miércoles, 22 de marzo de 2017

NO se deje impresionar, quieren robarle unos pesos Por Luisemilioradaconrado

NO se deje impresionar, quieren robarle unos pesos
Por Luisemilioradaconrado

Los rateros se inventan vainas…

Ahora están llamando a los barranquilleros con una voz amabilísima invitándolos a pagar la deuda que tienen en X banco.

Hacen descuentos especiales.
“Como su deuda es de 9 millones, les estamos descontando 2.5 millones a fin de que pague inmediatamente”.

Y mi respuesta fue: “Eres muy amable. Y yo se los agradezco. Mañana temprano pagaré sin problemas, no te preocupes…”

Atendí a la chica tranquilamente (me imagino que estaría muerta de la risa…).


Y así como a mí, tratan de embobar a más de uno.

Esa es una modalidad que les puede estar funcionando a los rateros que siempre están apostándole a joder a incautos…

No se deje por favor.
Pónganse las pilas.
Ellos no paran hasta que no consigan sus propósitos, que no son más, que trabajar poco y gozar bastante a costillas nuestras…


RADAR,luisemilioradaconrado

@radareconomico1

“Esto es la historia de Condorito, ¡plop!”: alcalde Char sobre demanda de GNF

El alcalde Alejandro Char está sorprendido porque Gas Natural Fenosa anunció que demandará al estado colombiano por el caso de Electricaribe. 

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
Archivo

“Esto es la historia de Condorito, ¡plop!”: alcalde Char sobre demanda de GNF

Archivo
Archivo


El mandatario indicó que varias empresas dejaron de invertir en la Región a causa de la inestabilidad del servicio.
Frente a la decisión de Gas Natural Fenosa de acudir a la Comisión de Naciones Unidas para lo Mercantil por el caso de Electricaribe, el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, aseguró que quedó como la historia del famoso personaje Condorito: ¡Plop!
"Electricaribe está demandando, nos parece supremamente injusto, más bien los colombianos y el Caribe en general tiene que demandar a Electricaribe por todos los daños y perjuicios de todos estos años. Es increíble que una empresa que puso en vilo al Caribe por muchos meses, cuántas noches sufrimos, cuántos electrodomérsticos, pérdidas económicas y vidas no se perdieron. Cuántas empresas dejaron de venir al Caribe por la inestabilidad, en buena hora el Gobierno los liquidó", declaró.
Añadió que hay una demanda, y ante esa "tenemos que defendernos, me parece injusto que una empresa que nos olvidó por muchos años, ahora salga a demandar. Esto es la historia de Condorito ¡Plop!"
El representante a la Cámara por el Atlántico, Mauricio Gómez, manifestó que el Gobierno colombiano se está preparando para enfrentar ese recurso en el tribunal internacional.
 
En declaraciones a EL HERALDO dijo que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos hizo un cambio muy importante en la Agencia para la Defensa Jurídica que se considera como parte de una estrategia para afrontar la demanda de GNF.
El congresista Gómez señala que Luis Guillermo Vélez, nuevo director de la Agencia para la Defensa Jurídica del Estado, será quien afronte como funcionario público la demanda de Gas Natural Fenosa.
Una de las ventajas, según el representante a la Cámara, es que él estuvo al frente de la negociación entre el Gobierno y Fenosa; además, es una persona muy cercana al superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza. "No hay nadie más dentro del Gobierno que conozca este proceso", aseguró Gómez.
 
El diario El País de España hizo fuertes cuestionamientos al Gobierno colombiano en su editorial de ayer.
“La intervención y liquidación (en proceso) de Electricaribe, filial en Colombia de Gas Natural Fenosa, suscita muchas dudas sobre la racionalidad de la decisión del Gobierno colombiano”, escribieron.
Para ellos el método de intervención y liquidación “es discutible”, asegurando que  “se parece demasiado a una expropiación”. Esto lo único que hace, señalan, es provocar “una gran inseguridad jurídica y está muy alejado de las prácticas seguidas en la OCDE”.
“La ley colombiana permite la liquidación, pero Gas Natural tiene activos en Electricaribe que se depreciarán en una liquidación. De esa destrucción patrimonial será responsable el Gobierno colombiano. Pudo haber elegido el ajuste regulatorio, pero prefirió una solución radical”, concluyeron.

José Miguel Mendoza, Superintendente de Servicios Públicos, respondió en una columna explicando que el propósito del proceso de Electricaribe es “proteger a 10 millones de ciudadanos y preservar el orden público económico”.

Además dijo que “por el momento, sin embargo, no se conocen argumentos de fondo para cuestionar la necesidad o procedencia de la intervención, ambas fundadas en contundentes estudios técnicos. Tan solo se repite, con insistencia despiadada, que la liquidación de Electricaribe es un ejemplo más de la inseguridad jurídica que abunda en América Latina”.
Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio, escribió en su cuenta en Twitter un mensaje al Superservicios.
“Siga adelante. No se deje intimidar por demandas contra sus decisiones, se lo digo por experiencia”, manifestó.

Electricaribe: esta pelea no se ha ganado. Por Horacio Brieva

De acuerdo con Horacio Brieva. 
Esto apenas arrancó. 

