jueves, 30 de septiembre de 2010

Le pusieron la lupa a las calificadoras. Mensaje del FMI.


Ayer nos llegó esta información de Washington…

Le pusieron la lupa a las calificadoras… el FMI pide regulación más fuerte sobre esas agencias.
Ayer quedó registrada en el RADAR ECONÓMICO, en radio. Y hoy lo que registramos en este espacio virtual.
LuisEmilioRadaC
Pd:
Washington. Las agencias necesitan una supervisión más estricta porque sus actividades tienen un impacto significativo en los costos de endeudamiento de los países y pueden afectar la estabilidad financiera, dijo el Fondo Monetario Internacional.

"Las autoridades deberían continuar con sus esfuerzos para reducir su dependencia de las agencias de calificación y, cuando sea posible, remover o reemplazar las referencias a las calificaciones en las leyes y las regulaciones, así como en las políticas de garantías de los bancos centrales", dijo el FMI.

Las agencias de calificación de crédito quedaron bajo la lupa por las fuertes reducciones sobre las calificaciones de los productos crediticios estructurados tras la crisis hipotecaria. Más recientemente, fueron criticadas por las rebajas a algunos países europeos. 


 
El Fondo señaló que hay más de 70 agencias calificadoras en el mundo, pero que sólo tres tienen influencia a nivel global: Fitch Ratings, Moody's y Standard & Poor's.

El organismo recomendó a los reguladores endurecer la supervisión sobre las agencias cuando sus calificaciones se usen en temas regulatorios, especialmente para asegurar que sus métodos sean transparentes y no hayan conflictos de interés.

Situación dura en Ecuador. Acaba de ser rescatado el presidente Rafael Correa




 

 

 

 



La situación se complicó en Ecuador.
Llegó un momento que, hasta el mismo presidente, Rafael Correa, sintió que podía perder su vida, y de acuerdo a lo que le comentó a la prensa, estaba listo para morir.
Les voy a entregar una versión de los colegas de Semana, para que entendamos un poco más lo que está ocurriendo en el país hermano.
Correa acaba de ser rescatado por su ejército y los policías que son aliados a su gobierno.
Situación difícil, que será noticia hoy, mañana y todos estos días.

LuisEmilioRadaC
Pd:
 

Para entender la crisis de Ecuador

 
Patricio Realpe/AP. Los alzamientos en Ecuador obligaron al cierre temporal del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre.
REVUELTA

Lo que empezó como una protesta por la supresión de los beneficios de la Fuerza Pública, se convirtió en la crisis más grave del gobierno de Correa. ¿Por qué?

Jueves 30 Septiembre 2010
Este jueves en la mañana, una protesta sin antecedentes sorprendió al Gobierno de Rafael Correa. Integrantes de la Policía y del Ejército amotinados se tomaron el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre y las instalaciones del Regimiento Quito. Sectores de oposición y algunos funcionarios públicos se sumaron a la manifestación. En los hechos, el primer mandatario resultó agredido y terminó confinado en un hospital de la institución policial.
¿Por qué protestaban?

La razón de la protesta fue la aprobación, con 115 votos, de la Ley Orgánica de Servicio Público en la Asamblea de ese país. La ley se aprobó, según la propuso el Gobierno, sin tener en cuenta los argumentos de los opositores.

El punto más polémico de esa Ley es el que determina que los servidores públicos mayores de 70, que se acojan a un mecanismo de jubilación, recibirán el pago de sus indemnizaciones en efectivo. Mientras que los de 65 a 69 años recibirán un 50 por ciento en efectivo y el resto en bonos del Estado.

Además, la Ley, según la interpretación de los policías y militares sublevados, quita el trato especial a los uniformados.

La ‘torpe’ salida de Correa

El analista político Simón Pachano explica que “la respuesta gubernamental fue la más desacertada entre todas las que se podían escoger. En lugar de obligar a que el comando policial retomara el control y de delegar esta tarea al ministro del Interior, el Presidente acudió personalmente al principal cuartel”, escribió en Infolatam.com.

Correa fue a atender la crisis personalmente y fue recibido con abucheos. Además su tono fue interpretado como desafiante, antes que conciliador.

Los uniformados amotinados le tiraron gases lacrimógenos. Y el mandatario ecuatoriano tuvo que abandonar las instalaciones y dirigirse al Hospital de la Policía. En adelante, todo fue caos.

“Eso se habría evitado si el gobierno y sus diputados no hubieran eludido el debate antes de la aprobación de la ley”, agrega Pachano.

El mandatario se vio obligado a llamar al ‘estado de excepción’ por una semana. La medida también incluyó la orden a los medios de comunicación a conectarse a Ecuador TV y Radio Pública, los medios oficiales. 


“No habrá diálogo si no deponen le protesta”

Al caer la tarde, Correa se negó a negociar con los sublevados, que habían rodeado el hospital y no lo dejaban. "Olvídese de cualquier acuerdo o cualquier diálogo" mientras no pueda salir, dijo el mandatario en una conexión telefónica con Ecuador TV. “Me siento secuestrado”, agregó.

Varias personas que se trasladaron al hospital para respaldar al mandatario fueron agredidas por los policías sublevados y no se les permitió el ingreso al Hospital de la Policía, entre ellos iban varios funcionarios.

Incluso, la televisión pública anunció que un activista fue herido de bala.

Uno de los abogados de Lucio Gutiérrez azuzó la entrada de unos manifestantes a las instalaciones de Ecuador TV, que irrumpieron violentamente.


“Retrocedió y rompió los acuerdos”

Una de las manifestantes de nombre Maria Alejandra habló a través del canal de televisión: “Llegamos con la intención de pedir un espacio, pedimos que nos dejaran entrar porque hay gente que está inconforme. Entramos un poco de manera violenta para que se conozca que no existe solo un lado”.

Según aseguró María Alejandra, varias de las personas que salieron a respaldar a Correa llegaron a Quito de otros municipios. Además explicó que la gente que salió a apoyar la protesta lo hizo porque está cansada de que Correa imponga su voluntad. La manifestante indicó que en los últimos días, valiéndose de su poder de “veto”, Correa ha derogado acuerdos incluidos en las leyes que se han aprobado recientemente. “Retrocedió y rompió los acuerdos”, dijo.

En El Palacio de Carondelet se instaló un grupo de personas que salieron a respaldar a Correa a través de una vigilia.

¿Intento de Golpe?

Sectores oficialistas inmediatamente llamaron a rodear la Presidente, pues para muchos, la crisis fue atizada por sectores golpistas.

Lucio Gutiérrez, dirigente de la oposición y ex presidente de ese país, llamó a Correa a aplicar la “muerte cruzada”, que es la disolución del parlamento. Esta opción, según rumores del día anterior, había sido contemplada por el mandatario que estaba descontento por el comportamiento de asambleístas que no habían aprobado varios de sus “vetos” (disposiciones en la legislación)”.

Sectores de oposición, como el diputado Gilmar Gutiérrez, aprovecharon la situación para expresar su descontento con el Gobierno de Correa.

“Esta es una oportunidad para defender la democracia, la libertad y la propiedad privada que estaban siendo amenazadas”, dijo.

La respuesta internacional

Rápidamente, la mayoría de países de la región expresaron su respaldo a Correa, algunos calificaron los hechos como “intento de golpe”.

Los cancilleres de la OEA se reunieron de manera extraordinaria y llamaron al restablecimiento del orden. Además, el presidente Hugo Chávez pidió a la Unasur que se reuniera de manera extraordinaria en Argentina.

Otros mandatarios propusieron una reunión en la ciudad de Quito, que podría efectuarse este viernes.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más