jueves, 3 de septiembre de 2009

"Mes sin armas". La insistencia del gobernador Verano

Discurso del señor Gobernador Eduardo Verano De la Rosa durante la presentación del “Mes sin armas”

El siguiente es el texto del discurso del señor Gobernador del Atlántico Eduardo Verano De la Rosa durante la presentación del “Mes sin armas”, en acto realizado en la Plaza de la Paz:

“¿Qué pasaría si nos organizáramos

Y al mismo tiempo enfrentáramos sin armas,

En silencio, en multitudes,

En millones de miradas la cara de los opresores,

Sin vivas, sin aplausos,

Sin sonrisas, sin palmadas en los hombros,

Sin cánticos partidistas,

Sin cánticos?”

Este fragmento del poema “¿Qué pasaría?”, del uruguayo Mario Benedetti con el cual comienzo mi intervención refleja la razón por la cual estamos hoy en esta plaza que simboliza el más grande deseo de cualquier ser humano: la VIDA.

Hoy estamos aquí diciendo “NO a las armas, SÍ a la vida” porque vamos a demostrar que somos capaces de vivir sin armas y que el Atlántico es un ejemplo nacional de conciliación y convivencia. Somos gente de paz que reconoce la conciliación como el único camino válido y civilizado para resolver nuestras diferencias. No en vano, hemos ostentado desde hace muchos años el titulo de ATLANTICO, TERRITORIO DE PAZ.

Esta tarde, recordamos el acto simbólico de 3 los cañones verdes que fueron sepultados boca abajo en el centro de la ciudad como guardianes dormidos de la civilidad y que sirvieron como conjuro valioso para la paz. Esa paz que nace de corazones limpios, tolerantes, decentes, armoniosos.

Hoy asumimos un compromiso colectivo: Un mes sin armas, en el que ciudadanos, autoridades civiles, eclesiásticas, judiciales, gremios, niños, jóvenes, adolescentes y por supuesto, nuestras fuerzas armadas asumimos este desafío: Defender la vida. Desarmar los corazones. Creer que somos capaces de vivir sin armas, porque somos una sociedad civilizada que confía en sus instituciones.

Las cifras son contundentes: En el Atlántico, durante el período enero–julio 2009 el 83% de los asesinatos fueron cometidos con armas de fuego y en Barranquilla y su Área Metropolitana se concentró el 97,4 % de los homicidios de todo el Departamento. Pero lo más doloroso es que el 60%, es decir mucho más de la mitad de los casos, corresponde a “violencia impulsiva” asociada a riñas entre vecinos, violencia intrafamiliar o casos de intolerancia. Lo anterior demuestra que la medida de la restricción al porte de armas acompañado del control intensivo de armas ilegales facilitará la labor de las autoridades para proteger el sagrado derecho a la vida de los ciudadanos durante este período del “Mes Sin Armas.”

Las experiencias de otros países y otras ciudades de Colombia en materia de desarme nos han dado más elementos para reafirmar nuestra convicción en el principio de que las armas deben ser monopolio del Estado. Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador han sido escenario del debate sobre los riesgos de que los civiles estén armados. Estos países han desarrollado importantes campañas en las que han participado todas las fuerzas vivas, arrojando resultados extraordinarios que nos inspiran para avanzar en este propósito.

Expertos internacionales coinciden en señalar que es un mito el considerar que cargar un arma da protección, garantiza la seguridad personal. Nada está más lejos de la realidad y de las evidencias. La tenencia de armas, en lugar de aumentar la seguridad, incrementa la violencia, y por esta razón es necesario un mayor control.

El 80 por ciento de las muertes violentas en Colombia no ocurren como consecuencia del conflicto armado, sino por las reacciones violentas de los ciudadanos armados.

La posesión de un arma de fuego incrementa 2,7 veces el riesgo de muerte para los integrantes de un hogar. Cada día en el mundo, 10 menores de 18 años mueren en suicidios, homicidios y accidentes causados por las armas de fuego. Estamos matándonos entre nosotros mismos. Basta! No mas viudas, no más huérfanos, no más dolor, no más lágrimas.

Ejemplos hay muchos. Solamente tenemos que recordar que hace pocas semanas un joven futbolista acabó con su promisoria carrera porque en un acto de intolerancia usó el arma que tenía en su poder y le arrebató la vida a un vecino. Hoy, aunque tarde, ese joven futbolista se lamenta porque en ese momento tuvo en sus manos un arma.

