jueves, 20 de agosto de 2009

El mundo no llegó a su final. No se acabó, dijo Paúl Krugman, en Barranquilla.

El mundo no llegó a su final. No se acabó, dijo Paúl Krugman, en Barranquilla.

Su tema era Panorama Económico Mundial: El Camino hacia la Recuperación Mundial.
Un evento que organizaron la Cámara de Comercio de Barranquilla y la Universidad del Norte.

Krugman, es un estudioso de los fenómenos económicos y le gusta explorar las crisis y hablar de ellas. E igualmente, ayudar para que puedan solucionarse. De acuerdo a los que saben, este premio nobel es uno de los economistas más influyentes a nivel mundial.

En su intervención tocó tres temas:
1. La Crisis. Lo que hemos aprendido y lo que ha afectado al mundo
2. Perspectivas
3. La Región y Colombia

El dijo: nosotros creíamos que éramos más inteligentes que nuestros abuelos. Y quedó claro que no es así.
Esta crisis es comparable a lo que pasó en el primer año de la Gran Depresión, de los años 30´s.
Sin embargo, en EU el primer año de recesión no ha sido tan grave, como en ese tiempo.
A Europa le ha ido peor y también al medio oriente; así que, EU se pueden dar por bien servidos.
La crisis está allí, pero los años que vienen serán mejores. Esa fue la esperanza que dejó hoy, el premio Nobel de Economía 2008. El primer año, dice él, fue duro, pero los que vienen sentiremos el bajonazo, pero no más.

Quienes estuvimos en el coliseo de la Universidad del Norte, creemos en sus palabras. Y más que creer, pretendemos mantener la confianza de qué no se van a presentar más tropiezos para que los habitantes del mundo puedan avanzar en la recuperación de sus ingresos.

Hay muchas Lecciones:
Han sido varias. Una de ellas es que, como ocurrió en los años 30´s, se creía en los mercados financieros. Se pensaba que estábamos enfrente de mercados financieros eficientes y nos encontramos con una gran sorpresa. No era así…

Otra: que las burbujas se presentan y estallan. Y son dolorosos sus impactos.

Siguiente lección: Creíamos en la seguridad del sistema financiero. Y como ocurrió en los 30´s, que apareció el pánico bancario. Las corridas… y otras locuras, en esta oportunidad también se presentaron. Todos pensaron que eso no iba a ocurrir. Y que si eso ocurría, los líderes podrían lograr controlar el riesgo. Y no pasó así.

EL EJEMPLO DE KRUGMAN:
Paúl Krugman, puso el ejemplo de su banco. El banco donde él tiene su cuenta corriente.
En ese establecimiento se colocan unos grandes carteles, donde se indica que éste banco no se podrá quebrar. Alardean de ello, dijo él, pero, lo que ocurre es que, abajo, en esos carteles se dice: “estamos apoyados por un banco español, el Banco Santander”.
Así que estamos hablando de un banco ibérico, no es un establecimiento norteamericano.

Otra lección:
La política monetaria tiene sus límites. Antes se pensaba que los grandes bancos centrales iban a solucionar todos los problemas y eso fue un desacierto. Los abuelos, eso si lo entendían y lo entendían muy bien.

Y terminó con esta lección:

Los déficits no siempre son malos.
En una crisis, los déficits, pueden ser sus amigos. Y lo son porque, cuando eso ocurre, todos los actores empiezan a cuidar el dinero. Recortamos gastos y nos damos cuenta que los gobiernos son unos estabilizadores.

Y para cerrar, ponderó a Keynes -John Maynard Keynes, primer Barón Keynes, CB (Cambridge, 5 de junio de 1883 - Firle, 21 de abril 1946) fue un economista británico, cuyas ideas tuvieron una fuerte repercusión en las teorías económicas y políticas modernas, así como también en las políticas fiscales de muchos gobiernos.
Y a estas horas de la vida, Krugman, lo recordó con respeto y admiración. Y recalcó: “las políticas keynesianas funcionan”. Y si lo dice Krugman, es mejor creerle…

En el RADAR, contamos la historia…Promigas apoyó este evento. También lo hicieron Argos, la Alcaldía de Barranquilla, el Departamento del Atlántico, Aviatur, Serfinansa, El Heraldo…

A Paúl Krugman, me imagino, se le acerca mucha gente. Sobre todo, estudiosos del mundo económico y le preguntan, qué pasará con la recesión. Y confesó hoy que su respuesta es: “La recesión terminó ayer –Junio/julio, el verano pasado”.

He hizo un relato interesante, porque eso le gusta a la gente. Que la acerquen a la economía. Y él lo hace con facilidad.

Relató esto:
“Debemos ver la economía mundial como una persona que tuvo un accidente de tránsito, pero no se mató… quedó mal herida, pero tendrá una recuperación lenta”.
Lo preocupante, en medio de sus comentarios, es que las crisis financieras son más difíciles. Más severas, que las otras.
Y recordó la de los 80´s cuando escaseó el petróleo. Esa fue una crisis fuerte, pero no era financiera, ya que las financieras son peores, ya que pueden durar hasta 18 meses. Y señaló que la historia enseña que esta crisis será lenta y dolorosa.

Hay más cosas que contar, pero vamos a cerrar, dejándoles este mensaje, que nos regaló Paúl Krugman: “El mundo no llegó al final. No se acabó. Estamos emproblemados, pero saldremos adelante”.

Luis Emilio Rada C.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más