domingo, 16 de abril de 2017

Hoy está cumpliendo el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char. ¡FELICITACIONES! Por Luisemilioradaconrado



Hoy está cumpliendo el alcalde Alejandro Char. ¡Felicitaciones!

Por Luisemilioradaconrado 

¡Felicitaciones!

El alcalde de Barranquilla está de cumpleaños.

Cuando entras a Wikipedia, puedes leer:

“Alejandro Char Chaljub (Barranquilla, 16 de abril de 1966) es un político y constructor colombiano, alcalde de Barranquilla para el periodo 2016-2019, cargo que ocupó durante el periodo 2008-2011. Pertenece al Cambio Radical. Es ingeniero civil graduado de la Universidad del Norte, especializado en ingeniería de proyectos mineros, estudió alta gerencia en la Universidad de los Andes y magíster en gerencia de proyectos del Georgia Institute of Technology. Estuvo al frente de la constructora de su propiedad Alejandro Char & Cía.”


 


Para mí, uno de los mejores alcaldes que ha tenido nuestra ciudad. 

O mejor, el mejor de los últimos tiempos.

Con él Barranquilla volvió a los primeros lugares. Cosa que parecía imposible.

A través del RADAR hemos ido acumulando datos, información, retos, estadísticas que nos indican que la capital del Departamento del Atlántico es una de las mejores capitales del país, aun con las talanqueras que se presentan desde el centro de Colombia.
En su biografía se puede leer también:

“Es hijo del político y empresario Fuad Char y de Adela Chaljub de Char (fallecida). Es hermano del senador Arturo Char y de Antonio Char, presidente de la cadena de Almacenes Olímpica. Está casado con la exreina del carnaval de Barranquilla 1995 Katia Nule desde agosto de 1999, con quien tiene 2 hijos, Alejandro Char Nule y Mariana Char Nule.

Fue concejal de Barranquilla en 1997 por el Partido Liberal. Luego de dirigir su propia empresa de construcción, fue impulsado por su padre, entonces senador, como candidato a la Gobernación del Atlántico en 2000, pero fue derrotado por el periodista Ventura Díaz Mejía. Demandó las elecciones, y tras vencer en el Consejo Nacional Electoral, ejerció como gobernador los últimos siete meses de 2003. Fue alcalde de Barranquilla en el período de 2008 - 2011 (siendo reelecto en 2015) y en mayo de 2012 fue nombrado Alto Consejero para las Regiones por el presidente Juan Manuel Santos”.

Alejandro Char, como lo he comentado en otras oportunidades, si lo desea, podría ser alcalde de Barranquilla hasta dos veces más...

Felicitaciones nuevamente, alcalde...

@radareconomico1  

Energía, economía y ambiente Por: Guillermo Perry

Tremendas tareas las que tiene pendientes el gobierno colombiano.

Leyendo a Guillermo Perry, uno se pone a pensar que la decisión sería que él fuera el ministro de minas y energía. Tiene claro lo que debe hacerse y lo reseña en esta columna en el diario El Tiempo:

“¿Instalamos ya otra planta de regasificación para importar gas, ocasional o permanentemente? ¿O confiamos en que los descubrimientos anunciados entren en producción a tiempo? ¿O se podrán concretar importaciones desde una Venezuela que ya casi no existe?”

En este escrito de Perry hay mucha verdad…

RADAR,luisemilioradaconrado

@radareconomico1 

Energía, economía y ambiente

Hay decisiones pendientes en política energética que tendrán impacto en la economía y medioambiente.
16 de abril 2017 
 
El sector energético tiene un gran impacto sobre nuestra economía y el medioambiente.

 
Además, si no comprobamos y desarrollamos más reservas de gas, tendremos que importarlo a precios internacionales, el gas y la electricidad serán más caros y se hará menos competitiva nuestra industria. Peor aún: si seguimos sustituyendo el uso del gas en plantas existentes por combustibles líquidos o por nuevas plantas de carbón, en contravía de la historia, la electricidad será muy cara y no cumpliremos nuestros compromisos ambientales. Y aunque debemos desarrollar más las energías solar y eólica, es iluso pensar que podrán sustituir completamente el uso de gas y carbón en generación eléctrica en las próximas décadas.
Lo grave es que el Gobierno no tiene una política energética clara, como concluyó el pasado Congreso del Gas. Uribe hizo cambios importantes al principio (la ANH y la reforma de Ecopetrol), pero luego su gobierno y los de Santos se limitaron a reaccionar ante las amenazas de racionamientos en épocas del Niño y a sacarle dividendos a Ecopetrol. Hasta que nos llegó la destorcida.

