miércoles, 15 de abril de 2009

Hay que repasar la política de largo plazo en combustibles: Antonio Celia

ANTONIO CELIA:
Que se repase la política…

¿Qué va a pasar con el gas en Colombia?
¿Hay que mantener la política de combustibles?
¿Se justifica cambiar algo que está funcionando bien?
¿Debemos revisar la política de largo plazo de los combustibles en el país?
Antonio Celia, presidente de Promigas y del consejo directivo de Naturgas, habló con el RADAR ECONÓMICO INTERNACIONAL.

Luis Emilio Rada C.

Cartagena, abril 3 de 2009.

Por Luis Emilio Rada C
(Enviado Especial)

En Cartagena estuvimos conversando con el presidente de Promigas y del consejo directivo de Naturgas, Antonio Celia.

Como estábamos en la Asamblea No. 12 de Naturgas, le planteamos que conversáramos del tema: la política de combustibles. La política de largo plazo que Celia cree que se debe repasar.
Lo que le planteamos al ingeniero era que nos hiciera unos comentarios sobre una situación que en poco tiempo, se volverá más polémica.
Le dije, queremos que nuestros lectores se involucren un poco más en el debate y usted nos puede ilustrar. Y aceptó.
Especialmente, ahora que los colombianos nos debemos acostumbrar al transporte masivo.
Algunos colombianos no están de acuerdo con la posición del ministro de minas, Hernán Martínez, porque creen en los combustibles limpios, como el gas natural.

La charla con el doctor Celia:

Luis Emilio Rada C: Doctor Antonio Celia, ustedes conocen muy bien el negocio y lo monitorean permanentemente… ¿Nos puede contar?

Antonio Celia: “Lo que dije el viernes 3 de abril, en la Asamblea y en el Congreso Nacional de Naturgas, Luis Emilio, es que repasáramos la política de largo plazo”.
Su tesis es: “la sociedad demanda una serie de combustibles para su movilidad, para la cocción de alimentos… todos los países tienen una OFERTA de combustibles, algunos que se producen internamente…
Y en materia de política energética, lo que se debe buscar es: yo tengo una demanda de la sociedad de combustibles, quiero que la asignación de esos combustibles obedezca a unos criterios de eficiencia económica y social; entonces, en abstracto, yo debería darle preferencia a los combustibles, ejemplo mío, que sean económicos y que sean compatibles con el medio ambiente.
Si mi criterio es darle a la gente lo que menos me cuesta y si quiero, además NO CONTAMINAR, debería actuar de esa manera…
Dicho eso, es como un ejemplo de lo que uno puede definir como objetivo, empiezo a mirar y calculo cuánto le cuesta a la economía del país producir una unidad de ese combustible… entonces hago esos cálculos… eso se ha hecho muchas veces… se hizo cuando se lanzó en serio el plan de gasificación: a la economía le cuesta el gas un peso, por ejemplo; al carbón tanto, etc., etc.…”

Lerc: Y yo interrumpí brevemente: ¿Eso fue en qué año, aproximadamente?

A. Celia: “aproximadamente en 1987.
La primera vez que se habló de gasoducto…un documento en el que tuve que trabajar… por lo menos mirarlo; luego se ha hecho en más de una oportunidad. Con Guillermo Perry, siendo él ministro, se le hizo mucho énfasis al tema, siendo él un economista de formación y de profesión y ahí fue donde se empezó a mirar que había una gran diferencia entre los costos económicos del gas, o los costos de oportunidad, y los costos de combustibles sustitutos… por eso es que se toma la decisión de hacer gasoductos de un lado al otro y de tener todo un tema alrededor de este asunto”.

Lerc: El tema es interesante, por eso, cuando iniciamos la charla, lo que le comenté al doctor Celia, era que pretendíamos que nos ilustrara, para que todo el país y la prensa, asimilara un poco más esta parte de la historia…

A. Celia: “Volviendo a lo que te dije antes: se calculan los costos económicos. Luego viene otra versión… qué impuestos le pongo a éstos, en el entendido de que es una fórmula eficaz y, ojalá, progresiva de recaudar tributos para hacer inversión social… esos son mis comentarios particulares…”

Lerc: La historia sigue, y la escribe Antonio Celia, con su propuesta que, seguramente, servirá para que el sector de combustibles analice el futuro de nuestro país en ese aspecto económico y social que es bien importante para nuestras familias.

A. Celia: “Y luego de eso, me digo, cómo hago para que la gente entienda qué combustible usar… si yo tengo un tema ambiental como propósito y quiero propiciar la utilización de combustibles más limpios, doy señales a través de las tasas retributivas, una tasa que es un impuesto que se cobra en función del nivel de contaminación”.

Lerc: Y ahí es donde Celia, seguramente, tendrá mucha acogida.

A. Celia: “en teoría tú deberías grabar los combustibles que contaminan con mayores tasas y menos aquellos que NO contaminan.
Entonces, tú le estás diciendo a la gente: este bien es escaso. Utiliza éste que no es escaso y cuesta menos. O utiliza este que es escaso y te voy a dar una ventaja, y es de pagar menos impuestos”.

Lerc: Así, corto, como dice él, fue lo que nos comentó sobre lo que está pasado y debería pasar en este negocio de combustibles en Colombia.

A. Celia: “Eso en un cuento corto, tocando de primera (es un hombre que le encanta el fútbol, por eso en medio de los negocios se acuerda que la bola de trapo es una nota), es lo que significa lo que debe contener una política energética de largo plazo.
Entonces se dan señales de política.
Los Conpes, por ejemplo, son para eso. Un Conpes dice que debes usar para los transportes masivos, combustibles limpios, por el impacto que tienen en las ciudades.
Combustible limpio puede ser el gas; pero también pueden ser otros combustibles limpios; o sea, entonces eso es lo que digo yo que ahora, las circunstancias son cambiantes, el entorno, las reservas de cualquier recurso no renovable, así que hace falta, me parece a mí; y he sugerido muy respetuosamente, que se repase la política a ver cuáles son las señales que damos.
En mi opinión, un ejemplo de una señal que diga que está generando efectos perversos es la del ACPM que tiene una sobretasa inferior, entonces yo me pregunto, como ciudadano, ¿porqué el impuesto que cae sobre el diesel es menor que el de la gasolina, verdad? Podría pensar que es porque contamina menos, digamos, si este fuera el propósito, pero no es ese, no es lo que se está señalando ahí; entonces, es simplemente tomarse un tiempo, repasar todo esto que estamos hablando de la oferta de una canasta energética para la sociedad”.

Lerc: ¿Cuando ustedes se sientan a hablar con el ministro de minas, él los entiende?
¿Él tiene eso claro?

A. Celia: “Si, nosotros hemos tenido muy buena interlocución con el ministro, hicimos un ejercicio reciente de unificar criterios de oferta y demanda. Hemos sentido que es receptivo. Este tema que hemos planteado es relativamente joven, es relativamente nuevo el planteamiento de revisar la política. Yo lo venía mencionando y varios de nosotros, del gremio, y colegas de otros sectores también venían pensándolo, pero es la primera vez que lo menciono delante de un público tan amplio y calificado y ante un público tan numeroso de periodistas. Entonces hay que mirar cómo nos movemos en ese tema, pero yo si creo que hace falta repasar los fundamentos, los criterios y los objetivos de la política a largo plazo”.

Lerc: Tema que queda pendiente. Y que por el RADAR ECONÓMICO lo seguiremos tocando. Es que nos toca el bolsillo a todos los colombianos.

Luis Emilio Rada C.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más