viernes, 3 de julio de 2009

El desempleo nos está asustando...

Una de las bendiciones que debe tener en cuenta el ser humano, y debe agradecer siempre, es su trabajo.
Lo digo, porque, muchas veces encuentra uno a muchos trabajadores que no valoran esa oportunidad que les da la vida.
Valerse por sí mismo.
Pagar las cuentas.
No depender ni de papi, ni de mama...
Cancelar sus deudas.
Ayudar a los otros con nuestro propio dinero es una bendición.

Leer, escuchar e informarse de lo que está ocurriendo a nivel mundial, asusta al más atrevido.
Esto que les envío es para que tengan en cuenta que sin trabajo, nuestra vida se nos convierte en un suplicio. Así que ¡¡¡¡a cuidar nuestro "camello"!!!!

Luis Emilio Rada C.


El virus del desempleo ataca el mercado laboral mundial

Reuters.

Washington. Un fenómeno de desocupación laboral está dominando la economía mundial. Los empleadores de Estados Unidos recortaron más empleos de lo previsto en junio y la tasa de desempleo subió a un récord en casi 26 años de 9,5 por ciento.

En la zona euro la tasa de desocupación de 16 naciones, aumentó a 9,5 por ciento desde 9,3 por ciento en abril.
La eliminación de 467.000 puestos de trabajo reportada por el Departamento de Trabajo en Estados Unidos implicó 100.000 más de lo que habían previsto los economistas de Wall Street y tuvo un alcance amplio en todos los sectores.

La economía ha perdido 6,5 millones de empleos no agrícolas desde que empezó la recesión en diciembre de 2007 y la tasa de desempleo casi se duplicó desde entonces. El promedio industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York descendió más de dos por ciento pues los inversores temían que los datos pudieran oscurecer el panorama para la recuperación.

En otro informe se incremento mayor de lo previsto en los pedidos fabriles de Estados Unidos en mayo, no alcanzó a restablecer la confianza. Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, normalmente vistos como una apuesta segura en tiempos difíciles, aumentaron, al tiempo que el dólar descendió frente al yen japonés, considerado un refugio para los inversores.

La tasa de desocupación de Estados Unidos en junio, de 9,5 por ciento, representó un alza desde 9,4 por ciento en mayo y fue la más alta desde una tasa similar en agosto de 1983. Los analistas habían previsto un incremento a 9,6 por ciento.

Las pérdidas mensuales de empleos tocaron su techo en enero, cuando ascendieron a 741.000, y habían bajado en todos los meses desde entonces hasta junio, un indicio de que el ritmo del deterioro de la economía había estado moderándose. Al mismo tiempo, la tasa de desempleo continuó en alza. Desde que la recesión empezó en diciembre del 2007, las nóminas de empleados estadounidenses han bajado en un total de 6,5 millones.

El Departamento de Trabajo revisó las cifras para abril y mayo para mostrar que en esos meses se perdieron 8.000 empleos menos de lo que se había reportado antes. Las pérdidas de puestos de mayo fueron revisadas a la baja a 322.000, mientras que las de abril fueron modificadas al alza a 519.000.

No obstante, otro reporte ofreció alguna esperanza de que la presión sobre el mercado laboral pudiera atenuarse.
El Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales del seguro de desempleo bajaron a 614.000 en la semana concluida el 27 de junio desde un número revisado al alza de 630.000 la semana anterior.

Además, las solicitudes continuas, que es el total de personas que seguía en las nóminas del beneficio tras pedir una semana inicial de ayuda, bajaron a algo más de 6,70 millones en la semana al 20 de junio desde un dato revisado al alza de 6,76 millones una semana antes, sólo la tercera semana de este año que este rubro ha descendido.

Pero separado, el Departamento de Comercio reportó que los pedidos de bienes manufacturados estadounidenses en mayo ascendieron el 1,2 por ciento, el mayor incremento en casi un año, superando la proyección mediana de los analistas de un alza de 0,8 por ciento. Los bienes de capital fuera del sector de la defensa sin contar aviones, considerados un indicador de la actividad manufacturera, subieron 4,7 por ciento en mayo tras una caída de 3,5 por ciento en abril.

Zona euro

El desempleo de la zona euro llegó en mayo a su máximo en 10 años, de acuerdo con los datos difundidos, acorde a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de dejar las tasas de interés en sus mínimos históricos por ahora.

La tasa de desempleo en la zona euro, de 16 naciones, aumentó a 9,5 por ciento desde 9,3 por ciento en abril, ya que 273.000 personas perdieron sus puestos de trabajo en el mes, llevando el número de desocupados a 15,013 millones, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

"Para el área del euro, esta es la mayor tasa desde mayo de 1999", dijo Eurostat con respecto a una cifra que excedió el 9,4 por ciento prevista y que planteó un mal augurio para cualquier salida rápida de la peor recesión desde la II Guerra Mundial.

Eurostat calculó que 3,4 millones de personas en el bloque monetario perdieron sus trabajos en el año a partir desde mayo de 2008, cuando la desocupación se había ubicado en 7,4 por ciento. Alrededor de 5,1 millones de personas se unieron a las filas de los desocupados en la UE, formada por 27 naciones, en los 12 meses a partir de mayo del 2008, cuando el desempleo de la UE era de sólo 6,8 por ciento.

Los precios al productor descendieron el 0,2 por ciento mensual y un 5,8 por ciento anual, la mayor reducción anual desde que empezó la serie de datos en 1982. Un derrumbe interanual de 14,0 por ciento en los precios energéticos impulsó el declive anual. La inflación al consumidor de la zona euro entró en territorio negativo en junio por primera vez, pues los precios minoristas descendieron 0,1 por ciento anual. La Comisión Europea prevé que el desempleo de la zona euro suba a 9,9 por ciento este año desde 7,5 por ciento en 2008 y a 11,5 por ciento en 2010.

Los datos se conocen justo cuando el BCE El Banco Central Europeo dejó estable su principal tasa de interés en el mínimo histórico de uno por ciento, como se esperaba, y su presidente sugirió que se mantendrían en ese nivel por un tiempo mientras la economía se recupera de una fuerte recesión.

"Las tasas actuales son apropiadas", afirmó el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en la conferencia de prensa posterior a la reunión mensual del Consejo de Gobierno del organismo, que esta vez se celebró en Luxemburgo en vez de en la sede central de Francfort.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más