martes, 1 de abril de 2014

Interrogantes sobre la institucionalidad colombiana Por: Jairo Parada



Jairo Parada critica en esta columna la institucionalidad colombiana. El estilo en que se maneja el poder en Colombia. Menciona al procurador, sin nombrarlo.
No está de acuerdo con la decisión presidencial de sacar por decreto a Gustavo Petro de la alcaldía de Bogotá.
Y recuerda que la venta de Isagén no es buena para el país.

A leer a Parada…

RADAR,luisemilioradaconrado
radareconomico1 
Martes 01 de Abril de 2014
Interrogantes sobre la institucionalidad colombiana
Por: Jairo Parada

Hay que defender la institucionalidad” es el argumento más frecuente que se escucha frente al debate que el país ha vivido en torno al decreto presidencial que removió al alcalde Petro del segundo cargo de Colombia.

 

Lo curioso de la afirmación es que la noción de institucionalidad se reduce a una interpretación bien estrecha de nuestra Constitución y las leyes, a las cuales se les rinde una filistea pleitesía. 
A mi juicio, el problema de la Constitución del 91 es que fue muy ecléctica, pues por un lado estableció un estado social de derecho, algo que nuestros economistas neoliberales no terminan de aceptar, y por el otro, introdujo muchísimos criterios de la ortodoxia económica neoliberal.

 

Lo mismo pasó en el plano político, atribuyéndole exageradas funciones al procurador, sin pensar en lo que pudiese pasar en el futuro cuando ciertos fanáticos llegasen a esos cargos.
La verdad es que la noción de institucionalidad de un país es más profunda. 
 
Se refiere a la matriz de instituciones formales e informales que permean y cristalizan la sustancia de una sociedad. Colombia tiene instituciones formales muy progresivas en la letra, pero cuando se examina la estructura de poder de nuestro país, las instituciones de la captura de rentas del Estado (concesiones y privilegios), el clientelismo y los afanes pecuniarios,  se entiende que estas son las reglas de juego que priman.

Lo bueno de lo formal queda en el papel, lo real es la depredación a todos los niveles, desde las humildes calles de nuestros barrios hasta las encumbradas esferas del poder. Al ciudadano común le queda claro que esa institucionalidad no se puede defender. Más bien nos tenemos que defender de ella, con todas nuestras fuerzas.
Lo otro que llama la atención es que Colombia parece irse ubicando por fuera de la legalidad internacional. No se concibe cómo los tratados internacionales con sus efectos en Colombia “no se aplican”, “no rigen”, como lo vimos en los casos de La Haya y ahora con las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. 

 

Los legos en Derecho no lo entendemos pues se supone que forman parte del bloque de constitucionalidad de un país. Da la impresión que se acoge lo que conviene, y se desecha lo que no. Por ello, Santos se alejó de las simpatías que podía despertar en sectores independientes o de centro-izquierda, con su decisión sobre Petro. Ha polarizado más las cosas, y las dudas ya llegaron a La Habana. Se mostró como un buen representante del bloque hegemónico en el poder.
Por lo anterior, en medio de tantas noticias negativas, resultan refrescantes las decisiones recientes del Consejo de Estado sobre el ex alcalde Alonso Salazar, al reducir la exagerada decisión sobre sus derechos políticos. 
La otra decisión, la cual ojalá se mantenga, es la de suspender la venta de Isagén. Aunque el ministro de Hacienda no parece darse por enterado, es un absurdo seguir liquidando las empresas estatales que le generan beneficios al país. Ya el capital financiero especulador se frota las manos, con sus comisionistas en Bogotá, ante tan pingüe negocio. Con unas reservas netas del país en más de $47.500 millones de dólares, sería fácil conseguir endeudamiento externo para los desarrollos viales que se piensan financiar con lo de Isagén.
El problema no es de recursos sino de una concepción ortodoxa que considera que el Estado debe desprenderse de sus empresas rentables, para seguirlo debilitando y encumbrar más al capital financiero.

Ojalá nuestras desprestigiadas Cortes nos sigan dando este tipo de noticias a nosotros, los escépticos ciudadanos colombianos.

