domingo, 19 de agosto de 2012

EL TRANCÓN DE LAS REGALÍAS, por Amylkar Acosta


EL TRANCÓN DE LAS REGALÍAS

Amylkar D. Acosta M[1]
¡Víspera de mucho y día de nada!
EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS
En momentos en que se debatía en el Congreso de la República la Ley 1530 de 2012, que reglamenta el Acto legislativo 05 de 2011 a través del cual se modificó el régimen de regalías, para presionar su aprobación el Director del DNP Mauricio Santamaría manifestó que se encontraban “listos” 200 proyectos para ser financiados con los recursos de los fondos del SGR[2]. Pero, a estas alturas del año no hay un solo proyecto aprobado para ser financiado con tales recursos. Como lo afirmó el Presidente de la ANDI Luis Carlos Villegas, estamos ya “a mitad del año, en materia de gasto de regalías no se ve en las regiones ningún programa…Pasamos de las piscinas de olas a la nada[3]. Y esa es la gran verdad, los grandes anuncios del Gobierno de untar la mermelada en toda la tostada nacional se quedan en sólo eso, anuncios; lo que nadie sabía es que la mermelada era de-mora. Víspera de mucho y día de nada!
Las quejas y los reclamos no se han hecho esperar por parte de gobernadores y alcaldes de todo el país, porque ello tiene frenada la inversión regional y prácticamente esta va a pasar en blanco en el primero de sus cuatro años de gobierno. Los recursos del Sistema General de Regalías (SGR) correspondientes a los fondos de Compensación regional, Ciencia y tecnología,  así como los del Fondo de Desarrollo Regional, más aquellos correspondientes a la Participación directa de los municipios y departamentos productores, que sumados ascienden a $6 billones, siguen congelados en los bancos. El Director de Planeación se lava las manos diciendo que “el Gobierno ha cumplido la tarea de poner a funcionar a lo ancho y largo del país los Órganos Colegiados de Administración y Decisión, OCAD, locales y departamentales, que son los que aprueban los proyectos de inversión”[4]. Y es que en la práctica los OCAD, denominados por el Gobierno como los triángulos de buen gobierno, se han convertido en el triángulo de las Bermudas.
CUNDE EL DESCONCIERTO Y LA INCONFORMIDAD
Los OCAD, que tienen cuatro niveles (uno nacional, otro departamental, otro municipal y otro para las ciudades rivereñas del Río Magdalena) han resultado hasta ahora inoperantes, lerdos y lentos en su funcionamiento, pese a su pesada nómina de más de 100 funcionarios de apoyo con los que cuenta y nada que arrancan. Primero, se demoró la integración de los mismos, luego se tardó en convocarlos para su instalación y aún no operan. La desesperada Gobernadora del Huila Cielo González se tuvo que quejar ante el Gobierno central, que es quien tiene la sartén por el mango[5], por el aplazamiento en cuatro oportunidades la instalación del OCAD en su Departamento, por considerarlo una burla para su región. En su orden el OCAD nacional dispone de más de $800.000 millones para financiar proyectos en Ciencia y Tecnología, el regional a su turno cuenta con alrededor de $2.2 billones, el departamental $3 billones, pero hasta ahora no se ha girado un solo peso.
Según el Director de Planeación “ahora sólo falta que las regiones cumplan su parte presentando proyectos para su aprobación”[6], sólo eso. Entre tanto, como lo afirma el Alcalde de Yopal Wilman Celemín, “hemos perdido siete meses y nada que llegan los dineros, y mientras tanto el Gobierno sigue sacando decretos y reglamentaciones[7]. Ya habíamos llamado la atención sobre el exceso de trámites, la complejidad del nuevo SGR, verdaderamente laberíntico, que dificultaría el flujo de los recursos de los fondos creados[8]. Dicho y hecho, en días pasados daba cuenta la prensa de la alerta que se había disparado en el alto gobierno por la proliferación de “oficinas de asesoría” a la caza de alcaldes incautos o despistados dizque para ayudarles a gestionar el giro de los recursos atrapados en el SGR. En las regiones, especialmente aquellas que fueron despojadas de sus regalías directas hay un gran malestar y una gran inconformidad con el Gobierno central, pues todas ellas tienen la percepción de que él les puso conejo, que les dijo que podían estar tranquilos, pues una vez aprobada la reforma las regalías que le quitaban a las regiones volverían a ellas a través de otro mecanismo más eficiente y transparente, pero el Gobierno terminó quedándose con ellas.
Y es más, como lo sostuvo recientemente el Gobernador de Bolivar Juan Carlos Gossaín, “cada vez que se trata de pedir recursos del Presupuesto General de la Nación (PGN) para algún proyecto, le piden a uno que lo gestione a través del SGR y nadie sabe qué están haciendo con los recursos del Gobierno central[9]. Esto ya lo habíamos anticipado, cuando denunciamos que el SGR es el truco del cual se ha valido el Gobierno Central para liberar recursos del PGN, que de otra manera habría tenido que comprometer para financiar muchos de los proyectos de impacto regional[10]. Esta es una forma sutil, pero muy efectiva, de seguir concentrando y centralizando los mayores recursos fiscales por parte de la Nación. Ya pudimos ver con qué grado de discrecionalidad y liberalidad el Presidente Santos comprometió recursos del orden de $10 billones de los $12 billones que cuesta el megaproyecto Autopistas de la Montaña en Antioquia, que ahora fue bautizada para tales efectos como “Autopistas para la prosperidad”, sin que tuviera que pasar siquiera por el Congreso de la República y sin respaldo en el Plan General de Desarrollo. Ya lo había aconsejado previamente, con mucha perspicacia, el ex ministro de Hacienda Rudolf Hommes al referirse a esta iniciativa: “hay que aprovechar el aumento en los recaudos fiscales y el espacio que dejan las mayores regalías, para concretar una idea que beneficiaría, más que a un Departamento, a la economía colombiana”[11]

