domingo, 7 de junio de 2015

A una mujer se le ama, César Lorduy

Leamos a César Lorduy.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
A una mujer se le ama



Hasta épocas recientes, la sociedad había sido sorda, ciega y muda ante hechos de violencia de todo tipo en contra de las mujeres, al punto de que la misma estaba normalizada por ausencia de disposiciones legales y de políticas de gobierno que no reconocían al maltrato, el asesinato y otros delitos contra ellas como una cuestión de género.
En 1985 la antropóloga norteamericana Mary Anne Warren publicó el libro Genericidio: las implicaciones de la selección por sexos, y le demostró al mundo que muchas mujeres, por el solo hecho de ser mujeres, son mutiladas o asesinadas por hombres. Y en 1990, la antropóloga mexicana Marcela Lagarde utilizó el término feminicidio para describir las muertes producto de la violencia de género: las definió como el genocidio en contra de la mujer propiciado por condiciones históricas que han generado escenarios y prácticas sociales que permitieron y permiten atentados contra la integridad, el desarrollo, la salud, las libertades y la vida de las mujeres.
Hechos como el aborto propiciado porque el feto es niña, el infanticidio porque se prefiere a niños varones, la falta de comida y atención médica que se desvía hacia los hombres de la familia, los llamados ‘asesinatos de honor’, la violencia doméstica o intrafamiliar, el ultraje, la violación, etc., eran y son castigados sin tener en cuenta que los cometían y cometen contra mujeres. Sin valorar que tal condición de género marcaba la intencionalidad del daño.
En casos particulares, la agravación en el castigo porque la víctima es periodista, sindicalista, testigo, persona protegida, etc. siempre estaba y está presente, pero cuando el hecho era o es contra una mujer por ser mujer, tal condición de género –ayer y hoy– es ignorada.
Solo hasta cuatro días antes de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, la Corte Suprema de Justicia, con ponencia de la magistrada Patricia Salazar C (SP 2190-2015), reconoció por primera vez que “el maltrato del hombre para mantener bajo su control y “suya” a la mujer, el acoso constante a que la somete para conseguirlo, la intimidación que con ello le produce, el aumento en la intensidad de su asedio y agresividad en cuanto ella más se aproxima a dejar de “pertenecerle” y la muerte que al final le causa “para que no sea de nadie más”, claramente es el homicidio de una mujer por el hecho de ser mujer o “por razones de género”.
A ese avance jurisprudencial, compatible con la Ley 1448 de 2011 que reconoce el impacto diferenciado que sucede en el marco del conflicto y que afecta a algunos grupos poblacionales en razón del género, se le suma el esfuerzo de 32 mujeres representantes y 22 senadoras de todos los partidos políticos que hicieron aprobar lo que será la nueva ley que castigará, de manera severa y con circunstancias de agravación, el homicidio y todo tipo de violencia en la que logre probarse que los hechos cometidos contra una mujer son realizados por motivos de género.
Esperamos, y tenemos que lograrlo, que la Ley Rosa Elvira Cely –llamada así por quien murió luego de ser violada y empalada– sea divulgada para que los cobardes, estúpidos e imbéciles entiendan por siempre que a una mujer se le ama y no se le golpea ni con el pétalo de una rosa.
@clorduy
clorduym@gmail.com
- See more at: http://m.elheraldo.co/columnas-de-opinion/una-mujer-se-le-ama-198156#sthash.EqRuPwVv.dpuf



El Lago del Cisne entre laguna, desastre, y ballet

Parecería que el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, confundió el Lago del Cisne con el ballet compuesto por Tchaikovsky pues sus declaraciones imprecisas, desentonadas y equivocadas, dan la impresión que vino a bailarnos y no a dar soluciones efectivas a la problemática por el desecamiento –no natural- del lago del Cisne, que no del vals.  

Que “la extensión del Lago del Cisne es exactamente la misma”, que “no hay predios técnicamente definidos que hayan sido apropiados por particulares” que “la principal fuente del Lago del Cisne son las aguas lluvias”, son algunas de las precisiones, por demás imprecisas o equivocadas, efectuadas por el ministro en su visita a Barranquilla.

Y nadie dijo nada. Claro, como iban a decir, si los veedores ciudadanos, expertos en hidráulica, miembros del comité que busca la recuperación del lago, y representantes de las universidades Atlántico y Norte no estaban. No fueron invitados; extrañamente, a esa misma hora, habían sido citados a una reunión en la Contraloría, con la presencia del ministro, para que cada uno de ellos expusiera sus tesis, evidencias y conocimientos sobre el tema. El Ministro, por supuesto, a esa reunión nunca llegó.

Antes de transcribir el interesante documento elaborado por Manuel de La Rosa que demuestra, con suficiencia, como el ministerio y la CRA están de espaldas a la realidad de la problemática del lago y como el ministro “se quedó con la óptica que Alberto Escolar le da a esta situación, generando muchos interrogantes sobre los intereses que defiende” quiero mediante graficas demostrar a los lectores la verdad, que ha querido ser rebatida por las autoridades ambientales de que el flujo de agua hacia el lago se interrumpió con los trabajos desarrollados por el Foro Hídrico:
La diferencia, en el antes y el después de la canalización del arroyo, es que ahora la cota del arroyo es de 12 metros sobre el nivel del mar y sube, solo en el pedacito de entrada del antiguo cauce, a 14 y de allí empieza a disminuir hasta llegar a los niveles del lago que son de 0 a 5 metros sobre el nivel del mar. ¡Este taponamiento por causas naturales no se produjo!

