos ganaron.
El empresariado decide entonces jugar de nuevo en 2007 con Alejandro Char, pero esta vez aliándose con los políticos.
Sin embargo, esta convergencia empezó a resentirse cuando Char comienza a tomar medidas que, por supuesto, no podían ser del agrado de los políticos: recorte de la burocracia pública, ataque a concesiones y otras.
Como bombardear a Char, el mejor Alcalde del país según las encuestas, sería una equivocación política y mediática, parece que el objetivo es minar la credibilidad del empresariado representado en Char.
La vía ha sido golpear a los privados que más exposición pública han tenido; caso Arturo Sarabia, el ex presidente del Comité Intergremial, quien durante unos 27 años ha estado en la vida
pública en el bando opuesto de los políticos tradicionales y pseudo renovadores. Las ‘chuzadas’ ilegales fueron el arma elegida.

Lo que buscan los políticos (Manuel María Márquez es sólo
un instrumento a quien le canalizaron su resentimiento antigremial) es deslegitimar a los privados, presentarlos como fariseos, como gente de doble moral. Es un escenario en el que ganan los políticos porque todo el mundo quedaría invalidado para hablar de ética.
Resolver esta tensión histórica, a favor de la ciudad, es hoy la más compleja tarea de Barranquilla.
...
2. Pedro.

Horacio.
Decía hace poco, en una respuesta a Jorge Vergara, que el enfrentamiento entre dos sectores que se disputan la supremacía en la ciudad y que desembocó en las interceptaciones telefónicas de hace pocos días, obedece a lo que el argot de la denominada prensa popular se denomina "un mal reparto" y que en el bajo mundo del hampa concluye con un "ajuste de cuentas".
Y leyendo entre líneas tu columna veo que existen algunos elementos de tu reflexión que si los miramos en detalle conducen a mi conclusión, la que (para ubicarme en tu misma posición) no pretendo colocar como verdad revelada, sino también como una humilde hipótesis.
Veamos:

Dices que "El empresariado" (refiriéndote a los gremios) decidió jugar de nuevo en la lucha por el poder en la ciudad en 2007 con Alejandro Char, "pero esta vez aliándose con los políticos". Eso es verdad. Todo el mundo lo supo y los vio muy juntitos para la foto, en Barranquilla. Y la alianza generó tanta sensibilidad en las filas de Char, por razones de conveniencia e interés, que (parafraseando tu condición de testigo ocular en hechos ocurridos al interior del Movimiento ciudadano digo: Ese grave hecho lo constaté yo) llegaron al colmo de suspender la exigua circulación de la Revista EXTRA, como consecuencia de la inclusión de aquel frustrado informe a cuatro manos titulado "Corrupción en Barranquilla: QUE ENTRE EL DIABLO Y ESCOJA" (es la tercera vez que me refiero a esto en la red), porque allí Raimundo ahondaba juiciosa y documentadamente en el tema Honeigsberg y el suscrito hacía lo propio en el caso Berrío-Cámara de Comercio, y eso podía resentir las alianzas con los políticos y con los gremios y en consecuencia afectar la contabilidad electoral.
Luego manifiestas que esa "convergencia" (para mi no es más que una asociación para ganar las elecciones -por no citar otra muletilla de abogado y de "periódico popular"-), "esta convergencia -dices- empezó a resentirse cuando Char comienza a tomar medidas que, por supuesto, no podían ser del agrado de los políticos...". Citas lo que siempre hacen los políticos: "recorte a la burocracia" (que tiemblen los porteros, decía un viejo y fallecido político), "ataque a concesiones" (¿ a cuántas y a cuáles ?) "y otras" (parece que no fueron muchas las medidas, o tal vez puede ser que el término "otras" se refiere a que Char decidió favorecer a los enemigos de los políticos que pusieron sus votos. Es decir. A los dirigentes de los gremios, enemigos irreconciliables de los políticos, tal como lo comentas al comienzo de tu columna).
Por lo que dices, intuyo que esta nueva fractura (la de Char con los políticos) la constataste también de primera mano, igual que aquella de las épocas del Movimiento Ciudadano. Y esto lo digo porque me imagino que te enteraste, en primera fila, de las promesas que le hizo Char a los políticos que le aportaron votos a su elección (Name, Gerlein y Hoenigsberg con sus emplumados "pelícanos" -¿me faltó alguien?-), las que incumplió cuando comenzó a tomar las tales medidas que no fueron del agrado de los políticos.
Luego te refieres a Triple M, un personaje que (igual que Quasimodo, el jorobado de Notre Dame -je je je creo que se parece a él-) condenas al suplicio y el escarnio público, por que según afirmas es un pobre diablo que solo estaba haciendo un mandado a los políticos -que eligieron a Char, agrego yo- igual que Quasi, quien siguió las instrucciones criminales del archidiácono Claude Frollo. Y tácitamente en tu hipótesis excluyes cualquier responsabilidad por parte de Char y sus aliados de los gremios. ¿Por qué? ¿Será que a pesar de tratarse de una hipótesis, no asoma por cualquier resquicio de tu imaginación que pueda haber algo turbio entre los políticos y Char o entre Char y los políticos, un incumplimiento mayor, un mal arreglo, que ha llegado a los extremos que estamos comentando?

