martes, 9 de diciembre de 2014

Comité Intergremial del Atlántico pide retornar a fórmula que ata los precios del gas a los del petróleo



El Comité Intergremial se apresta a acompañar a la Región Caribe para evitar injusticias con el manejo del precio del gas.

El Comité se sentó un largo para aclarar con sus técnicos dos aspectos bien importantes:
1.                  Si la fórmula definida por la Comisión separara el efecto de las térmicas, el aumento en boca de pozo no sería del 25% sino del 12%. Y si, adicionalmente, el indexador fuera único a nivel nacional, ya no sería del 12% sino del 4%.
Y el otro: La demora del gobierno del presidente Santos para actuar en un tema bien delicado para el bienestar de la comunidad. Dice el Comité Intergremial en un comunicado que nos llegó esta tarde:

2.                 El gobierno nacional se ha comprometido a modificar la fórmula para minimizar este injusto impacto que ha tenido la Región Caribe. Sin embargo, vemos con preocupación que avanza el tiempo y a la industria se le pueden emitir nuevas facturas antes de que se tomen los correctivos. Por ello, es urgente que cualquier decisión orientada a reducir ese impacto en el aumento de las tarifas, se tome de inmediato, de manera que entre en vigencia antes de que se emita la facturación de enero.
La región espera tranquila que la decisión gubernamental sea justa y rápida.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Comité Intergremial del Atlántico pide retornar a fórmula que ata los precios del gas a los del petróleo 
  • Con ese mecanismo el alza en las tarifas para la Región Caribe sería del 4%, sin afectar al interior del país.
  • Otra opción sería agrupar a los industriales del país en un solo indexador y excluir a las térmicas del efecto precio, con lo cual el alza sería del 6%.
  • Decisión para reducir el aumento de las tarifas debe ser inmediata y entrar en vigencia antes de que se emita la facturación de enero.

 
En relación a las alzas en los precios del gas en la Región Caribe y las declaraciones que han dado distintos interlocutores vinculados al tema, después de la aplicación de la fórmula definida por la CREG, el Comité Intergremial del Atlántico considera necesario hacer las siguientes precisiones:

1.                  Es importante precisar y advertir que el impacto para los grandes industriales de la Región Caribe colombiana, en boca de pozo, es un aumento del 20% en los precios de este combustible, y del alrededor del 17% en la tarifa final. Para los pequeños industriales el alza es aproximadamente del 40% en boca de pozo y de aproximadamente el 18% en la tarifa final. Esta última cifra, de aumento del 18%, corresponde igualmente al incremento en las tarifas que sufrirá el sector domiciliario.

2.                 En el interior del país no habrá aumento en el costo de boca de pozo, sino por el contrario una disminución del 3%, lo que seguramente resultará en que prácticamente no haya variaciones en las tarifas finales de todos los usuarios de esta zona del territorio nacional. Como se ha mencionado, las diferencias radican en que la indexación de la Región Caribe está afectada por dos razones exógenas a nuestra industria, como lo son las exportaciones a Venezuela y la subida de los precios de gas al sector termoeléctrico.
 
3.                 En cuanto a la primera razón, es necesario aclarar que No fue el mercado de la Región Caribe el que terminó definiendo el fuerte incremento de los contratos de gas. Fue la fórmula aplicada por la CREG la que propició que la variación de los precios de las térmicas tuvieran un fuerte incremento, debido a la mayor demanda derivada de las expectativas del fenómeno de Niño, afectando negativamente los costos de este insumo para los industriales de la Región Caribe.

4.                En relación con la otra razón exógena a la industria de la Región Caribe, es importante recordar que fue el Gobierno Nacional el que decidió exportar gas a Venezuela de un yacimiento de la Guajira en declinación, lo cual ha generado una sobredemanda artificial, inflando los precios.

5.                 Si la fórmula definida por la Comisión separara el efecto de las térmicas, el aumento en boca de pozo no sería del 25% sino del 12%. Y si, adicionalmente, el indexador fuera único a nivel nacional, ya no sería del 12% sino del 4%.

6.                El gobierno nacional se ha comprometido a modificar la fórmula para minimizar este injusto impacto que ha tenido la Región Caribe. Sin embargo, vemos con preocupación que avanza el tiempo y a la industria se le pueden emitir nuevas facturas antes de que se tomen los correctivos. Por ello, es urgente que cualquier decisión orientada a reducir ese impacto en el aumento de las tarifas, se tome de inmediato, de manera que entre en vigencia antes de que se emita la facturación de enero.
7.                 Nuestras propuestas, para facilitar la toma de dicha decisión por parte de la CREG, son:

a)                Que se retome la fórmula de indexación anterior, en la que los precios estaban atados a los precios del petróleo, lo que aumentaría las tarifas al 4%, sin afectar al interior del país.

b)               O en su defecto, que se agrupen a todos los industriales del país en un solo indexador y se excluya a las térmicas del efecto precio. Bajo este esquema el alza sería del 6% y aunque afectaría también al interior, sería más equitativo, entendiendo que el gas utilizado por las térmicas genera energía para atender las necesidades del país y garantizar el abastecimiento de todo el territorio nacional cuando se presentan épocas de sequía o de disminución sustancial de las lluvias y por ende de los embalses del sistema hidroeléctrico.

8.                Al margen de lo anterior no debe prorrogarse el plazo que tiene  Venezuela para cumplir el acuerdo mediante el cual está obligada a venderle a Colombia gas en retribución a las exportaciones que nuestro país ha hecho hacia dicho mercado en años anteriores. Dada la baja producción de los yacimientos en la Región Caribe, no fue acertado ni renovar los contratos de exportación de gas a Venezuela, ni prorrogar el cumplimiento de ese acuerdo hasta mediados del 2015. Hoy es necesario anticipar esa recompra y revisar el esquema de exportación no solo a Venezuela, sino también a otros países potenciales compradores, para regularlas, privilegiando las necesidades de la industria nacional y del sector residencial.

BEATRIZ VÉLEZ VENGOECHEA
PRESIDENTA EJECUTIVA
COMITÉ INTERGREMIAL E INTEREMPRESARIAL DEL ATLÁNTICO










Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más