martes, 23 de octubre de 2012

RADAR sale de JAPÓN, excelente oportunidad.













RADAR sale de JAPÓN…

Listo, estoy a pocas horas de retirarme de Japón.
Debo darle gracias a DIOS por todo.
Gracias a nuestros patrocinadores que nos permiten hacer estos cubrimientos internacionales.
 

Y gracias a nuestros oyentes y lectores.
Recibir el retorno de lo que hacemos nos complace inmensamente. Sabemos que nos están escuchando y leyendo nos llena de muchísima alegría. 
 
JAPÓN, excelente país.

Altamente desarrollado, con una cultura que se debe copiar.
El hecho de no encontrar un solo hueco en las calles niponas, además de sorprender, nos sirve para que nuestros funcionarios públicos se enteren que si se puede lograr el mejoramiento de los entornos colombianos.
 
 
¿Cómo lo hacen los japoneses?
Deben indagarlo los pobres funcionarios colombianos, que pierden mucho tiempo en tareas altamente improductivas.
 
JAPÓN es un ejemplo de una nación ordenada, respetuosa con el otro. Trabajadora, emprendedora y valiosa para el mundo entero.
Siempre habrá cosas que narrar.
 
Sin embargo, en este momento cierro por unas horas mi trabajo y nos encontraremos en poco tiempo.
 
 
RADAR en JAPÓN… una excelente oportunidad que nos dio la vida, nuestros lectores y oyentes. Y obviamente DIOS y nuestros patrocinadores. Sin ellos nada sería posible.

RADAR,luisemilioradaconrado

La decisión de Angelino, editorial de El Colombiano


Lástima que Angelino se haya enfermado.
Me gusta cuando se hace justicia, no solo aquí en Colombia, sino en el mundo.
Me gustó que Barack Obama llegara a la presidencia de Estados Unidos, sabiendo que a su abuela no le permitían montarse en un tren por ser negra.
Me complacería que fuera reelegido.
Y me complace que Angelino Garzón sea nuestro vicepresidente, un hombre que viene del sindicalismo y que lo ha hecho bien. Pero ahora se presentó este tropiezo... Son pruebas que nos pone la vida y hay que resolver el asunto. 
Él y el presidente Santos se deben a la nación. Y ellos sabrán cómo deben actuar. Esperemos que el vice esté tranquilo y tome las cosas con calma.

RADAR,luisemilioradaconrado
La decisión de Angelino
Lo conveniente ahora sería que él mismo, a la luz del diagnóstico, de ser necesario, dé un paso al costado para facilitar las decisiones que conjuren la inestabilidad en el Poder Ejecutivo.

La confirmación del Vicepresidente de la República, Angelino Garzón, acerca de que padece cáncer de próstata, reactiva inevitablemente el debate sobre si debe o no permanecer en su cargo.

El Vicepresidente y su familia han enfrentado en los últimos meses, con entereza y valor admirables, graves situaciones de adversidad. En estos momentos de sufrimiento y dificultad, merecen, sin lugar a dudas, el respeto y la consideración de los colombianos.

 
La vida de Angelino Garzón es un testimonio de lucha y superación. Con base en inteligencia, estudio y perseverancia, hizo una importante carrera como líder sindical que sirvió de antesala a otra no menos ponderable como dirigente político. Constituyente, Ministro de Trabajo, Gobernador del Valle, Embajador ante la ONU en Suiza, ha estado presente, como protagonista, en muchas de las grandes decisiones del país en los últimos años. Es, además, un hombre activo, trabajador y a la vez afable y carismático. Fue escogido en 2010 por el hoy presidente, Juan Manuel Santos, como fórmula vicepresidencial, un reconocimiento a la altura de sus logros.
 
Es desde todo punto de vista lamentable que esta impresionante dinámica se haya visto alterada por el repentino y acelerado deterioro de su salud, una circunstancia por completo ajena a la voluntad de los hombres.

La Constitución de 1991 establece como función principal del Vicepresidente reemplazar al Presidente en caso de ausencia temporal o definitiva. Dice además que tendrá las funciones que le asigne el Presidente y que puede ser designado Ministro.

 
La reciente y también sorpresiva enfermedad del presidente Santos puso de relieve la importancia y trascendencia del Vicepresidente dentro de la arquitectura institucional del Estado. Un funcionario que debe cumplir todas las condiciones para ejercer con solvencia el primer cargo de la nación. La atípica circunstancia de enfermedad grave y simultánea de Presidente y Vicepresidente también llamó la atención acerca de que, aunque no existe un vacío constitucional y legal respecto de quién debería ejercer la primera magistratura, en caso de que el Vicepresidente no esté en las condiciones apropiadas para hacerlo, sí puede haber, en cambio, una incertidumbre por vacío de poder.

