lunes, 13 de febrero de 2017

¡Qué viva la RADIO! Me ha encantado ser periodista radial. Por Luisemilioradaconrado



¡Qué viva la RADIO!

Me ha encantado ser periodista radial

Por Luisemilioradaconrado



Estábamos en una rumba con varios amigos y amigas, y Gilbert, mi llave del Colegio de Barranquilla, se acercó y me dijo: “¿Por qué no vas a la emisora para que trabajes con nosotros en RCN?”… le dije, “eche y tú porqué me propones eso, si yo nunca he pretendido eso, fresco”.

Me gustaba lo que ellos hacían, Gilbert y Jimmy (Gilberto Marenco y Jaime Rueda) pero hasta ahí.


Gilbert estudió conmigo en el Colegio Barranquilla y después lo encontré en la Universidad Autónoma del Caribe (4º. Semestre). Y Jaime estaba en 5º.

La propuesta de Gilbert, después de una conversación más amplia, me convenció de que no era tan descabellada la idea, y me comprometí con él a llegar a la emisora de RCN, que en ese tiempo funcionaba en la calle 73 con la 43, para entrevistarme con el director, J Enrique Ríos, un paisa que enrolaba a jóvenes estudiantes en el Noticiero y les enseñaba cómo funcionaba la profesión.

Tenía 20 años.

Y ahora que tengo casi 63, debo confesar que fue una de mis decisiones para acertadas de mi vida.

La Radio es una de mis pasiones, como ha sido escribir, conversar, discutir, asesorar, amar a mi familia, mi esposa (Jane) y mis tres hermosas hijas (Yane, Sandra y Liliana).


Y ahora que estoy estrenando mi papel de abuelo, también me lo estoy gozando porque EMILIO, como se llama mi nieto, nos llena de alegría cada vez que lo recordamos. Es un personaje…

Un DÍA como hoy debemos levantar las copas y celebrar con regocijo haber escogido este oficio.

Hoy es el Día de la RADIO.


De ella hemos aprendido. Y en el caso mío, he vivido de ella.

Siendo un joven de 20, como anoté, trabajé en RCN, en esa época, alrededor de medio año y llegué a hacer unas emisiones solo porque Gilbert y Jimmy decidieron que, al salir J del noticiero, no valía la pena continuar.


Yo me quedé después con Carlos Piñeros, buen periodista de Diario del Caribe, pero sin experiencia en radio. Sufrí con él hasta que decidí volar de allí y terminar ese diciembre tranquilo. Carlos me ayudó para redactar mi carta de renuncia. Sobre todo, porque el director nacional, fue invitado a un viaje internacional por parte de la presidencia de la República que dirigía Alfonso López y se iba a demorar un rato, así que habría que esperarlo para que firmara el aumento de salario para mí. Hasta ahí quedó la historia entre RCN y yo.


Más tarde estuve en Caracol.


Hice radio independiente y finalmente decidí montar el Informativo Económico de la Costa que más tarde se convirtió en el RADAR ECONÓMICO de la COSTA y que ahora solo se llama RADAR ECONÓMICO porque no es solo costa, está en cualquier parte del mundo. Y ya se ha ido convirtiendo solamente en el RADAR…

 
Tan hermosa es la radio que mi hija mayor, Yane, quien hace parte del grupo, lo escucha en España, donde reside.


FELICITACIONES a todos los que hacen parte de esa familia y que hacemos RADIO permanentemente.

Para mí ha sido un placer vivir como periodista radial.

Sacar adelante mi gente y gozarme una de las profesiones más lindas del planeta.


DIOS ha sido bueno con nosotros y en el caso se lo agradezco permanentemente.




Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más