Sin embargo, para algunos, esto se cerró.

Yo siento que no...

Leyendo a Brieva, estoy más de acuerdo con él...

Lo que viene no será fácil para ninguno de nosotros. Uno como ciudadano, como comunicador, como padre, amigo y vecino ando pendiente de lo que sucede en mi territorio.

El caso de Electricaribe es delicado...
 
Vamos a leer a Horacio Brieva.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1


Electricaribe: esta pelea no se ha ganado

Por Horacio Brieva

Ante el anuncio de liquidación de Electricaribe, hay quienes creen que es hora de celebrar y que el capítulo de los españoles ya se cerró.   
 
No nos engañemos. No hay una sola señal que indique que habrá agilidad en este proceso. La liquidación de Emcali lleva 13 años. Desde hace casi dos décadas se vienen liquidando Corelca y las electrificadoras del Atlántico, Bolívar, Magangué, Guajira, Sucre, Magdalena y Córdoba, que poseen el 77,6% del 13,9% de las acciones correspondientes al sector público en Electricaribe. En 2014, unos debates en el Congreso revelaron que el Ministerio de Minas y Energía no contaba con un inventario de los activos eléctricos en la región. Nadie sabe exactamente qué pertenece al Estado y qué a Electricaribe, porque nunca hubo una valoración de las redes, torres o subestaciones. 
Y como tampoco hubo contrato de concesión, Electricaribe se permitió vender el cobre de las redes. Lo reemplazó por el aluminio. Atlántico y Bolívar, sin minas, estuvieron entre los departamentos con mayores exportaciones de cobre.  
Qué coincidencia. 
Fue la época en que se constituyeron varias firmas exportadoras de cobre en Barranquilla y Cartagena. Y todo esto sucedió en nuestras propias barbas.

La multinacional Gas Natural Fenosa ha anunciado una cuantiosa demanda contra el Estado aduciendo negligencia en la recuperación coactiva de cartera y un bajo nivel de condenas judiciales por fraudes. No sería raro que solicite la revocatoria o suspensión de la resolución de la Superservicios y, de lograrlo, el proceso de liquidación podría terminar entrabado. 

El Superservicios anuncia a los españoles que pueden hacer uso del artículo 115 del Estatuto Financiero, como bala de oxígeno, para que inviertan y recuperen el control de Electricaribe. Este escenario, probablemente, podría darse si el Gobierno cubre los pasivos de mayor tamaño, invierte en modernización de redes y subestaciones, y garantiza paquetes de energía a futuro.
En el marco de la liquidación anunciada, me parece que hay que preguntarse: ¿habrá algún operador que se le mida a presentar oferta a sabiendas de los altos pasivos y los obsoletos activos de Electricaribe? 

Está claro que GNF jugó a no invertir con el fin de obligar al Gobierno a subsanar la insolvencia de la empresa. En cambio, ¿por qué sí invirtió fuertemente en el sector del gas en Suramérica? 
Creemos que la expropiación con indemnización hubiese sido la vía más rápida y segura, en el marco de la legalidad colombiana y del artículo 4 del ‘Acuerdo entre la República de Colombia y el Reino de España para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones’. Las condiciones objetivas estaban dadas para sacar –de una vez por todas– a Electricaribe, pero el Gobierno Nacional prefirió seguir un libreto blandengue que va a terminar alargando esta pelea con el riesgo de que la perdamos. 
 
@HoracioBrieva

¿Cómo funciona la mente en absoluto silencio? Por Victoria Pérez

El poder del silencio...
Todo lo que nos queda por aprender, carajo. 

El silencio crea respuestas neurológicas por sí mismo...
Este dato es bueno tenerlo en cuenta:
"En 2011, la Organización Mundial de la Salud trató de cuantificar la carga que supone para la salud en Europa el exceso de ruido. Se llegó a la conclusión de que, los 340 millones de habitantes del oeste de Europa, en conjunto, perdieron al año un millón de años de vida saludable a causa del ruido. Incluso aseguran que 3.000 muertes por enfermedades del corazón fueron, en su raíz, el resultado de un ruido excesivo".

Sigamos aprendiendo...

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
person-976759_640

¿Cómo funciona la mente en absoluto silencio?

En los últimos años, los investigadores han puesto de relieve el poder peculiar del silencio para calmar y subir el volumen de los pensamientos internos. Sus hallazgos empiezan donde podríamos esperar: con el ruido.
person-976759_640
Por

Durante mucho tiempo, los investigadores utilizaron un silencio intermedio como descanso en los experimentos sobre probar los efectos del sonido o el ruido sobre las personas. Es decir, el silencio era el lapso entre un sonido y otro, pero no se analizaba. Tras darse cuenta de que el silencio creaba respuestas neurológicas por sí mismo, empezaron a centrarse más en los efectos del silencio. Los descubrimientos son que la ausencia de sonido, de hecho, produce más relax que la “música relajante” y se acentúa mediante su comparación con el ruido.