EL DIABLO ROJO

El ex presidente Cesar Gaviria clama y reclama del Gobierno “que las regalías lleguen a las regiones…Si el Gobierno no asume una actitud muy activa, no se van a invertir las regalías en un buen rato, y eso va a terminar haciéndole daño al Presidente[12]. Y no es para menos, dado que es inadmisible que mientras los recursos siguen embolatados en los vericuetos del SGR, gobernadores y alcaldes andan saltando matones, pasando el Niágara en bicicleta. Y lo más grave es que no es por falta de recursos, por que los recursos están allí; lo admite el propio Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverri cuando afirma sin rodeos que “la plata está disponible y no se ejecuta, estamos llenos de procedimientos, de procesos, de trabas[13]. Por lo demás, la falla del Gobierno en su capacidad de ejecución no se limita a los recursos provenientes de las regalías; recientemente denunciaba el Presidente Ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Construcción Juan Martín Caicedo Ferrer que la ejecución del presupuesto del INVÍAS “a julio del presente año, era sólo de 26.5%”[14]. Por Dios, en el INVÍAS, la entidad responsable de la infraestructura vial del país, que es en donde el país acusa sus mayores falencias en materia de competitividad! El Ministro Echeverry, muy dado a utilizar ciertas metáforas dijo que "hay sitios donde necesitamos diablo rojo para destapar la tubería de trabas y trabas"[15]; pues que empiece por el SGR, no hay más tiempo qué perder, pues al paso que vamos la ejecución de estos recursos al finalizar el año va a ser muy pobre.
LA CAMISA DE FUERZA

Pero, me temo que esta parsimonia exasperante en la ejecución del gasto sea deliberada y que responde a una política fiscal contraccionista, que de mantenerse puede acentuar la desaceleración del crecimiento de la economía que ya es ostensible[16]. Al fin y al cabo, el Acto Legislativo 05 de 2011 es hermano siamés del Acto Legislativo 03 de 2011 mediante el cual se estableció la sostenibilidad fiscal como principio constitucional y desarrollado a través de Ley 1473 de 2011, de la Regla fiscal. Y esta no es otra cosa que una camisa de fuerza para cuerdos, que le establece un techo al gasto público a través del Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), el cual lo expide el Consejo de Política Fiscal (CONFIS). No se contentan, entonces, con forzar un ahorro en el Fondos de Ahorro y Estabilización (FAE) y el Fondo de Pensiones Territoriales (FONPET), que hacen parte del SGR, del orden de $3.1 billones para el 2012, sino que los $6 billones disponibles para inversión se gastarán a cuentagotas. De lo que se trata, entonces, es de que el Ministro de Hacienda le quite el freno de mano al gasto y le ponga el acelerador a fondo a la inversión, medida esta que por lo demás contribuiría a contrarrestar la caída del crecimiento a través de una política fiscal más proactiva y contracíclica.