Ecopetrol y otras empresas públicas y privadas que operan en estas actividades son muy competentes y han hecho esfuerzos grandes. Pero necesitan definiciones claras y oportunas del Ministerio y de la Creg.

La lista de decisiones pendientes incluye:

1) ¿Qué tanta energía eléctrica debemos generar con energía eólica y solar? ¡Ojo con establecer subsidios no sostenibles, como hicimos con el etanol!

2) ¿Instalamos ya otra planta de regasificación para importar gas, ocasional o permanentemente? ¿O confiamos en que los descubrimientos anunciados entren en producción a tiempo? ¿O se podrán concretar importaciones desde una Venezuela que ya casi no existe? Se deberían iniciar cuanto antes la construcción del gasoducto a Buenaventura (que de todos modos será útil), el diseño de la nueva planta, las consultas y la licencia ambiental, para estar listos a licitarla en máximo un año y medio si resulta indispensable para garantizar el suministro de gas.

3) ¿Cómo garantizar que se construyan oportunamente los gasoductos, oleoductos y líneas de transmisión requeridas, se desarrollen con rapidez los descubrimientos y se instale, de necesitarse, la nueva planta regasificadora a tiempo? La Upme debe ir actualizando su plan indicativo y hacer subastas cuando advierta faltantes. La Creg tiene que mejorar la regulación y no demorarse tanto. El Ministerio del Interior y el de Ambiente deben colaborar para que las consultas y licencias no retrasen excesivamente las obras.
4) ¿Cómo lograr que los sectores productivos tengan energéticos competitivos y que, al mismo tiempo, haya incentivos adecuados para los exploradores, productores e inversionistas? Corrigiendo los errores de regulación que se han señalado desde hace rato a la Creg en materia de precios del gas, precio de escasez y cargos de confiabilidad eléctricos; las exigencias que llevan a hacer oleoductos y gasoductos muy tarde y de diámetro muy pequeño, incurriendo en grandes ineficiencias; las inflexibilidades que impiden a los distribuidores de gas y electricidad ofrecer precios y tarifas competitivos a la industria.

Falta ministerio. Santos ha tenido 6 ministros de Minas y Energía, que es casi como no tener ninguno. Y la Creg se quedó muy atrás y tarda mucho en decidir. Necesita un refuerzo grande. ¡Hasta los regulados han pedido esto desde hace años, y el Gobierno no ha hecho nada!



 

El viacrucis de la zona portuaria de Barranquilla, por Diana Arrieta y Alexandra De La Hoz

Buen trabajo el de las colegas Diana y Alexandra, en El Heraldo, analizando la situación de la Zona Portuaria de Barranquilla...
Da tristeza que todavía se sienta la discriminación nacional y que quienes deben tomar las decisiones no actúen correctamente.

En el caso de la región Caribe hay muchos cachacos que insisten en despreciarla.
¿Por qué hacerle daño a una zona que genera tantos beneficios para todos los colombianos?

No entiendo... nunca lo he entendido...
Y eso que, cuando nos encontramos con el presidente Juan Manuel Santos, nos ha dicho: "Hemos apoyado a la región..."

Y yo siento que si, pero la han atrasado ciertos funcionarios y políticos que no la quieren mucho...

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

El viacrucis de la zona portuaria de Barranquilla

Entrevista con Germán Escobar

Por: Diana Arrieta Marín

Conozca las 14 ‘estaciones’  más críticas por las que ha pasado esta parte del Puerto.

El pasado jueves se conoció que el calado del Canal de acceso al Puerto de Barranquilla disminuyó y llegó a los 8,3 metros debido a la acumulación de sedimentos, lo que aumentó la preocupación de los miembros del sector, de las autoridades del Atlántico y de su capital, quienes han manifestado  reiteradamente que con esta situación “se ve afectada la competitividad de la ciudad”. Más aún teniendo en cuenta que no se ha definido lo que sucederá con la APP del río, a cargo de Navelena.
De acuerdo con Asoportuaria, en 2016 solo el 66% el año se garantizaron las condiciones óptimas, que son 10,2 metros de calado autorizado y se desviaron 25 barcos, más 5 en 2017. La responsabilidad del dragado sigue en manos de Navelena, como lo establece el contrato suscrito.

