jueves, 23 de octubre de 2014

¡¡¡¡Continúa la desigualdad!!!!, Reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional

¡¡¡¡¡Continúa la desigualdad!!!!!
Nadie puede con ella. 
Y no podrá  desaparecer, si no aprendemos a valorar al otro.

Una vez le comentaba eso a uno de los empresarios más representativos de Colombia... ¿Por qué no han aprendido a pagarle mejor a los trabajadores?

Y su respuesta fue: "No hemos podido... no hemos podido..."

Parece que es muy duro desprenderse de los bienes, aunque las personas a las que se les entregaría ese dinero hayan ayudado a que esas fortunas crezcan y crezcan... 

Es el egoísmo del ser humano, que se siente en todos los rincones de la tierra.

RADAR, en las Asambleas del FMI-BMundial en Washington.

Luisemilioradaconrado
@radareconomico1
 http://images.diariolibre.com/showimage.php?id=1747671
FMI-BM. Trigésima Reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional
Bajo la presidencia del Sr. Tharman Shanmugaratnam, Viceprimer Ministro de Singapur y Ministro de Hacienda

La recuperación mundial continúa, pero es desigual y más débil de lo previsto, y han aumentado los riesgos a la baja. Estamos comprometidos a elevar el crecimiento y a crear una economía mundial más robusta, sostenible, equilibrada y con abundante empleo. Pondremos en marcha medidas enérgicas y de gran alcance para vigorizar la demanda y eliminar las restricciones a la oferta mediante políticas macroeconómicas adecuadas y reformas estructurales críticas; encauzar la deuda pública en una trayectoria sostenible; salvaguardar la estabilidad financiera; reforzar la cooperación con el fin de gestionar las repercusiones; y seguir reequilibrando la demanda mundial. Estamos sumamente preocupados por el impacto humano y socioeconómico del ébola. Celebramos la Agenda Mundial de Políticas de la Directora Gerente.
Economía mundial. La recuperación desigual continúa, a pesar de los reveses. Varios países se enfrentan a la perspectiva de un crecimiento bajo o en proceso de desaceleración, con un desempleo que sigue siendo inaceptablemente elevado. En algunas economías avanzadas está en curso un repunte de la actividad económica, particularmente en Estados Unidos y el Reino Unido. La recuperación es moderada en Japón, y vacilante en la zona del euro. El crecimiento sigue siendo firme y debería aumentar moderadamente en muchas economías de mercados emergentes, y en general seguirá siendo pujante en los países en desarrollo de bajo ingreso. Los riesgos a la baja se derivan de los desafíos relacionados con la normalización de la política monetaria en algunas economías avanzadas, el período prolongado de inflación inferior a las metas en otras, el aumento de la toma de riesgos en un entorno de baja volatilidad en los mercados financieros y la agudización de las tensiones geopolíticas.
Garantizar un crecimiento robusto, duradero e inclusivo. Nuestra prioridad máxima tiene que ser reforzar el crecimiento real de hoy en día y el crecimiento potencial de mañana, y al mismo tiempo garantizar la capacidad de resistencia y la sostenibilidad. En las economías con capacidad económica ociosa deberían continuar las políticas macroeconómicas expansivas, y en todos los países deberían implementarse con firmeza reformas estructurales de importancia crítica. Habrá que prestar especial atención a las medidas orientadas a estimular la demanda y oferta de mano de obra, entre otras formas reduciendo el desempleo juvenil y ampliando las oportunidades para la mujer y los trabajadores de más edad en la economía; mejorar los flujos de crédito a los sectores productivos; y reforzar el entorno empresarial para apoyar la inversión privada. La inversión adicional pública y privada en infraestructura también es importante para apoyar la recuperación y elevar el crecimiento potencial, particularmente en los países con necesidades claramente definidas, capacidad económica ociosa y espacio fiscal. Todos los países se beneficiarán de un aumento de la eficiencia de la inversión.
Política fiscal. Las estrategias fiscales deben seguir ejecutándose de manera flexible para apoyar el crecimiento y la creación de empleo, al tiempo que la deuda como proporción del PIB se encauza en una trayectoria sostenible. A fin de reforzar la contribución de las estrategias fiscales al crecimiento, los países deben considerar introducir cambios en la composición y la calidad del gasto público y el ingreso público. La formulación e implementación de planes concretos de consolidación fiscal a mediano plazo sigue siendo crucial en muchas economías avanzadas. Las economías de mercados emergentes y los países en desarrollo de bajo ingreso deben recomponer sus defensas fiscales según sea necesario, entre otras formas a través de la movilización de ingresos públicos. Los países deberían afianzar los marcos institucionales para gestionar los riesgos fiscales, y al mismo tiempo reorientar el gasto hacia los servicios públicos esenciales y mejorar la focalización de los subsidios.
Política monetaria. La política monetaria en las economías avanzadas continúa apoyando la recuperación y debe abordar el problema de un período prolongado de inflación inferior a las metas de manera oportuna, teniendo presentes los riesgos para la estabilidad financiera y en consonancia con los mandatos de los bancos centrales. Será necesario, en su debido momento, normalizar la política monetaria en un contexto de crecimiento más sólido y de estabilidad de precios. Una normalización cuidadosamente calibrada y debidamente comunicada reduciría a un mínimo los efectos negativos de contagio y de rebote, y beneficiaría a la economía mundial. Las economías de mercados emergentes deben recomponer los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas en los casos en que dichos márgenes sean limitados. Las políticas macroeconómicas tienen que ser sólidas y, en tal sentido, se debe permitir que los tipos de cambio respondan a la evolución de los fundamentos económicos y faciliten el ajuste externo. Cuando se deba hacer frente a riesgos para la estabilidad macroeconómica y financiera derivados de una cuantiosa afluencia de capitales volátiles, el ajuste necesario de política macroeconómica podría estar respaldado por medidas prudenciales y, según corresponda, por medidas de gestión de flujos de capitales.
En todos los países sigue siendo prioritario incrementar la capacidad de resistencia del sistema financiero, entre otras formas mediante políticas micro y macroprudenciales bien concebidas en el contexto de un período prolongado de laxitud monetaria y toma excesiva de riesgos en ciertos mercados de activos.
 
