lunes, 31 de marzo de 2014

EXCLUSIÓN II. RADAR en el cubrimiento de la Asamblea Anual del BID. Por Luisemilioradaconrado

EXCLUSIÓN II. RADAR en el cubrimiento de la Asamblea Anual del BID.
Por Luisemilioradaconrado


El BID no tiene la culpa...
El Banco Interamericano de Desarrollo no tiene totalmente la culpa de lo que ocurrió en la Asamblea No. 55, aquí en Bahía, Brasil.
Y digo NO totalmente, porque me informan que NO es el Banco el que define en qué sitio se va a realizar el evento.
De acuerdo al protocolo, aunque se consulte, se discuta, se opine, al final, la decisión de cuál será la sede de los eventos, la toma el país anfitrión. Y en este caso, fue Brasil. 

Y no tanto Brasil, sino el gobierno brasileño, el que TOMÓ LA DECISIÓN que la sede fuera este balneario hermoso, aunque no pudieran llegar muchos ciudadanos que, generalmente, han estado en las otras asambleas.

¡Así que, nada que hacer! 
Aunque el traslado fuera traumático todos los días. O que fuera tan costoso.
Si te querías quedar en Costa de Sauípe, debías meterte un montón de dólares o reales en el bolsillo. O estar preparado para pasar la tarjeta de crédito con un numerito que no le gustó a mucha gente, al momento de firmar.
Es el estado, o el gobierno brasileño negociando con los otros gobiernos, porque generalmente las cuentas las pagan los estados. Los funcionarios colombianos que estuvieron allí, no pagaron un peso. Lo pagamos los colombianos en general...  
 
DUGLAS y el NOTICIERO ECONÓMICO ANTIOQUEÑO, DAMNIFICADOS.

Así quise titular: Damnificados...
Duglas y el Noticiero. Más bien el noticiero de JOTA ENRIQUE RIOS con  quien trabaja Duglas Balbín.
Ese noticiero y JOTA, fueron los pioneros de esos cubrimientos internacionales. Enseñaron al RADAR a mostrar la economía colombiana, regional y barranquillera a nivel mundial.

Y resulta que ayer, por una falla y desconocimiento, Duglas fue a entrar a hacer su trabajo periodístico al balneario, y le tocó cancelar los 55 reales que se deben pagar para eso.

En la foto tomada por Rafael, mi compañero de viaje, Duglas aparece al lado de Tatyana Orozco, directora Nacional de Planeación de Colombia y conmigo. Y allí se resalta la marca que les colocan a los visitantes donde consta que han pagado los 55 reales.

Por eso es que yo, ni el RADAR ECONÓMICO, NO podemos estar de acuerdo que eventos tan importantes como la Asamblea del BID, se realicen en sitios EXCLUYENTES como ese.
La fotografía que registro, es de otro sitio cercano, donde se hospedó Duglas y debía cancelar un transporte diario para que el taxista lo llevara a Costa de Sauípe. 

Saben que lo más chévere, es que muchos asistentes están de acuerdo conmigo. Pero se atragantaron y no "lloraron" como yo... No se atrevían a expresarse para evitar problemas mayores.

¿Será porque a ellos les pagaban todos sus gastos y al RADAR le tocaba cancelar cualquier real que se debía consumir?  
Pienso que sí.
Sin embargo, aunque a Duglas le tocó cancelar ayer ese dinero, los otros días no tuvo inconvenientes. Los días anteriores, había convenio entre el BID y el Balneario para que los periodistas pudieran ingresar sin costo alguno. Rafael y yo, entramos en un vehículo y no tuvimos problemas. No nos acercamos a la oficina de recepción, sino que nos fuimos directo al hotel sede (allí hay muchos hoteles) y seguro Duglas no hizo lo mismo…
Y el cierre:
¡El Balneario es del gobierno Brasilero!, ¿se pueden imaginar cuánto dinero le ingresa al estado por esa maravilla…?
Me imagino que más de uno, de esos ciudadanos que siempre buscan llevarle la contraria a la lógica, pueden decir: “Eche, ni no quieres pagar, NO vayas”

La respuesta del RADAR es: El periodismo debe ser libre. Y los gobiernos del mundo deben respetarlo y protegerlo.
Nosotros somos la voz de los que NO tienen voz… Y lo hacemos con muchísimo gusto.
Gracias a los patrocinadores que han acompañado este proceso en estos 30 años.

