lunes, 1 de agosto de 2011

Bancolombia aprieta: Más cuidado con el crédito, dice Raúl Yepes, presidente

Un semestre sirve para que un empresario se acomode a su nuevo puesto, aunque sea uno de los más importantes del país.



Ser el presidente del banco más poderoso de Colombia, es un compromiso que asumió Raúl Yepes y se ve contento y confiado.


Es más, como dice Gustavo Gallo, el colega de La República que lo entrevistó está imponiendo su propio estilo.


Hace unas semanas, estando en el cubrimiento de la Convención Bancaria, escuchamos un discurso del presidente Juan Manuel Santos que paró el entusiasmo y nos puso a reflexionar a todos los que estábamos en el Centro de Convenciones de Cartagena: “Así que ustedes, sin duda, son una gran razón, una excelente razón para el optimismo.


Pero no hay que confundir optimismo con imprudencia, y por eso me sumo al llamado que sé que ya les han hecho algunos funcionarios del Gobierno para que –en materia de créditos- no nos dejemos llevar por el excesivo entusiasmo y obremos con previsión y responsabilidad.


Así como el mismo gobierno se amarra el cinturón y se somete a una regla fiscal para no exponer las finanzas nacionales a un sobreendeudamiento, también los bancos deben mantener estrictos controles en sus políticas de otorgamiento de créditos.


Que el resplandor del aumento del consumo y la demanda de créditos no los ciegue ni les impida realizar estrictas evaluaciones de riesgo para que el día de mañana no tengan que enfrentarse a problemas de solvencia”.


Con esas palabras todo quedó dicho y en esas anda Bancolombia… haciéndole caso al gobierno y al Banco de la República.


Algunos de los apartes de esta entrevista con Raúl Yepes, que nos indican cuál es el ritmo del banco.


LuisEmilioRadaC
Foto Javier Jiménez/ LR
Bancolombia va a endurecer los requisitos para otorgar créditos
Gustavo Gallo


¿Cómo ve el crecimiento del crédito que se mantiene en aumento y el riesgo de que se esté generando una burbuja?


Es muy bueno que el país crezca, es muy bueno que la gente se endeude, pero nosotros desde esta organización acogemos el llamado del Gobierno y del Banco de la República de frenar un poco la fiesta. En los comités hemos dicho que vamos a colocar la cartera con prudencia y con disciplina. Ninguna de nuestras políticas de riesgo se ha relajado y estamos revisando las políticas de riesgo al alza. El indicador de cartera vencida del banco es de 2,6%, es el más bajo de la historia y eso quiere decir que la gente está pagando.


¿Qué opina de las decisiones de política que está tomando el Banco de la República?


No son sorpresivas sus decisiones. Ese incremento de tasas de interés era el esperado. Se ve creciendo la cartera, pero crece con calidad. Uno se inquietaría si fuera lo contrario. Acatamos lo que están haciendo en el Banco porque es lo que técnicamente se debe hacer. No vemos riesgos por que al ser una banca universal tenemos una mayor dispersión de los mismos.



¿Entonces van a endurecer el acceso al crédito?


Vamos a fortalecer la decisión del otorgamiento del crédito. Estamos en esta fiesta económica en la que tenemos que actuar con prudencia para que haya una rentabilidad sostenible.
Pero en la calle existe la concepción de que la banca también gana mucho...


Vamos primero por la estructura de costos, que es muy compleja que no la tienen todas las industrias. Hay una que pasa desapercibida y es muy costosa, que es la regulación. Las entidades del sector financiero sostienen a la Superintendencia Financiera.

La siniestralidad como el fraude, las clonaciones no nos la aseguran. Este es el único sector que está con todas las cartas sobre la mesa. Tenemos que informar cuánto es nuestro margen de intermediación, (6,1% en el banco), el Roe (18%). Aquí se consolida la información para que sea pública. Es muy bueno que a las empresas les vaya bien pero lo más importante de un país es que a los bancos les vaya bien porque son el sistema de pagos. Hacemos parte de la economía formal y por ejemplo el gravamen a los movimientos financieros le está valiendo a la gente, y a nosotros también; el impuesto al patrimonio le vale a la gente, y a nosotros también. Y la tecnología también le cuesta a la gente, lo mismo que al banco. Entonces qué bueno que a Bancolombia le vaya bien porque ahí están $750.000 millones nuestros que se los entregamos al Estado en impuestos.
Los logros del primer semestre al frente de la entidad