Cooperación y coherencia en materia de políticas. Los desequilibrios mundiales han disminuido por razones tanto estructurales como cíclicas, pero su reequilibrio sigue siendo una prioridad básica, que exige medidas continuas por parte de los países tanto deficitarios como superavitarios. Las reformas de la regulación financiera mundial deben ejecutarse sin demora y de manera coherente, entre otras formas abordando el problema de las entidades demasiado grandes para quebrar mediante requisitos de capitalización y regímenes de resolución eficaces, armonizando la aplicación transfronteriza de las reglas sobre instrumentos derivados extrabursátiles y mitigando los riesgos potenciales para la estabilidad financiera que emanan de la banca paralela. Respaldamos las labores que está llevando adelante el FMI en materia de tributación y movilización de ingresos a escala internacional, entre otros aspectos para abordar la evasión y la elusión tributaria y para mejorar la transparencia fiscal, en estrecha cooperación con los organismos internacionales pertinentes. Es necesario seguir avanzando en la tarea de mejorar la transparencia de la propiedad efectiva de las empresas y otros instrumentos jurídicos, incluidos los fideicomisos. Subrayamos la importancia de fortalecer el sistema mundial de comercio para fomentar el crecimiento.
Crédito y supervisión del FMI. Encomiamos la ampliación de la asistencia del FMI a Guinea, Liberia y Sierra Leona, países afectados por el ébola, y solicitamos un continuo apoyo a dicha asistencia. Apoyamos asimismo la mayor interacción del FMI con los Estados en situación frágil. Solicitamos que el FMI mantenga los esfuerzos que realiza con los Estados pequeños. Respaldamos la continua interacción del FMI con los países árabes en transición y hacemos un llamado a la comunidad internacional para que refuerce su apoyo a estos países, entre otras formas mediante la implementación de la Asociación de Deauville. Solicitamos al FMI que trabaje estrechamente con el Banco Mundial y otras instituciones internacionales para brindar apoyo a los países afectados por la crisis humanitaria en Oriente Medio, con el fin de mitigar los efectos adversos en las economías de la región y su propagación a la economía mundial.
La exención temporal de las tasas de interés en los préstamos otorgados entre 2009 y 2014 en el marco del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP) ha beneficiado a los países de bajo ingreso. Solicitamos al FMI, en su calidad de administrador fiduciario del fondo, que considere una nueva prórroga temporal del alivio en materia de intereses, al tiempo que salvaguarda la capacidad de autosustentación del FFCLP.
Hacemos hincapié en la importancia de una adecuada red mundial de protección financiera. El FMI debe seguir apoyando, inclusive sobre una base precautoria, la realización de ajustes y reformas apropiados para ayudar a protegerse contra riesgos.
 
