miércoles, 11 de noviembre de 2009

La noche del biógrafo inglés, por Joaquín Mattos



El jueves pasado, los caribeños estuvimos presentes en un evento que llenó de alegría a nuestros corazones.
Se inauguró la Sala Gabriel García Márquez, en el Parque Cultural del Caribe.
Fue una hermosa noche, porque allí nos encontramos muchos amigos.
Ese día Carmen Arévalo Correa, la directora del Parque, arquitecta, ex banquera, investigadora, caribeña totalmente, estuvo muy inquieta. Se movía por todos lados. No quería fallarle a nadie. Y podemos decir que todo nos salió bien.

Sigifredo Eusse y yo hablamos un poco con Gerald Martin, el biógrafo. Por el RADAR ECONÓMICO, en radio, pasamos parte del diálogo con él, al lado de Carmen Arévalo y hoy quiero presentarles la columna que escribió Joaquín Mattos Omar, en El Heraldo, refiriéndose a dos situaciones particulares.

La velada merece otros anotaciones, pero dejémoslo hasta aquí, por ahora.

htpp://radareconomicointernacional.blogspot.com/
Luis Emilio Rada C
Director

Pd:

La noche del biógrafo inglés


Por Joaquín Mattos Omar

Ameno e interesante resultó el conversatorio con Gerald Martin la noche del pasado jueves en la plaza del Parque Cultural del Caribe, y que tuvo lugar en el marco del acto de lanzamiento de la edición en español de Gabriel García Márquez. Una vida, la biografía del escritor colombiano escrita por el jovial y nada flemático profesor inglés.

Dos momentos en particular atraparon mi atención. El primero de ellos, porque dio en el clavo de una inquietud con la que había llegado esa noche al evento: ¿no se habría sentido en más de una ocasión desalentado el biógrafo durante los largos años consagrados a la investigación y la redacción de su libro al comprobar que casi la totalidad del material que manejaba ya había sido contado una y mil veces, con más o menos detalles, con mayor o menor exactitud, a través de los medios y formas más diversos? Tal momento correspondió a una intervención de Heriberto Fiorillo, uno de los panelistas, quien al mencionar los hechos de la vida de García Márquez que la biografía de Martin le había revelado, se limitó a enumerar sólo tres o cuatro datos puntuales. Es decir, que, fuera de eso, nada era nuevo para él, y creo que el de Fiorillo, lejos de responder a una actitud pretenciosa, bien podía ser el testimonio de cualquiera de los fieles seguidores de la trayectoria vital y literaria de nuestro premio Nobel. (Nota bene: en absoluto se trata de una desestimación del trabajo de Martin, cuyos méritos serían de otro orden, sino sólo de la expresión de una inquietud).

El otro momento de que hablo, reclamó mi interés por tres razones: primero, por su inmediato efecto hilarante; después, por aportar una nueva prueba al hecho de que “al destino le agradan las repeticiones”; y, por último, por su relación con el tema de la imposibilidad de penetrar el pensamiento de la mujer amada.

Me refiero a la anécdota contada por Martin como parte de su respuesta a una pregunta relacionada con Mercedes Barcha. Según Martin, la primera vez que le propuso a la Gaba, como le llaman sus íntimos, que le concediera una entrevista, durante una memorable fiesta de cumpleaños de Luisa Santiaga Márquez en Cartagena, aquélla de inmediato elevó consulta al respecto a México, donde se hallaba su marido, con lo cual repitió de algún modo el mismo episodio de la propia niña Luisa, su suegra, quien de joven en Manaure fue una vez a una fiesta y un muchacho la sacó a bailar, pero ella le dijo que estaba comprometida y que tenía que pedir permiso a su novio, de modo que fue a la oficina del telégrafo y pidió que le enviaran un mensaje a Gabriel Eligio García a Aracataca preguntándole que si podía bailar, y Gabriel Eligio le contestó en el acto: “Que baile”.

Esta vez, desde México, el hijo del telegrafista de Aracataca, a su turno, también autorizó a su mujer: “Sí, habla con el inglés, a ver si por fin sé lo que piensas de mí”.

jmattosomar@hotmail.com

Un gran amigo de Mabel, mi querida hermana



Hace unos meses que estuve en Estados Unidos, mi hermana Mabel me atendió, como lo sabe hacer. Y me presentó a Joselito, una llave dominicana que es de las personas que alegran la vida a cualquiera. Es un tipazo. Gerardo, mi hermano, que también lo conoce, porque estuvo con el muchos meses, cuando él estuvo en el país del norte, me hizo algunos comentarios agradables.

Por eso quiero presentarles a Joselito. Un tipazo.

http://radareconomicointernacional.blogspot.com/
Luis Emilio Rada C
Director

Ignorancia en medio de la provocación



Nos llegó esto:

10 Noviembre 2009
VALLA EN LA FRONTERA
Valla ubicada en una de las llamadas “Bases de Paz” frente al puente internacional José Antonio Páez que une a El Amparo (Venezuela) con Arauca (Colombia)
¿Qué habrán querido decir con "hoza"?

Opción A: El imperio yanqui profanará la tierra de Bolívar con la furia de una hoza a la que le arrebataron sus hozitos, jajaja...

Opción B: El imperio yanqui profanará la tierra de Bolívar desde la hoza Mayor, jajaa...

Opción C: El imperio yanqui profanará la tierra de Bolívar con sus hocicos, jjajaa
Opción D: Llamar a un amigo....

"Cuando el futuro y la justicia de un país están en manos de la ignorancia, lo que impera es la soberbia, la corrupción y la traición al pueblo...en estas condiciones se dan muchas atrocidades dignas de una dictadura recalcitrante..."
...
La ignorancia es atrevida, eso es clarísimo.
Espero que Hugo Chávez, se entere de esa vaina y quite esta malla porque es triste como latinoamericanos, que los europeos, japones, norteamericanos y los seres humanos conscientes, se enteren que quieren guerra, pero ni siquiera estudian primero, su idioma.

Yo no creo en la guerra y espero ganar esta.
DIOS es el mejor.

http://radareconomicointernacional.blogspot.com/
Luis Emilio Rada C
Director
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más