Me aventuro a opinar que el fondo del problema no es la desligitimación de los políticos contra los gremios y en consecuencia una pretendida flacidez ética en la ciudad. Hay que repensar el asunto, porque a esa película le faltan muchas escenas, sobre las cuales no sería muy difícil trabajar si no se tienen intereses creados, si se le pone lógica y se revisan actuaciones de uno y otro lado, tiempos de ocurrencia de los fenómenos, etc.
La gran verdad, que no es hipótesis sino un compromiso moral de todos, es tu frase final. "Resolver esa tensión histórica, en favor de la ciudad, es hoy la más compleja tarea de Barranquilla".
Creo que cuando dices "en favor de la ciudad" estas proponiendo un castigo moral y electoral para los implicados públicamente en este bochornoso espectáculo y a los que actuaron y siguen actuando en las sombras, en uno y otro bando (políticos y dirigentes gremiales) porque creo que no se salvan ni unos ni otros.
Con el aprecio de siempre.
PEDRO LARA CASTIBLANCO

3. Jorge
El 21 de junio de 2009 10:54, Jorge Vergara escribió:
Pedro, tú excelente respuesta, me motiva a efectuar algunos comentarios sobre lo planteado por Horacio y por supuesto sobre tus comentarios.
En escritos anteriores manifesté que hablar de corrupción, es fácil cuando vemos el comportamiento de los demás, pero muchas veces no nos vemos nosotros mismos. Por eso la corrupción empieza por casa, tenemos que limpiar primero nuestra casa, para después tratar de limpiar la de los vecinos. Con esto quiero decir, que en la administración pública hay muchas maneras de hacer actos de corrupción, a pesar de que ellos no parezcan actos corruptos por que los hizo determinada persona o por que esos actos se consideren veniales para los que rodean a determinada administración.
El no cobrarle los impuestos a entidades que se suponen ser amigas o cobrarle menos de lo que realmente debe pagar, es un acto de corrupción. El avaluar un lote como residencial y el de asignarle al metro cuadrado un menor valor para pagar menos impuesto predial, es un acto de corrupción, el tener asignado un estrato inferior al que realmente la vivienda deba tener, para pagar menos predial y menor valor en los servicios públicos es un acto de corrupción, igual o superior a aquel que hace arreglos por fuera de la ley para ganarse una licitación una concesión, acomodando los pliegos o participando con un menor valor para ganar y después ajustar el contrato con una mayor cantidad de obra o por otros motivos. Eso es corrupción. Como lo es también, despedir a los trabajadores sin el lleno de los requisitos legales, para que demanden y a los pocos o muchos años ganen la demanda y la pague la administración pública, por que las entidades de control no aplican el efecto repetición sobre quienes toman esas decisiones.
Si todo eso es corrupción, por que se habla de acabar a los corruptos, quienes son esos corruptos. ¿Quién tira la primera piedra?
Por otra parte, ya que tocaste lo la revista " EXTRA", cuya función era atacar a la administración Honenisgberg, será que Horacio y Raimundo nos podrán decir quién o quienes la financiaban.
Vuelvo a repetir lo mismo ¿Cuales concesiones ha tumbado el alcalde Alex Char? que yo sepa ninguna de las importantes (excepción unas del tránsito). Todas las concesiones consideradas importantes siguen funcionando, la del zoológico, la del aeropuerto, la de los puertos, la de la Fundación Carnaval, la de la malla vial, la de Construseñales (catalogada por el Contralor Distrital como excelente), la de alumbrado público, la de la Triple AAA, la de Métodos Y Sistemas( esta última no opera, pero sigue facturando mensualmente alrededor de $ 3.500 millones mensuales, hasta cuando se pronuncie la justicia), entonces para que seguir con el cuento mediático que la labor del alcalde desde que llegó fue a tumbar los privilegios de unas concesiones que estaban en manos de los políticos ¿Cuales políticos? si la concesión Malla Vial, esta en manos del presidente del Intergremial (Arnold Gómez funcionario de Cementos Argos) y de VALARCOM (accionistas Julio Gerleín, Jaime Massar), a esta firma le acaban de adjudicar la licitación del puente de la carrera 38 con circunvalar, como todas las obras del TRASMETRO, entonces de que estamos hablando. Alumbrado público, no tiene políticos en sus socios, lidera esta concesión los ingenieros Remberto Merlano y Ricardo Lequerica, ambos profesionales altamente reconocidos en el sector eléctrico. Contruseñales, tampoco esta en manos de los políticos, como tampoco esta la Triple AAA, en ella participan los gremios y el resto de concesiones las tienen los gremios de la ciudad o personas muy cercanas a ellos ¿Será que Horacio nos podrá señalar a todos cuales son los políticos dueños de las concesiones? En la concesión Métodos Y Sistemas, el único político que aparece como presidente o no sé cual es su cargo es Ricardo Varela, persona muy cercana al grupo político del padre del alcalde, hasta Senador fue de ese grupo político e ideólogo del Charismo y uno de los socios es la familia Lozada. ¿Cuales han sido las concesiones tumbadas entonces y su efecto sobre las finanzas del Distrito?