Celebramos el Examen Trienal de la Supervisión, el examen del Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF) y las actividades en curso para formular asesoramiento en materia de política macroprudencial. Solicitamos que se profundicen los análisis sobre riesgos, repercusiones y el sector externo; que se refuerce y se integre mejor la supervisión financiera y macroeconómica; que se integren la supervisión bilateral y multilateral; y que se brinde un asesoramiento en materia de políticas que sea imparcial, individualizado y debidamente comunicado. Destacamos la importancia de las consultas regulares entre el FMI y todos los países miembros. Celebramos las labores relacionadas con las cláusulas pari passu modificadas y las cláusulas de acción colectiva reforzadas, y solicitamos al FMI, a sus países miembros y al sector privado que promuevan activamente su uso en las nuevas emisiones internacionales de bonos soberanos. Esperamos con interés la continuación de las labores en torno a las cuestiones relacionadas con la reestructuración de la deuda soberana, el examen de los programas para crisis y la conclusión del examen de la política sobre límites de endeudamiento, combinando la flexibilidad y la preservación de la sostenibilidad de la deuda en la manera en que se enfoquen los límites de endeudamiento para los países de bajo ingreso.
 
Estructura de gobierno. Estamos profundamente decepcionados por el continuo retraso en los avances de las reformas del régimen de cuotas y la estructura de gobierno del FMI acordadas en 2010 y la Decimoquinta Revisión General de Cuotas, incluida una nueva fórmula para el cálculo de las cuotas. Reafirmamos la importancia que tiene el FMI como una institución basada en cuotas. La ejecución de las reformas de 2010 sigue siendo nuestra máxima prioridad y exhortamos firmemente a Estados Unidos a que ratifique estas reformas a la mayor brevedad. Estamos comprometidos con la tarea de que el FMI siga siendo una institución sólida y dotada con recursos adecuados. Si las reformas de 2010 no se ratifican a más tardar para finales de año, solicitaremos al FMI que, partiendo de la labor ya realizada, tenga preparadas opciones para guiar los próximos pasos, y programaremos una deliberación sobre dichas opciones.
 
Próxima reunión del CMFI. Nuestra próxima reunión tendrá lugar en la ciudad de Washington el 17–18 de abril de 2015.

Autoridades financieras mundiales delinean medidas para estimular el crecimiento y fomentar el empleo

En medio de las Asambleas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, en Washington, se analizó mucho el crecimiento de los países y la forma en que se puede lograr que el empleo crezca en las diferentes naciones.
Ese tema siempre preocupa a los asistentes a estos eventos.

¿Pero hemos logrado algo?

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Las autoridades financieras mundiales delinean medidas para estimular el crecimiento y fomentar el empleo
  • La recuperación mundial continúa, pero es frágil y dispar
  • Las autoridades financieras expresaron su apoyo a los países afectados por el ébola
  • Apoyo a la prórroga de préstamos sin intereses para los países de bajo ingreso
Con una recuperación frágil y dispar como telón de fondo, el órgano rector de las políticas del FMI —el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)— se reunió el día de hoy para debatir sobre las medidas necesarias para estimular el crecimiento y promover una economía sostenible, equilibrada y con abundante empleo.
Se precisan medidas enérgicas, en especial reformas estructurales, dijo el Ministro de Hacienda de Singapur y Presidente del CMFI, Tharman Shanmugaratnam, al referirse a los cambios en la estructura de la economía que pueden ayudar a reactivar el crecimiento.
 
