viernes, 8 de enero de 2010

Consulta Caribe ¡Región yá!




Estudiantes y periodistas: ¡a liderar la Consulta Caribe!

Como en los viejos tiempos de la “séptima papeleta” cuando estudiantes y periodistas del país protagonizaron las históricas jornadas de protesta contra la despiadada cruzada de terror y corrupción que desarrollaba el cartel de Medellín en contra de las legítimas instituciones del Estado colombiano y de la sociedad civil en general, que fueron determinantes para la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente y la expedición de la Constitución Política de 1991, estudiantes y periodistas del Caribe colombiano les asiste el deber de volcarse de nuevo a las calles de nuestra subdesarrollada y empobrecida región para animar la consulta popular del domingo 14 de marzo (el mismo día de las elecciones de Congreso), en la que los costeños de nacimiento y adopción votaremos masivamente contra el Cartel del Centralismo Andino que por años nos ha discriminado y marginado de los beneficios del desarrollo económico y social.

Este 14 de marzo (exactamente veinte años después de la histórica “mitaca” de la séptima papeleta), reclamando y marcando el SÍ en el tarjetón Caribe, los costeños le diremos a la oligarquía andina, que no estamos dispuestos a seguir soportando el trato discriminatorio y residual que históricamente nos han dado a la hora del reparto de los recursos públicos; que estamos “mamados” de tanta pobreza y miseria, de estar territorialmente incomunicados por falta de una adecuada red vial regional; que nos cansamos de que a nuestros hijos profesionales sólo se les tenga en cuenta en cargos secundarios de la administración pública nacional; de tener las más bajas tasas de cobertura y calidad educativa; de saber que nuestra población infantil es la más desnutrida a nivel nacional, que nuestros campesinos se han proletarizado ante el avance implacable del latifundio apoyado por programas gubernamentales andinos como el del Agro Ingreso Seguro; que queremos una forma de Estado regional con plena autonomía de las regiones en aquellas decisiones que tienen que ver con la priorización y asignación del gasto público de inversión regional y el fomento de nuestro propio desarrollo; que exigimos un nuevo modelo de Estado que compense los históricos desequilibrios que han separado el próspero desarrollo de la región andina del progresivo subdesarrollo de las regiones periféricas del país, como la nuestra.
¡El rpóximo 14 de marzo cambiemos la historia!

Masivamente el sufrido pero aguerrido pueblo Caribe, de la mano de sus estudiantes y periodistas y de toda la dirigencia política, gremial y comunitaria de la región, se volcará a las urnas a respaldar nuestro centenario anhelo de convertirnos en una entidad de planificación como paso previo para alcanzar el reconocimiento como entidad territorial.

¡El tercer tarjetón es la opción!

Una campaña del Comité Regional
...
CONSULTA CARIBE ¡REGIÓN YÁ!

¿Porqué Antioquia sí y el Caribe NO?

Los recursos del Presupuesto Nacional que el Caribe Colombiano y demás regiones periféricas del país viene exigiendo se les transfieran a un Fondo de Compensación Regional (FCR) para reducir la brecha que tienen en su desarrollo respecto de la región Andina, no sobrepasan los 1.6 billones de pesos anuales.

Esto supone el aumento en un tercio de las transferencias que actualmente reciben los municipios de la periferia colombiana.
Si se compara el monto de estos recursos con las cuantías transferidas a los municipios del interior del país, encontramos que en promedio éstos representan el 24% de dichas transferencias de ley 715 de 2001. Si se les compara con el PIB nacional (que en el año 2008 fue de cerca de $ 432 billones), se encuentra uno que estos recursos adicionales representan apenas el 0,4% del mismo.

Y si la comparación se hace con los ingresos disponibles de la Nación, es decir, los que quedan después de transferencias, que maneja directamente el Gobierno Nacional, estimados en aproximadamente $66,6 billones anuales (sólo teniendo en cuenta los ingresos corrientes, ICN), el FCR representaría apenas un 2,4% de dichos ingresos.

Estos recursos adicionales que se manejarían a través del FCR, que representa sólo una pequeñita porción de los 66,6 billones de pesos anuales que maneja directamente el centralismo desde Bogotá, no son mayores a los entregados en épocas reciente por el Gobierno Nacional al privilegiado departamento de Antioquia, como es el caso de la reestructuración de la deuda del Metro de Medellín, en el año 2004, donde el Presidente Álvaro Uribe Vélez hizo que la Nación asumiera totalmente la responsabilidad de la deuda externa, exonerando a esa ciudad y al departamento de Antioquia de pagarla. Esto implicó que la Nación asumiera en el año 2004 una deuda de 3.3 billones de pesos.

En el caso de Medellín, equivale a decir que en términos per cápita los habitantes de esa ciudad recibieron ese año por esa vía una transferencia de la Nación de $1.664.646 pesos constantes a 2008.

En contraste con lo anterior, los recursos que se propone asignar al Fondo de Compensación Regional (FCR) durante los 12 años propuestos de su vigencia son mucho menor que lo condonado graciosamente a Medellín, donde se beneficiaron sólo 2 millones de habitantes frente a los 11 millones de habitantes con un índice de Necesidades Básicas Insatisfechas promedio del 43%, que se beneficiarían de crearse este fondo.
Es decir, que esta enorme operación fiscal del gobierno central fue muy regresiva desde el punto de vista de la equidad territorial horizontal.

El domingo 14 de marzo ¡cambiemos la historia!

Exijamos el Tarjetón Caribe y marquemos SÍ a la Región como Entidad Territorial.

¡Región Caribe yá!

Campaña del Comité Regional Promotor Consulta Caribe ¡Región yá!


Bernardo Ramírez del Valle

Coordinación Regional Tel 3103671545 - 3162777596
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más