A partir de aquí se especuló que tal vez el silencio funciona siempre por comparación. Es decir, tal vez nuestra reacción se debe a que como nuestro cerebro está siendo bombardeado constantemente por la banda sonora del mundo exterior, los periodos de silencio absoluto crean un corte.
Sorprendentemente, la investigación es compatible con estas afirmaciones. En 1960 se hicieron los primeros estudios de “contaminación acústica” y se vinculaba el ruido a mayores tasas de pérdida de sueño, enfermedades del corazón y la aparición del tinnitus. Más adelante también se han constatado suposiciones obvias como que existen correlaciones entre la hipertensión arterial y las fuentes de ruido crónicas —como carreteras y aeropuertos—.
Los estudios de la fisiología humana ayudan a explicar cómo este fenómeno invisible puede tener un efecto físico tan pronunciado. El sonido, de forma muy resumida, funciona así: las ondas sonoras hacen vibrar los huesos del oído, que transmiten el movimiento a la cóclea y esta convierte las vibraciones físicas en señales eléctricas que recibe el cerebro. El cuerpo reacciona de inmediato a estas señales, incluso en el medio del sueño profundo. Los ruidos activan la amígdala, los racimos de neuronas localizadas en los lóbulos temporales del cerebro asociados con la formación de la memoria y la emoción, y la activación provoca una inmediata liberación de hormonas del estrés —como el cortisol—. Esto significa que las personas que viven en entornos ruidosos a menudo experimentan niveles crónicamente elevados de hormonas de estrés, puesto que están produciéndolas hasta mientras duermen.
En 2011, la Organización Mundial de la Salud trató de cuantificar la carga que supone para la salud en Europa el exceso de ruido. Se llegó a la conclusión de que, los 340 millones de habitantes del oeste de Europa, en conjunto, perdieron al año un millón de años de vida saludable a causa del ruido. Incluso aseguran que 3.000 muertes por enfermedades del corazón fueron, en su raíz, el resultado de un ruido excesivo.
lily-pad-1529344_640
Pero, volviendo a lo del silencio vs ruido y su contraste, en 2010, Michael Wehr, quien estudia el procesamiento sensorial del cerebro en la Universidad de Oregon, observó cerebros de ratones durante breves ráfagas de sonido. Sus observaciones aclaran que la aparición de un sonido provoca una red de neuronas ‘iluminadas’, obviamente. Pero cuando los sonidos siguen sonando de una manera relativamente constante, las neuronas detienen en gran medida su reacción. Wehr concluyó que “lo que las neuronas realmente señalan es cada vez que hay un cambio“. Pasa parecido con los ojos y su tendencia a barrer buscando sólo las variaciones del entorno y no resulta descabellado pensar que sea parte también de nuestra configuración evolutiva para estar preparados para el peligro.
Una bióloga de la Universidad de Duke, Imke Kirste, acabó por descubrir que, a pesar de que todos los sonidos tienen efectos neurológicos a corto plazo, ninguno tiene un impacto duradero. A excepción del silencio. Kirste encontró que dos horas de silencio por día impulsan el desarrollo de células en el hipocampo, la región del cerebro relacionada con la formación de la memoria y la participación de los sentidos. Lo cual es profundamente desconcertante: la ausencia total de entrada de estímulos tiene el efecto más pronunciado. En otras palabras, permanecer suficiente tiempo en silencio podría hacer a la gente un poco más inteligente.

En todo caso, en principio, se supone que ‘no hay tal cosa como el silencio’, según Robert Zatorre, un experto en la neurología del sonido: “En ausencia de sonido, el cerebro tiende a producir representaciones internas”. Por ejemplo, si estás escuchando una canción y te la cortan abruptamente, los neurólogos han descubierto que si la conoces bien, la corteza auditiva del cerebro permanece activa, como si la música se estuviera reproduciendo y la sigues “escuchando” aunque no esté siendo generada por el mundo exterior. Al menos eso pasa según David Kraemer, que ha llevado a cabo este tipo de experimentos en su laboratorio de Dartmouth College. “Se puede recuperar el sonido desde la memoria”.
Contarte el problema no te soluciona nada porque no puedes mandar a todo el planeta a callar, me dirás. Bueno, puede que no esté la solución tan lejos. En la agencia de diseño Navy, las constantes distracciones y el ruido regular eran un problema tan grande que los empleados se quedaban en casa cuando realmente necesitaban enfocarse en un proyecto importante. Para solucionar el problema, el equipo del estudio instituyó un tiempo diario “de silencio”. No sólo en persona, también en línea. No hay mensajes de correo electrónico o redes sociales; no se toca a los compañeros en el hombro, no se habla y no hay reuniones. Lo cuentan en Medium, y a pesar de que les tomó meses acostumbrarse, después de cuatro años, estiman que el equipo es ahora un 23% más productivo.

Esta claro que eso no va a pasar en todos los trabajos. Y que si vives en ciudades, no siempre se puede escapar del ruido. Pero teniendo en cuenta y en mente la importancia de, de vez en cuando, buscar el silencio, es más probable que vayamos a bibliotecas, templos o montes en los cuales podamos darnos un “chapuzón” de ese absoluto silencio que tanto parecemos necesitar.

Fotografía: Pixabay
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más