lunes, 20 de febrero de 2017

Navelena y otros 3 contratos Por César Lorduy

Navelena, el río Magdalena, Cormagdalena son nombres que están en los cerebros de los colombianos.
Lástima que sea para hablar de problemas, tropiezos, investigaciones...
Cuando nos enteramos de las negociaciones del gobierno colombiano y el brasilero, sentimos que habíamos logrado un excelente contrato. Sin embargo...
 
Leamos al abogado César Lorduy, quien conoce esos negocios.
Aquí lo vemos René Puche, de la Sociedad Portuaria y Alberto Víves, de la Andi.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Navelena y otros 3 contratos

Por César Lorduy

Casi que al mismo tiempo que se firmaba el 13 de septiembre de 2014 el contrato para la Recuperación de la Navegabilidad en el río Magdalena, llamado comúnmente la APP 001 de 2014, Cormagdalena y Navelena, de manera creativa y amparados en la cláusula 43 de esa APP, firmaron 3 contratos más con una vigencia de 13 años y 6 meses que tienen como objeto vincular a unos amigables componedores, cuya función es la de resolver las controversias contractuales de libre disposición que surjan entre los firmantes, así como la de resolver consultas que los mismos, de común acuerdo, sometan a su consideración.

Los contratos fueron firmados con los prestigiosos profesionales Carlos Eduardo Medellín Becerra, Hernando Vallejo Monsalve y David Yanovich; a cada uno de ellos les pagarán, durante el tiempo mencionado, 15 salarios mínimos mensuales, lo que significa que al final recibirán $2.852.834.855, asumiendo en promedio un 6% como incremento del salario mínimo; más una compensación variable que las partes se obligan a pagar dependiendo de la extensión o complejidad del tema que sea sometido a su decisión.
Es plausible que Cormagdalena y Navelena se hayan acogido a la amigable composición como mecanismo alternativo para la solución de los conflictos que pudieran surgir en el desarrollo del contrato, que no solo es beneficioso para ellas, sino para el desarrollo y ejecución del contrato, ya que la mejor solución a un conflicto es aquella que las mismas partes han acordado.
El fundamento de lo anterior, y en lo que se amparan las entidades antes mencionadas, lo encontramos en el artículo 68 de la Ley 80 de 1993 o Estatuto General de Contratación de la Administración Pública, y en el artículo 59 de la Ley 1563 de 2012, por medio de la cual se expide el Estatuto de Arbitraje Nacional e Internacional. Ambas disposiciones nos enseñan que en la mayoría de los casos solo se nombran a los amigables componedores cuando surge una controversia que deberá ser solucionada con fuerza vinculante por quienes hayan sido designados. En otras palabras: si no hay controversia o conflicto derivado del contrato no podría existir la amigable composición, menos componedores, y de seguro ningún honorario que pagar.
Si Cormagdalena y Navelena hubieran escogido el mecanismo del arbitraje para solucionar sus conflictos, este no se activaría al menos que hubiera conflicto y alguna de las partes presentara la demanda, en cuyo caso el máximo honorario al que pudieran aspirar los árbitros que se designen sería la suma límite de 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, pero que pudiera ser menos dependiendo del monto de la pretensión.
Sin conflicto y sin controversia Cormagdalena y Navelena, a pesar de existir una interventoría que cuesta $67 mil millones, nombraron por 13 años y 6 meses a unos amigables componedores que recibirán –así no haya conflicto entre las partes– unos honorarios; al menos que desde el principio esas mismas partes hayan visionado o determinado que el contrato para la Recuperación de la Navegabilidad en el río Magdalena tendría tantos problemas y tantos desacuerdos que saldría más barato, económico y eficiente pactar lo que hemos mencionado y nombrar a unos componedores que, por cierto, tienen la obligación y deben conocer detalladamente todos los aspectos de esa APP, sus modificaciones y cualquier otro dato relevante frente a su desarrollo.

Colombia y Ecuador investigan conjuntamente el contrato del río Magdalena



Se unen Colombia y Ecuador, a ver si investigan que está pasando con el contrato del río Magdalena.
Me gusta ese acompañamiento.

Al final, todos nos beneficiamos.

Además, es clave que se conozcan las investigaciones se están realizando para que Odebrecht deje de hacer más daño… 


RADAR,luisemilioradaconrado

@radareconomico1

Colombia y Ecuador investigan conjuntamente el contrato del río Magdalena


Los fiscales de Ecuador y Perú viajarán a Colombia para continuar con las investigaciones por el escándalo de sobornos de Odebrecht. Así lo reportó la Fiscalía General de Colombia, luego de una reunión que se llevó a cabo en Brasilia, en la que participaron fiscales de 11 países.

Al término del encuentro, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, afirmó que se ha avanzado “enormemente” en la cooperación con Brasil y con otros países de la región.
El comunicado afirma que las fiscalías de Colombia y Ecuador aunarán esfuerzos para investigar el contrato de navegabilidad del río Magdalena, concedido a Navelena, empresa vinculada a Odebrecht. 

