lunes, 3 de agosto de 2015

Suspenden dragado del canal de acceso por orden de la Dimar



Una de nuestras fuentes nos comenta:
DIMAR no la suspende. El tema es que ni la nave, ni la tripulación, cuentan con los certificados al día.
Tienen que ponerlos al día para poder continuar con la labor encomendada”
Y eso es lógico…
Todos estos trámites son necesarios…
Así que hay que esperar…
¡Navelena debe estar atenta, que el asunto apenas arrancó!

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Suspenden dragado del canal de acceso por orden de la Dimar

Los trabajos de dragado del canal de acceso al sector portuario de Barranquilla fueron suspendidos desde el pasado sábado a las 6 p.m. por disposición de la Dimar, pues la entidad exige mayor información a Navelena sobre este proceso.
El presidente de Navelena, Jorge Barragán, informó que la draga no podrá reiniciar labores hasta que cumpla con la entrega de la información que requiere la Dimar. "Estamos trabajando de manera rápida con el fin de que se pueda reiniciar el dragado lo más pronto posible", agregó el ejecutivo.
Precisó que entre los requisitos que plantea la Dimar se encuentra la realización de una batimetría de la zona donde se va a realizar la disposición de los sedimentos y datos detallados de la draga y de su tripulación.
"En nuestro contrato no se dice nada sobre la información adicional que están solicitando", dijo Barragán.
El trabajo de dragado había comenzado el pasado sábado a las 2 p.m. con la draga Colombia, la cual tiene una eslora de 73 metros y 47 años de servicio. La draga estaba desde hace más de una semana en Barranquilla, preparando la logística que se necesita, la cual involucra a unas 50 personas, de las cuales 16 hacen parte de la tripulación de la nave. Llegó a la ciudad procedente de Calamar, Bolívar, donde dragaba una parte del Canal del Dique.

Historia de Leda Guerrero, polémica empresaria de Córdoba



Las injusticias, los desatinos, el abuso, el compadrazgo, la politiquería, los malos sentimientos de ciertos ciudadanos, los cómplices, la autora y responsable, los gobiernos necios e irrespetuosos, están evitando que muchos niños colombianos NO se nutran adecuadamente. Y que les roben el dinero que el mismo estado está girando para los pequeños crezcan en forma normal.
Eso no se justifica.
Y no debería permitirse.
El presidente Juan Manuel Santos debe tomar decisiones correctas en ese sentido.
Si es la directora del Bienestar Familiar la responsable, debería retirarse del cargo…
En el RADAR estaremos atentos, a ver cómo cambia esa situación que denunciaron los colegas de Semana hace un rato. Y que nosotros estábamos en mora de registrar.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
Nación  2015/07/18
Historia de Leda Guerrero, polémica empresaria de Córdoba

Leda Guerrero pasó de humilde secretaria a millonaria, en menos de diez años, a punta de vender raciones escolares en Córdoba, Bolívar y Sucre. Historia de una polémica empresaria.
En la Institución Educativa Marceliano Polo, de Cereté, 350 niños hacen fila desde las ocho de la mañana para recibir el único alimento que probarán en toda la jornada. En su mayoría son hijos de madres solteras o están bajo la custodia de los abuelos. En un cuarto oscuro del plantel, sobre unos mesones antihigiénicos, tres operarias les entregan medio vaso de peto y una galleta de soda.
 
La fila de niños se repite todas las mañanas en esta y en otras 85 escuelas y colegios, en los 29 municipios de Córdoba. Las raciones son dadas por el Consorcio Córdoba Saludable, representado por Guido Chica Guzmán, empresa que ejecuta un contrato con la Secretaría de Educación de Córdoba por 23.884 millones de pesos. El objeto es suministrar una ración servida en la modalidad de ‘desayuno escolar’, un programa que hace parte de los programas del gobierno para la superación del hambre y la pobreza.

Al preguntarles a las operarias por qué sirven una ración tan pequeña, que no se ajusta a los requisitos nutricionales que ordena el gobierno, afirman que la orden del consorcio es que el desayuno no debe superar los 70 pesos por cada niño. Una cifra muy lejana de los 971 pesos en que se contrató cada desayuno y los 1.320 pesos por almuerzo.

 
Del consorcio hacen parte la Fundación Desarrollo Caribe, la Fundación Colombia Nueva y el señor Gustavo Adolfo Marín Rincón, propietario de Distribuciones El Trébol del Sinú, un establecimiento de comercio dedicado al mercadeo de víveres y abarrotes en Montería.

Todas estas fundaciones y empresas han acaparado los contratos de alimentación escolar de la Secretaría de Educación de Córdoba, de los que financia el Ministerio de Educación, de los CDI del ICBF y están con el nuevo programa Reza, del Departamento de la Prosperidad Social.
Detrás de este negocio está una mujer que ha sabido congraciarse con los políticos y los funcionarios departamentales encargados de adjudicar los contratos. Se trata de Leda Guerrero Ortega, una persona humilde que en 2006 renunció como secretaria de Radio Panzenú, una emisora del fallecido dirigente liberal Salomón Náder Náder, para convertirse en empresaria de la alimentación. Ese año comenzó con un pequeño contrato con el ICBF, cuando los directores regionales tenían la facultad de contratar los Planes de Alimentación Escolar (PAE) casi a dedo.

A medida que tuvo éxito, Guerrero creó varias fundaciones y cooperativas a través de las cuales negocia con el Estado. Las más importantes son la Fundación Unidos por Colombia, con activos por valor de 5.247millones de pesos, y la Cooperativa Multiactiva CNI con activos por 500 millones de pesos.

