miércoles, 27 de mayo de 2009

Una Corte con rodilleras, dice María Jimena Duzán.

Apreciados lectores:

¿Será posible que los magistrados colombianos irrespeten la Constitución?.
Ellos se están jugando su credibilidad.
Leyendo a María Jimena Duzán, en Semana, uno se hace esa pregunta...
¿Será posible?.

RADAR ECONÓMICO INTERNACIONAL.
Luis Emilio Rada C.
Director.

Pd:

Una Corte con rodilleras
Por María Jimena Duzán

OPINIÓN
En un país serio, el magistrado Pinilla y los otros tres postulados por el Presidente deberían declararse impedidos. Y si no lo hacen, ojalá sean recusados.

Sábado 23 Mayo 2009

Jorge Pretelt, uno de los tres magistrados de la Corte Constitucional que fue ternado por el presidente Uribe, no quiso firmar la declaración de apoyo a la Corte Suprema suscrita por las Altas Cortes la semana pasada por el episodio de las interceptaciones ilegales del DAS: pudo más la lealtad a su jefe y mentor -según mis fuentes, Pretelt es un asiduo visitante de la casa de Nariño-, que su responsabilidad por defender la independencia de la justicia. Los otros dos, el magistrado Mauricio González y la magistrada María Victoria Calle, cumplen también con el perfil de Pretelt —quien también formó parte de la terna de Uribe para la elección del fiscal-: o son de la entraña del Presidente —González fue su secretario jurídico- o son cuotas políticas, como es el caso de María Victoria Calle. Estos tres magistrados no sólo le deben su puesto a Uribe, sino que son beneficiarios de la primera reelección, todos ellos fueron postulados luego de que el dueño del Ubérrimo fue reelecto y se rompió el sistema de pesos y contrapesos concebido por la Constitución del 91, el cual establecía para el Presidente períodos de cuatro años, y para los magistrados de las Cortes, de ocho. Una Corte Constitucional marcada por estos episodios difícilmente puede ser una corte independiente.
Lo grave es que la autonomía de esta Corte no sólo está comprometida por cuenta de la exagerada incidencia que tiene en ella el presidente Uribe, como bien lo anotó el ex presidente Pastrana la semana pasada. También preocupan las declaraciones dadas por los magistrados que no han sido postulados por el Presidente, como sucede con Nilson Pinilla, actual presidente de la Corte Constitucional. En una entrevista concedida hace unos meses a María Isabel Rueda en El Tiempo, el magistrado sorprendió por la nueva lectura que le dio al fallo proferido por la Corte Constitucional sobre la primera reelección de Uribe, a sabiendas de que viene una segunda en camino. Según ese fallo, la reelección queda permitida por una sola vez, sobre el entendido de que más de una podría alterar el sistema de equilibrios que sustenta la Constitución y que evita la concentración del poder en la figura presidencial. "Ese es el entendido y así está en la providencia", respondió a la periodista el magistrado Pinilla. Acto seguido, nos sorprendió con esta perla "…pero ahora la reelección se busca por un mecanismo distinto, que es el del referendo", afirmó. Y como si lo anterior fuera poco, descargó esta frase de antología: "…hay que hacer un estudio muy cuidadoso a ver si más de una reelección pudiera llegar a alterar seriamente el sistema de equilibrios en los poderes públicos".

En un país serio, el magistrado Pinilla y los otros tres postulados por el Presidente deberían declararse impedidos. Y si no lo hacen, ojalá sean recusados. Una tarea que bien podría ser emprendida por ese frente cívico contra la reelección que a instancias de un editorial de El Nuevo Siglo, está surgiendo teniendo como protagonista a la sociedad civil.

Preocupante, eso sí, que un magistrado de la erudición que dicen tiene el doctor Pinilla no se haya dado cuenta del estado lamentable en que se encuentra el sistema de equilibrios por cuenta de la primera reelección.

Pero para ver que no le tenemos ninguna inquina, vamos a ayudarle contándole algunos hechos: Resulta, doctor Nilson, que a raíz de la aprobación del articulito, el presidente Uribe ha elegido un Procurador de bolsillo que ya absolvió a sus ministros vinculados con el escándalo de la Yidis-politica; a un Contralor de bolsillo, que es tan invisible como su Defensor del Pueblo y a un Fiscal de bolsillo como Mario Iguarán que se va de su puesto dejando una estela de declaraciones altisonantes al lado de una cantidad de investigaciones sin finiquitar. Por no hablar de cómo los nuevos miembros de la Junta del Banco nombrados por este gobierno, la han convertido en una Junta cada vez más sumisa a los designios del régimen. Que usted, magistrado Pinilla, diga que nada de lo anterior es evidente no hace sino darle la razón al ex presidente Pastrana cuando afirma que estamos ante una Corte de bolsillo.

