lunes, 14 de junio de 2010

Brazos en alto: a votar verde, por Lola Salcedo Castañeda


Nuestra colega, Lola Salcedo invita a votas el 20 de junio por Antanas Mockus.
Como muchos colombianos le asusta lo que puede ocurrir si Colombia le apuesta a todo vale.
En su columna nos envía una dirección,
donde podemos ver un video donde se habla del fraude el 30 de mayo.

¿Qué va a pasar el domingo?
¿Votarán los jóvenes?
¿Colombia cambiará si Mockus gana?
¿Qué pasaría si Mockus ganara este 20 de junio?
¿Están preparados los amigos de Santos para aguantar una derrota de esas?


Lo que ocurrirá el domingo quedará en nuestras retinas, blogs, periódicos, cámaras, celulares, noticieros… de todo el mundo entero.
Nos estarán observando a nivel mundial.

LuisEmilioRadaC


VAMOS A ELEGIR LA FORMA DE GOBERNAR‏
De: Lola Salcedo Castañeda (losalcas@hotmail.com)
Enviado: lunes, 14 de junio de 2010 10:13:44 a.m.
Para: Radar Económico (radareconomico@hotmail.com)

El Detalle
Brazos en alto: a votar verde
Por Lola Salcedo Castañeda
http://www.youtube.com/watch?v=Q-heSQ-jtaU En este video demuestran cómo hay diferencias notables en bastantes resultados de las elecciones del 30 de mayo: una cosa dicen los E-14 (formulario de jurados) y otra los datos de la registraduría.
Motilaron a Noemí, Pardo y Mockus fundamentalmente y, curioso, aumentaron los de Juan Manuel Santos, los de Vargas Lleras y el Polo se mantuvieron. Como Antanas, prefiero pensar bien.
Me espanta que el registrador afirme “eso no es más que un uno por ciento del total”, porque me hace pensar que en Colombia, de verdad, todo vale. El fraude existe desde el mismo instante en que varios conteos no son coincidentes: eliminan la posibilidad de error.
Juan Manuel Santos certifica que se reunió con Daniel Bohórquez del sindicato de la Registraduría
Pero, ¿cuál será la fórmula para impugnar la información que manipulan en la registraduría cuando les cantan telefónicamente los resultados? Es imposible, entre otras cosas, porque a los testigos verdes les hicieron muy difícil, aún su labor autorizada de obtener los datos del E-14, a pesar de que casi fueron los únicos en los puestos de votación.

Entonces vuelve a la memoria el almuerzo de Santos con el Presidente del Sindicato de Trabajadores de la Registraduría, justo 48 horas antes de las elecciones, que él dijo fue tropezón aprovechado para pedir transparencia, mientas el dueño del restaurante describía un menú con entrada de cuadriles asados y bife de chorizo para todos. Y eso es lo me molesta de Santos: donde dijo digo, luego dice Diego. Lo refuerzo: cuando le preguntaron si recibiría al PIN, afirmo rotundo, NO. Sin embargo, el PIN estaba a manteles con el Presidente Uribe en el almuerzo de la bancada que lo apoya.
Samuel Arrieta del PIN
Por eso los verdes seguimos con los brazos en alto y luchamos por aumentar los tres millones 100 mil votos que tenemos. Sabemos que muchos votaron en primera vuelta por otro candidato (a) con la decisión de venir con Antanas en la segunda: bastantes de los que votaron a Vargas Lleras por Elsita Noguera, los liberales que rechazan la falta de calzones de Pardo, los polistas que entienden que la situación política no está para abstenerse y los de Noemí que no son del clientelismo. Con todos ellos contamos en este intento de cambiar las costumbres políticas del país, así Antanas los haya desinflado con su estilo de crear fricción y obtener baldes de agua sucia y meterse autogoles.
Verdes de Barranquilla
Los invito a votar este domingo por la opción verde: sólo para que nunca más un candidato tenga que ofrecer transparencia ni decir “los recursos públicos son sagrados”.
Entendamos que lo que elegiremos es el cómo gobernar: con clientelismo y la tremenda descomposición social y política que estamos paladeando o con honestidad y sin concesiones ni componendas con Antanas. Así de simple, pero también extremadamente trascendental, porque si no abrimos paso al cambio total nos esperan ocho años con los mismos, y mucho peor.
losalcas@hotmail.com

¡Al Encuentro con la Historia!, por Edgar George


¡SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL! Así empezó su nota el médico Edgar George, cómo diciéndole a sus lectores y especialmente a los barranquilleros, caribeños y colombianos, que se pongan las pilas para la segunda…
Porque, a pesar de todo, es posible que se despierte la conciencia de muchos ciudadanos y Antanas Mockus y su equipo –que son más de 3 millones de colombianos- se ganen la presidencia de la República este 20 de junio.
George es un médico que en enero de 1995 fue electo como alcalde de Barranquilla, al norte de Colombia.


Se mantuvo en esa posición hasta 1997 y aunque en estos momentos vive en Miami, no olvida su país y se preocupa por las elecciones que ya las tenemos encima, en medio del Mundial de Sudáfrica, en la versión número 19.

¿Qué piensa Edgard George?.

Lo registramos inmediatamente.
Saludos para él, para su querida esposa y toda su family.

LuisEmilioRadaC


Pd:
Aquí está la presencia de los latinos en Miami... a través de este mural



¡AL ENCUENTRO CON LA HISTORIA!