El presidente de Bancolombia, Carlos Yepes está satisfecho con su labor: "Esto lo tenemos que manejar con transformación trascendente de las personas. Con eso se logra la transformación del Grupo Bancolombia. No solo tenemos un liderazgo económico sino el de la transformación de la sociedad y es lo que yo llamo el desafío superior. Estoy feliz que otras entidades del sector financiera nos estén copiando, por ejemplo, en bajar los costos de los servicios. En el banco se está empezando a sentir otro ambiente porque los dos pilares fundamentales son el empleado y el cliente"

Día del periiodista y el comunicador en Barranquilla. Invita la Arquidiócesis

La alegría debe aparecer ese día en todos los rostros de los comunicadores y periodistas, aunque se presenten situaciones como la de BENEDICTO.

Ese día, el 4 de agosto, él debería estar en La Catedral, con todos nosotros.

LuisEmilioRadaC

¿Cuál será el futuro del periodismo colombiano?
Debemos reflexionar sobre el tema.

La tristeza de JOE... La sombría historia detrás de su muerte, por Mauricio Silva

¿Por qué no hay felicidad completa?
¿Será que le apostamos a un camino errado?

Hace poco, estaba conversando con unas amigas y les comenté que mi hija Sandra quiere especializarse en Argentina. Ella es psicóloga, como lo comenté por este medio.
Y una de ellas me dijo: "buena decisión".
En Argentina, la psicología tiene mucha demanda, porque los argentinos mantienen en sus familias siempre un asesor de cabecera. Ellos no son como nosotros, los colombianos, que creemos que ir al psicólogo es sinónimo de locura.

Cuando leo la historia de JOE, se entera uno que él nos regaló mucho como artista, a pesar de sus limitaciones como ser humano. Nacer pobre, parece que tiene sus consecuencias...

Ayer hice una pregunta en un recorrido que hacíamos un grupo de periodistas con el gobernador Eduardo Verano. ¿Ustedes conocían el potencial de JOE?. El mandatario me confesó que no... y creo que nadie sabe lo que produjo ese interesante y valioso ciudadano que se nos acaba de morir... 

LuisEmilioRadaC

La sombría historia detrás de la muerte de Joe Arroyo



Por: MAURICIO SILVA GUZMÁN
8:05 p.m.
30 de Julio de 2011
Joe Arroyo, al lado de su última esposa, Jacqueline Ramón, hoy en el ojo del huracán tras las fuertes acusaciones de familiares. Foto: Indira Restrepo, 'El centurión de la noche', editorial La Iguana Ciega
La historia involucra acusaciones de explotación del artista. Su biógrafo desenreda la madeja.


Fueron palabras de alto calibre: "Lo mataron, a mi papá lo mataron".


La frase la pronunció Eykol Arroyo -la tercera hija de Álvaro José Arroyo-, en el mismo instante en el que se enteró de la muerte de su padre, el pasado 26 de julio frente a la Clínica La Asunción, de Barranquilla.
No mencionó nombres, pero su frase aludía al sombrío final que tuvo su padre, en el cual los principales protagonistas son su última esposa, Jacqueline Ramón; su último representante, Luis Ojeda; los excesos y descuidos que tuvo el propio artista y que pudieron haber sido evitados, los sentimientos de culpa de los amigos que hoy aseguran no haber tenido el valor para salvar al genio de una tragedia anunciada y los conflictos legales que ahora aparecen tras un jugoso legado musical.


Sin embargo, para entender cuándo y cómo comenzó la ruina del Joe Arroyo, el más prolífico cantante e intérprete de la música nacional de los últimos 50 años, habría que ahondar en dos realidades definitivas de su vida: su salud y su estabilidad emocional, ambas seriamente afectadas por los quebrantos.



Una historia cantada


Para nadie fue un secreto que el Joe fue adicto al bazuco por más de 35 años. De hecho, según confesó años atrás su compañero de tarima Wilson Manyoma, "fue en 1977, en un viaje a Perú, cuando entró en su vida esa candela prohibida".


Y tal como lo testifican varios de sus allegados, el 'Maestro' jamás pudo hacer un corte definitivo con el vicio. Incluso, EL TIEMPO pudo establecer que Arroyo estuvo esclavizado por ese 'humo callejero' hasta sus últimos días. "Yo lo llevé a San Salvador, que es una 'olla' aquí en Barranquilla, una semana antes de que cayera en la clínica a finales de mayo. Y hasta dejó un radiecito que llevaba", declaró un taxista de la ciudad.


