miércoles, 2 de enero de 2013

José Antonio Segebre, del Atlántico: favorabilidad 75%

Segebre no habla mucho. Ni se muestra mucho. 
Es calmado y respetuoso con el otro. 
No le gusta mucho "la chapa", pero salió muy bien en las encuestas de favorabilidad.
Esta vez si me enviaron la información de la gobernación. Cosa que les agradezco.
Penso, tampoco se muestra mucho... aprendió de su jefe.

RADAR,luisemilioradaconrado





Encuesta del Centro Nacional de Consultoría

En 2012 favorabilidad del Gobernador Segebre fue del 75%

* El mandatario departamental cerró diciembre con una aceptación del 74%.

Barranquilla, 1 de enero de 2013.- Durante el año 2012 el Gobernador del Atlántico José Antonio Segebre mantuvo en promedio una favorabilidad del 75%, según encuesta del Centro Nacional de Consultoría contratada por el Noticiero CM&.

Durante el mes de diciembre Segebre tuvo una favorabilidad del 74%, superior en cuatro puntos al mes de noviembre, cuando el 70% de los atlanticenses expresó una buena imagen del mandatario seccional.
Mensualmente el Centro Nacional de Consultoría revela el estudio sobre cómo califican los ciudadanos la gestión de los Alcaldes y Gobernadores del país.
El Gobernador reiteró el compromiso de seguir trabajando para mejorar las condiciones de vida de los atlanticenses, sin tener como parámetro para su gestión las encuestas.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO

Contacto: Hugo Penso Correa
Celular: 3008153621

Periodismo y basura, por Javier Darío Restrepo

¡Al Buho le gustó el estilo de José Darío Restrepo!
Pienso que a casi todo mundo le gusta, hasta a los que él “golpea” con sus verdades.
Él es uno de los colombianos que ha logrado obtener el respeto de todos nosotros.
Vale la pena leerlo con calma. Y releerlo…


RADAR,luisemilioradaconrado

Una cátedra de periodismo para los opinadores que fungen de "columnistas"


 

24 de Diciembre de 2012

Periodismo y basura

Por Javier Darío Restrepo

El martes 17, los televidentes colombianos, desconcertados, no sabían qué pensar después de las emisiones nocturnas de los noticieros de los canales de RCN y Caracol.
Coincidieron los dos informativos en ofrecer el desagradable espectáculo de la acumulación de basuras en las calles de Bogotá, como si se tratara de darle cumplimiento al anuncio de un noticiero matutino de radio, sobre el fracaso del Plan Basuras Cero, del alcalde Petro, cuando apenas habían pasado unas pocas horas desde su iniciación.
 
Cuando los televidentes estaban más que convencidos de que las basuras habían invadido la capital para quedarse, los dos noticieros en cumplimiento de una regla básica del oficio, la de mostrar la otra parte del problema, le dieron espacio al alcalde Petro quien, mostrando imágenes de unas calles limpias, notificó a la teleaudiencia sobre los satisfactorios resultados de la operación. En ese momento millones de televidentes pudieron preguntarse: ¿al fin qué? ¿Cuál es la realidad: la que mostró el noticiero, o la que acaba de contarnos el Alcalde?
 
Sobre la misma realidad acababan de ver dos versiones distintas y opuestas. ¿Sería necesaria una tercera versión, distinta de la historia catastrófica de los noticieros e independiente de la imagen propagandística del alcalde?
Esa tercera versión tendría que estar descontaminada de un virus informático inicial: el partidismo. En efecto, la realidad había sido deformada lo mismo por los enemigos que por los amigos del alcalde. Unos deseaban el fracaso de la operación que él había llamado “Basuras Cero”, y habían llenado las pantallas y las primeras páginas de basuras. Los de la trinchera del frente habían proclamado el comienzo de un programa revolucionario, con un ambicioso contenido social y de creación de conciencia ecológica, que deberá ser exitoso. Empeñado, cada uno, en su propósito, los dos se concentraron en una tarea propagandística y olvidaron su deber de informar.

A esa descontaminación de partidismos, el periodismo debe agregar unas buenas dosis de apertura al otro. Estaban de por medio los ocho millones de habitantes de Bogotá, víctimas del manejo inadecuado de las basuras. En la batalla entre los dos partidos, los ciudadanos comunes solo fueron tenidos en cuenta como testigos, no como protagonistas principales, con derecho a saber lo que estaba sucediendo. Una tercera versión del asunto basuras estaría dirigida a esa población, tendría en cuenta su derecho a recibir información, en vez del pobre sustituto de la propaganda. Esto significa que en la tercera versión se daría una información completa que, obviamente, no se detiene solo en las imágenes de las basuras. Esta es una realidad incompleta porque había calles libres de basuras. Y si el periodista, muestra lo positivo y lo negativo, aún le hace falta explicar: ¿por qué se acumularon hoy, precisamente hoy, las basuras?
 
La propaganda acusa o justifica, la información completa va a los antecedentes, atisba las consecuencias, encuentra una política más dispuesta a imponer una idea que a realizarla con fidelidad a la realidad. Por estos caminos la información llega a la realidad que el ciudadano común necesita conocer. Es una tercera alternativa descontaminada de partidismos y de propaganda.
Cuando el ciudadano sabe lo que está sucediendo, conoce por qué está sucediendo y logra ver los errores y los aciertos del proceso, a la vez que su futuro, descubre que no todo está perdido, que muchas cosas pueden cambiar y, sobre todo, que en gran parte de eso que sucede y sucederá, él tiene que ver porque es su responsabilidad.
El periodismo que logra eso es el que llega a ser indispensable. El otro, el que solo repite propagandas o amplifica emociones, ese es un periodismo prescindible y es parte de la basura que afea la ciudad.

Por Javier Darío Restrepo

 
RADAR: indispensable nadie, aunque Javier Darío lo recalque en el último párrafo… pero que nos ha enseñado, eso es claro y se lo agradezco…
Periodistas como él requiere este país.

Y en cuanto al golpe a ciertos columnistas a los que se refiere Jorge "Una cátedra de periodismo para los opinadores que fungen de "columnistas". Ellos tienen su valor. Colombia se construye entre todos. 

RADAR,luisemilioradaconrado
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más