Una Corte sumisa y ciega, como la que tenemos, tan hecha a la medida de las necesidades del Presidente, es el mejor escenario para avalar la entronización de un régimen autocrático y revestirlo de un ropaje aparentemente constitucional. Ojalá esta Corte reflexione y entienda que su lealtad está con la defensa de la Constitución, y no permita que un Presidente se quede indefinidamente en el poder.

A Vargas Llosa, no le gusta la reelección de Uribe

Lectores:
Yo pienso que al final Alvaro Uribe, nuestro presidente, tomará una decisión sabia: No irá para la segunda reelección.
Y lo digo porque él ha demostrado ser un tipo listo. Inteligente. Y no le gusta perder...
Y con estas voces que llegan de todas partes diciéndole "no se meta". "No estamos de acuerdo con el maltrato de la Constitución". "La democracia es primero". "Hay otros colombianos que pueden seguir el desarrollo del país". Los editoriales y los escritos de colombianos, latinoamericanos y de personas y personajes que señalan que sería un error que Colombia tuviera un presidente reelegido, me indican que al final Uribe se quedará quieto y le dará la oportunidad a otros políticos para dirijan a Colombia.
Es más, pienso que, si lo llaman para que se lance para 2014 lo pensará y hasta dirá que nó...

Pero esperemos...

Lean lo que dice Mario Vargas Llosa.

RADAR ECONOMICO INTERNACIONAL
Luis Emilio Rada C.
Director.

Cultura| 26 Mayo 2009
El novelista está en Colombia
Vargas Llosa se opone a segunda reelección de Uribe
Por: Alonso Sánchez Baute*
El escritor peruano vino a presentar su obra ‘Al pie del Támesis’, pero terminó hablando de política.


Mario Vargas Llosa durante el desayuno en el Club El Nogal.
Recursos Relacionados
Nota | Cultura

“Si Uribe se lanza la democracia colombiana se va a empobrecer”
Para que los pueblos no elijan mal hay que ser fuertes con las ideas y ello significa movilizarse y actuar. No podemos quedarnos de brazos cruzados esperando que algo suceda”, dijo en un desayuno entre críticos literarios y socios del Club El Nogal el escritor Mario Vargas Llosa frente a la única pregunta de corte político que permitió. (Horas después, en otro encuentro con la prensa, se despacharía en contra de la nueva reelección del presidente Uribe. Ver artículo adjunto). Aseguró también que “Venezuela tiene un problema que ellos mismos se han buscado y que corresponde sólo a ellos solucionar.”
El acto pretendía ser un diálogo en torno al trabajo literario del narrador peruano con el crítico Juan Gustavo Cobo Borda pero, para fortuna de los presentes, desde el inicio Vargas Llosa se desbocó en un extenso e interesante monólogo en el que habló sobre los orígenes de algunos de sus personajes -tanto de La ciudad y los perros como de Travesuras de la niña Mala- para concluir contando sobre su gusto por Conrad y la participación que éste tiene en la novela en la que actualmente trabaja.
Curiosamente, en ningún momento de la mañana se habló sobre la razones de la presencia de Vargas Llosa en Bogotá: la presentación anoche en el Museo Nacional de su obra teatral Al pie del Támesis la cual fue donada en su totalidad para patrocinar a la Fundación Notas de Paz que busca sacar adelante las Orquestas Infantiles y Juveniles del mismo nombre en cuya cabeza se encuentran Lilly y Consuelo Scarpetta, quienes desde hace un par de años han puesto todo su trabajo en construir espacios de paz a través de la formación y educación musical en los barrios menos favorecidos de Cali.
La obra de teatro –a la que le seguía una cena de gala para un selecto grupo de 250 personas que pagó cada una $750.000 por la boleta- se presentó en una única función luego de haber colmado taquilla el año pasado en Lima, cuando el mismo Vargas Llosa se preocupó por asistir diariamente a su montaje cuidando en extremo que la puesta teatral se desarrollara según sus exigencias.
Se trata de una pieza que el peruano comenzó a escribir hace seis años y que debió encarpetar en más de una oportunidad por las dificultades que enfrentó pues, como alguna vez expresó, “no acababa nunca de sentir que había aprovechado bastante esa historia".
La historia está basada en una conocida anécdota del cubano Guillermo Cabrera Infante quien, tras un encuentro con su colega y amigo venezolano Esdras Parra, confirmó que éste se había convertido en una admirada poetisa. Se trata de una obra emparentada con su novela Los Cachorros en cuanto a que ambas parten de una misma idea: “los protagonistas sufrieron de niños una terrible experiencia sexual que los marcaría para toda la vida”. La obra plantea un rol de máscaras y un juego de equívocos en el que al final el único que no sabe la verdad es el protagonista.
...