Para finalizar quiero hacer una reflexión, sobre el papel de los gremios en una comunidad y en especial lo que pienso sobre la Cámara de Comercio de Barranquilla. Los gremios no están para dirigir o para manejar o para convertirse en los aduladores o en los críticos de una administración. Su labor ciudadana (independiente de su función de defender los intereses de los agremiados) es orientar, es apoyar y disentir sin el ánimo de polemizar, cuando se considera que el camino tomado o las decisiones que se están tomando van en contravía del bienestar común o en contra de sus afiliados. Los gremios son Órganos consultores, incluso algunas leyes le otorgan esas funciones para que participen en algunas juntas directivas, tal como en los consejos de Planeación, en el Consejo superior de las Universidades públicas y otras. Los gremios no son ejecutores.
La Cámara de Comercio a pesar de las críticas que le han hecho, por los manejos cuestionados de administraciones anteriores, es la entidad más importante del sector privado que tiene la ciudad. Ella maneja dineros públicos (90% de su presupuesto) y en su junta directiva tienen asiento casi todos los gremios económicos y la clase política a través de los representantes del Presidente de la República que normalmente escoge personas recomendadas de sus amigos políticos.
Su actual Presidente, a mostrado talante para su manejo, por ello debemos esperar que en la reingeniería que debe aplicar esa Institución, se decida el rol de la Cámara en cada una de las entidades creadas en los últimos años y principalmente que sea la Cámara de Comercio con su presidente a la cabeza quién de declaraciones a los medios, a fin de evitar contradicciones entre lo que afirma su Presidente y lo que afirman sus entidades filiales. Los barranquilleros tenemos que seguir creyendo en la Cámara de Comercio.
Cordialmente,
Jorge Vergara C
...
4. Horacio.
From: horabm@gmail.com
To: red@redcaribe.org
Subject: [Red Caribe] Re: [Red Caribe] ¿CUAL ES EL PROBLEMA?,
POR BRIEVA
Date: Tue, 23 Jun 2009 18:46:37 -0500
Queridos colegas de Red Caribe:
La afirmación de Jorge Vergara de que hay que seguir creyendo en la Cámara de Comercio me releva de tener que agregar algo más sobre esta respetable institución a la que la ciudad le debe la creación de instituciones como Protransparencia a la que anualmente concede, mediante convenios, unos aportes para sus acciones que completamos con donaciones de empresas como Promigas, Argos y Monómeros. En nuestra página WWW. PROTRANSPARENCIA.ORG.CO pueden acceder a la información contable; ha sido nuestra práctica transparentarla.
A partir de este año, con el respaldo de nuestros donantes, vamos a emprender un proyecto que será clave para Barranquilla y estará dirigido a la Administración de Justicia; no es una simple veeduría porque, no obstante lo que creen muchos, Protransparenci va más allá. El proyecto con la justicia busca, a través de una alianza público-privada y en concurrencia con el Consejo Superior de la Judicatura, la implementación del sistema de gestión de la calidad en la rama y el mejoramiento del indice de cumplimiento de contratos en lo cual Barranquilla anda muy mal, y esto afecta notablemente la competitividad. Por supuesto, este nuevo proyecto de Protransparencia tendrá un fuerte componente de comunicaciones en el cual Rai será pieza clave y por eso los últimos mensajes en los que anuncia que la tarea le exige consagración total. No podrá ya estar tanto en Red Caribe, como sería su deseo. Pero seguiremos animándola.
Yo lo que creo, firmemente, recostándome un poco en el magnífico editorial de EL HERALDO de hoy sobre el rol de los gremios económicos, es que se requiere una precisión nítida de los distintos roles, pero complementarios, que están llamados a desempeñar los actores estratégicos de la ciudad. Barranquilla necesita buenos políticos que cumplan bien la tarea de gobernar sin entronques privados para evitar los conflictos de interés. Necesitamos gremios y empresarios dedicados a generar competitividad y por tanto oportunidades de negocios, empleo y responsabilidad social. Necesitamos una academia con sólidos entornos vinculativos que jalone investigación, análisis, propuestas. Y necesitamos una sociedad civil abigarrada que actúe de intermediaria con el poder local, que sea contrapeso pero también fuerza concurrente y colaborativa.
Algo de esto existe en Barranquilla, pero nos falta mucho. Muchísimo.
Tenemos todavía unos políticos malos, unos gremios débiles y una sociedad civil y fragmentada. Y aunque la oferta universitaria es creciente mucho nos falta en investigación sobre el entorno y en articulación de la academia con los demás agentes de la competitividad.
La cíclica tensión entre gremios y políticos no sólo no es nueva sino que ha sido perjudicial para la ciudad en términos de fracturas, de pugnacidades destructivas.