EL HERALDO consultó a expertos y dirigentes del sector portuario, quienes analizan la situación, cuentan cómo ha sido el ‘viacrucis’ por el que ha pasado el Canal de acceso y explican cómo sería el proceso en adelante para que se retomen los trabajos de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena.

El abogado experto en asuntos portuarios y ambientales, César Lorduy, afirma que en el caso de Barranquilla, “hemos pasado del baile del indio al pasito tun tun. Hoy estamos como los feligreses en la procesión de Mompox: un paso pa´ adelante y dos pa´ atrás. Así como vamos, vamos es pa´ atrás, se borra todo lo bueno alcanzado”.
Según Lorduy, cualquier valor por debajo de 10 metros afecta enormemente la competitividad de la ciudad en materia económica. Cada 10 centímetros de variación son, en promedio, 530 toneladas de variación en la parcela embarcada. “Con 1 metro por debajo de los 10, son 5.300 toneladas menos de embarque”, explica.
 
Este domingo se reúne comité de Gestión del Riesgo
El Comité de Gestión del Riesgo del Distrito de Barranquilla se reunirá hoy con el propósito de definir las alternativas o instrumentos que necesita el Gobierno Nacional para contratar mediante la figura de urgencia manifiesta el dragado del Canal de acceso al Puerto de Barranquilla.
La reunión se realizará en horas de la mañana, según lo anunció el alcalde encargado  Jaime Pumarejo.
Ante el interrogante en el sentido del por qué antes no se había declarado la urgencia o por qué no se había contratado el mantenimiento, Pumarejo señaló que hay que tener en cuenta que mañana lunes se reanuda la audiencia del proceso de caducidad del contrato que adelanta Cormagdalena y “no se podía hacer nada, porque hay un contrato vigente con Navelena para el mantenimiento del canal de acceso”.

“Antes no se podía, por el proceso de caducidad con Navelena, que tenía la responsabilidad de mantener el Canal de acceso y lo ha incumplido, por esa y otras razones hay que esperar la audiencia de caducidad, al menos que por algún milagro ellos lograran mantener el Canal, hacer cierre financiero que no va a ocurrir”, dijo Pumarejo al enfatizar que después de declarada la caducidad el Estado puede entrar a declarar la urgencia y contratar el dragado.
El Distrito, por su parte, demostrará que tienen un problema y es que si la situación  del Canal continúa con restricciones (pasó de 9 metros a 8,3) el 40 ó 50% de los buques que recibe Barranquilla no podrían llegar. Eso significa que habría un problema de desabastecimiento de la industria, y de competitividad de la ciudad y por ende de empleo y desarrollo que suponen una crisis social. “Eso lo venimos documentando. Y hoy en el Comité de Riesgo expondremos la situación y se va tomar una decisión para acompañar al gobierno y darle las herramientas que necesita”.
Pumarejo se mostró optimista en que mañana se resuelva la situación,  al tiempo que señaló que “no ha sido falta de voluntad ni de celeridad por parte del Gobierno Nacional, si hay que esperar la audiencia”. Aunque Luis Fernando Andrade, director (e) de Cormagdalena aseguró que la corporación realizará el dragado del Canal de acceso al Puerto de Barranquilla  en los próximos días “independientemente de la determinación que se tome frente al contrato de APP del Río a cargo de Navelena”.

“Estamos evaluando la manera más expedita de declarar la urgencia manifiesta. Nuestro equipo  jurídico y de riesgo está trabajando con el Ministerio para que el lunes tengan todas las herramientas necesarias para declarar la urgencia manifiesta y contratar el dragado.
Estamos evaluando cuál es la mejor manera y por eso convocamos el Comité de Riesgo”, explicó.
Del comité  debe salir una decisión y un decreto del alcalde con el cual acompañarán la gestión del Gobierno Nacional, para que mañana  ellos tengan todas las herramientas previstas. Una de las vías que estudian es la calamidad pública y cualquier decisión será en consonancia con el gobierno nacional para que ellos tengan todas las herramientas posibles y declaren la urgencia y se pueda dragar, expresó Pumarejo.
 
