lunes, 16 de marzo de 2009

¿SON EL BANCO MUNDIAL Y EL FMI LOS COCOS AL QUE TODOS TEMEN?

El RADAR estará en la Asamblea No. 50 del BID con el patrocinio de PROMIGAS y la Cámara de Comercio de Barranquilla.

Y previo al evento, estamos contando la historia...
El cubrimiento que hicimos en Washington en la reciente Asamblea del FMI y el BM en la capital norteamericana, donde se habló de la crisis financiera.

Ricardo Rocha estuvo con nosotros.

Luis Emilio Rada C.

¿SON EL BANCO MUNDIAL Y EL FMI LOS COCOS AL QUE TODOS TEMEN?

Washington, Octubre 12-2008
Por
Ricardo Rocha
(Enviado Especial)



El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional-FMI- son dos entidades creadas en julio de 1.944 en el marco de los acuerdos de Bretton Woods, un pequeño pueblo en el Estado de New Hampshire en el noreste de los Estados Unidos.
El objetivo de quienes participaron en crear un marco de cooperación económica y el desarrollo que permitiera lograr una economía mundial más estable y más próspera: meta que aun sigue siendo fundamental para ambas instituciones.
De acuerdo con la institución el FMI promueve la cooperación internacional en la esfera monetaria y presta asesoramiento sobre política económica "como asistencia técnica" en el propósito de ayudar a los países miembros a construir y mantener economías sólidas.
También otorga préstamos y colabora con los países en la formulación de programas destinados a resolver problemas de la balanza de pagos.
Es en este punto, cuando el ciudadano del común escucha hablar del FMI y los críticos del gobierno o de la institución lo presentan como una entidad que no mira hacia abajo al momento de recomendar un determinado curso de acción.
Lo que sucede frecuentemente es que cuando los países llegan a requerir asistencia crediticia del FMI es porque se hallan en una situación desesperada y es porque sus disponibilidades de divisas no son suficientes para pagar la totalidad de sus obligaciones. En este caso cuando el hombre de la calle se entera que al gobierno le darán un crédito que tendrá consecuencias como el alza en los impuestos, cortar los gastos del gobierno en materias sociales y recortar la burocracia. En este punto casi siempre fracasa porque es la burocracia la encargada de poner en marcha el plan.
En términos normales los gobiernos no tendrían que recurrir al FMI para créditos de corto plazo, porque sus ingresos deberían ser suficientes para atender sus necesidades de operación e inversión. Pero de cuando en cuando se presentan circunstancias que alteran las propuestas y los ingresos del gobierno bajan dramáticamente.
Otras veces son los gobiernos locales los que se meten en el problema al seguir políticas económicas descuidadas o también puede suceder que se adopte una línea de acción que en el papel luce lógica y eficiente pero una vez puesta en marcha no se tienen los resultados que esperaban. Este tipo de casos sucede casi siempre con los recortes de impuestos que suelen hacerse a determinados sectores de la producción o a sectores regionales.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más