La carencia de una agenda común, de unas reglas básicas, nos han arrastrado a unos choques político-gremiales que revelan una persistente disfuncionalidad estructural. Esa tensión, por ejemplo, la sentimos cuando nuestras compañeras de Concejo Visible van a cubrir las sesiones de la corporación y varios de sus integrantes sindican al proyecto de ser una herramienta de los gremios económicos para golpear a la clase política con presencia allí; no han querido entender que este proyecto lo sostenemos con la cooperación internacional que nos brinda la National for Democracy Endowment, NED, una organización estadounidense que respalda la democracia en más de 100 países. Pero como Protransparencia hace parte de la alianza de Concejo Visible con la Universidad del Norte y la Fundación Foro atacan al proyecto e insisten en mostrarlo como de los gremios. E incluso recientemente dijeron que apoyaban otra veeduría porque la de Concejo Visible no les parecía confiable negando el indudable rigor técnico del proyecto.
Aquí ha habido obviamente asociaciones entre políticos y agentes privados para capturar rentas públicas jugosas. La Triple A fue entregada por los políticos a privados. Métodos y Sistemas lo mismo con el agravante de que allí se ha hablado de asentamientos mafiosos. Alumbrado Público es otra entrega de los políticos a los privados. En esta historia al Movimiento Ciudadano le cabe una alta cuota de responsabilidad.
La tensión con los gremios económicos ha sido, en buena medida, porque han cuestionado las concesiones onerosas. Les echan en cara que manejan el Carnaval y el Zoológico, actividades de menor tamaño, que los gremios aceptaron asumir en un determinado momento para que no cayeran en poder de la politiquería. Esto ha tenido un alto costo para éstos en medio de la tensión gremios-políticos. ¿Habría sido mejor que no aceptaran estas responsabilidades?
No veo que este pugilato pueda concluir si no hay un escenario de nuevas reglas en Barranquilla para que las distintas visiones e intereses se tramiten dentro de los roles que corresponden a cada uno de los actores estratégicos.
Es la única manera de acabar con este gran desorden bajo los cielos.
Cordialmente,
Horacio Brieva Mariano

¿Qué está pasando en Barranquilla?

Los barranquilleros, mis queridos amigos de nuestro blog, están expectatantes para saber qué va a ocurrir con Barranquilla y con su gente, a raíz de los últimos acontecimientos que se han presentado por las famosas "chuzadas de Manuel María", como las he denominado en algunos momentos.

Estamos utilizando REDCARIBE, nuestra red de periodistas del Caribe Colombiano, porque por allí circulán casi todos los episodios.

Ayer, por ejemplo, hice algunos comentarios que se los envió inmediatamente.
Y lo hacemos con el patrocinio de TEBSA, Termobarranquilla S.A. E.S.P., el generador térmico más grande de Colombia, ubicada en la Costa Caribe Colombiana, Departamento del Atlántico, Municipio de Soledad. Y también a nombre de la Cámara de Comercio de Barranquilla, que están respaldando nuestro cubrimiento del XI Congreso Nacional y II Internacional de Servicios Públicos Domiciliarios en Cartagena, que se inicia esta tarde y terminará el viernes 26 de junio.

Lo que está pasando en Barranquilla:

Importantísimos los aportes de Horacio Brieva, Jorge Vergara y Pedro Lara.

En ellos se resume, en gran parte, el trabajo que debemos hacer los barranquilleros para que nuestra ciudad pueda avanzar y ganar la batalla.

Si todos nos unimos y deponemos nuestros intereses particulares, ¡seguro! que nos gozaremos una ciudad tan agradable como Barranquilla.

Leamos con cuidado lo que dicen los autores de las notas 1. Horacio, que apareció en El Heraldo. 2. La de Pedro. La 3, es de Jorge; y 4., remata Horacio con esta última que fue muy pensada y dió en el blanco.

La unión de gremios, empresarios, políticos y prensa, podría lograr que esta capital y el Departamento del Atlántico avancen rápidamente.

El problema es, ¿quien arranca?
¿Los políticos están listos?
¿Cómo financiarían sus campañas?

Algo deberíamos inventarnos para acabar con esta "guerra" que está acabando con los sueños de muchos.

Hoy Visión Compartida convocó a una nueva Rueda de Prensa en el Hotel American Golf, calle 82 No. 58-41...Será mañana, a las 9:30 a.m.

