sábado, 26 de julio de 2014

La sequía asusta a los colombianos. El presidente Santos lideró Consejo de Ministros, en Soledad, Atlántico

El presidente Juan Manuel Santos lideró un consejo de ministros en Soledad Atlántico.
Santos, como casi todos los colombianos conscientes, está preocupado por la sequía. Por lo que se prevé, será, uno de los pasajes más complicados de la sociedad nacional, a raíz del Fenómeno de El Niño.
Niño, que cuando viene, revoluciona la economía.

En una nota anterior de este Blog, escrita por Ricardo Buitrago, comentamos lo que ha estado ocurriendo en la región Caribe y en Colombia, por la ineficiencia de los gobiernos de turno. Buitrago fue contundente al expresar:  “No hay razón, salvo la desidia gubernamental en el ámbito local y nacional, para que un departamento con apenas 3.319 km² de extensión no aproveche la impresionante riqueza hídrica de la que está provisto para irrigar adecuadamente y con holgura la totalidad de su área incluyendo los centros urbanos”.
Como el tema será recurrente, mientras salimos de esta situación compleja, les voy a entregar una nota que escribió ayer el colega Leonardo Herrera Delghams, de El Tiempo, en la que describe que está sucediendo. Ayer el presidente Juan Manuel Santos, estuvo en el Departamento del Atlántico, como les había comentado…

RADAR,luisemilioradareconomico
@radareconomico1 




'Lo que hemos visto en sequía es solo el preámbulo': Santos
El Presidente descartó racionamientos de energía y anunció construcción de pozos.

Desde abril, el Gobierno Nacional prendió las alarmas ante un eventual recrudecimiento del verano que podría terminar en un fenómeno del Niño, aseguró este jueves el presidente Juan Manuel Santos desde el municipio de Soledad (Atlántico), donde presidió un consejo de ministros y lanzó una serie de medidas del Gobierno para mitigar los efectos de la sequía que golpea al país.
“Se ha hecho lo que se podía hacer, lo que a estas alturas se podía hacer”, dijo el mandatario, quien aseguró que con la Unidad Nacional de Riego se realizaron unos 24 talleres con alcaldes y comunidades para concientizarlos y explicar sobre qué es el fenómeno del Niño y cómo se puede mitigar su crudeza. (Lea también: Defensor del Pueblo pide al Gobierno intervenir para enfrentar sequía).
 
Santos reveló que en estos momentos hay buen nivel de las reservas hidráulicas y otras fuentes energéticas del país, por lo que descartó racionamientos.
“Vamos a hacer un seguimiento muy cuidadoso de los efectos que pueda tener esta sequía en el suministro de energía, de electricidad para no tener un apagón. Por fortuna, en este frente tenemos total tranquilidad”, afirmó. (Vea las imágenes de la sequía en Colombia).

Sin embargo, pidió a los colombianos un esfuerzo para economizar agua, al indicar que si cada ciudadano contribuye con el ahorro del líquido, se podría ahorrar entre el 6 y 7 por ciento.
“Podríamos, con un esfuerzo mínimo, ahorrarnos entre 6 y 7 por ciento de agua en el país. Eso es muchísima agua, eso es lo que se consume en Bogotá”, indicó. (Lea también: Han muerto 15 niños en La Guajira).
Además, el Gobierno anunció que comprará más helicópteros Bambi Bucket, para apagar los incendios forestales que están devorando extensas zonas de bosques secos, como la isla de Salamanca y la Ciénaga Grande de Santa Marta.
“No podemos decir que el fenómeno del Niño está presente, sino que se está incubando”, dijo el Presidente al explicar que, si las tendencias continúan, como se advirtió desde abril, podría llegar a mediados de octubre y extenderse hasta marzo. “Lo que hemos visto es apenas el preámbulo”, agregó. (Lea también: Van 117 municipios en alerta por sequías).
 
Para mejorar la disponibilidad de agua, se construirán pozos profundos en aquellas zonas golpeadas por el verano, como La Guajira, a donde este viernes llegará el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, a revisar los trabajos en seis pozos donde se invierten unos 7.000 millones de pesos.

En la alta Guajira, el Gobierno habilitará 200 molinos de viento que están paralizados por falta de mantenimiento y abandono.

Para Santa Marta, que sufre por la sequía de las fuentes de captación del acueducto, además de los cuatro pozos que entregará la Unidad de Riesgo en los próximos días, también se pondrán en operación otros 11 pozos. Además, se multiplicará la flota de carrotanques en las regiones necesitadas y algunos saldrán de las mismas estaciones de policía y serán enviados donde se necesite transportar agua. “Vamos a estar encima del fenómeno del Niño si se confirma”, subrayo el mandatario.
 
El Gobierno también ordenó la asignación de 23.000 millones de pesos a la Unidad Nacional de Riesgo, que ya dispone de 30.000 para la lucha contra los efectos del verano, y 25.000 millones de pesos para los cuerpos de bomberos que en estos momentos enfrentan, sin muchos recursos, los problemas que genera la sequía.
Para el sector agropecuario, el Ministerio de Agricultura anunció que prepara subsidios en alimentos para el ganado y la financiación para la construcción de silos donde se pueda almacenar comida para las reses.

El presidente del Senado, José David Name, oriundo de Atlántico y quien estuvo en Soledad, dijo: “Confiamos en que además de estas medidas llegarán otras”.
A su turno, el gobernador de Atlántico, José Antonio Segebre, agradeció a Santos las ayudas que el departamento ha recibido, como el apoyo de un plan de atención a los cuerpos de agua, en el cual se invertirán unos 4.000 millones de pesos.

Defensor alerta por falta de previsión
El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, aseguró que la situación actual deja en evidencia la falta de planeación de algunas autoridades para ofrecer soluciones a los problemas de agua en forma oportuna y continua.
Zonas más afectadas

Atlántico
La sequía en Atlántico provocó que los cuerpos de agua de la zona quedaran prácticamente secos; cultivos como los de maíz y yuca desaparecieron.

La Guajira
Uribia, Manaure, Riohacha y Albania declararon calamidad pública por desabastecimiento de agua. Más de 7.000 cabezas de ganado murieron de sed.

Magdalena
Los bajos niveles en los ríos que surten los acueductos de Santa Marta provocaron que a varios sectores de la ciudad no les llegue el agua por días.

Santander
Las represas que surten de agua a Lebrija y Los Santos se secaron. Las fuentes hídricas también se agotaron en Zapatoca y Cabrera.

Norte de Santander
Las reservas de agua disminuyen en Hacarí, Sardinata, El Zulia, La Playa, Bucarasica y Ocaña, municipios que han sufrido graves incendios forestales.





Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más