jueves, 26 de marzo de 2015

Dólar: precios del gas y gasolina Por Jairo Parada

¿Obtendremos alguna vez en Colombia, la fórmula justa para que los ciudadanos puedan pagar su combustible?

Como dice Jairo Parada en esta columna: "Ahora que ha bajado en forma extraordinaria el precio del petróleo, la baja que nos ha entregado el Gobierno es ridícula; unos $300 pesos por galón".

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1


Dólar: precios del gas y gasolina
Por Jairo Parada

Cuando los ciudadanos del Caribe respirábamos algo de tranquilidad ante el aplazamiento del alza del precio del gas, por la congelación de la nefasta fórmula utilizada por la Creg, la cual fracturaba los dos mercados del gas y nos condenaba a los costeños a alzas exageradas en este bien, tan esencial para más de ocho millones de hogares y numerosos usuarios industriales y empresariales, el gas sigue subiendo. EL HERALDO, en su revista +Negocios de marzo del 2015, edición 11, ha publicado un excelente resumen de toda la información de contexto del problema, incluyendo un tópico que ahora está impactando los precios del gas para los usuarios: la regla establecida según la cual el precio del componente de producción y alrededor del 70% del transporte están expresados en dólares. Como el dólar sigue disparado casi llegando a los $2.700, ahora el alza de la divisa nos erosiona los bolsillos por la vía del alza del gas. Lo que nadie se pregunta es por qué cuando el dólar bajó por la excesiva revaluación, no bajaron los precios del gas. Es una lógica, por tanto, que solo opera cuando el dólar sube. 

Lo cual nos lleva a ver quiénes producen el gas y el petróleo en el país. En el caso del gas, Ecopetrol y Chevron (en un 43%) son los que lo producen en la Costa. Lo curioso es que, tratándose de recursos ubicados en el territorio nacional, su producido se tasa en dólares como si se importaran. Lo mismo sucede con la gasolina. Según lo señaló el senador Velasco alguna vez en un debate en el Senado para impulsar la revisión de la fórmula del precio de la gasolina, estudios contratados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos señalaban que el costo de producir gasolina en el país era de  $2.000. Con todos los impuestos, sobretasas y márgenes que se le añaden, sin sacrificar los ingresos fiscales del Estado y del mismo Ecopetrol, no debía llegar a $6.000. Se impulsó un proyecto de ley, y este fue hundido por el Gobierno y el mismo Congreso. Ahora que ha bajado en forma extraordinaria el precio del petróleo, la baja que nos ha entregado el Gobierno es ridícula; unos $300 pesos por galón. Ello sucede porque la ‘fórmula’ del Ministerio de Minas, según lo señala José Roberto Acosta, de Justicia Tributaria, tiene en “ el artículo 1º de la resolución 18-1602 de septiembre 30 de 2011 del MME … un inconstitucional parágrafo que, ignorando la detallada matemática de las tres páginas anteriores, borra de tajo el resultado de la fórmula y decide que la variación mensual del precio al productor no puede ser superior al 3%, sea hacia arriba o hacia abajo”. 
 
En otras palabras, se bloquea la baja del precio de la gasolina con un parágrafo clave que entorpece el alivio a empresarios y ciudadanos.
En realidad, detrás de estas fórmulas tecnocráticas se encubre el afán de garantizar la rentabilidad de inversiones extranjeras y grupos económicos nacionales, que todo lo dolarizan, excepto un factor fundamental para los colombianos: el salario. 

Revisemos estas sacrosantas fórmulas. Fueron hechas por seres humanos y son susceptibles de cambiar. Hay caminos intermedios para estos precios estratégicos, evitando el populismo pero reconociendo que son recursos que se explotan en pesos y se podrían tasar en pesos.

No hay devaluación excesiva, señala desde Busán, Corea del Sur, Carlos Gustavo Cano

De acuerdo con Carlos Gustavo Cano, codirector del Banco de la República de Colombia, quien está en la delegación oficial que representa al país en la Asamblea 56ª del BID en Corea del Sur, es difícil precisar cómo y cuándo variarán los precios del dólar y el petróleo a nivel internacional.
El señor Cano es un experimentado profesional y entiende que el mercado es impredecible y que los pronósticos es mejor dejarlos de un lado por ahora…

RADAR, luisemilioradaconrado
@radareconomico1

No hay devaluación excesiva, señala desde Busán, Corea del Sur, Carlos Gustavo Cano

Quienes están preocupados por el ritmo acelerado en que crece la tasa de cambio y advierten que tiene amenazada a la economía, están lejos de lo que percibe el codirector del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano, quien manifestó hoy aquí que la devaluación no es excesiva e incluso todavía falta un pequeño ajuste.


 
Lo excesivo fue la revaluación, que afectó tanto a la industria y a la agricultura, afirmó el señor Cano, quien al lado del también codirector Germán Arce, asisten a las reuniones anuales de gobernadores del BID. En mi opinión, continuó el codirector, la tasa de cambio aún está lejos de la tasa de equilibrio.
De otra parte, admitió eso sí, que Colombia tiene un ojo en Washington y el otro en el medio oriente, porque lo que suceda en esas geografías incide tanto en el precio del petróleo como en la tasa de cambio. Dijo, jocosamente, que ya es más difícil predecir lo que sucederá con el petróleo que con el cambio climático.




Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más