¿Seguirán las denuncias?
¿Qué pasará ahora?

Estaremos atentos...

Un saludo cordial para todos.

LUIS EMILIO RADA CONRADO
Director
www.radareconomicointernacional.blogspot.com/
301 7273 633/311 803 4305
...

1. Horacio.
El 20 de junio de 2009 12:37, RAIMUNDO ALVARADO OSORIO escribió:

Tomado de www.elheraldo.com.co

Por Horacio Brieva

Voy a aventurar una hipótesis sobre los últimos acontecimientos que provocaron una gran borrasca mediática en Barranquilla. No pretendo elevarla a categoría de verdad revelada.

Para mí el asunto radica en una tensión histórica no resuelta entre los políticos y los gremios del empresariado. Como corresponde a la lógica, aquí han gobernando los políticos pero la percepción es que no lo han hecho bien porque en su balance prevalecen los manejos que condujeron, a través de décadas, a que los gobiernos locales no dieran respuesta a las demandas sociales de la ciudad; en razón de ello, colapsaron los servicios públicos y sociales y se hicieron abismales las diferencias entre estratos. Esta dinámica destructiva de la ciudad derivó obviamente en que los políticos fueran vistos, desde la esfera privada, como el lado feo de Barranquilla,
como su parte corrupta. Entre tanto, los políticos, para defenderse y siempre
evadiendo su responsabilidad, optaron por las descalificaciones agresivas
a los gremios económicos.

En ese contexto, la concurrencia de los sectores público y privado emergió
como una imposibilidad. Esa grave fractura la constaté yo, de primera mano,
en los tiempos del Movimiento Ciudadano en los que dominó el desdén a
cualquier alianza con el empresariado sustentado en una burda retórica
anticapitalista, pero a la vez, con ánimo notoriamente predatorio, se
montaron negocios muy rentables con ciertos grupos privados. Al perder
racionalidad y eficacia la institucionalidad, una de cuyas responsabilidades es facilitar las condiciones para el desarrollo de la economía, el empresariado o, por lo menos, un sector significativo se planteó llegar a la Alcaldía en 2003 con Guido Nule. Pero los políticos ganaron.

El empresariado decide entonces jugar de nuevo en 2007 con Alejandro Char, pero esta vez aliándose con los políticos. Sin embargo, esta convergencia empezó a resentirse cuando Char comienza a tomar medidas que, por supuesto, no podían ser del agrado de los políticos: recorte de la burocracia pública, ataque a concesiones y otras. Como bombardear a Char, el mejor Alcalde del país según las encuestas, sería una equivocación política y mediática, parece que el objetivo es minar la credibilidad del empresariado representado en Char. La vía ha sido golpear a los privados que más exposición pública han tenido; caso Arturo Sarabia, el ex presidente del Comité Intergremial, quien durante unos 27 años ha estado en la vida
pública en el bando opuesto de los políticos tradicionales y pseudo renovadores. Las ‘chuzadas’ ilegales fueron el arma elegida.

Lo que buscan los políticos (Manuel María Márquez es sólo un instrumento a quien le canalizaron su resentimiento antigremial) es deslegitimar a los privados, presentarlos como fariseos, como gente de doble moral. Es un escenario en el que ganan los políticos porque todo el mundo quedaría invalidado para hablar de ética. Resolver esta tensión histórica, a favor de la ciudad, es hoy la más compleja tarea de Barranquilla.
...

2. Pedro.
Horacio.
Decía hace poco, en una respuesta a Jorge Vergara, que el enfrentamiento entre dos sectores que se disputan la supremacía en la ciudad y que desembocó en las interceptaciones telefónicas de hace pocos días, obedece a lo que el argot de la denominada prensa popular se denomina "un mal reparto" y que en el bajo mundo del hampa concluye con un "ajuste de cuentas".

Y leyendo entre líneas tu columna veo que existen algunos elementos de tu reflexión que si los miramos en detalle conducen a mi conclusión, la que (para ubicarme en tu misma posición) no pretendo colocar como verdad revelada, sino también como una humilde hipótesis. Veamos:

Dices que "El empresariado" (refiriéndote a los gremios) decidió jugar de nuevo en la lucha por el poder en la ciudad en 2007 con Alejandro Char, "pero esta vez aliándose con los políticos". Eso es verdad. Todo el mundo lo supo y los vio muy juntitos para la foto, en Barranquilla. Y la alianza generó tanta sensibilidad en las filas de Char, por razones de conveniencia e interés, que (parafraseando tu condición de testigo ocular en hechos ocurridos al interior del Movimiento ciudadano digo: Ese grave hecho lo constaté yo) llegaron al colmo de suspender la exigua circulación de la Revista EXTRA, como consecuencia de la inclusión de aquel frustrado informe a cuatro manos titulado "Corrupción en Barranquilla: QUE ENTRE EL DIABLO Y ESCOJA" (es la tercera vez que me refiero a esto en la red), porque allí Raimundo ahondaba juiciosa y documentadamente en el tema Honeigsberg y el suscrito hacía lo propio en el caso Berrío-Cámara de Comercio, y eso podía resentir las alianzas con los políticos y con los gremios y en consecuencia afectar la contabilidad electoral.