Desde hace varios años, el Atlántico viene trabajando en el desarme, como una forma de convivencia. En nuestro Plan de Desarrollo, el eje no. 1 fortalecimiento institucional, contempla la obligación que tenemos como gobernantes de hacer énfasis en la seguridad y la convivencia ciudadana. Garantizar el derecho a la vida con seguridad y tranquilidad a toda la población es nuestro deber como mandatarios.

Ya hemos vistos resultados palpables y contundentes en el Atlántico. “Navidad y Fin de año sin armas”, “Carnaval sin armas”, “Semana Santa sin armas”, cuando el Departamento experimentó una reducción sustancial en el número de asesinatos. Esto está comprobado y respaldado no solamente por las cifras de las autoridades, sino por la misma comunidad que experimentó una sensación de seguridad que quiere prolongar.

En esto quiero insistir, el “Mes sin armas” no es un acto improvisado producto de una iniciativa caprichosa. Es el resultado de un largo proceso de concertación en el cual han participado todas las autoridades durante varios meses. Las alcaldías, los organismos de seguridad, las fuerzas militares y de Policía, las instituciones judiciales, los comerciantes y los empresarios, los medios de comunicación, las universidades y hasta las organizaciones comunales, coincidieron en la necesidad de implementar durante septiembre las acciones que nos lleven no solamente a desarmar a los hombres, sino también sus espíritus.

En esta campaña en la que estamos comprometidos juegan un papel trascendental los niños y jóvenes y contamos con ellos para movilizar a la sociedad entera en nuestra cruzada. Son ellos los grupos que más víctimas ponen. En Colombia las heridas causadas por las armas de fuego son la segunda causa de muertes entre los jóvenes de 10 a 24 años de edad. Por cada niño que resulta muerto, cuatro son heridos.. El 90% de las víctimas de homicidios entre los 15 a los 19 años fueron asesinados con un arma de fuego. Por eso haremos un gran trabajo durante septiembre en los colegios y universidades, porque la verdadera transformación comienza desde el interior de nuestros corazones y mentes. Lo nuestro es el desarrollo integral. La seguridad trae inversión nacional y extranjera, confianza y desarrollo. Estamos trabajando en lo social, en lo económico, en lo institucional, generando empleo, transformando el campo, dinamizando la salud y ampliando la cobertura y la calidad educativa como no lo había hecho el Atlántico en muchos años y además, estamos ofreciendo seguridad. La inversión que estamos haciendo en nuestra fuerza pública ha sido una de las grandes de la historia del Departamento. En este cuatrienio estaremos invirtiendo 87 mil quinientos millones de pesos, porque confiamos en nuestras autoridades.

Nuestra generación tiene un compromiso con la vida y lo estamos asumiendo. Con este mes sin armas, damos un ejemplo de unidad, de tolerancia y de respeto. Hoy queremos que el amor una, lo que el miedo separó. Decir YO ACEPTO es creer. Es tener fe en Dios, en nuestras instituciones, en nuestra comunidad, en nosotros mismos. Por eso te invito a decir, YO ACEPTO VIVIR SIN ARMAS. No hay armas buenas, ni armas malas. Son armas. Y su monopolio es del Estado. Que nuestras únicas armas sean la comprensión, la convivencia, la tolerancia.

El 7 de julio de 1986, el Papa Juan Pablo II nos honró con su visita en esta misma plaza. Hoy quiero recurrir a una frase de este santo de Dios:

“El dialogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana. Por ello, el recurso a las armas para dirimir las controversias representa siempre una derrota de la razón y de la humanidad”

Muchas Gracias
...

El gobernador del Departamento del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa comprometido con la paz.

Luis Emilio Rada C.

Preocupados los exportadores en su Congreso No. XXI

El presidente Alvaro Uribe no pudo llegar a la cita con los exportadores.
La gripe lo tiene aguantado.
Así que, tocará esperar que el mandatario analice con calma las solicitudes que le tenían en el Hotel Tequendama los exportadores que lo habían estado esperando varias semanas, organizando su Congreso Nacional.

En los congresos de exportadores, Javier Díaz, el presidente nacional, realiza un diálogo muy interesante con Uribe y allí se negocian en público algunas estrategias.

Esta vez, no fué posible.
Sin embargo, Díaz es un hombre veterano y a pesar de las dificultades busca caminos.
Como ahora…, sin embargo, él y su grupo han confesado que están “preocupados por las dificultades en la in integración andina y por eso proponemos la creación de un bloque comercial integrado por Perú, Chile, México y países de Centroamérica", porque piensan que ese grupo es la puerta abierta a mercados con amplias expectativas como el asiático.