I. Firma del contrato para la navegabilidad
El 14 de septiembre de 2014 el presidente Juan Manuel Santos estuvo en Barranquilla firmando el contrato de navegabilidad del río Magdalena con la compañía Navelena. Dentro del mismo se contempló la ejecución de obras por más de 13 años, con una inversión de 2,5 billones de pesos. El objetivo fue que con los trabajos hidráulicos de encauzamiento el río comenzara a hacer su propio dragado. 
II. Dimar decidió suspender dragado
Por determinación de la Dimar la realización del dragado del Canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla fue suspendida hasta que Navelena entregara ante la Capitanía de Puertos toda la información necesaria para esta actividad. El capitán de puerto (e) Ricardo de la Rosa indicó que el motivo de estas exigencias fue garantizar la seguridad de la navegación en el canal de acceso.
III. Por ‘El Niño’ bajó el calado del Canal
En enero de 2016 fue la llegada de la etapa más fuerte del fenómeno de El Niño esa temporada, lo que impactó los niveles del río Magdalena, llevándolo a “mínimos históricos”, situación que afectó la profundidad del Canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla. Barimetrías indicaron que el calado del canal se encontraba en un promedio de 9,4 metros, cuando lo normal era 12,2 metros.
En ese entonces se advirtió que “esa situación podría restringir el acceso de buques de gran calado”. 

IV. Cormagdalena impone multa
En junio de 2016 Cormagdalena anunció que iniciaría con un proceso de multa a Navelena, debido a que esta no cumplió con la obligación de acreditar el cierre financiero del contrato antes de la fecha indicada ante la Corporación. Luego de que la empresa tuviera problemas para la consecución de créditos, debido al escándalo de corrupción en que se involucró la firma de origen brasilero, Odebrecht (su principal accionista), se presentó la opción de ceder su participación en el contrato.
V. Una nueva prórroga para la concesión
En noviembre pasado Navelena obtuvo una nueva prórroga por parte de Cormagdalena, hasta el 16 de diciembre, para acreditar el cierre financiero del contrato de recuperación de la navegabilidad del Río, cuya fecha límite vencía ese mes. El jefe (e) de la oficina jurídica de Cormagdalena, Gabriel del Toro, señaló en ese momento que el consorcio presentó una propuesta para un nuevo plan de contingencia que garantizara la navegabilidad.
VI. Otra vez se encienden alertas
El pasado diciembre el paso de embarcaciones de gran calado fue restringido a la altura del kilómetro 11 del Canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla, debido a la presencia de un sedimento que redujo la profundidad de 11,43 a 9,3 metros. Esta situación, que fue denunciada desde el pasado 11 de noviembre por el director de Asoportuaria, Alfredo Carbonell, se agravó hasta el punto en que hay restricción para barcos con calado superior a 8,4 metros. 
VII. APP del Río, en vilo tras escándalo
Cuando se pensaba que el contrato de APP para recuperar la navegabilidad del Río avanzaría, luego de que Navelena indicara que haría el cierre financiero con un crédito por USD250 millones del banco japonés Sumitomo Mitsui, nuevamente se generó incertidumbre al conocerse sobre los sobornos que Odebrecht,  su filial, habría hecho en Colombia.
VIII. Otorgan plazo a Navelena
El 31 de enero de 2017 el Gobierno nacional dio al consorcio Navelena, hasta el 22 de febrero, para que resolviera lo relacionado con el cierre financiero del contrato de APP del Río y el reemplazo de Odebrecht, se mantenía  según la subdirectora de gestión comercial (e) de Cormagdalena, Dina Sierra. La notificación del banco Sumitomo de no seguir adelante con la financiación del contrato de APP para recuperar la navegabilidad del río Magdalena, fue comunicada a Navelana a través de una carta. El banco japonés había anunciado un crédito por USD250 millones que le permitiría a Navelena acreditar el cierre financiero del contrato y evitar que se declarara la caducidad, sin embargo, tras el escándalo de sobornos internacionales por parte de Odebrecht, tomó la determinación de retirarse de la negociación.