La venta de ISAGEN cambiará la imagen de Colombia: M Cárdenas. Por Luisemilioradaconrado


La venta de ISAGEN cambiará la imagen de Colombia: M Cárdenas.
Por Luisemilioradaconrado


Al principio, el ministro no se quiso pronunciar. Es más, lo reiteró, no hablaré.
Pero después fue consciente que esas noticias no se pueden tapar: el proceso de venta de Isagen, lo paró una tutela, que acogieron las autoridades judiciales. Una magistrada dijo: “No va más”.

Aunque ese “no va más”, lo escribo yo, teniendo en cuenta que el gobierno colombiano va a sustentar un recurso para lograr que continúe ese proceso de venta de Isagén
 
El ministro Cárdenas argumenta: Eso se hace con el único propósito de apoyar el Plan de construcción  de carreteras y autopistas de la denominada  Cuarta Generación.
Colombia necesita esas vías para poder competir.
 
Es un Plan ambicioso, porque ya se han contactado negocios por unos 10 billones de pesos. Yo le decía al ministro, ¿y si no se puede  continuar, qué se va a hacer?
Y él respondió: “¡Soy optimista! ¡Todo saldrá bien!”
El ministro garantiza que no se tocará un peso del presupuesto nacional. Todo irá para ese proyecto.

 
Hay muchas firmas interesadas, así que el monto de la venta puede ser muy alto.

 
En medio de esos cuestionamientos de la venta de Isagén, uno de los empresarios colombianos que contacté y le pedí concepto, fue a Ricardo Lequerica (conocedor del sector eléctrico, ex presidente de Termoflores) y me comentó: “Luis Emilio, ese activo debe venderse. Ya realizó su labor. Es más, el estado colombiano no debe competir con los privados”.
Bueno, así están las cosas…
 
Sin embargo, aquí tengo otro concepto. El de Jairo Parada, economista costeño, que no está de acuerdo con esa venta.
 
Dice Parada:
“La otra decisión, la cual ojalá se mantenga, es la de suspender la venta de Isagén. Aunque el ministro de Hacienda no parece darse por enterado, es un absurdo seguir liquidando las empresas estatales que le generan beneficios al país. Ya el capital financiero especulador se frota las manos, con sus comisionistas en Bogotá, ante tan pingüe negocio. Con unas reservas netas del país en más de $47.500 millones de dólares, sería fácil conseguir endeudamiento externo para los desarrollos viales que se piensan financiar con lo de Isagén.

 
El problema no es de recursos sino de una concepción ortodoxa que considera que el Estado debe desprenderse de sus empresas rentables, para seguirlo debilitando y encumbrar más al capital financiero. Ojalá nuestras desprestigiadas Cortes nos sigan dando este tipo de noticias a nosotros, los escépticos ciudadanos colombianos.
RADAR: En el RADAR, lo que hacemos es narrar la historia económica de Colombia.

COLOMBIA está mejor fiscalmente que en 2007: Mauricio Cárdenas Por Luisemilioradaconrado




RADAR en BID 2014

COLOMBIA está mejor fiscalmente que en 2007: Mauricio Cárdenas

Por Luisemilioradaconrado

La situación económica fiscal de América Latina no es la mejor. Si se compara con los numeritos de 2007, estábamos mejor en el pasado. Y si se presenta una salida de capitales, estaríamos en problemas, dicen los expertos.
 
También hay tropiezos en productividad, de acuerdo al BID.

Eso quedó evidenciado en uno de los informes que nos entregó el BID, el Banco Interamericano de Desarrollo, en esta Asamblea No. 55, aquí en Brasil.
Lo bueno de todo esto, es que Colombia está “blindada”… No me gusta usar mucho ese término, por eso, lo coloqué entre comillas, pero, se puede decir que estamos mejor que el resto de las naciones.
 
El ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas se sentó con nosotros: Duglas Balbín, colega del Noticiero Económico Antioqueño, de Medellín, y el RADAR ECONÓMICO, de Barranquilla.
El ministro dijo, cuando Duglas le comentó: “¿cómo toca a Colombia ese informe, cuando se habla de la parte fiscal y la productividad?”
 