Luego manifiestas que esa "convergencia" (para mi no es más que una asociación para ganar las elecciones -por no citar otra muletilla de abogado y de "periódico popular"-), "esta convergencia -dices- empezó a resentirse cuando Char comienza a tomar medidas que, por supuesto, no podían ser del agrado de los políticos...". Citas lo que siempre hacen los políticos: "recorte a la burocracia" (que tiemblen los porteros, decía un viejo y fallecido político), "ataque a concesiones" (¿ a cuántas y a cuáles ?) "y otras" (parece que no fueron muchas las medidas, o tal vez puede ser que el término "otras" se refiere a que Char decidió favorecer a los enemigos de los políticos que pusieron sus votos. Es decir. A los dirigentes de los gremios, enemigos irreconciliables de los políticos, tal como lo comentas al comienzo de tu columna).

Por lo que dices, intuyo que esta nueva fractura (la de Char con los políticos) la constataste también de primera mano, igual que aquella de las épocas del Movimiento Ciudadano. Y esto lo digo porque me imagino que te enteraste, en primera fila, de las promesas que le hizo Char a los políticos que le aportaron votos a su elección (Name, Gerlein y Hoenigsberg con sus emplumados "pelícanos" -¿me faltó alguien?-), las que incumplió cuando comenzó a tomar las tales medidas que no fueron del agrado de los políticos.
Luego te refieres a Triple M, un personaje que (igual que Quasimodo, el jorobado de Notre Dame -je je je creo que se parece a él-) condenas al suplicio y el escarnio público, por que según afirmas es un pobre diablo que solo estaba haciendo un mandado a los políticos -que eligieron a Char, agrego yo- igual que Quasi, quien siguió las instrucciones criminales del archidiácono Claude Frollo. Y tácitamente en tu hipótesis excluyes cualquier responsabilidad por parte de Char y sus aliados de los gremios. ¿Por qué? ¿Será que a pesar de tratarse de una hipótesis, no asoma por cualquier resquicio de tu imaginación que pueda haber algo turbio entre los políticos y Char o entre Char y los políticos, un incumplimiento mayor, un mal arreglo, que ha llegado a los extremos que estamos comentando?

Me aventuro a opinar que el fondo del problema no es la desligitimación de los políticos contra los gremios y en consecuencia una pretendida flacidez ética en la ciudad. Hay que repensar el asunto, porque a esa película le faltan muchas escenas, sobre las cuales no sería muy difícil trabajar si no se tienen intereses creados, si se le pone lógica y se revisan actuaciones de uno y otro lado, tiempos de ocurrencia de los fenómenos, etc.
La gran verdad, que no es hipótesis sino un compromiso moral de todos, es tu frase final. "Resolver esa tensión histórica, en favor de la ciudad, es hoy la más compleja tarea de Barranquilla".
Creo que cuando dices "en favor de la ciudad" estas proponiendo un castigo moral y electoral para los implicados públicamente en este bochornoso espectáculo y a los que actuaron y siguen actuando en las sombras, en uno y otro bando (políticos y dirigentes gremiales) porque creo que no se salvan ni unos ni otros.

Con el aprecio de siempre.
PEDRO LARA CASTIBLANCO

3. Jorge

El 21 de junio de 2009 10:54, Jorge Vergara escribió:
Pedro, tú excelente respuesta, me motiva a efectuar algunos comentarios sobre lo planteado por Horacio y por supuesto sobre tus comentarios.
En escritos anteriores manifesté que hablar de corrupción, es fácil cuando vemos el comportamiento de los demás, pero muchas veces no nos vemos nosotros mismos. Por eso la corrupción empieza por casa, tenemos que limpiar primero nuestra casa, para después tratar de limpiar la de los vecinos. Con esto quiero decir, que en la administración pública hay muchas maneras de hacer actos de corrupción, a pesar de que ellos no parezcan actos corruptos por que los hizo determinada persona o por que esos actos se consideren veniales para los que rodean a determinada administración.