Lo que más ha llamado la atención de su incremento patrimonial es que la señora Guerrero, antes de ejecutar los contratos, vivía en una modesta casa de interés social en el barrio Las Palmas y posteriormente se mudó a la calle 24 con carrera 10 en Montería, donde viven los ricos de la ciudad.

Además de tener un papel importante en Córdoba, ella y sus fundaciones han crecido asombrosamente pues han celebrado contratos con las regionales del ICBF en Bolívar y Sucre, y con Colombia Humanitaria cuando la emergencia invernal en 2011.

Una increíble historia

El cambio de la situación de Leda se hizo evidente en el año 2010 cuando comenzó a comprar inmuebles, lotes, casas y apartamentos. A nombre de ella, en unión con su esposo o en sociedades como la que tiene con el señor Gustavo Marín posee 37 registros de propiedades de acuerdo con certificaciones de la oficina de registro de instrumentos públicos, por valor de 5.082 millones de pesos.

Uno de los mejores años fue 2011, cuando ejecutó los contratos de Colombia Humanitaria en Sucre y Córdoba, mientras en Bolívar llevó a cabo con el ICBF el programa de Recuperación Nutricional Ambulatoria (RNA), un paquete para niños con problemas de nutrición que se habría ejecutado solo en un 50 por ciento. “A los beneficiarios les hacían firmar recibidos por la totalidad de lo contratado”, dijo una fuente a SEMANA. En 2011 compró cinco propiedades, una de las cuales es la bodega de la carrera 6 n.° 79–250, lote 5, en sociedad con Gustavo Marín, propietario de Distribuciones El Trébol, del consorcio Córdoba Saludable.

A partir de 2013, al mismo ritmo que contrataba seguía comprando inmuebles y constituyendo sociedades, ampliando su portafolio de servicios. Hoy en día no es solo contratista para planes de alimentación escolar. Fundó el Instituto Tecnológico San Jerónimo con activos por valor de 2.379 millones de pesos, un centro de estudios integrales, una empresa de transporte, maquinaria y equipos con capital de 666 millones y la IPS Vida Plena CNI con capital de 300 millones de pesos. En total ha creado unas 12 sociedades en las que figuran ella, su esposo, sus cuñados y algunos miembros de su núcleo familiar. También constituyó una firma constructora y agencia inmobiliaria Majo Sky, cuyo representante legal es su esposo.

Otras fuentes consultadas por SEMANA afirman que acaba de comprar un apartamento en Bogotá, de 400 metros cuadrados, donde también tiene apartamento el senador Bernardo Elías Vidal, quien casualmente ha tenido como cuota en la última década el ICBF, al punto que su fórmula para la Cámara de Representantes Joche Tous, fue director del ICBF en Córdoba durante los años gloriosos de Leda Guerrero. Quien además compró una casa en el barrio El Recreo frente a la residencia del representante Tous.

Leda Guerrero también ha incursionado en política, como financista en las elecciones de alcaldes en 2011. Varias fuentes afirman que apoyó las aspiraciones de Daniel Cabrales, actual senador por el Centro Democrático. Otro ejemplo de sus nexos con la política es Aury Vidal Diaz, familiar de Ñoño Elías Vidal, quien fue aspirante al Concejo de Sahagún, pero como no resultó elegida fue contratada como supervisora del Consorcio por la Nutrición de Córdoba. En los recorridos proselitistas de la ‘Ñoñomanía’ en las elecciones parlamentarias de 2014, cuando sacó la segunda votación de La U, después de su paisano Musa Besaile, El Meridiano de Córdoba registró actividades del representante Joche Tous acompañado por el contratista Guido Chica Guzmán, gerente de Colombia Nueva y del Consorcio Córdoba Saludable.

Otra prueba que muestra la relación de políticos y funcionarios relacionados con entidades que trabajan planes de política social, tiene que ver con Jonathan Villarreal Vellojín, quien aspiró al Concejo de Montería por el Partido de la U. Como no fue elegido, lo nombraron director de la regional del DPS.

De acuerdo con el DPS, Córdoba es uno de los departamentos más atrasados en los programas de superación del hambre y la pobreza. Mientras en el resto del país el 27,5 por ciento de los niños padece anemia y muere el 9,8 por cada 100.000 niños, en Córdoba el 37 por ciento padece anemia y el 16,5 por cada 100.000 muere por desnutrición. Algo extraño si se sabe que todos los niños reciben la misma cifra del Estado por desayuno o almuerzo.

Las operarias encargadas del programa en el colegio Marceliano Polo de Cereté denunciaron a enviados de SEMANA, que ellas solo reciben 8.400 pesos diarios, que les pagan por día laborado, que en cinco meses y cinco días solo les han pagado marzo y abril y que no han sido afiliadas a ningún sistema de seguridad social.

La bitácora que está colgada en la pared tiene programado un menú diferente para las cuatro semanas del mes: “Ahí está el menú, pero eso nunca se sirve completo”, dice una de las operarias. El martes les tocaba patacón con carne molida y solo llevaron 30 plátanos para 350 niños, es decir, un patacón por niño. El límite es 70 pesos por desayuno, el resto es para las ‘empanadas políticas’ de Leda y sus socios, dice un periodista que trabajó con ella en Panzenú, quien advierte que a ella solo le interesa aumentar su capital inmobiliario y político, pues la alimentación de los niños ‘puede esperar’.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más