jueves, 11 de octubre de 2012

Las regalías son de todos, reiterá Mauricio Santa María, de planeación nacional



De acuerdo al director de Planeación Nacional, el nuevo sistema de regalías ha permitido que muchos colombianos tengan acceso a esos ingresos, que antes lo manejan solamente los departamentos productores.
Mauricio Santa María, se alegra de eso. Y lo reiteró en el Foro Paipa 2012 inclusión, equidad y desigualdad social.

RADAR,luisemilioradaconrado
LAS REGALÍAS SON DE TODOS Y POR ESO HAY QUE DISTRIBUIRLAS ENTRE TODOS
Paipa, octubre 11-2012 (GCRP).

Para el Gobierno colombiano, una de las medidas, que a juzgar por los primeros resultados ha sido de las más exitosas para conseguir  la equidad social y promover la competitividad, es el nuevo Sistema General de Regalías.
“Si no hubiéramos hecho la reforma al sistema de regalías, estaríamos viendo que el 80% de los recursos de inversión de la vigencia 2012 se concentrarían en nueve departamentos; es decir, solo el 17% de la población.
 
Ahora, todos los departamentos tienen recursos para inversión, producto de las regalías”, dijo el Director de Planeación Nacional, Mauricio Santa María, durante la instalación del Foro Paipa 2012 inclusión, equidad y desigualdad social.
 
El nuevo Sistema General de Regalías permitió a los colombianos pasar de 522 a 1.089 municipios receptores de regalías para inversión.
“El efecto de la nueva distribución en los departamentos más pobres es muy positivo. Por ejemplo, Cauca pasó de recibir, en promedio, 60 mil millones a 210 mil millones. Nariño pasó de 140 mil millones a 260 mil millones; Chocó pasó de 86 mil millones a 161 mil millones. Vichada pasó de tres mil millones a recibir 48 mil millones de pesos. Esta ley es una ley de equidad regional”, dijo Santa María. 
 
Según el índice de Gini, la desigualdad  en la distribución de los recursos cae 53 puntos por el efecto de la reforma.
A la fecha se han aprobado proyectos por 2,1 billones de pesos en 601 proyectos, durante 101 sesiones de los OCAD o Triángulos de Buen Gobierno, realizados en: Antioquia, Arauca, Boyacá, Bolívar, Casanare, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Meta, Norte de Santander, Tolima, Sucre y Santander.

Las Costumbres japonesas Por RCN y Soraya Linero

 
El RADAR tiene corresponsales en muchas partes…


Gente que ha ido construyendo con nosotros esta historia de casi 30 años.
Recordemos que el 4 de febrero de 2013, llegaremos a los 29. ¿Tú puedes recordar cómo eras cuándo tenías 29 años?
Lleno de vida y con unos proyectos tan grandes…
¿Y de 30?
¿Te imaginas cómo eras de 30 años?
El RADAR arranca sus presentaciones, su presencia en los diferentes escenarios y soñamos y soñábamos, pero nunca dejamos de hacerlo.
El RADAR ha sido un sueño.
Un sueño que llegó a Tokio, Japón, y a otros países del mundo.
La historia de Soraya, nos enseña. Me dice que la contaron por RCN y aquí se las paso…
Soraya Linero, comunicadora excelente. Casi abogada. Auditora comprometida con este país y una negra hermosa.

RADAR,luisemilioradaconrado

Las Costumbres japonesas
Por RCN y Soraya Linero


Hola LuisEmilio,

En RCN Noticias pasaron  una entrevista con un japonés sobre muchísimas costumbres de este país, que son incomprendidas o impensables para un extranjero.
 
Te cuento algunas que expuso  para que lo tengas pendiente.  Hay que evitar  el excesivo contacto físico o visual con su interlocutor. No hay costumbre de mirar directamente a los ojos a una persona , esto podría ser mal interpretado como una provocación; en el caso del contacto físico (dar la mano, palmotear la espalda, etc.) es algo prácticamente inaudito para un japonés , lo más adecuado es tomar las costumbres de este país y hacer el saludo con una reverencia.
 
Nunca llegues  tarde  a una cita, en el Japón hay la costumbre de tratar de hacer funcionar todo como un reloj.
 
Trata de evitar el mover las manos al hablar, esto puede llegar a ser interpretado como una intensión de agresión.

 
No señalar a una persona, en el caso de ser necesario, se debe hacer con toda la mano (Dedos juntos y extendidos y la palma de la mano hacia arriba).