Es buena la respuesta de Cárdenas, porque nos deja tranquilos:
“Eso es cierto para América Latina, como un todo, pero para Colombia no lo es… Tajantemente hay que decir, que la situación fiscal de Colombia es hoy mejor; no mejor, MUCHO MEJOR que la situación fiscal de Colombia en el año 2007”
Relató el ministro Cárdenas que han ido bajando la deuda. En Colombia hay una regla fiscal que establece una especie de camisa de fuerza para mejorar el déficit. “Así que Colombia, en materia fiscal, está mejor que lo que estaba en 2007”
PRODUCTIVIDAD

Eso lo plantea el BID en su informe… América Latina tiene tropiezos con la productividad. Y en eso hay que trabajar.
El ministro de hacienda de Colombia, en charla con RADAR y NEA, comentó: “Tenemos que ser más productivos. Eso es lo que nos va a dar la oportunidad de crecer, para que nuestros ingresos se nivelen con los de los países más desarrollados”.
 
El economista señala que eso es lo que está haciendo Colombia con programas como los de Infraestructura de Cuarta Generación.

RADAR: “¿Los industriales están muy preocupados…?
¿Usted que habla con ellos, qué le han dicho?”

“Pues, han visto que el dólar ha caído en las últimas semanas. Llegamos a estar en 2050. Ahora está por los lados de los 1950, obviamente para los industriales no es una buena noticia.
Pero en la medida que el dólar se mantenga alrededor de los 1950 pesos, que es una tasa que hemos considerado deseable, de equilibrio; una tasa que nos permite salir al otro lado; sobre todo, para la industria y la agricultura, pues, estaremos tranquilos”.
 
Aquí en Brasil le fregué la vida al ministro y también lo felicité, recordándole cuando él deseaba que el dólar llegara a los 1900 pesos, cosa que uno pensaba que no se daría, porque se estaba manejando uno de 1780, 1800, y hasta menor… y él festejó el tope de 1900, con el que él soñaba…
 
Mauricio Cárdenas, nos adelantó que Colombia y el gobierno van a seguir haciendo, lo que no están haciendo los otros países: comprando reservas internacionales, porque con ellas pueden mantener el dólar en niveles aceptables…
 
El ministro siempre se ve reposado… Atiende a la prensa, sonríe. Permite el acercamiento. Respete nuestro trabajo y eso muy importante para los medios.

Tanto que, antes de sentarnos a conversar, yo le dije: “ministro, aquí está el ministro de finanzas venezolano…”
Él no lo conocía, porque es nuevo y esperando el ascensor, apareció el funcionario, y se logró un diálogo entre ministros que registraremos brevemente en este espacio…
 
El RADAR acerca a mucha gente a hacer buenos negocios…


PERCEPCIÓN de la economía mundial hacia Colombia sirve a todos los colombianos: Mauricio Cárdenas. Por Luisemilioradaconrado

RADAR en BID 2014

PERCEPCIÓN de la economía mundial hacia Colombia sirve a todos los colombianos: Mauricio Cárdenas.

Por Luisemilioradaconrado
 
Colombia está bien, en el mercado de capitales. La nación la están viendo como un buen terreno propicio para la inversión.
 
Mauricio Cárdenas, ministro de hacienda colombiano, presente en la Asamblea No. 55 del BID, el Banco Interamericano de Desarrollo, nos decía este domingo, casi al cierre del encuentro que se realizó aquí en Brasil, que los inversionistas y el mercado le han permitido a Colombia pagar menos intereses en sus préstamos…
 
Hace dos semanas, nos decía Cárdenas, debíamos pagar una tasa del 7% sobre los bonos de 10 años (los TES, a 10 años). Hoy estamos pagando una tasa de interés del 6.4% sobre esos mismos papeles.
  
“Hay más apetito, están llegando más compradores de nuestros papeles”, comenta.
 
Y lo bueno es que, si eso se mantiene, los colombianos podemos pagar menos para los préstamos de vivienda… Eso, obviamente, significa bienestar para la población que quiere acceder a comprar sus casas.
  
“La buena percepción de la economía mundial hacía Colombia, se traduce en buenas noticias para los colombianos, para todas las familias colombianas porque sus créditos para vivienda sean más baratos…”
 
Con el ministro de hacienda tendremos muchas más noticias, pero quería entregarles esa información porque es clave para la tranquilidad de muchos ciudadanos, que desean acceder a una vivienda.
RADAR en Brasil, en la Asamblea No. 55 del BID, el Banco Interamericano de Desarrollo con el patrocinio de Electricaribe.