Bogotá, agosto 16 de 2012
www.amylkaracosta.net


[1] Ex presidente del Congreso de la República
[2] El Nuevo Siglo. Mayo, 3 de 2012.
[3] La República. Julio, 23 de 2012
[4] La República. Julio, 28 de 2012
[5] Amylkar D. Acosta M. Los vericuetos del SGR. Enero, 30 de 2012
[6] Semana. Agosto 13 de 2012
[7] Idem
[8] Amylkar D. Acosta M. Cunde el desconcierto. Abril, 5 de 2012
[9] La gran Noticia. Agosto, 3 de 2012
[10] Amylkar D. Acosta M. La crisis fiscal y el trasvase de recursos. Septiembre, 16 de 2010
[11] El Tiempo. Febrero, 9 de 2012
[12] El Tiempo. Agosto, 11 de 2012
[13] El Tiempo. Entrevista con Yamid. Julio, 28 de 2012
[14] El Tiempo. Agosto, 8 de 2012
[15] Ibid
[16] Amylkar D. Acosta M. La mala hora. Julio, 7 de 2012/ Los malos presagios. Julio, 24 de 2012

Barranquilla. Calle del Sabor con lleno TOTAL

¡LLENO TOTAL!
EN LA CALLE DEL SABOR



¡LLENO TOTAL!
EN LA CALLE DEL SABOR
Un domingo diferente vivieron los asistentes a La Calle del Sabor al disfrutar las delicias tradicionales de la gastronomía del Caribe Colombiano. Así quedó demostrado con la asistencia masiva de quienes comenzaron a llegar muy temprano al Barrio Abajo en busca de la oferta gastronómica que se ofreció hoy en La Calle del Sabor, preámbulo de Sabor Barranquilla 2012 a realizarse del 23 al 26 de agosto en el Salón Jumbo del Country Club.

!Todos los stands vendieron hasta agotar sus productos, platos y bocadillos de tradición!.

Fotos:
Hermosa negra ofreciendo alegrías.

Un grupo de extranjeras disfrutaron lo típico de nuestra gastronomía.
 
Lleno total en La Calle del Sabor. Plano general de La Calle del Sabor.
Carlos Jiménez, Director Ejecutivo de Fenalco, degustando el arroz de butifarra.
 
Marta Gutiérrez de Piñeres, Patricia Maestre y Martha Marcela de Dávila, miembros del comité organizador de Sabor Barranquilla.

Familiares de Escobar: 'No hemos faltado a la verdad'

 ¿Qué tal esta? Se ven unas vainas en este país... Pero yo no escribiré, dejemos que mi colega, Ricardo Rocha, quien vive en Estados Unidos y está atento a lo que ocurre en su país, Colombia, nos represente. 

RADAR,luisemilioradaconrado

Cuando la Corte Constitucional dio una providencia prohibiendo que fotografías de violadores de niños fueran expuestas en vallas por las ciudades, porque "eso afectaba el buen nombre" de tales personas, pensé que había sido un mal día de la CC pero con esta demanda por parte de los familiares de Escobar es obvio que Colombia es una sociedad en donde los criminales tienen la ventaja.

Ricardo Rocha
 
Judicial |18 Ago 2012 - 9:00 pm
El Espectador responde a la demanda que le interpusieron unos familiares de Pablo Escobar
'No hemos faltado a la verdad'
Por: Redacción Judicial
Los demandantes aseguran que se les está vulnerando su buen nombre y pidieron la rectificación de dos artículos.
La primera reseña judicial de Pablo Escobar, en 1976. / Archivo

