martes, 27 de septiembre de 2016

RADAR. 8816. Septiembre 27-2016 -martes-



RADAR. 8816. Septiembre 27-2016 -martes-

La OEA llegará a las zonas que dejarán las Farc para que no lleguen las bacrim
Caterine Ibargüen se convierte en la nueva marca de Bbva Colombia
Qué buena noticia…
Hillary Clinton gana el primer debate frente a Donald Trump
Gremios de Atlántico, Bolívar y Magdalena piden retorno de gas exportado a Venezuela a bajo precio en las condiciones pactadas
Andrés Salcedo está analizando cómo se está moviendo el expresidente Uribe. Les cuento en esta emisión
Sistemas Pensionales: crisis global y respuestas de mercado (... no la falsa esperanza de mayor asistencialismo)
RICARDO Rocha en el RADAR. Trabajo y arroyos. Dos temas breves pero importantes para la ciudad de Barranquilla. Ricardo es nuestro corresponsal en Estados Unidos
Anif – Comentario Económico del día 28 de septiembre de 2016
Arroceros no harán paro por Tasa de Uso del Agua, tras lograr un acuerdo con el Gobierno
TRIPLE A ATIENDE LA LIMPIEZA DE 80 PARQUES EN BARRANQUILLA
·         Son 22.000 kilómetros lineales adicionales de barrido.
MAURICIO GONZÁLEZ  también interesado en que haya PAZ en Colombia. Experto en redes sociales

Estas y otras noticias van a pasar por este RADAR de hoy.
AMPLIACIÓN:
Mañana rueda de prensa del lanzamiento de la primera versión de AGROEXPO Caribe, la feria que trae el campo a Barranquilla con lo mejor de la Industria Agrícola y Pecuaria Regional y Nacional reunido en Puerta de Oro, Centro de Eventos del Caribe,
RADAR,luisemilioradaconrado
Director

Andrés Salcedo está analizando cómo se está moviendo el expresidente Uribe. Les cuento en esta emisión



El breve análisis de Andrés Salcedo, revisando cómo se está moviendo a nivel nacional el ex presidente Álvaro Uribe, quien ha variado su temple a un personaje de novela rosa.
Dice Andrés: “está dejándole a Colombia una imagen que mueve más a la solidaridad con el niño llorón al que no dejaron entrar a la piñata”…

¿Cómo lo sienten ustedes?

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Andrés Salcedo está analizando cómo se está moviendo el expresidente Uribe. Les cuento en esta emisión

El Uribe que muestran sus últimas apariciones públicas, está dejándole a Colombia una imagen que mueve más a la solidaridad con el niño llorón al que no dejaron entrar a la piñata, que a la admiración y el respeto que despierta a su paso un verdadero hombre de estado.

Incluso personas que alguna vez, como yo, sentimos simpatía por su lucha inquebrantable a la guerrilla criminal y la manera como puso en su sitio a Chávez cada vez que éste salió con alguna bravuconada o intentó agraviarnos, hoy lo vemos con otros ojos.
 
El Uribe que yo veo y oigo ahora es el muchacho inconsolable al que no hay manera de calmar porque sus amigos se fueron a la playa sin él. Su voz impostada, para parecer más varonil de lo que es, sus inquietas miradas de monaguillo casto y resentido (sensación que aumenta cuando a su lado está Savonarola, pelando sus dos colmillos), todo eso que antes podía parecer seductor a muchos, hoy se ve, en cierta forma, risible, más propio de un bufo de la Academia Dell Arte italiana, que de un político serio y responsable. Qué manera de despilfarrar simpatías y de salir borroso en el lente de la historia, tardío pero certero en el enfoque de los que son y los que no son, como decía la vieja guaracha cubana de Ñico Saquito.

Aclaro: le tomé afecto al gobernante Uribe que combatió a la guerrilla y le paró el macho al detestable Chávez, pero el personaje Uribe siempre me ha dejado más dudas que certezas.

Hillary Clinton gana el primer debate frente a Donald Trump





De acuerdo a los analistas y quienes manejan encuestas y debates: Hillary se ganó el primer debate. Y dejó a Trump colgado de la brocha.

Vamos a leer lo que dicen los colegas de Ripe/Expansión (edición de María Camila Suárez Peña), porque de estos debates saldrá el personaje que mandará en Estados Unidos por todos estos años.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
 
Hillary Clinton gana el primer debate frente a Donald Trump



Ella iba vestida de rojo intenso y él lucía una corbata azul. Casi como si se hubieran cambiado los roles y Hillary Clinton estuviera defendiendo la bandera republicana mientras Donald Trump se pasaba al lado demócrata.

Fue en lo único en lo que los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos se salieron ligeramente del guión. Durante los noventa minutos que duró el debate, ambos siguieron a rajatabla el papel que les ha definido durante toda la campaña. Solo que uno lo leyó mejor.
 
Según el consenso de las encuestas publicadas, Hillary Clinton ganó el primer debate que se celebra entre los dos aspirantes a la Casa Blanca. Consiguió el hito con su papel de política aplicada, sin resultar ni demasiado fría ni demasiado distante, dos barreras con las que la ex secretaria de Estado siempre se ha visto obligada a lidiar. Quedó patente que Clinton se había preparado el debate a conciencia y en todo momento se mostró confiada y segura, sonriente pero sin llegar a reír, relajada pero no prepotente, capacitada pero no soberbia, defendiendo pero también atacando.
Donald Trump hizo de sí mismo, sin matices. "Tengo temperamento de ganador", dijo. Sin embargo, al magnate inmobiliario no le bastó su espontaneidad y verborrea para conducir el debate a su favor. Mantuvo un discurso inconexo y en ocasiones errático, y se vio noqueado por Clinton en dos ocasiones.
Primero, cuando la demócrata le instó a que publicara su declaración de impuestos, como han hecho todos los candidatos que han querido optar a la Casa Blanca. Clinton insinuó que, tal vez, el informe muestra que Trump no paga impuestos, un escenario que el republicano no negó.

Su otro gran traspié tuvo que ver con las incoherencias cuando trató de explicar su empecinamiento en que Barack Obama no nació en Estados Unidos y cuando negó que hubiera apoyado la guerra de Irak, una tesis que le enfrentó con el propio moderador del debate, el periodista de la NBC Lester Holt.

Clinton, por su parte, asumió con resignación y humor los continuos ataques de un Trump que interrumpía constantemente y que cometió el error de criticar la preparación de su rival y su experiencia política, ataques que Clinton aprovechó para mostrarse en su papel de estadista y marcar distancias con su adversario.


Los noventa minutos que duró el debate celebrado en la Universidad Hofstra de Nueva York se hicieron cortos. El tema de la inmigración se tocó por encima y ni siquiera se habló del muro que Trump pretende construir en la frontera con México. Tampoco sobre la supuesta mala salud de Clinton y su episodio de neumonía.

Pese a que la demócrata resultó ganadora, no ofreció ninguna novedad, como tampoco lo hizo Trump, por lo que es difícil que el debate cambie el curso de la campaña de manera definitiva. Puede que Clinton haya acabado de convencer a muchos de sus ya previstos votantes, pero aún hay millones de indecisos incapaces todavía de vislumbrar quién será el próximo inquilino de la Casa Blanca.


Para contactar al autor de esta nota:
Ripe/Expansión.
Editor de esta nota: María Camila Suárez Peña. msuarez@larepublica.com.co
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más