martes, 23 de febrero de 2016

Ocho de cada diez venezolanos dicen que no les alcanza el dinero para pagar comida



¿Cuándo mejorará la situación de Venezuela?
Cada vez más, el deterioro es mayor…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
Ocho de cada diez venezolanos dicen que no les alcanza el dinero para pagar comida

A la pregunta sobre si "¿le ha alcanzado el dinero para comprar o pagar?" diversos bienes o servicios básicos durante enero pasado, 79,6% de los encuestados respondió que no fue suficiente para la comida y 79,9% para las medicinas, mientras que a 89,7% no le alcanzó para comprar ropa y 64,8% no tuvo ingresos para pagar los servicios de educación.
Ante una inflación que se acelera en el país --68,5% en 2014 y 180,9% en 2015--, el estudio de Venebarómetro explica que desde hace dos años la población tiene menos capacidad para cubrir sus gastos.
 
En abril de 2014 un 69,1% de los encuestados aseguraba que no podía cubrir los gastos de alimentación, lo que significa un crecimiento de 10,5 puntos de ese indicador a la fecha.
De acuerdo con el reporte inflacionario del Banco Central, en 2015 los precios de los alimentos aumentaron 315%. Y respecto de abril de 2014 -período analizado por la encuesta- el aumento fue de 646%, según datos oficiales.

Impuestos, corrupción y falta de vías afectan la competitividad



La pobre competitividad…  A ella le toca competir con la corrupción y otros males…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Impuestos, corrupción y falta de vías afectan la competitividad

Aunque a los ojos del Foro Económico Mundial (FEM), Colombia sube levemente la calificación en competitividad global al pasar de 4,2 (sobre siete) a 4,3 y quedando en el puesto 61 (cinco más arriba que en la medición anterior cuando ocupó la casilla 66) de 140 países, hay factores que hacen que el avance sea más demorado.
Un análisis realizado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) demuestra que los astériscos para mejorar la competitividad recaen en cambios económicos urgentes como: la alta tasa de tributación, la corrupción y la inadecuada oferta de infraestructura.
En este último punto, Anif destaca el impulso que se está dando con el programa de concesiones viales de cuarta generación que lidera la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), sin embargo asegura que “queda pendiente ir en la dirección de una reforma tributaria estructural que aliviane las cargas impositivas empresariales y atacar de frente el problema de la corrupción”.

Otro de los puntos en los que Colombia debe trabajar es el de confianza en las instituciones y los políticos. Según el reporte del FEM, hay cuatro datos que al Gobierno le deberían encender las alarmas. La falta de confianza pública en los políticos, donde tuvo una nota de 1,8; el desvío de recursos públicos que se rajó con 2,2; los procedimientos burocráticos con una calificación de 2,6 y la independencia judicial que no pasó la prueba con 2,7.

“Necesitamos el apoyo de los bancos con tasas bajas para seguir impulsando la vivienda”: Minvivienda



El ministerio de vivienda y su comandante, Luis Felipe Henao está pidiendo apoyo para sacar adelante sus proyectos… Espero que no se compliquen con ese apretón que está pidiendo también el presidente Santos y sus asesores…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
“Necesitamos el apoyo de los bancos con tasas bajas para seguir impulsando la vivienda”: Minvivienda

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao Cardona, hizo hoy un llamado a las entidades financieras de todo el país para que no incrementen las tasas de interés en los créditos hipotecarios y así permitir que más colombianos puedan convertirse en propietarios de vivienda.
“El Gobierno nacional está invirtiendo en más de 300 mil subsidios donde estamos apoyando a las familias colombianas para que tengan los intereses más bajos, es decir les estamos subsidiando la tasa de interés. Nuestro llamado a los bancos es que no suban los intereses hipotecarios, necesitamos tener un sector con optimismo, es la mejor época para comprar vivienda, pero necesitamos el apoyo de los bancos con tasas bajas”, dijo Henao Cardona, al término de la Asamblea Regional de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol en Villavicencio.

El Ministro recordó que los hogares que tengan ingresos superiores a dos y hasta tres salarios mínimos, el Gobierno Nacional les da un subsidio de vivienda de $13.789.080 para que puedan comprar el inmueble. Cuando los ingresos son mayores a tres y hasta cuatro salarios mínimos, el Gobierno Nacional les da un subsidio de vivienda de $8.273.448. Además el hogar recibirá cobertura a la tasa de interés que equivaldrá a cuatro puntos porcentuales.