Edgar B. George González
Ex – Alcalde de Barranquilla
Vice-Presidente Partido Liberal de Florida, EUA
Doral, Florida, Junio 12 de 2010

Después de conocer la decisión del ex-candidato Presidencial Rafael Pardo de dejar a los Liberales en libertad de votar por quien deseen en la segunda vuelta electoral, y de recibir en el día de hoy una nota procedente de las Secretarías Sociales del Partido Liberal Colombiano (PLC) firmada por Ricardo Montenegro-Vásquez, en la cual se hace un llamado público a votar en blanco, no me queda más remedio que hacer un comentario en relación con esos planteamientos.

Considero que no hay que hacer mucho esfuerzo mental para inferir que la libertad entregada por el Dr. Pardo es una maniobra orientada proteger/respaldar a los Congresistas del PLC que salen (¿o salieron desde el principio?) a respaldar al candidato Santos; así, tales legisladores podrán permanecer en el Partido sin posibilidad alguna de ser acusados de pasarse al grupo que aspira a seguir en el poder político de nuestro país y al cual se ha hecho oposición permanente. ¡Es obvio mi desacuerdo con tal maniobra!
Rafael Pardo, su fórmula para la presidencia...
Olvidó voluntariamente el ex candidato Pardo la carreta de la inequidad, pobreza, concentración de la riqueza, desempleo, propiedad de la tierra en manos de pocos, los privilegios fiscales, la ciencia y tecnología, educación pública, salida política al conflicto armado interno, la corrupción y clientelismo, la salud, convivencia pacífica, ilegalidad, justicia, democracia, y otros que olvido –pero no por eso menos importantes que los referidos-.

En el caso de la propuesta de sufragar por el voto en blanco, no se hizo para la primera vuelta porque el candidato del PLC aspiraba a pasar a la segunda vuelta; sin embargo, como no ganamos, ahora ahí se busca deslegitimar el proceso, votando por algo, no por alguien, que pueda representar algo diferente a quienes dicen que las cosas han estado muy bien en estos 8 años de mandato del Dr. Álvaro Uribe y que promueven la necesidad de 8 años más de Santos, para que todo “raye en la perfección”.
A estas alturas del proceso electoral esa es una actitud poco responsable para con las bases liberales y en contravía con los principios doctrinarios y la plataforma ideológica del PLC. ¡Es decir, ya es tarde!

Contrario a lo planteado por los personajes arriba mencionados, si no fuimos capaces de convencer a la población para que votara por el candidato Rafael Pardo, menos lo seremos para que ahora “salgan a votar” por el voto en blanco (el “Dr. Blanco”). El “Dr. Blanco” es más etéreo que las respuestas genéricas que Antanas Mockus ha puesto permanentemente en oposición de los planteamientos particulares de los otros candidatos. Sin embargo, pese a lo dubitativo que se presenta, Mockus dá más confianza y promueve más credibilidad que Juan Manuel, el del discurso sólido practicado frente al espejo y a sus asesores. Es preferible estar con él de las propuestas genéricas que con aquel que maneja de memoria un programa de gobierno superconcreto que aparenta ser más perfecto que todos los “ladrillos” que imprimen en Planeación Nacional, pero que termina siendo lo de siempre: retórica para cautivar incautos para que vayan a las urnas.

Siendo consecuentes con la oposición frontal que ha tenido el PLC para con el régimen uribista, y siendo Santos quien promulga su continuidad, es obvia la necesidad de salir a votar por quien no está en la misma línea, o sea, por Antanas Mockus.
Juan Manuel Santos, muy confiado
El próximo Domingo 20 de junio, los Liberales y los colombianos que estén en capacidad legal para votar deben olvidan la abstención, el voto nulo, el voto en blanco, facebook, twitter y los partidos del mundial.
Deben salir temprano y en masa a votar por quien no representa el continuismo con un régimen que ya tuvo dos períodos en el poder; o sea, hay que votar por el candidato Antanas Mockus.

Lastimosamente no se pasó a una etapa propositiva y menos derrotista que la actual. Sin buscar prebendas burocráticas ni beneficios personales y/o grupales debió salirse a diseñar una agenda conjunta de trabajo armónico que fortaleciera a cada sector comprometido, respetando las diferencias existentes.
Se dejó de lado en forma olímpica que la unidad fortalece y que la práctica de la política se enmarca en la creación y fortalecimiento de la fuerza social que posibilite la construcción de fuerza política; de ahí la errática actuación de los sectores en contienda, especialmente de aquellos que están en la oposición.
Antanas Mockus, listo para el 20

Debemos tener presente que la decisión del voto es fundamentalmente emocional que termina siendo el producto de un proceso en el cual se interrelacionan diferentes variables que, en el caso de nuestro país
–y entre otros- involucran el deseo de que prime o no el poder civil sobre el militar; el territorio patrio convertido en un campo de confrontación de neo maniqueos (los buenos) que son presididos por un caudillo implacable e incansable y que enfrentan a la subversión armada (los malos); lo institucional y lo extra institucional; los problemas sociales, y otros aspectos de la vida cotidiana de cada quien.

Lo contrario es lo correcto: A la gente hay que invitarla a votar por quienes son de carne y hueso. Pero, muy especialmente, por un candidato a la Presidencia que no huela a pólvora, que sea civilista y respetuoso con las instituciones y por quienes imparten justicia enmarcada en la Constitución y las Leyes. Por eso hay que instar a los colombianos a votar por Antanas Mockus!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más