“Todos reconocemos que las reformas estructurales han sido demasiado lentas y que tenemos que acelerar el ritmo”, declaró durante la conferencia de prensa celebrada al cabo de la reunión del CMFI.
“Nuestra atención debe concentrarse en las reformas que nos permitan elevar el crecimiento potencial y forjar un futuro mejor”, expresó Tharman. “Si no nos concentramos en eso con urgencia, no podremos resolver si quiera los problemas actuales. Tenemos que incorporar el largo plazo en el corto plazo, y esa tiene que ser nuestra filosofía general sobre cómo llevar a término este proceso de recuperación”.
La Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, hizo hincapié en la necesidad de tomar medidas sin demora en lo que se refiere a las reformas, y añadió que estas pueden estimular el crecimiento tanto a corto como a largo plazo.
“Las reformas estructurales y la inversión en infraestructura pueden abordar los problemas a corto plazo relacionados con la demanda y los problemas a mediano plazo relacionados con la oferta”, explicó Lagarde.
 
Más crecimiento, más empleo
Lagarde dijo sentirse alentada por el apoyo y el aval que el CMFI brindó al programa de trabajo del FMI. En el próximo período, el FMI centrará sus esfuerzos en tres aspectos para ayudar a la comunidad mundial a lograr un crecimiento más vigoroso:
• En primer lugar, el crecimiento y el empleo siguen siendo prioritarios. Una mayor inversión en infraestructura, debidamente concebida y puesta en práctica, también puede ayudar a fomentar el crecimiento y el empleo.
• En segundo lugar, los efectos de contagio y rebote. Los países miembros reconocieron que el FMI es el organismo idóneo para analizar los riesgos y las repercusiones de las políticas de una manera coherente a escala multilateral.
 
• Por último, el FMI tiene que dar un impulso final a la reforma del sector financiero. Hubo un fuerte respaldo a favor de la labor conjunta del FMI y el Consejo de Estabilidad Financiera en lo que se refiere a las reformas regulatorias internacionales, como por ejemplo con respecto a los riesgos relacionados con la banca paralela y a la manera de lograr que los bancos estén en mejores condiciones para apoyar la recuperación.
En su comunicado, el CMFI asimismo avaló las tareas que está llevando adelante el FMI en materia de tributación internacional y sobre cuestiones relacionadas con la reestructuración de la deuda soberana. Lagarde agregó que el FMI promoverá el uso de cláusulas reforzadas de acción colectiva, que ya están siendo usadas por algunos emisores de bonos soberanos.
Crisis de ébola
Lagarde resaltó la urgente situación que atraviesan los países afectados por la crisis de ébola. El FMI actuó sin demora para proporcionar un total de US$130 millones en financiamiento adicional para Guinea, Liberia y Sierra Leona con el fin de ayudar a esos países a hacer frente a las consecuencias económicas inmediatas del brote de ébola.
“El objetivo es erradicar la enfermedad pero sin aislar a los países”, dijo Lagarde, señalando que los tres países tienen programas de apoyo financiero del FMI.
Lagarde también dijo que le complacía el apoyo brindado por el CMFI a la prórroga de las tasas de interés cero aplicables a los préstamos a los países de bajo ingreso, y anunció que en breve presentará al Directorio Ejecutivo del FMI una propuesta para recomendar la prórroga.

Reformas de la estructura de gobierno
Lagarde dijo que es urgentemente necesario aprobar e implementar las reformas del régimen de cuotas aprobadas en 2010. Expresó que esperaba que las autoridades estadounidenses ratifiquen las reformas acordadas de la estructura de gobierno y la duplicación de las cuotas a más tardar para fin de año.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más