jueves, 28 de enero de 2010

Puerto Madero... nos va a tocar hablar mucho de esto

En Barranquilla estamos soñando... Y ayer, el gobernador del Atlántico Eduardo Verano, a través del Departamento, adquirió 4.000.000 de acciones en la Sociedad Centro de Eventos y Exposiciones del Caribe S.A.

Con calma, les contaré...

Por ahora, vean estas imágenes...

Luis Emilio Rada C








¿Soy politico o politiquero...? Por Victor Uribe Porto, de Chinú, Córdoba

El colega Victor Uribe Porto, preocupado por lo que está ocurriendo en Colombia, envió este escrito a través de Periodistas del Caribe, un colectivo que ha ido avanzando...

Leamos a Uribe... un Uribe costeño...

Luis Emilio Rada C

Pd:

¿SOY POLITICO 0 POLITIQUERO O POLITICASTRO?

He leído detenidamente el comentario del intelectual Numas Gil Olivera, y de esa lectura pude construir estas reflexiones, que las pongo a consideración de ustedes. Los que hemos tenido la oportunidad de leer textos de filosofía,de economia y de política, nos encontramos hoy con una cruda realidad, y es que al pueblo, clase media baja y clase baja, se le ha venido engañando deliberadamente sobre el verdadero significado del término POLITICA, hasta el punto que para ellos (posiblemente los”mondaos” del pueblo) “todo el que vende y compra votos es político”; “todo el que cambia zinc, eternit, palma, cemento, arena, bloques, lotes por votos también es político”; todo el que consigue puestos burocráticos o corbatas, rebaja en impuestos, entrar al SISBEN o en Familias en Acción, es un gran político”; y en fin todo aquel que a tempranas horas visita su casa, le da unas palmaditas en la espalda, le escupe la casa y toma un tinto, tambien es el “compadre político”.

¡Que ironías de la vida! Si Platón resucitara, de inmediato se moriría de infarto, porque se encontraría con una triste realidad, ver un giro o el trastoque que hoy le están dando al término POLITICA. Porque para este insigne filósofo, POLITICO es aquella persona, hombre o mujer, que va a la academía a prepararse para manejar objetiva y honestamente el Estado en el área de la Administración Püblica. Es el que sabe administrar bien las cosas. Ir a la Academia o a la Escuela era un deber, una obligación para el hombre poder encaminarse en la política, ya que la Academia lo preparaba en ella con la reflexión, la crítica constructiva y el advenimiento de nuevos conocimientos en la que no cupiese la injusticia, ni el desorden, ni la intolerancia. Como decía Platón “tiene que ascender para buscar el saber, la dialéctica”.

De ahí se puede colegir, entonces, que una condición sinequanon para ser un político es recibir una educación integral en donde primen los valores de la ética, de la moral, de solidaridad, de tolerancia, de respeto y de confraternidad.

Desgraciada e infortunadamente a la luz de hoy las cosas han cambiado radicalmente en donde se confunde política con poliquería. Seamos claros y objetivos. El POLITIQUERO O POLITICASTRO es aquel hombre o mujer que se vale de tus necesidades para engañarte, para embaucarte, para robarte, para explotarte, para mentirte. EL POLITIQUERO es aquel que se pelea y se desvive por sus intereses personales y familiares. Es aquel que se para en las esquinas, que llega a los cocteles, que aprovecha cualquier fiesta, que echa discursos y frases muy bonitas, que se ríe contigo y te echa chistes y anécdotas. Es el curandero del pueblo, es el culebrero que grita a los cuatro vientos y utiliza a sus incautos para que a través del perifoneo en carros o a pie hablen bien de él y sus propuestas de gobierno. EL POLITIQUERO en nuestro pueblo es el prototipo de la mentira, del engaño, de la hipócresía, de la maledicencia y de la corrupción. Ese el politiquero o politicastro de turno, y a ese es a quien debemos combatir y destruir.

Indudablemente que no podemos generalizar, y desde luego, en Colombia y en nuestro pueblo a lo mejor existen algunas personas, la minoría, que permanentemente le están sirviendo a la población. Eso es una verdad axiomática, es una verdad de a puño que no podemos desconocer.. De que los hay, los hay. Pero precisamente, esos son los verdaderos POLITICOS. Por eso no debemos confundir POLITICOS con POLITIQUEROS. POLÍTICO es el que te sirve, es el que te ayuda, es el que se sacrifica por ti y por tu pueblo, es el que administar bien las cosas. En cambio, POLITIQUERO es aquel que se vale de tus necesidades y de tus compromisos para fregarte y para robar al pueblo. Entonces, ojo con esta campaña electoral que se avecina.

Cordialmente, Víctor M. Uribe Porto desde Chinú Córdoba.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más