De la misma manera, el 'Centurión de la Noche' (como se le conoció) sufrió a lo largo de su vida varias enfermedades que incluyeron hipertiroidismo, diabetes, severas afecciones pulmonares, frecuentes fatigas musculares y complicaciones cardiacas y renales, que fueron las que lo llevaron a la tumba.



Por otra parte, Arroyo recibió duros golpes emocionales que lo arrastraron a un hoyo sin salida: el 31 de octubre de 2001, tras un ataque al corazón, su hija Tania falleció a la edad de 26 años. Luego, el 21 de junio de 2002, murió su madre, Ángela González, y en la mitad de ambas tragedias, el Joe rompió con su más larga y profunda historia de amor: Mary Luz Alonso, quien hoy afirma: "Me equivoqué, cometí errores, dejé a mi negro y ahora lo lamento. Pero sé que él siempre me amó, porque lo dijo muchas veces en los últimos meses y en público, porque nos volvimos a encontrar y, por eso, Jacqueline nos lo prohibió a todos, hasta a sus hijas".


Según Jimmy Peña, amigo personal del Joe y coordinador de las giras de su orquesta en EE. UU., "desde aquella ruptura (con Mary), el hombre perdió el brillo de sus ojos, se volvió un hombre triste, su carrera decayó, en medio de su soledad se juntó con Jacqueline Ramón y, luego, nadie pudo salvarlo".


El legendario Fruko, uno de los mejores amigos del difunto Joe, también declaró: "Desde que se casó con ella nunca pude hablar con mi hermano. Sin explicación alguna, nos separó".


Después de tres años de noviazgo, el Joe Arroyo se casó con Jacqueline Ramón el domingo 30 de enero de 2005. "Entonces, todo se complicó. Todo fue misterio, ostracismo y oscuridad. Miles de veces intenté acercarme para abrirle los ojos, pero no pude. Hoy ya es muy tarde", admitió 'El Checo' Acosta, otro de sus amigos íntimos, quien, junto a otras leyendas de la música costeña, como Juan Piña, Tom y Javier (cantantes del grupo Bananas), fueron vetados por Ramón el pasado 6 de julio, cuando quisieron saludarlo en la Clínica La Asunción.


Tampoco es un secreto que el último lustro en la vida del Joe sólo fue penumbra. Sus presentaciones se convirtieron en la lamentable exposición de un hombre enfermo que, muy a pesar de sus dolencias, siempre quiso entregarse.


Pero en las tablas, su garganta y su memoria fallaron y todo terminó en un espectáculo deprimente y angustioso en el que el público, tal vez por el afán de registrarlo eternamente, siempre lo perdonó.


Ángel Thorrens, empresario y amigo del Joe por más de 25 años explicó: "La prioridad de quienes tenían el control de su vida fue la tarima por encima de la salud. Arrastraron a un hombre gravemente enfermo por los escenarios de Colombia con el fin de cumplir contratos por los que ya habían recibido anticipos".
Cuesta abajo


Luego de que, durante los últimos años, el Joe visitó varias veces las clínicas del país -una realidad que siempre se quiso maquillar-, su grave estado de salud comenzó a hacerse evidente el pasado 25 de mayo cuando aterrizó de emergencia en la Clínica del Caribe con un paro cardiorrespiratorio, que ameritó una reanimación de urgencia. Allí estuvo a segundos de morir.


Aquella vez, el representante Ojeda declaró a los medios de comunicación que se trataba de algo sin importancia: "Un bajón de azúcar, que ya fue superado". Sin embargo, en medio de la negación, el diagnóstico clínico se reveló al día siguiente: un edema pulmonar por el que tuvo que ser remitido a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de La Asunción, donde llegó intubado, respirando con ayuda de ventilación mecánica.


El Joe, un hombre que a lo largo de su vida estuvo en diferentes ocasiones al borde de la muerte, fue estabilizado una vez más y dado de alta el domingo 29 de mayo, un día antes del lanzamiento de la telenovela basada en su vida.


Al día siguiente, todo estaba listo para la premier televisiva en su apartamento en Barranquilla, así que, junto a familiares y miembros de la prensa, el músico vio el primer capítulo. La sorpresa para los periodistas fue ver que en su casa le servían vino, horas después de salir de cuidados intensivos, con el claro fin de que se viera de buen semblante.