En el Japón, a menudo, el silencio es tan útil como la palabra hablada, muchas veces las expresiones faciales y/o corporales dicen más que una palabra, sonríe.
No mastiques chicle
Nada de joyas ni ropa colorida, los relacionan con el bajo mundo.

Si te dan una tarjeta de presentación,  recíbela con las ambas manos, léela bien y no la guardes  inmediatamente en el bolsillo.
-No se acostumbra usar la camisa salida fuera del pantalón.

-El gesto japonés para decir "YO" es señalarse la nariz (no el pecho).
Si te invitan a una vivienda japonesa, te darán sandalias especiales (surippa). Nunca entres con sandalias a una habitación de TATAMI (esteras de paja), la costumbre es entrar descalzo. 
 
Así que espero que hayas llevado medias nuevas. 
Abrazos. 
Disfruta el viaje de trabajo.

JAPÓN es un país especial. Aeropuerto Narita



 
Japón es un país especial.
Por Luisemilioradaconrado
 
Los japoneses también lo son. El respeto por el otro lo hemos visto reflejado por la forma en que nos han tratado los ciudadanos de esa nación, ahora que llegamos al cubrimiento de las Asambleas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.
Apenas llegué, estuve pendiente a ver quién o quiénes me atenderían.
 


Alguien podría decir: “ajá muchacho y tú de qué te las picas”. Y la respuesta es: “Soy periodista y el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial nos dan un tratamiento especial a todos los periodistas que cubrimos estos eventos. El RADAR lo está haciendo desde 1989, donde la gente en Colombia no le ponía bolas a estos certámenes… ¿Fondo… Banco… Eso qué es?”
Ahora eso se volvió algo más conocido. Por lo menos, se habla de Fondo Monetario y del Banco Mundial en muchos escenarios.
 
La economía se volvió algo más digerible.
Los medios económicos han crecido en Colombia y en América Latina.
Esa es una historia que hemos vivido en el RADAR ECONÓMICO y ahora en el RADAR ECONÓMICO INTERNACIONAL.
 
EL TRATAMIENTO al RADAR
Bien, apenas me atendieron en inmigración pasé a buscar cómo llegaba al hotel.
Ya mis asistentes se habían encargado de hacer la reserva en el hotel unos días antes. Hotel: Hotel Bougainvillea. Un edificio de 11 pisos donde te atienden respetuosamente. Nada lujoso, pero práctico y efectivo para lo que vinimos a cubrir esta vez.
 
Una señora, fue la encargada de recibirme, porque, apenas llegas te encuentras con un aviso que dice: FMI-BM. Los periodistas que conocemos esta mecánica, nos dejamos llevar… y funciona…
 
No me atendió esa señora, del inicio.
Me cayeron cuatro (4) más.
Les mostré mis credenciales y entre todas se encargaron de buscar en el mapa de Japón, el sitio donde debía pasar estos días en este cubrimiento, en Tokio.
 
Cuando concluimos la odisea: “Ya sabemos cuál es su hotel. Lo que debe hacer para llegar, así que tranquilo, no se preocupe, me dijeron”. Ella y yo aprobamos con una sonrisa ese “triunfo”.
Tanto que le choqué las manos. Después me di cuenta, que fue algo emocional, porque parece que el protocolo indica que a esas mujeres no se les tocar.
 
Cuando iba a tomar la limosina (así le llaman a un bonito bus que nos llevaría al terminal de taxis) lo olvidé y casi, casi, me iba a despedir de beso… y la japonesa se puso las pilas y lo evitó… la ignorancia, carajo, que tiene uno como latino.
 
Cerramos ese capítulo y de ahí me tocó buscar un taxi. El sistema me permitió llegar sin tropiezos. Yo tenía la asesoría de la japonesa que me había escrito en japonés la dirección del hotel y el teléfono. Y eso sirvió mucho para la guía del conductor del taxi. Llegué sin problemas y rápido.
Lo más bueno: “gratis, como dice mi amigo Pacho”… que es importante en Tokio, donde todo parece que es caaarrrrriiiiissiiimoooo, como me anticipó un amigo que viaja mucho.



El ingreso a Tokio, Japón, puede decirse que fue exitoso. Ya en el hotel, encontramos otras historias, porque Yutaka, el joven de la recepción que me atendió no habla “ni papa de español”. Y yo, “ni papa de japonés”, ja,ja,ja… qué bonita vida.
¡Cómo nos entendemos los seres humanos, sin hablar nuestros idiomas!

RADAR,luisemilioradaconrado   
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más