IX.  Vence plazo para Odebrecht
El 24 de febrero el ministro de Transporte, Jorge Rojas, anunció que el futuro del contrato de APP para recuperar la navegabilidad del río Magdalena estaría definido a más tardar en un mes, y que no se darían más plazos a Navelena para que realice la cesión del proyecto y el cierre financiero. En ese momento Rojas sostuvo que en cualquier escenario el Gobierno garantizaría el dragado del Río y dio un parte de tranquilidad para los empresarios que desarrollan su actividad económica en el Magdalena. “Si en el plazo de la caducidad Navelena logra ceder el contrato de la navegabilidad a PowerChina, está bien, si no lo hace, en un mes se caduca y se van. El plazo venció el 22 de febrero”, 
X. Ordenan caducidad del contrato
El 24 de marzo de 2017 en medio de un fallo administrativo de 98 páginas, Cormagdalena declaró la caducidad del contrato de recuperación de la navegabilidad del Río, adjudicado en 2014 por $2,5 billones a Navelena. Sobre la cláusula penal que obliga al consorcio que conformaban la brasilera y la barranquillera Valorcón a pagar más de 55 mil millones de pesos, Andrade explicó: “todos los contratos de concesión tienen una cláusula penal respaldada por garantías de aseguradoras, y en este caso tiene el valor de 55 mil millones de pesos. Esa es la multa por el incumplimiento grave y en caso de que Navelena no haga ese pago, podemos acudir a las aseguradoras”. El acto administrativo también dispuso que se reversarán a la Nación los bienes en manos de Navelena, que son equipos para hacer mediciones de profundidad.
XI. Piden declarar urgencia manifiesta
El 22 de marzo el alcalde Alejandro Char y el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, le solicitaron al presidente de la República, Juan Manuel Santos, que declare la urgencia manifiesta como una solución al problema del Canal de acceso al puerto de Barranquilla que está con restricciones desde el 10 de febrero. Inicialmente el calado autorizado bajó de 9,6 metros a 9, 1 metros, y el  16 de marzo, de acuerdo al informe batimétrico, las autoridades determinaron restringir el calado de ingreso y salida de buques a 9,2 metros. Verano explicó que en la actualidad la profundidad del canal de acceso impide que lleguen al Puerto embarcaciones de mayor calado. 
XII. Gobierno anuncia urgencia
El 24 de marzo el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, anunció que una vez quedara en firme la caducidad del contrato de Navelena,  el Gobierno Nacional procederá a declarar la “urgencia manifiesta” para contratar las obras de dragado, pero para ello era necesaria la declaratoria de calamidad pública y económica por parte de la Gobernación del Atlántico y el Distrito para que la Nación pudiera acudir a la urgencia manifiesta, como un mecanismo que permita acelerar la contratación de las obras de dragado en el canal de acceso al Puerto, pero a la fecha esto no se ha dado. Dicha declaratoria solo se podrá hacer una vez que quede en firme la caducidad del contrato de la APP.
XIII. Buques a la espera
Las restricciones que se presentan en el Canal de acceso al puerto de Barranquilla por su baja profundidad mantienen en espera a seis buques que debían realizar operaciones de ingreso o zarpe en esta zona. De estas embarcaciones,  que tienen calado mayor a 8,3 metros, cuatro debían ingresar a los puertos locales y dos debían zarpar. Una de las que iban a ingresar tuvo que ser desviada hacia el Puerto de Cartagena para aligerar carga y así poder ingresar por el canal de acceso. En el 2016 ingresaron a la zona portuaria 281 buques con calado superior a 8,5 metros, que en las condiciones actuales no podrían hacerlo. 
XIV. Anuncian dragado 
De nuevo está sobre el tapete la declaratoria de urgencia manifiesta para el dragado del Canal de acceso, independientemente de la determinación que se tome frente al contrato de APP del Río a cargo de Navelena. Otra vez el Gobierno Nacional a través de Cormagdalena explicó que esta contratación para el dragado se realizaría en el corto plazo bajo esta figura y que para ello es necesario que la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla decreten la calamidad pública ante la situación que se presenta en el canal y el riesgo económico que implica para la actividad portuaria local.
Germán Escobar, capitán Puerto de Barranquilla.
Germán Escobar, capitán Puerto de Barranquilla.
“Hay incertidumbre en el Puerto”: Germán Escobar, capitán Puerto de Barranquilla
El capitán de Puerto de Barranquilla, Germán Escobar, quién asumió la capitanía hace cuatro meses, en entrevista con EL HERALDO entregó detalles de la situación actual del canal de acceso y del efecto que esta tiene en la competitividad de la ciudad. 
La Dimar informó que, de acuerdo con los últimos estudios batimétricos realizados, el calado autorizado se mantiene en 8,3 metros. Por tal motivo, hoy se reúne el Comité de Seguridad Náutica a las 8:30 a.m.  con el fin de evaluar la situación.