El no cobrarle los impuestos a entidades que se suponen ser amigas o cobrarle menos de lo que realmente debe pagar, es un acto de corrupción. El avaluar un lote como residencial y el de asignarle al metro cuadrado un menor valor para pagar menos impuesto predial, es un acto de corrupción, el tener asignado un estrato inferior al que realmente la vivienda deba tener, para pagar menos predial y menor valor en los servicios públicos es un acto de corrupción, igual o superior a aquel que hace arreglos por fuera de la ley para ganarse una licitación una concesión, acomodando los pliegos o participando con un menor valor para ganar y después ajustar el contrato con una mayor cantidad de obra o por otros motivos. Eso es corrupción. Como lo es también, despedir a los trabajadores sin el lleno de los requisitos legales, para que demanden y a los pocos o muchos años ganen la demanda y la pague la administración pública, por que las entidades de control no aplican el efecto repetición sobre quienes toman esas decisiones.
Si todo eso es corrupción, por que se habla de acabar a los corruptos, quienes son esos corruptos. ¿Quién tira la primera piedra?
Por otra parte, ya que tocaste lo la revista " EXTRA", cuya función era atacar a la administración Honenisgberg, será que Horacio y Raimundo nos podrán decir quién o quienes la financiaban.

Vuelvo a repetir lo mismo ¿Cuales concesiones ha tumbado el alcalde Alex Char? que yo sepa ninguna de las importantes (excepción unas del tránsito). Todas las concesiones consideradas importantes siguen funcionando, la del zoológico, la del aeropuerto, la de los puertos, la de la Fundación Carnaval, la de la malla vial, la de Construseñales (catalogada por el Contralor Distrital como excelente), la de alumbrado público, la de la Triple AAA, la de Métodos Y Sistemas( esta última no opera, pero sigue facturando mensualmente alrededor de $ 3.500 millones mensuales, hasta cuando se pronuncie la justicia), entonces para que seguir con el cuento mediático que la labor del alcalde desde que llegó fue a tumbar los privilegios de unas concesiones que estaban en manos de los políticos ¿Cuales políticos? si la concesión Malla Vial, esta en manos del presidente del Intergremial (Arnold Gómez funcionario de Cementos Argos) y de VALARCOM (accionistas Julio Gerleín, Jaime Massar), a esta firma le acaban de adjudicar la licitación del puente de la carrera 38 con circunvalar, como todas las obras del TRASMETRO, entonces de que estamos hablando. Alumbrado público, no tiene políticos en sus socios, lidera esta concesión los ingenieros Remberto Merlano y Ricardo Lequerica, ambos profesionales altamente reconocidos en el sector eléctrico. Contruseñales, tampoco esta en manos de los políticos, como tampoco esta la Triple AAA, en ella participan los gremios y el resto de concesiones las tienen los gremios de la ciudad o personas muy cercanas a ellos ¿ Será que Horacio nos podrá señalar a todos cuales son los políticos dueños de las concesiones? En la concesión Métodos Y Sistemas, el único político que aparece como presidente o no sé cual es su cargo es Ricardo Varela, persona muy cercana al grupo político del padre del alcalde, hasta Senador fue de ese grupo político e ideólogo del Charismo y uno de los socios es la familia Lozada. ¿Cuales han sido las concesiones tumbadas entonces y su efecto sobre las finanzas del Distrito?

Para finalizar quiero hacer una reflexión, sobre el papel de los gremios en una comunidad y en especial lo que pienso sobre la Cámara de Comercio de Barranquilla. Los gremios no están para dirigir o para manejar o para convertirse en los aduladores o en los críticos de una administración. Su labor ciudadana (independiente de su función de defender los intereses de los agremiados) es orientar, es apoyar y disentir sin el ánimo de polemizar, cuando se considera que el camino tomado o las decisiones que se están tomando van en contravía del bienestar común o en contra de sus afiliados. Los gremios son Órganos consultores, incluso algunas leyes le otorgan esas funciones para que participen en algunas juntas directivas, tal como en los consejos de Planeación, en el Consejo superior de las Universidades públicas y otras. Los gremios no son ejecutores.
La Cámara de Comercio a pesar de las críticas que le han hecho, por los manejos cuestionados de administraciones anteriores, es la entidad más importante del sector privado que tiene la ciudad. Ella maneja dineros públicos (90% de su presupuesto) y en su junta directiva tienen asiento casi todos los gremios económicos y la clase política a través de los representantes del Presidente de la República que normalmente escoge personas recomendadas de sus amigos políticos.
Su actual Presidente, a mostrado talante para su manejo, por ello debemos esperar que en la reingeniería que debe aplicar esa Institución, se decida el rol de la Cámara en cada una de las entidades creadas en los últimos años y principalmente que sea la Cámara de Comercio con su presidente a la cabeza quién de declaraciones a los medios, a fin de evitar contradicciones entre lo que afirma su Presidente y lo que afirman sus entidades filiales. Los barranquilleros tenemos que seguir creyendo en la Cámara de Comercio.
Cordialmente,

Jorge Vergara C

...
4. Horacio.