Los comentarios de Mario Vargas Llosa, escritor que le encanta la cultura, la novela y la política.
Él también le apostó al poder político, pero no llegó a la presidencia.
Es importante leer su concepto.

Luis Emilio Rada C.

Pd:
Aquí está la nota del colega Ómar Núñez, en El Espectador.

lerc.
...
“Si Uribe se lanza la democracia colombiana se va a empobrecer”
Por: Ómar Núñez Riaño
Mario Vargas Llosa es uno de los titanes de la literatura mundial.
Siempre controvertido por sus posiciones políticas y su lengua procaz, este peruano, quien visita Colombia para presentar su más reciente obra de teatro ‘A orillas del río Támesis’, se despachó contra la posibilidad de que el presidente Álvaro Uribe Vélez se haga reelegir por segunda vez. “La democracia no solo se destruye hacia afuera, también se destruye desde adentro, si no se respetan las reglas de juego”, aseguró el intelectual al referirse a la posibilidad de un tercer mandato del presidente Uribe Vélez.
El escritor recibió a la prensa en el Club El Nogal de Bogotá y antes de iniciar advirtió que prefería no hablar de política. Pero terminó cediendo a sus más profundos impulsos. Así, manifestó su punto de vista sobre la actualidad latinoamericana y mostró su preocupación por el momento actual que está atravesando Colombia. “Yo espero que el presidente Uribe no se presente a la presidencia por tercera vez. Pienso que él ha realizado un magnifico papel. En su gobierno el terrorismo ha retrocedido tremendamente, pero estoy convencido de que una segunda reelección le afearía tremendamente la buena gestión de su mandato”, acotó el tantas veces candidato al Nobel de literatura.
Lo significativo de estas declaraciones radica en que el legendario escritor siempre se había mostrado cercano a Uribe Vélez: a gusto con su política de seguridad democrática y muy cercano a él en cuanto a la ideología política. Por eso sus afirmaciones han calado profundamente en el mundo intelectual. “Si un gobernante sube con unas reglas claras de juego, después no puede cambiarlas en su propio beneficio. Eso es antidemocrático, socava las bases de la democracia. Yo creo que si el presidente Uribe se lanza de nuevo la democracia colombiana se va a empobrecer”, afirmó de manera tajante Vargas Llosa.
Y al referirse a las nuevas generaciones de líderes, el peruano dijo que en Colombia hay suficientes personas como para continuar con la buena labor del presidente Uribe. “En este sentido hay un principio fundamental de la democracia: no hay seres fundamentales, un gobernante puede ser extraordinario pero no es indispensable. En el momento en que el pueblo comienza a creer en líderes indispensables la democracia entra a terrenos peligrosos”, concluyó.
En cuanto a Latinoamérica, Vargas Llosa insistió en que ha habido unos grandes progresos. “Desde el punto de vista político hoy día solo queda una dictadura, que es la cubana. De resto, lo que tenemos son democracias imperfectas, que se van pudriendo poco a poco. Pero lo cierto es que hace treinta años Latinoamérica era un lugar lleno de dictaduras donde el autoritarismo reinaba por doquier. Eso hoy ha cambiado radicalmente, ahora tenemos unas izquierdas y derechas democráticas.
Y prosiguió asegurando que “Venezuela representa la excepción a esta tendencia latinoamericana, ya que el gobierno de este país es sinónimo de un populismo con una capacidad de desestabilizar la democracia porque el ejecutivo venezolano invierte mucho dinero sobornando gobiernos democráticos, propulsando los sectores más revolucionarios y adueñándose de las instituciones democráticas.
La voz de Mario Vargas Llosa se suma ahora a una serie de importantes instituciones internacionales que se han manifestado en contra de una reforma constitucional que abra la puerta a la posibilidad de que Álvaro Uribe Vélez ocupe la Casa de Nariño por tres períodos consecutivos; la más reciente, la del diario The Miami Herald, que se opuso a esta reforma a través de su editorial del pasado lunes.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más