lunes, 7 de junio de 2010

Un mandato para refrendar, por Lola Salcedo


La posición de algunos ciudadanos que se acostumbraron a ganar como sea en los debates políticos la tendremos que soportar unos años más. Por lo menos, hasta que esta sociedad vaya entendiendo que el bien siempre le ganará al mal, más tarde o más temprano.

Solamente aquí en Colombia, hemos presenciado como se cayeron ciertos politiqueritos que creían que habían “coronado” con algunas administraciones y se subieron inmediatamente a los estratos 6 y 5 y les tocó, más tarde, volverse a sus sitios de origen -1, 2 y 3-, porque se les acabó la oportunidad de hacer “negocios”.

No estoy de acuerdo con el Todo Vale.

Eso no es bueno para las sociedades. Eso no se les debe enseñar a los jóvenes. Al final, todo lo que se obtiene mal habido se destruye. Nada queda de eso, de verdad.
Uno no debe apostarle solamente al dinero.
El dinero es bacano, pero uno debe tener otras prioridades en la vida. Y enseñarle eso a sus pelaos, que al final se lo agradecerán a uno.

Si te acostumbras al “tumbe”… más tarde o más temprano te “pillarán”. Y hasta los que te acompañan en el “cruce” te señalarán…

En esta columna de Lola, leí varios mensajes
, pero no voy a referir a ellos, sino que los invito a que la lean.
Saludos
LuisEmilioRadaC
Pd:

El Detalle
Un mandato para refrendar
Por Lola Salcedo Castañeda

He recibido tal andanada de mensajes insultantes de uribistas exultantes que han optado por celebrar los resultados con la infamia, que no logro entender por qué un triunfo les causa semejante reacción: primitiva, visceral, la propia negación del quehacer político. Están emperrados en un triunfalismo vejatorio, determinados a condenar a los verdes y minimizar un mandato clarísimo de más de tres millones de personas que dijimos NO TODO VALE, hay otra forma de hacer gobierno, queremos construir un país diferente.

Los twiterazos de los senadores Benedetti y Name son el mejor ejemplo de esa descomposición, como si llamar estúpido, loco y payaso a Mockus fuera a cambiar el hecho real de que el 32 por ciento de los votantes del 30 mayo haya manifestado un no rotundo a sus formas y fórmulas de gobierno y legislación.
Lo afirmo porque hay que sumar los votos del Polo Democrático, sin reservas, mientras los líderes liberales, conservadores y radicales parecerían tener mayor identificación con la propuesta santista.

Sin embargo, a título personal muchos votantes de esas colectividades han anunciado que apoyarán en segunda vuelta a Mockus y Fajardo.

Gústeles o no, el Partido Verde es hoy la segunda fuerza política nacional y el Polo Democrático se alza como la tercera, una vez se consoliden las disoluciones en la U, que ya están en marcha, comenzando por la del Partido Conservador que estaba prevista.

De manera que, aunque no obtuvimos el caudal presupuestado, los verdes seguimos en la jugada y vamos a defender la agenda de la legalidad como mandato ciudadano.
Realza y fortalece al Polo su posición frente a los verdes: acuerdo ciudadano sobre temas que nos son comunes y caros a ambos, no quieren gobernar de gancho ni esperan cuotas burocráticas, mantienen intacta la fisonomía del partido.


Innecesario y anti político el pronunciamiento de Peñaloza que los obligó a cambiar el rumbo hacia el voto en blanco. Esa misma posición de los polistas la quisiera ver cuando se consolide el frente nacional de Santos, pero es demasiado pedir a partidos acostumbrados a adherir para obtener beneficios que luego denominan gobernabilidad, eufemismo para reparto de cuotas burocráticas y componendas.

El reto del 20 de junio es certificar ese 21.5 por ciento de votantes verdes, sumar el mayor número de votantes de los seguidores de Pardo, Noemí y Vargas que no quieren coalición con Santos y movilizar a los millones de abstencionistas, muchos de los cuales no salieron porque escogieron votar sólo en la segunda vuelta; otros porque no se consideraron necesarios frente a las encuestas, otros porque se dejaron llevar por el tradicional desgano electoral, otros porque los paralizó el terrorismo mediático.
Y aunque no alcancemos esa mayoría ya estamos constituidos por derecho propio como oposición crítica y representativa para hacer de contrapeso al partido único que se gesta.

losalcas@hotmail.com
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más