Es un tema de mucha trascendencia porque involucra la estabilidad del Gobierno. Quizás consciente de ello, el propio Vicepresidente dijo en su comunicado de ayer que a esta altura de su vida no se puede aferrar al cargo. No es fácil interpretar lo que también expresara en ese documento, de “dejar en manos de la Constitución y de la ley todo lo relacionado con el presente y futuro del Vicepresidente de Colombia”, ya que en la ambigüedad y falta de claridad de las normas sobre la manera de declarar la incapacidad del Vicepresidente, radica el quid del asunto.

Hay que formular votos por la total y pronta recuperación del vicepresidente Garzón, una perspectiva atada a las posibilidades de la medicina y a la complejidad de la situación. Pero como en todas las circunstancias, debe primar el interés colectivo y la estabilidad de las instituciones sobre la crisis personal, lo justo y conveniente ahora sería que él mismo, a la luz de la información del diagnóstico, de ser necesario, dé un paso al costado para facilitar las decisiones que conjuren cualquier peligro de inestabilidad en el Poder Ejecutivo.

Empleo y no austeridad, por Jairo Parada

Ya nos están diciendo los expertos que tendremos meses y hasta años difíciles.

Lo que está ocurriendo en otras latitudes puede acercarse a nosotros, así que tenemos que ser muy prudentes.
El profesor Parada lo dice, aunque no es alarmista.
Así que, por favor, mucho cuidado al negociar. No se acelere al tomar las decisiones y consulte a los que saben…

RADAR,luisemilioradaconrado







 
Empleo y no austeridad
Por Jairo Parada

El discurso dominante en Europa por parte de Alemania y los banqueros centrales, así mismo por parte de la lógica republicana en Estados Unidos, es que el camino para generar mas empleos, es precisamente el de la austeridad fiscal, los recortes al gasto social y bajar los impuestos a las empresas y sectores de altos ingresos.

Se cae así en los mismos errores de la época de la Gran Depresión, donde las terapias aconsejadas, antes de Keynes, eran las de permitir que la depresión bajara los salarios, y por la dinámica del mercado, con el tiempo, se recuperaría la inversión privada y el nivel de empleo.
 
Las vacilaciones de la reciente reunión de la Zona Euro para empezar a inyectar más capital a los países en crisis como Grecia o España, así lo indica. Mientras tanto, estos países están ya en una verdadera depresión, con tasas de desempleo que no se veían desde el siglo pasado en los años 30s, con cifras superiores al 24%, y del 50% en los jóvenes.

Lo anterior ha llevado al Director de la OIT Guy Rider, el día internacional para la Erradicación de la Pobreza, a manifestar que, sin un cambio de dirección, existe el riesgo de una recesión mundial prolongada, la cual afectaría con mayor gravedad a las personas más vulnerables.

 
 Para Ryder, las bases de una nueva estrategia serían: creación de empleos sostenibles, empoderamiento, diálogo social, protección social y la participación de diversos actores incluyendo gobiernos, trabajadores, empleadores, la sociedad civil, el sistema multilateral y los socios internacionales. El eje de las políticas debe ser la creación de empleos caracterizada por un trabajo decente, bajo la visión de desarrollo sostenible.

Recientemente, en un manifiesto firmado por cientos de economistas en Estados Unidos (Ver http://action.ourfuture.org) se señala con razón que en una recesión profunda, reducir el déficit es un objetivo en movimiento.

 
Si usted reduce el gasto y el poder adquisitivo de los consumidores en una economía ya en depresión, el desempleo aumenta y los ingresos tributarios caen, por lo que el propósito de reducir el déficit, sigue siendo un espejismo en el desierto.

Cuando el poder adquisitivo de los consumidores cae después de un colapso financiero, sólo la inversión pública puede llenar el vacío. Es algo que en Europa se sigue sin entender y si no abren los ojos, van a repetir la tragedia de los años 30s.


 
Ante el lento crecimiento de la economía norteamericana, la recesión generalizada de Europa, la disminución del crecimiento en China, India y Brasil, ya dichos fenómenos empiezan a impactar la economía colombiana.
El Dane nos acaba de informar que la industria cayó en un 1.9% en el mes de Agosto (sin trilla de café). De 48 subsectores industriales, 26 de 48 subsectores industriales registraron baja en la producción, entre otros, refinación de petróleo, con -12,8 por ciento, otros productos químicos, (-5,1 por ciento), maquinaria y aparatos eléctricos (-17,4 por ciento) y aceites y grasas (-9,7 por ciento).

 
El sector se ha visto afectado por las altas de interés y la revaluación del peso, causada por el modelo minero-exportador. El mismo presidente de la Anif en Barranquilla, se vio obligado a reconocer, que la enfermedad holandesa había llegado.

La dinámica del comercio exterior sigue dependiendo de la canasta minero-energética, acumulándose cada mes, crecientes déficits en la balanza de comercio exterior. Tiempos difíciles se aproximan. La prudencia se impone en las decisiones de inversión. El estado debe jugar su rol.

Jairo J. Parada Corrales
Economista, PhD.
Barranquilla-Colombia
Celular 311-650-0550
Phone and fax: 57-5-3557657
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más