RADAR,luisemilioradaconrado
radareconomico1
EXCLUSIÓN. RADAR en el cubrimiento de la Asamblea Anual del BID.
Por Luisemilioradaconrado

Asamblea del BID, el Banco Interamericano de Desarrollo.
Es la número 55…
La número 50 se realizó en Medellín, Colombia.
Allí también estuvo el RADAR.
Esta vez, el Banco tomó la decisión de realizar su encuentro en un balneario de Bahía Costa Do Sauípe, algo especial, en el que los ciudadanos que pretenden ingresar, deben cancelar 55 reales… así es tan exclusivo.
Se logró, con el BID, que los periodistas no pagaran ese cargo…
En el RADAR pensamos que esa decisión aleja a los ciudadanos y que no ha sido bien recibida por la familia BID: (quienes hemos estado acompañando este proceso desde hace muchos años, yo digo que somos de esa familia).
En Barranquilla me decían algunos empresarios: “Queda lejos Luis Emilio. Y estar en ese sitio significa cancelar mucho dinero”…
Efectivamente, para llegar a la Asamblea del BID, nos demoramos, en avión 18, 19 horas…
Si eso me lo dicen empresarios que pueden pagar esos costos sin ningún problema, ¿se pueden imaginar la situación de la prensa?
En la Sala de Prensa, esta vez, no encontré muchos representantes de los medios de comunicación… El RADAR está cubriendo las Asambleas del BID desde 1995. Esa vez fui con mi querida esposa, Janet, porque ella soñaba conocer el Mar Muerto, por sus características… Siento que eso no lo olvida todavía, porque es un sueño cumplido…  Fue en Israel, Jerusalén…
Pienso que los colombianos, y básicamente, los costeños. Y más aún, los barranquilleros somos atrevidos. En la Asamblea estamos Rafael Alberto Rada, mi hermano, quien me acompaña en el Blog hace unos años. Norberto Tejeda y Carlos Arzuza, que pasaron de ser periodistas deportivos a económicos. Jorge Vergara, economista, que también hace radio, y yo.  
Ayer me decía el mismo Luis Alberto Moreno, presidente del BID: “¿porqué vienen  tantos barranquilleros?”. Y yo le comenté: “Porque sentimos que el evento es importante”. Y sonrió y asintió. Tanto que ayer tuvo entrevista con ellos…
En el RADAR hay mucha historia, en torno a este encuentro y también de las Asambleas del FMI y BM, que estamos cubriendo desde 1989.
 
Y cuando nos toca pronunciarnos, para algunas causas nobles, lo hacemos. Y pienso que esta es una: la presencia de la prensa en las Asambleas del BID.
El BID, el Banco Interamericano de Desarrollo, no debe excluirnos. Y tampoco debe excluir a ningún empresario, instituciones, organizaciones que nos unen para hacer que este mundo sea cada vez más agradable y justo.
Luis Alberto Moreno es un colombiano bien preparado. Inteligente. Veloz y sabe de qué estoy hablando. Y tiene algo, que lo comenté ayer: “Siempre lo veo sonriente, positivo, y eso me gusta”.
Se lo decía, porque estaba tomándose fotos con los jóvenes emprendedores que se han convertido en un grupo importantísimo del Banco, ya que son el futuro de América Latina y el mundo… 
 
Esperemos que las directivas del BID consideren que la exclusión no es el camino y que la Asamblea debe realizarse en sitios agradables, pero no tan excluyentes. Eso complica el acceso…

RADAR,luisemilioradaconrado
radareconomico1

"América Latina pesa en el mundo" dice el economista jefe del BID, Juan José Ruiz

Cuando Brasil estaba en crisis… en los años 80-90´s, que arrancaron los cubrimientos del RADAR ECONÓMICO en estas asambleas: FMI-BM (1989). Y después: BID (1995), los periodistas brasileros caían en manada a estos eventos.

Obviamente, estaban preocupados porque su país estaba en problemas. Los inversionistas se cuidaron de entregarles recursos a un país complicado, ya que sufría de un elevado déficit fiscal, alta inflación e incrementos de la deuda interna a corto plazo.

En ese tiempo, el RADAR estaba pendiente de su país, Colombia. Pero estaba muy solidarizado con los brasileros. Uno no quisiera tener a ningún país en problemas, como está ocurriendo con Venezuela… (entre otras cosas, me encontré con el ministro de finanzas, pero esa será una nota breve, porque se me presentó sin charreteras y no sabía que era él...)

Por eso fue que en 1994, el  entonces ministro y posterior presidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso, se ideó el denominado Plan Real (real-dólar a la par), que funcionó, ya que disminuyeron los niveles de inflación, que pasaron de un 50% como promedio mensual a la mitad de 1994, a menos del 0.5% en 1997.

Ahora mismo, Brasil es la economía No. 8 del mundo.

Ha crecido y se ha fortalecido y también se han ido fortaleciendo a su lado, las economías latinoamericanas, pero siento que sus periodistas no deberían desaparecer de estos eventos, como está ocurriendo en esta Asamblea del BID, en Bahía…

Ayer, José Juan Ruíz, economista jefe y gerente del departamento de investigaciones del BID, dijo con mucha propiedad: “América Latina pesa en el mundo”. Algo que nos complace y que nos debe servir de alimento para avanzar y desarrollarnos como región.