From: horabm@gmail.com
To: red@redcaribe.org
Subject: [Red Caribe] Re: [Red Caribe] ¿CUAL ES EL PROBLEMA?,
POR BRIEVA
Date: Tue, 23 Jun 2009 18:46:37 -0500
Queridos colegas de Red Caribe:
La afirmación de Jorge Vergara de que hay que seguir creyendo en la Cámara de Comercio me releva de tener que agregar algo más sobre esta respetable institución a la que la ciudad le debe la creación de instituciones como Protransparencia a la que anualmente concede, mediante convenios, unos aportes para sus acciones que completamos con donaciones de empresas como Promigas, Argos y Monómeros. En nuestra página WWW. PROTRANSPARENCIA.ORG.CO pueden acceder a la información contable; ha sido nuestra práctica transparentarla.
A partir de este año, con el respaldo de nuestros donantes, vamos a emprender un proyecto que será clave para Barranquilla y estará dirigido a la Administración de Justicia; no es una simple veeduría porque, no obstante lo que creen muchos, Protransparenci va más allá. El proyecto con la justicia busca, a través de una alianza público-privada y en concurrencia con el Consejo Superior de la Judicatura, la implementación del sistema de gestión de la calidad en la rama y el mejoramiento del indice de cumplimiento de contratos en lo cual Barranquilla anda muy mal, y esto afecta notablemente la competitividad. Por supuesto, este nuevo proyecto de Protransparencia tendrá un fuerte componente de comunicaciones en el cual Rai será pieza clave y por eso los últimos mensajes en los que anuncia que la tarea le exige consagración total. No podrá ya estar tanto en Red Caribe, como sería su deseo. Pero seguiremos animándola.
Yo lo que creo, firmemente, recostándome un poco en el magnífico editorial de EL HERALDO de hoy sobre el rol de los gremios económicos, es que se requiere una precisión nítida de los distintos roles, pero complementarios, que están llamados a desempeñar los actores estratégicos de la ciudad. Barranquilla necesita buenos políticos que cumplan bien la tarea de gobernar sin entronques privados para evitar los conflictos de interés. Necesitamos gremios y empresarios dedicados a generar competitividad y por tanto oportunidades de negocios, empleo y responsabilidad social. Necesitamos una academia con sólidos entornos vinculativos que jalone investigación, análisis, propuestas. Y necesitamos una sociedad civil abigarrada que actúe de intermediaria con el poder local, que sea contrapeso pero también fuerza concurrente y colaborativa.

Algo de esto existe en Barranquilla, pero nos falta mucho. Muchísimo.
Tenemos todavía unos políticos malos, unos gremios débiles y una sociedad civil y fragmentada. Y aunque la oferta universitaria es creciente mucho nos falta en investigación sobre el entorno y en articulación de la academia con los demás agentes de la competitividad.
La cíclica tensión entre gremios y políticos no sólo no es nueva sino que ha sido perjudicial para la ciudad en términos de fracturas, de pugnacidades destructivas.

La carencia de una agenda común, de unas reglas básicas, nos han arrastrado a unos choques político-gremiales que revelan una persistente disfuncionalidad estructural. Esa tensión, por ejemplo, la sentimos cuando nuestras compañeras de Concejo Visible van a cubrir las sesiones de la corporación y varios de sus integrantes sindican al proyecto de ser una herramienta de los gremios económicos para golpear a la clase política con presencia allí; no han querido entender que este proyecto lo sostenemos con la cooperación internacional que nos brinda la National for Democracy Endowment, NED, una organización estadounidense que respalda la democracia en más de 100 países. Pero como Protransparencia hace parte de la alianza de Concejo Visible con la Universidad del Norte y la Fundación Foro atacan al proyecto e insisten en mostrarlo como de los gremios. E incluso recientemente dijeron que apoyaban otra veeduría porque la de Concejo Visible no les parecía confiable negando el indudable rigor técnico del proyecto.

Aquí ha habido obviamente asociaciones entre políticos y agentes privados para capturar rentas públicas jugosas. La Triple A fue entregada por los políticos a privados. Métodos y Sistemas lo mismo con el agravante de que allí se ha hablado de asentamientos mafiosos. Alumbrado Público es otra entrega de los políticos a los privados. En esta historia al Movimiento Ciudadano le cabe una alta cuota de responsabilidad.
La tensión con los gremios económicos ha sido, en buena medida, porque han cuestionado las concesiones onerosas. Les echan en cara que manejan el Carnaval y el Zoológico, actividades de menor tamaño, que los gremios aceptaron asumir en un determinado momento para que no cayeran en poder de la politiquería. Esto ha tenido un alto costo para éstos en medio de la tensión gremios-políticos. ¿Habría sido mejor que no aceptaran estas responsabilidades?
No veo que este pugilato pueda concluir si no hay un escenario de nuevas reglas en Barranquilla para que las distintas visiones e intereses se tramiten dentro de los roles que corresponden a cada uno de los actores estratégicos.
Es la única manera de acabar con este gran desorden bajo los cielos.

Cordialmente,
Horacio Brieva Mariano
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más