lunes, 30 de junio de 2014

Precio de gasolina corriente sube en Colombia $153; costo del diesel no se altera

COLOMBIA. En julio, el precio de la gasolina tendrá un aumento: $153 pesos.

RADAR,luisemilioradaconrado

Precio de gasolina corriente sube en Colombia $153; costo del diesel no se altera

El Ministerio de Minas y Energía confirmó un reajuste de $153 pesos en el galón de gasolina corriente para este mes de julio en el territorio nacional y mantuvo inalterable el costo del galón de Acpm o diesel.
Los precios de la gasolina para el mes de agosto se mantienen estables
El titular de la cartera de minas, Amylkar Acosta, afirmó que el incremento en la gasolina para julio es consecuencia de los acontecimientos registrados en Irak, que impactaron negativamente el mercado internacional del petroleo.
El costo del galón de gasolina corriente no subió en el mes que termina; se mantuvo como en mayo, en 8 mil 569 para la gasolina, mientras que el del Acpm tuvo una reducción de 15 pesos por galón y quedó en 8 mil 426 pesos.
 
Entonces, el Ministro Amylkar Acosta dijo que al igual que en los meses de abril y mayo de 2014, no se presentaron sobresaltos en el comportamiento de los mercados internacionales del petróleo y sus derivados y además, la tasa de cambio presentó un comportamiento favorable durante el mismo periodo, lo que permitió estabilizar los precios para el mes de junio.

Ahora, en julio, las cosas cambiaron y por ello se incrementó el precio del galón de gasolina corriente.
Pasada la media noche de este 30 de junio, el precio de referencia queda en 8 mil 722 pesos. El del Diesel sigue igual, en los 8 mil 426 pesitos.

Colombia. Desempleo de mayo: 8,8%.



Colombia. Desempleo de mayo: 8,8%. En la mayoría de los departamentos del país, se sintió el cambio…
Los datos del Dane: “La tasa de ocupación de los doce meses fue 58,1%. En mayo de 2014, los ocupados fueron 21,44 millones, estos crecieron en 0,7%  en comparación con el mismo periodo del año anterior. Mientras que, en el trimestre móvil crecieron los ocupados en 418.000 personas”.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
móvil: 301 739 5112

Colombia. Desempleo de mayo: 8,8%.

El Subdirector del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Eduardo Freide, reveló que la tasa de desempleo para el mes de mayo de 2014 fue de 8,8%, lo que implica una bajada con respecto al año anterior.

“Es destacable que en 18 de las 23 ciudades se redujo la tasa de desempleo. Además, en 13 de las ciudades está por debajo de un dígito cuando el año pasado solo eran dos ciudades”, dijo  Eduardo Freide, subdirector del Dane.
En el trimestre móvil, la tasa de desempleo fue de 9,2%, 7 puntos porcentuales menos con respecto al 9,9% de 2013. Mientras que en los doce meses fue de 9,3%. 
La tasa de ocupación de los doce meses fue 58,1%. En mayo de 2014, los ocupados fueron 21,44 millones, estos crecieron en 0,7%  en comparación con el mismo periodo del año anterior. Mientras que, en el trimestre móvil crecieron los ocupados en 418.000 personas.
 
Las ciudades con mayor desempleo fueron: Cúcuta, con una tasa de 15,8%; Armenia, 15,7%; Pereira, 14,5%. Mientras que las ciudades en donde menos desocupación se presentó fueron: Barranquilla, 7,4%; Bucaramanga, 8,1%; y Bogotá, 8,4%.

María Alejandra Solano Vargas
msolano@larepublica.com.co

Música en Maracaná, toca Colombia, Ramón Besa

Colombia está dando de qué hablar en el Mundial 2014, en Brasil.
Convirtieron el juego, en lo que es: un juego de niños, como dicen los colegas del diario El País, de España.