P. ¿Cómo está el Canal de acceso en este momento?
R.
Continúa la restricción de calado de 8,3 metros, por la sedimentación que está bajando por el río y la inestabilidad propia del mismo está produciendo un bajo de arena grandísimo en Bocas de Ceniza, que tiene 800 metros de largo por 200 metros de ancho, ocupando casi el 80% del Canal. 
P. ¿De acuerdo con esa restricción, cómo se ha visto afectada la programación del Puerto?
R.
En esta semana son seis buques los que se han visto afectados por esta restricción, dos que se encontraban en zona de fondeo dentro del Puerto, dos que estaban en zona de fondeo que fueron desviados a Cartagena y dos que están en instalaciones portuarias. Es decir, toda la programación del Puerto se vio afectada con esta nueva restricción.
P. ¿Qué pasa con los buques que estaban programados para entrar?
R.
Los agentes marítimos de los puertos saben que tienen que traerlos con menos carga  para que se puedan ajustar al calado autorizado. Nos toca organizarnos para que se impacte lo menos posible el Puerto.
P. ¿Qué clase de productos se pueden ver afectados?
R.
Barranquilla está esperando traer un millón de toneladas de maíz, pero ese negocio está un poco comprometido por la incertidumbre del canal.
El doctor René Puche aseguró hace poco que hay negociadas 800 mil toneladas y que están a la espera de concretar otros. Toca organizar bien cómo será la estrategia para traerlos.

P. ¿Según su experiencia, qué se debe hacer ahora?
R.
Después que se declare la urgencia manifiesta hay un proceso de ejecución muy corto,  de diez días. Se procederá a dragar la punta y se mejora la condición. Pero recordemos que en los meses de agosto, septiembre y octubre vamos a tener más sedimento en el río, porque estos son ciclos hidrológicos por los que se pasan de forma crítica.  La pregunta realmente es, ¿vamos a pasar de urgencia en urgencia?, O ¿vamos empezar a tratar el tema de fondo y de raíz?
P. ¿Entonces se requieren soluciones a corto y a largo plazo?
R.
Para empezar a tratar el problema lo más inmediato y urgente es una draga, para que no afecte las instalaciones portuarias y las negociaciones que tiene Barranquilla como ciudad en estos próximos tres meses y que se mantenga la draga.
El problema de la draga es que como viene por urgencia el costo va ser altísimo, pero en unos meses vamos a tener el mismo problema de sedimentación.
O hacemos obras o compramos definitivamente una draga para la ciudad, de última tecnología, de tal forma que se mantenga el canal haciendo batimetrías y haciendo obras preventivas que es mucho más económico. 

P. ¿Qué condiciones debe tener el Puerto para ser competitivo?
R.
Hay que preguntarse si físicamente nuestras instalaciones portuarias son óptimas para recibir buques con un gran calado. La situación va mucho más allá del dragado y del ancho, es ver si tenemos los muelles adecuados, si los equipos para descargue son eficientes para competir con Cartagena y Santa Marta.
En ese orden de ideas, el Puerto está diseñado por el espacio geográfico que tiene y con sus complicaciones, lo máximo que puede entrar son buques de 228 metros.
Hay que ir poco a poco y yo creo que un buque panamax y post panamax de 228 y una profundidad de 12 metros vuelve a Barranquilla bastante competitiva y a partir de ahí pensar en tener otro puerto fuera de la ciudad porque este físicamente  no da por las condiciones del río. Esto es desde mi experiencia, pero hay que ser los estudios pertinentes.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más