Y Brasil es el potencial suramericano más importante que tenemos...

RADAR,luisemilioradaconrado
radareconomico1
Pd: los amigos de EFE narraron esto…


"América Latina pesa en el mundo" dice el economista jefe del BID, Juan José Ruiz

La recuperación de las economías más avanzadas ofrece a Latinoamérica oportunidades de un mayor comercio, pero también riesgos por una menor entrada de capitales y un encarecimiento del crédito, a lo que hay que sumar los efectos de la desaceleración de la economía china, según el BID.
América Latina, a diferencia de las crisis de las décadas de 1980 o 1990, también está ahora más preparada económicamente, declaró a Efe el economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), José Juan Ruiz, en una entrevista durante la Asamblea Anual del organismo que se celebra en el balneario brasileño de Costa do Sauípe.
"No solo importa el 'shock' sino la capacidad de respuesta que cada uno de los países pueda tener, y América Latina está mucho mejor preparada para este 'shock' monetario que lo estuvo en los 90 o en los 80", aseguró el experto.
Ruiz señaló una previsión de crecimiento económico de Latinoamérica este año de "entorno al 3 %", "probablemente al 3,2 o 3,3 %" en 2015 y hasta 2018, el "continente podría crecer al 3,5 %".

"El crecimiento se está acelerando en el mundo y esto tiene ventajas", como un mayor comercio mundial, ya que este año se espera que las importaciones de los países desarrollados aumenten en un 4,5 por ciento, después de que el año pasado aún se mantuvieron planas, lo que ofrece oportunidades a los países latinoamericanos.
 
Pero la "otra cara" del crecimiento de Estados Unidos es la paulatina desaparición de su "extraordinario estímulo monetario", a lo que hay que sumar otro riesgo, "que no es menor, que es la desaceleración del crecimiento en China y el posible impacto que tendría sobre el precio de las materias primas".
"Los países del norte (México y Centroamérica), más pegados a Estados Unidos, tendrían la posibilidad de crecer más, mientras que los que dependen del crecimiento de China, los del sur, que exportan minerales y materias primas, tenderían a crecer menos", dijo.

 

Sobre la posibilidad de que Latinoamérica se vea arrastrada por el derrumbe de un país, como ocurrió en el pasado, José Juan Ruiz dijo que aunque el peligro de contagio siempre existe, las grandes economías tienen instrumentos que no tenían hace diez o veinte años.
"Tenemos 800.000 millones de dólares de reservas acumuladas, con países como Brasil por encima de los 300.000 millones", y ahora hay otros mecanismos como la línea de crédito del FMI de 60.000 millones de dólares a México o de 20.000 millones a Colombia.

 

Además, algunas economías se han hecho tan grandes que "son sistémicas en la economía global", por lo que "es muy poco probable que la comunidad internacional pudiera vivir con una gran economía latinoamericana en crisis permanente", aseguró.
"América Latina pesa en el mundo" y una crisis como la de los años 80, que duró diez años, "no puede ser sistémica". "Esto creo que en la economía que tenemos ahora sería impensable", afirmó.

 

El experto aseguró que también la situación macroeconómica de los países de la región ahora es muy diferente a la de situaciones de "shock" anteriores y, además, los cambios ahora son más predecibles.
Ruiz afirmó que si los riesgos se concretan, cada gobierno "tendrá que mirar cuál es su arsenal de política económica".

 

En otras crisis hubo salidas de capital de la región por los regímenes cambiarios "muy constreñidos" que obligaban a mantener una paridad, y la economía doméstica tenía que absorber íntegramente el shock, "pero ahora tenemos tipos de cambios flexibles en la mayoría de los países", explicó.

 

También la inflación ahora es mucho más baja y, "lo que es más importante, bancos centrales que tienen credibilidad" y gobiernos con reglas fiscales que han conseguido bajar la deuda.

  
Respecto al posible efecto del cambio de ciclo en las grandes empresas, financieras y no financieras, de Latinoamérica que aumentaron en los últimos años su endeudamiento en dólares, el experto dijo tener una "preocupación moderada", aunque agregó que no se desentendería "de ese riesgo".
 
Ahora hay mayor supervisión de los bancos centrales, que ha regulado esta exposición, que está cubierta del riesgo de devaluación, "que es el mayor riesgo que puede presentarse", dijo.
Una de las debilidades que mencionó es el incremento del gasto público, que aumentó en la región un 52 por ciento de 2008 a 2013 y, "lo que es todavía más preocupante", que una parte importante ha ido a partidas fijas, como subsidios o ampliación de salarios, que son difíciles de revertir.


"El porcentaje de gasto que se ha empleado en infraestructura, en generación de capital público, en realidad es de menos de un tercio del incremento del gasto público" total, declaró.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más