Díaz, en un Congreso Nacional del gremio, en Barranquilla, en el Country Club, se lo había adelantado al país.

Esa vez dijo que el mercado asiático era una gran alternativa y comentó que Chile había negociado hacía rato con esa nación.
Chile siempre se adelanta, por eso le va tan bien…

La preocupación del sector privado está sustentada en un profundo deterioro de las ventas a destinos como Estados Unidos, Venezuela y Ecuador, que constituyen 60 por ciento de las exportaciones totales.

Javier Díaz se sentó con el colega Oswaldo Vargas de La República y le dijo varias cosas:

"Julio fue un mes negro. Las ventas cayeron 26 por ciento, mientras que entre enero y julio el descenso llega a 20 por ciento. Las exportaciones a Venezuela cayeron 35 por ciento y a Estados Unidos 36 por ciento".

También le comentó algo que estamos observando los colombianos:
Incluso, la reelección presidencial se constituye en un hecho que genera incertidumbre en el sector privado. "En los años electorales se reduce la inversión. Todavía faltan pasos como el fallo de la Corte Constitucional, cumplir con el umbral electoral y la decisión de Uribe para ir a un tercer mandato. Dicha situación influye en ese clima de inversión".

"Así mismo, expresaremos la necesidad de eliminar el sesgo antiexportador que tiene el país. No estamos de acuerdo con la eliminación de beneficios del Plan Vallejo como la importación libre de impuestos de maquinaria y equipo.

Este hecho le representa, sólo al sector minero, mayores gastos por 300 mil millones de pesos al año" advirtió el directivo.

Analdex también solicitará mayor flexibilidad en el régimen cambiario. Cualquier error en el diligenciamiento de los formularios de exportación ocasiona sanciones de hasta 200 por ciento del valor comercializado.

Otra preocupación que expresarán este jueves los empresarios al Gobierno Nacional tiene que ver con la demora en la puesta en marcha de la inspección simultánea en puertos marítimos. "Se no ha hablado por mucho tiempo de los escáneres no invasivos y de la revisión coordinada de contenedores, hasta el momento nada de nada".

Según Analdex, este tipo de atrasos deteriora la competitividad del país al generar sobrecostos a los empresarios y daños en la mercancía.

El RADAR ECONÓMICO ha estado cubriendo este Congreso Nacional con el patrocinio de Promigas y la Cámara de Comercio de Barranquilla.

DISEÑANDO LA HOJA DE RUTA
A pesar de los problemas, los exportadores no se están quedando con los brazos cruzados. El dirigente gremial le propondrá al Jefe de Estado el apoyo a una "alianza publico-privada que contribuya y agilice la llegada a otros mercados. Parte de esa estrategia incluye la concesión de las peticiones arriba mencionadas y un trabajo continúo con las empresas.

"Se hace necesario ir más allá del plan de choque lanzado hace pocos días por el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata. En el corto plazo debemos explorar mercados como Brasil, Perú, Chile, Canadá y países de Centroamérica y el Caribe y, en el mediano plazo, Europa y Asia".

Analdex considera que la apertura de mercados puede tardar entre uno y tres años y que buena parte de los productos que hoy se venden a Venezuela pueden ser comercializados en países de la Región.

"Con Europa la visión es distinta, pues es un mercado sofisticado, donde el precio no es lo más importante y sí la calidad y el valor agregado". También es necesario cumplir con las certificaciones y exigencias fitosanitarias del Viejo Continente.

Actividades como alimentos y textiles, constituyen la punta de lanza en la conquista de mercados. Experimentos empresariales exitosos como Leonisa en Italia contribuyen a abrir puertas al empresariado nacional y son puntal de la proyección económica nacional.

ASI SE CONQUISTA UN MERCADO

Para el presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, los empresarios que desean ingresar a un nuevo mercado deben cumplir con pasos precisos. "Es necesario contar con información básica de ese país, por ejemplo la composición tributaria en el orden nacional y regional".

También se requiere cumplir con las normas técnicas adecuadas y establecer un canal apropiado. Puede ser comercialización directa, venta en grandes superficies u otras modalidades. El empresario también debe adaptar el producto a las necesidades de dicho país. En sitios exigentes, la calidad y el diseño son la clave del éxito, también el precio. La aventura comercial apenas comienza.

Mañana, les seguiremos contando la historia.

www.radareconomicointernacional.blogspot.com/
RADAR ECONOMICO INTERNACIONAL
Luis Emilio Rada C
Director.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más