“APP no podrá costear vía Ciénaga-Barranquilla con viaducto”: Intergremial del Atlántico



El Comité Intergremial del Atlántico considera que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos debe asumir la inversión de las obras hidráulicas que se necesitan para reducir la erosión costera que está afectando la vía Ciénaga-Barranquilla.
El problema es de hace varios años…
Vamos a ver qué ocurra. El gobierno está enredado…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
“APP no podrá costear vía Ciénaga-Barranquilla con viaducto”: Intergremial del Atlántico

El Comité Intergremial del Atlántico cree que es necesario que el Gobierno colombiano asuma la totalidad de la inversión de las obras hidráulicas requeridas para reducir el impacto de la erosión costera que afecta a la vía Ciénaga-Barranquilla.

Para su presidente ejecutivo, Edgardo Sojo González, la Asociación Público Privada, APP, que se ha planteado para el proyecto de doble calzada no será suficiente para costear la totalidad de la obra.
“Pienso que la APP que se está planteando, el peaje, no va ser suficiente para costear la vía, incluyendo viaducto. Este o estos deben hacerse definitivamente con el presupuesto nacional, una obra pública con la que tendremos que salir a pelear recursos adicionales”, indicó Sojo González.
Ante el hecho de que Barranquilla quiere un puente Pumarejo que interconecte con una vía de altas especificaciones y dure, por lo menos, más de 30 años, enfatizó que no se puede ser inferior y pretender que la APP financie una obra que “va a tener unos costos superiores a lo que normalmente tendría”.

Economía para casi todos. Por Jairo Parada



En la columna de Jairo Parada se puede leer: “La idea de que la globalización y los mercados todo lo resolvían resultó ser una clara falacia. En Colombia lo hemos vivido. Llevamos 25 años con reformas (neo) ‘liberales’ y, a pesar de algunos avances, seguimos enredados en una dinámica de bajo crecimiento y excesiva concentración del ingreso, importando masivamente alimentos y sin despegue en las exportaciones manufactureras, a pesar de la devaluación brutal que hemos padecido…”

Vale la pena leerla completa…


RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
Economía para casi todos
Por: Jairo Parada

En su paso por Colombia, el economista Ha-Jong Chang nos ha llamado la atención sobre su libro Economía para el 99%, de venta en nuestras librerías, en el cual nos invita a no ver esta disciplina como algo abstruso y enredado,  solo para especialistas. Nos advierte, de salida, que no hay una teoría económica unificada, y que debemos analizar con una navaja suiza las teorías que se nos presentan, con mucho cuidado. La economía como disciplina no está exenta de valores y los llamados mercados son producto de políticas. La economía es política. Evocando a ese pensador italiano Antonio Gramsci, él señala que en los análisis económicos debemos aplicar el “pesimismo del intelecto, y el optimismo de la voluntad”. Desde sus primeras obras, referidas a la industrialización, nos mostró la necesidad de aplicar una verdadera política industrial y no abrazar ciegamente las teorías del librecambio. Nos ha ilustrado los curiosos casos, como el de Singapur, en los que el modelo del libre mercado está combinado con un 90% de propiedad estatal del suelo, y las viviendas de propiedad del Estado ascienden al 75% del total. En la economía hay hoy en día escuelas diversas de pensamiento económico, aunque aquí en Colombia solo se enseña y practica el enfoque neoclásico en sus versiones más ortodoxas.
Hace un fuerte llamado a que florezcan diversas corrientes en las escuelas de economía, en un mundo hoy enredado por el estancamiento y la desesperanza.

Curiosamente, desde otras latitudes, se viene haciendo el mismo llamado, desoído en los departamentos de economía. Ya en 2011, apenas tres años después de la Gran Recesión –y parece que vamos rumbo a otra si no abrimos los ojos–, R.
BackHouse y B. Bateman, en el New York Times (“Wanted: Wordly Philosophers”), hacían ver la necesidad de formar economistas que no se ocuparan solo de labores de dentistería ajustando una u otra variable, sino que hiciesen planteamientos de fondo sobre cómo deben enrutarse nuestras sociedades, al estilo de lo que Robert Heilbronner llamó los “filósofos del mundo” en su famoso libro sobre pensamiento económico. La idea de que la globalización y los mercados todo lo resolvían resultó ser una clara falacia. En Colombia lo hemos vivido. Llevamos 25 años con reformas (neo) ‘liberales’ y, a pesar de algunos avances, seguimos enredados en una dinámica de bajo crecimiento y excesiva concentración del ingreso, importando masivamente alimentos y sin despegue en las exportaciones manufactureras, a pesar de la devaluación brutal que hemos padecido. Hemos firmado numerosos TLC, y ya se propone el TTP, sin que se hayan visto los resultados soñados. Frente a la desaceleración actual, el Banco de la República  se dedica mensualmente a subir la tasa de interés y el ministro de Hacienda a “recortar” el gasto, frenando aún más la economía. Es hora de ensayar nuevos caminos, como propone Ha-Jong Chang.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más