Otra evidencia fehaciente de lo que antes era el cauce natural del arroyo hacia el lago se muestra en el dibujo publicado en la página web de la federación colombiana de golf, sobre las características originales del hoyo 6 de la cancha de golf del Caujaral,  con todo el sistema hídrico de alimentación de aguas, y enriquecimiento del entorno, ahora perdido por irresponsabilidad de autoridades ambientales. Se dibujan allí las entradas del arroyo León al lago.

Trayendo ese dibujo a la realidad de hoy, desde la imagen del satélite, nos muestra el Arroyo León con agua hasta el sitio en donde la variante de su cauce, mostrada en la primera foto, fue obstruida y las evidencias del trazo, todavía existente pero seco, del cauce de esa variante del arroyo. Seco se muestra también el sistema lagunar que por él era alimentado.
El ministro no dio una solución integral al problema, que involucre a los componentes territoriales del arroyo León, como se le ha estado pidiendo y se le debe exigir. Dio una endeble solución puntual adornada con un llamado parque lineal a inaugurarse en el mes de Diciembre y con un costo de 700 millones de pesos.

Una solución de ingeniería aislada podría ser más fácil que el parque planteado; con solo romper los dos metros que obstruyen el cauce original del arroyo, las agua buscan su curso natural y restablecen el sistema lagunar, solo que lo que vamos a echar al lago es la podredumbre que se aprecia en las siguientes fotos:
El Ministro vino a bailarnos con soluciones endebles, e inadecuadas, que presagian la destrucción total del área lagunar y la impunidad sobre las posibles acciones dolosas que en ese extraño accionar pudieren haber existido.

A continuación el comunicado de Manual De La Rosa M que debe ser tenido en cuenta:

Comunicado a la opinión pública:

Como integrante del comité que busca la recuperación de la Ciénaga del Rincón o Lago del Cisne, tenemos que comentar a la opinión pública nuestra enorme y desagradable sorpresa por los hechos sucedidos en la ciudad de Barranquilla, con la presencia del Ministro de Ambiente.

Sea lo primero expresar nuestro rechazo a la manera como se manipuló la reunión con el ministro, citando a los diferentes interesados a las instalaciones de la Contraloría, mientras se realizaba una reunión a puertas cerradas para que el ministro escuchara una información sin la participación de los expertos y las evidencias que se quieren ignorar.

La reunión en la CRA desconoció los acuerdos a los que se llegó en la reunión celebrada en la Gobernación del Atlántico, donde el mandatario departamental definió que la Universidad del Atlántico y la Universidad del Norte presentarían una propuesta formulando soluciones integrales a la problemática. Esto se ignoró totalmente, pasando por encima de todas las consideraciones que han conducido a esta etapa de discusiones sobre los cuerpos de agua en el norte del departamento, en un claro irrespeto a las dos instituciones más prestigiosas de la ciudad, amplias conocedoras de esta problemática. Ninguna de las dos entidades fue invitada para presentar la información al Ministro.

Lo manifestado en la rueda de prensa desconoce que la problemática va más allá del Lago del Cisne. Ignora la situación que existe en toda la cuenca del Arroyo Grande, humedales y manglares. Ignora el espíritu y la normativa de Ramsar. Ignora el diagnóstico del POMCA de Mallorquín que señala, claramente, que la Ciénaga el Rincón se vio afectada en su extensión "al reducirse sus márgenes". Desconoce el alto grado de contaminación que tiene el sedimento depositado en la ciénaga en un espesor de más de dos metros. Desconoce la importancia ecológica de este cuerpo de agua al simplificar la solución con el suministro de agua y un parque lineal, tal y como lo repite el director de la CRA, siempre manifestando que tiene un "valor paisajista". Ignora que el agua proveniente del arroyo que tomarán como fuente para bombear al lago, desaparecerá con la obra que adelantará la Triple A para disponer de esas aguas contaminadas mediante el emisario submarino. Ignora que será imposible en el corto plazo contar con los 10.000 m3 de agua que anuncia. Ignora que hay una zona de humedales que desaparecerán si no se adelantan obras complementarias que le restituyan el ingreso de agua que siempre tuvieron. Ignora que hay una zona de manglares en medio de humedales en la zona de la Ciénaga Los Manatíes hasta la Ciénaga de Mallorquín que han sido destruidos.

El ministro se quedó con la óptica que Alberto Escolar le da a esta situación, generando muchos interrogantes sobre los intereses que defiende. Al ignorar la información que entregaron los verdaderos expertos en otra reunión, el ministro tiene una visión miope de esta problemática.

La reunión que habíamos solicitado con el ministro era para que conociera las conclusiones de muchos años de trabajo de dos instituciones de educación superior con amplia trayectoria en investigación y formulación de soluciones. Esto no sucedió.
Tampoco se tuvo en cuenta el acuerdo al que se llegó en la gobernación, lo que más sorprende, pues el mismo mandatario departamental comprometió unos recursos para financiar la actualización de los estudios de la UDEA y UNINORTE y la formulación de soluciones.

Lo anunciado en rueda de prensa, lejos de representar una esperanza para el futuro de nuestros cuerpos de agua, demuestra que hoy corren más peligro que nunca. Tanto la autoridad ambiental seccional, la CRA, con su director Alberto Escolar a la cabeza, y el Ministerio de Ambiente a nivel nacional, están totalmente de espaldas a la realidad que aqueja este entorno y a las soluciones juiciosas de dos entidades prestigiosas y de admirable trayectoria.
Barranquilla, 5 de junio de 2.015
Manuel De la Rosa
Integrante Comité Rescate del Lago del Cisne
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más