Así comenzaron 27 días de penosas presentaciones por varias ciudades del país, incluidas Medellín -adonde fue a promocionar la novela que lleva su nombre en el programa de RCN The Suso's Show- y Bogotá, donde ofreció un angustioso concierto en el Downtown Majestic, al que acudieron los protagonistas de la serie de dicho canal. El Checo Acosta recuerda: "Casi me muero de la impresión. Lo vi muy mal. Lo cargaron dos personas para entrarlo y cuatro para sacarlo".

En la UCI, y más contratos


El 27 de junio, afecciones pulmonares y renales lo llevaron de vuelta a la UCI de La Asunción. Pero seguían las mentiras: "Él está en su apartamento, no sé cuál es el afán de decir que está mal", dijo entonces Jacqueline Ramón a EL TIEMPO.


Mientras tanto, su representante, Ojeda, continuaba firmando contratos. José Arteta, empresario barranquillero, denunció: "Me dijo que estaba bien y que iba a salir pronto de la clínica. Me pidió un adelanto para un concierto que tendría lugar el 30 de julio en Barranquilla y, al día de hoy, no han devuelto la plata. Quién sabe cuántos contratos más hicieron".


Consultado por EL TIEMPO, Ojeda negó ese contrato y dijo que "eso fue de bacanidad" y que "se hizo de manera verbal". Sin embargo, el contrato existe, tiene la firma de Ojeda y Arteta y el adelanto aún no se ha devuelto. Ojeda, de paso, advirtió a EL TIEMPO de "meterse en graves problemas si se publica esta información".


El 2 de julio, las hijas de Mary Luz y el Joe, Eykol (23 años) y Nayalive (22), quisieron visitar a su papá, pero la señora Ramón dio la orden de que nadie ingresara. Tres días después, Ramón habló en La W y dijo: "El Joe está estable. Lo digo yo, que soy la esposa". También dijo que era mentira que se les hubiera negado la entrada a las jóvenes: "ellas no han querido ir (a la clínica)". Y concluyó: "están por interés".


Pero todo se agravó y Álvaro José Arroyo nunca más se volvió a levantar de su lecho. A las 7:45 de la mañana del 26 de julio, el Joe murió en una cama de la clínica La Asunción. Eykol, su hija, manifestó: "Ya no lo pueden utilizar más. Por fortuna, mi papá ya descansó".


En los últimos días del Joe, y luego de su deceso, EL TIEMPO intentó comunicarse con Jacqueline Ramón pero ella nunca respondió.


Chelito de Castro, amigo de vieja data del desaparecido ídolo caribe, le contó a EL TIEMPO la siguiente historia: "Meses atrás, me entró una llamada del Joe, lo cual fue una sorpresa, si se tiene en cuenta que en los últimos 6 años nunca me lo pasaron. Me dijo, pasito, que estaba visitando a escondidas a su gran amor, Mary, y me la soltó:


Me quiero morir, mi hermano, me quiero morir.


-No me digas eso, a mí no me dejan visitarte. ¿Por qué no te vienes a mi casa inmediatamente?, dije.


-Tú sabes que no puedo. Sólo me quiero morir".



Así quedan los derechos de sus canciones

EL TIEMPO estableció que los derechos de las canciones de Joe Arroyo fueron cedidos a la sociedad Joeson Music, que Jacqueline Ramón (como suplente) constituyó con el propio Álvaro Arroyo González (como principal) y su hermana, Marianela Ramón. "El suplente asumirá las funciones del principal en caso de incapacidad física mental de carácter definitivo o muerte del principal", dice el documento de constitución.

Mary Luz Alonso, ex esposa de Joe, explica: "A esta firma, tengo entendido, han pasado todo el capital del Joe, incluidos los aportes de Sayco que dejaron de llegarles a mis hijas años atrás, y que eran los que había asignado el Juez Segundo de Familia como parte de la cuota de los alimentos de las niñas".

La directora jurídica de Sayco, Vivian Alvarado Baena, explicó que hubo un par de contratos de cesión de los derechos a la empresa Joeson Music. "No todas las canciones están sujetas a esta cesión: algunas pertenecen en un 50% a Joeson y el otro 50% a Discos Fuentes. Pero en otras, todos los derechos son de Joeson Music".



Luis Ojeda, representante de Arroyo, dijo: "Nunca tuve nada que ver con el dinero del maestro. No tengo nada que responder".
 Con reportería de Andrés Artuz, corresponsal de EL TIEMPO en Barranquilla.




MAURICIO SILVA GUZMÁN


CRONISTA DE EL TIEMPO
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más