Pablo Escobar ordenó el asesinato del director de El Espectador, Guillermo Cano, y de varios de sus periodistas; convirtió en objetivo de sus sicarios a cualquiera que estuviera vinculado a este diario. Atentó contra sus instalaciones e intentó impedir la circulación del periódico en Medellín. Llegó a secuestrar al empresario Gustavo José Toro porque en los supermercados Éxito, de propiedad de su padre, se distribuía El Espectador. En resumidas cuentas, Pablo Escobar quiso acabar con este diario y, no obstante, el periódico siguió adelante. Ahora, casi 20 años después de la muerte del capo del cartel de Medellín, sus familiares demandaron a El Espectador y le pidieron rectificar unos artículos en los que, según ellos, se vulneraba la integridad de la familia Escobar.
En una tutela recibida el 19 de junio en el Juzgado Noveno Civil del Circuito de Medellín, la hermana del capo, Luz María Escobar Arteaga, le solicitó a Caracol Televisión que suspendiera la emisión de la serie Escobar: el patrón del mal hasta que los familiares de Escobar tuvieran acceso a los libretos de esa producción y autorizaran las partes en las que se hablaba de ellos. De contera les exigieron respeto a las empresas que completan el grupo económico al que pertenece Caracol Televisión, entre ellas la revista Cromos y El Espectador que, dicen, fue “ácido y brutal en su edición del 27 de mayo de 2012, incluso vulnerando los derechos de mi madre y en la que dedicó muchos páginas escritas sin sustentación legal, sólo para impulsar el lanzamiento de la serie”.
Ese día se publicaron los artículos “El mal en persona” y “Asesino en serie”. En ellos se habló sobre Escobar y su cruzada contra el Estado y la legalidad. En otro aparte de la tutela, la demandante asegura que el contenido de estos artículos “necesitaría sustentarse legalmente para que el periódico pudiera publicarlas como ‘verdad’ y que, en alguno de sus apartes, presenta también un concepto que vulnera los derechos de la señora Hermilda Gaviria de Escobar [madre del capo]”. Aunque el juzgado que recibió la tutela no se pronunció respecto a las pretensiones de la demandante de que El Espectador rectificara sus artículos de la edición del 27 de mayo, sí lo hizo con respecto a la de interrumpir automáticamente la serie Escobar: el patrón del mal. En referencia a ello aseveró que no ordenaría la suspensión de esta producción televisiva, porque no encontraba perjuicio irremediable o daño inminente contra la familia de Escobar.
Los libretistas de Escobar: el patrón del mal prefirieron no pronunciarse respecto al proceso. Por su parte, los abogados de El Espectador enviaron una respuesta al Juzgado Noveno Municipal. En ella aseguraron que en ninguno de los dos artículos se faltó a la verdad y que los demandantes no pudieron probar que el periódico no estuviera en lo cierto. Además se comentó que la única alusión que se hizo a la madre de Pablo Escobar fue: “Pablo Escobar tampoco fue mal hijo con su madre, una mujer que, como su vástago, tampoco carecía de malicia”. Los abogados aseveraron que la afirmación era producto de la libertad de expresión del autor del artículo: el escritor Héctor Abad Faciolince, y que, por ello, la ley establecía que no podía rectificarse.
Los abogados agregaron que en ningún momento se violó el derecho a la intimidad de la familia Escobar, debido a que los hechos de los que se habló en los dos artículos publicados en El Espectador son de conocimiento general, nunca se recurrió a oraciones ofensivas o tendenciosas, ni se incurrió en falsedades y, además, invocaron el derecho que tienen los ciudadanos a informarse y que, en ocasiones, está por encima del derecho a la privacidad. Asimismo, sostuvieron: “No encontramos siquiera de manera indirecta, ni por interpretación, la violación al derecho a la igualdad (…) De manera alguna puede inferirse discriminación. Reiteramos que en solo una de las publicaciones se hace una referencia tangencial de la señora Hermilda Gaviria de Escobar y en ninguna se nombra a la señora Luz María Escobar de Arteaga [la demandante]”.
Respecto a la petición de la hermana de Escobar de interrumpir la serie Escobar: el patrón del mal, los abogados agregaron: “No es factible en Colombia obligar a un medio de comunicación a que se abstenga de publicar información referente a un hecho de público conocimiento como fue la vida de Pablo Escobar (…) la vida de, tal vez, el delincuente más reconocido de Colombia en toda su historia”. No es la primera vez que se demanda la serie Escobar: el patrón del mal. Byron de Jesús Velásquez, uno de los asesinos del exministro Rodrigo Lara Bonilla, denunció que la producción vulneraba su buen nombre. Su demanda no prosperó. Después de casi 20 años de muerto Pablo Escobar, hay quienes siguen empeñados en que su historia sea olvidado, incluso, borrada.
‘El patrón del mal’: una serie controversial

Desde su estreno, la serie Escobar: el patrón del mal ha generado controversia, principalmente por recordar un período oscuro para la historia de Colombia y que dejó un sinnúmero de víctimas: la guerra del capo de capos Pablo Escobar contra el Estado, sus instituciones y en sí, contra la sociedad.
La serie es una adaptación de Caracol Televisión de La parábola de Pablo, obra del exalcalde de Medellín Alonso Salazar, que describe la vida, auge y caída del jefe del cartel de Medellín. La producción, además, reproduce los artículos periodísticos de la época, entre ellos los del periódico El Espectador, uno de los medios que sufrieron esta época. Sus libretos los hicieron dos víctimas de la violencia: Juana Uribe, sobrina del asesinado candidato presidencial Luis Carlos Galán, y Camilo Cano, hijo del también asesinado director de este diario Guillermo Cano.

 

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más