martes, 8 de diciembre de 2009

El desempleo es una mala noticia

Diciembre es un mes agradable.
La brisa es diferente. La actitud de las personas es más amigable. Se siente uno más cerca al Creador.

Es una época de reconciliación, definitivamente.
Sin embargo, hay personas que deben estar muy tristes, porque sus jefes tomaron la decisión de despedirles.

Si no hay empleo, seguramente, el cierre de 2009 no será tan grato.
Son muchos los casos que debemos conocer. Pero, yo tengo dos cercanos: un taxista, al que su patrono no le agradó que se cobrara por la derecha un arreglo que se le tuvo que hacer al vehículo, para que pudiera continuar laborando (las pastillas del freno del carro) y una colega que fue despedida de la cadena radial donde laboraba.

Pongo el tema, porque les entregaré las preocupaciones de la Universidad Nacional, en relación con el tema del desempleo. Y el panorama que se presentó este año en América Latina y que narra un informe de la OIT.

http://www.radareconomicointernacional.blogspot.com/
Luis Emilio Rada C
Director

Pd:

1. Desempleo llegará a 14% en enero, revela informe de Universidad Nacional
Por: Redacción económica/Elespectador.com

A la difícil situación de la economía, y de la industria en particular, se le suma Venezuela.
Aunque para octubre de este año la tasa de desempleo nacional llegó a 11,5 por ciento, 1,4 puntos porcentuales superior al mismo mes de 2008, para enero del próximo año la desocupación podría superar el 14 por ciento.

La advertencia fue hecha por Ricardo Bonilla Investigador del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional.
Dice el informe que tradicionalmente, en enero se registra la tasa de desocupación laboral más alta, mientras que en diciembre normalmente registra la tasa más baja, debido a la creación de empleo estacional durante la temporada de Navidad y Año Nuevo.

Recuerda el informe que tras la recesión de 1999, Colombia registró las tasas de desempleo más altas en 2000. Eso quiere decir que el país está repitiendo la misma experiencia de dicha recesión y que el empleo sólo se recuperará cuando se consolide el crecimiento en el año 2011; por ahora, la tendencia del desempleo es creciente, dice Bonilla.
El analista considera que a la difícil situación de la economía, y de la industria en particular, se le suma la situación con Venezuela.

Además de repetir la misma situación de la recesión pasada, el mercado laboral está absorbiendo no sólo a las amas de casa y a los estudiantes que están en temporada de vacaciones sino a los colombianos que están regresando de Venezuela, explicó.
Considera que es muy probable que las ciudades cercanas a la frontera con el vecino país empiecen a verse afectadas. En el caso particular de Bucaramanga, cuya tasa de desempleo es una de las más bajas, es de esperar que sienta los efectos, principalmente, en el sector comercio. La misma suerte van a correr ciudades como Cúcuta, Valledupar, Riohacha y otras de la Costa Atlántica, cuyos lazos con Venezuela han sido muy estrechos, dice el informe.

Ricardo Bonilla considera que la recuperación de empleo solo se empiece a percibir al finalizar 2010 o a comienzos de 2011. A partir de ese año la economía colombiana deberá crecer a tasas superiores al 6 por ciento, por lo menos durante tres años consecutivos para marcar cifras de un solo dígito, explica.

Es decir que, siendo optimistas, Colombia volverá a vivir tasas de desempleo inferiores al 10 por ciento sólo en 2014.
Para ello el país deberá contar con políticas proactivas de generación de empleo dado que el solo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) es insuficiente, así quedó demostrado en 2007 cuando el país creció a tasa superiores al 7 por ciento y no se creó empleo, admite Bonilla.
Advierte el analista de la Universidad Nacional que la política oficial se ha concentrado en favorecer la sustitución de trabajo por tecnología, computadores, máquinas automáticas, que conlleva a contratar menos personas.

Al revisar los datos entregados por el Dane, donde la agricultura fue el sector que más contribuyó al crecimiento de la población ocupada, queda el interrogante sobre si el país aún está en cosecha. La duda surge porque tradicionalmente las cosechas no son tan largas, dijo catedrático.

El otro tema es la situación de América Latina.

2. América Latina perdió más de un millón de empleos durante el primer trimestre de este año, dice la OIT
El informe sobre el 'Empleo en el Mundo 2009' de la OIT fue realizado basándose en los datos aportados por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Jamaica, México, Perú y Venezuela.

El país más afectado fue Brasil, que perdió 490.000 empleos durante la primera mitad del año, seguido de Argentina que destruyó 140.000 puestos de trabajo.
No obstante, el gigante sudamericano logró frenar el impacto y recuperar otros 417.000 empleos en el tercer trimestre.

El informe indica que, a pesar de que los países mayores de Sudamérica están volviendo a crear empleo (Brasil, Colombia y Venezuela) en general en la región la situación no mejorará ni volverá a los niveles de trabajo de la pre-crisis hasta finales de 2010.
Es, por ello, que la OIT sugiere a los países no retirar los paquetes de ayuda y las medidas de contingencia, hasta asegurarse de que el mercado laboral no se ha recuperado.

De hecho, la OIT va más allá y recuerda que los programas de seguridad social son necesarios, especialmente en tiempos de crisis.

El informe señala que sólo el 40 por ciento de los países tienen sistemas de protección que abarcan a los trabajadores del sector informal.
Incluso en naciones con alta cobertura social para los empleados a tiempo completo (un 80 por ciento en países como Chile, Costa Rica o Uruguay) las provisiones para trabajadores informales alcanzan a menos de la mitad de los que las necesitan.

El texto cita tres casos en los que el gobierno ha intentado mitigar los efectos de la crisis: el programa "Bolsa Familia" en Brasil que extendió las transferencias de ayuda a personas especialmente vulnerables; en Chile el seguro de desempleo fue ampliado a aquellos trabajadores con un contrato fijo temporal, ayudando así a 25.000 empleados; en México el programa "Oportunidades" se amplió para abarcar a familias pobres que, por culpa de la crisis, perdieron pocos de los ingresos que percibían.
Asimismo, el informe hace referencia al cambio climático y a la oportunidad que se presenta en la creación de "empleos verdes".
De hecho, el texto indica que en los países en desarrollo, como los de Latinoamérica, hay menos empleos con alta carga de carbono que en los países desarrollados.

Según la OIT, en los países ricos los trabajos con alta carga de carbono representan el 57 por ciento del total, mientras que en los países emergentes se sitúa en un 33 por ciento.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más