Este viernes, el superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, reveló en charla con los colegas de BLU Radio, que adelanta una investigación para determinar si el consorcio Acciona, socio de Odebrecht en contratos como la construcción del metro en Quito, se retiró voluntariamente o recibió dinero para apartarse de la lista de oferentes que buscaba quedarse con el contrato del río Magdalena favoreciendo a la firma brasileña.

viernes, 17 de febrero de 2017

Pan Santana abre sus puertas con imagen renovada


Pan Santana va con todo.
Llegó un momento en que estaba arriba en el mercado.
Bajó un poco, pero se mantuvo.
Hasta que llegó al piso. 
El horno crematorio... sin embargo, apareció la salvación y se renovó el pan de Pan Santana.

Bien por la compañía. Bien por Barranquilla.

¡Éxitos!

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1


Pan Santana abre sus puertas con

imagen renovada y nuevas líneas de negocio

Tras ser adquirida por nuevos inversionistas, este establecimiento insignia de Barranquilla, trae a la ciudad nuevos sabores para fortalecer su competitividad en el mercado y seguir estando en las dinámicas de compra de los barranquilleros.


Con el sello de tradición y calidad que le ha impreso Pan Santana a la gastronomía barranquillera, por más de 30 años, este ícono empresarial de la ciudad abre sus puertas nuevamente, con una imagen renovada y fresca y con nuevas líneas de negocio, con las que busca impactar positivamente el mercado barranquillero.

La reciente adquisición de la panadería, por parte de la familia Sánchez Arguelles le imprime una impronta familiar, misma que venía manejando el establecimiento desde su creación, en San Jacinto (Bolívar), en la década de los 70.

Para los nuevos inversionistas, la transacción realizada el año pasado, no solo marca un nuevo tiempo para Pan Santana, sino que a ellos como familia emprendedora les impone un gran compromiso con la comunidad barranquillera y del Caribe, en general.

Reynaldo Sánchez, gerente general de Pan Santana, expresa que “la meta, durante el primer año, es aumentar las ventas en más de 150% y llegar a generar 40 empleos directos en total”, una expectativa que está seguro podrá alcanzar de la mano de su familia, su equipo y los consumidores barranquilleros.

El jefe de esta familia santandereana, que incursionó en el sector de las panaderías hace más de 10 años, afirma que el propósito de esta reapertura radica en “ser los líderes en el mercado, que todos en Barranquilla vuelvan a hablar positivamente de La Santana”, ya que “hemos hecho un esfuerzo, tanto en la remodelación, como en la cualificación de nuestro equipo, el desarrollo de nuevos productos, entre otros aspectos”.
Siendo Pan Santana un negocio familiar que hoy, en nuevas manos, mantiene el mismo formato, Tatiana Sánchez, hija de Reynaldo y gerente de Producción, manifiesta que el público barranquillero es “cada vez más exigente”, por lo que el reto es aún mayor. “Esto es una empresa grande, con desafíos esenciales todos los días, y hay que poner en práctica absolutamente todo lo aprendido”.

Tatiana, quien ha acompañado siempre a su padre, está segura que la tradición y la calidad de Panadería Santana, son la plataforma para cumplir los objetivos que se han trazado, además de los elementos innovadores que empiezan a aplicarse en las nuevas líneas de negocio.

“Contamos con delikatessen y estamos fortaleciendo la línea saludable”, dice la joven emprendedora y puntualiza, además, que “estamos dispuestos a trabajar en los tipos de panes que el público necesite, en sus respectivas necesidades específicas”.

Arnaldo Olivo, esposo de Tatiana y gerente de Recursos Humanos de la empresa, indica que es fundamental satisfacer las necesidades de los clientes, ya que, “la tradición de este negocio no es tener clientes, como tal, es tener amigos, es crear lazos estrechos con nuestros consumidores”.

Es por eso que enfatiza en que “no solo vender el pan a las personas, sino ofrecer productos diferentes, productos complementarios, con los que los clientes encuentren una oferta cada vez más diversificada”.

El evento de reapertura se llevó a cabo esta mañana, desde las 8: 00 AM, en las instalaciones de la Panadería.

 Sigue a Pan Santana en Instagram como pan_santana
¿Quiénes somos en Pan Santana? 
Somos una empresa dedicada a la elaboración y comercialización de una variedad de productos de excelente calidad a base de harinas, manteniéndonos en constante innovación, ofreciendo atención personalizada y orientados a la satisfacción de nuestros clientes.


Arnaldo Olivo
Gerente de Recursos Humanos
Panadería Santana


Lucía Avendaño Gelves
Bololó Lab
Prensa
301 628 46 71 – 300 5504277
lucia.avendano.gelves@gmail.com
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más