Están jugando con tanta alegría y profesionalismo que los goles llegan sin tropiezos. Se hacen fácilmente.
No hay egoismo en este grupo.
Como lo he comentado en las redes sociales, este es un equipo ESPECIAL, en el que DIOS está presente.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico

 

El PAÍS. MUNDIAL 2014 | COLOMBIA, 2 - URUGUAY, 0 

Música en Maracaná, toca Colombia

Dos goles de James, uno de gran tiro y otro de estupenda jugada colectiva, funden a Uruguay


Por Ramón Besa, Rio de Janeiro 29 JUN 2014



Hay en Brasil una selección llamada Colombia que juega como los ángeles, fresca, divertida y armónica, dulce y nada empalagosa, venenosa cuando ataca, tensa cuando defiende, deliciosa con la pelota, nueva reina de Maracaná. No hay duda de que es la heredera de aquella generación que tenía que conquistar Estados Unidos después de causar admiración en Italia. La Colombia de Pékerman eliminó con una pulcritud sobrecogedora a la pendenciera Uruguay. El partido fue un juego de niños para la jovial y creativa Colombia del excelso James Rodríguez.
Tiene Colombia un equipo estupendo y de momento el jugador de la Copa. James está hoy por encima de Messi y Neymar. No solo porque ha marcado más goles sino porque la mayoría de sus cinco tantos han sido obras de arte, sobre todo los dos de Maracaná. 
 
El 1-0 sirvió para certificar la calidad del propio James y el 2-0 definió la soberbia actuación global colombiana, el sentido de equipo, la fluidez del juego, la música del fútbol, la capacidad para visualizar el partido y encontrar la rendija para meter el pase y el gol. El balón silba en Colombia.



Uruguay quedó más retratada que nunca ante Colombia. Los charrúas defienden que no necesitan la pelota. Juegan con uñas y dientes, sobre todo si se trata de derrotar a un campeón del mundo, sea Inglaterra o Italia, o hay que conquistar un estadio mítico como Maracaná contra Brasil. La garra celeste aumenta en proporción al reto que se le presenta, de manera que pierde grandeza si se enfrenta a un rival aparentemente menor. Así pasó contra Colombia. La salida de Luis Suárez ha sido terminal.
Colombia en cambio es un encanto de equipo, admirable por cómo se maneja con la pelota y se organiza sin ningún ruido, tan silenciosa que incluso se escucha el toque-toque de sus delicados centrocampistas, jugadores excelentes como Cuadrado y James. Ambos se arrancan desde el regate, sus conducciones son suaves y desequilibrantes porque eliminan a rivales, y sus pases resultan directos y precisos para los delanteros.

Cuadrado se arrancó muy artista y arrebatador por las dos bandas, tanto que los falsos laterales charrúas le dejaron una marca en cada jugada, la manera más disuasoria de defender la cancha propia, y más en Maracaná. Los uruguayos utilizan por igual los hombros que los codos, las rodillas que las piernas, la cabeza que las muelas, irreductibles en el cuerpo a cuerpo, intimidadores para detener a Colombia. Los colombianos en cambio se valen de su carrocería para armar la pierna y tirar a gol como sucedió en el tiro monumental de James Rodríguez.
 
El volante del Mónaco recibió la pelota de la cabeza de Abel Aguilar. Nadie miraba a la portería de Muslera salvo James Rodríguez. Aunque estaba de espaldas al marco, acunó el balón en su pecho con un control orientado soberbio, su tronco fue girando al tiempo que rodaba al cuero, para quedar frente al guardameta y clavar sin parar un zurdazo a la base del larguero de Uruguay. La bola dio en la base del travesaño, botó superada la línea de meta y se coló de manera majestuosa ante el asombro de Maracaná. James había decidido tirar antes de recibir de Aguilar.
 
Los movimientos del mediapunta colombiano delataron que tenía el gol ya en la cabeza antes de chutar contra Muslera. Los gestos técnicos de los muchachos de Pékerman contrastaban con el coraje de los guerreros de Tabárez. A un lado se tiraban caños y paredes, se escondía y exhibía el balón, se ganaba el campo con el fútbol y al otro por contra se defendía la cancha y se reventaba el cuero, a la espera de una jugada episódica, de un córner o una falta, de un error de la zaga contraria, redoblaba con el apoyo de La Roca Sánchez y esponjada por las salidas de Zúñiga.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más