lunes, 24 de septiembre de 2012

Cámara de Comercio y la repetición de las elecciones de Junta Directiva



CÁMARA de COMERCIO de BARRANQUILLA y nuevas ELECCIONES
El colega, Raimundo Alvarado, nos envió esta nota, que estábamos esperando: “La Superintendencia de Industria y Comercio comunicó que ha sido fijada la fecha del 29 de noviembre para repetir las elecciones de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla, previa depuración del censo de afiliados con derecho a votar.
La decisión es consecuencia de una impugnación interpuesta por el ex directivo Pablo Gabriel Obregón y el directivo actual Charles Chapman y tras comprobarse irregularidades en afiliaciones en el primer trimestre del presente año, cuando se afiliaron un poco más del 80 por ciento  las empresas que votaron a principios de julio”.

Por el RADAR obtendrán más información más adelante.

RADAR,luisemilioradaconrado

La competencia en el sector de TIC nos concierte a todos, Marc Eichmann

Estoy de acuerdo con él: “La competencia en el sector de TIC nos concierne a todos”.


¿Quién lo entiende?
¿Quiénes lo han asimilado?
¿Qué porcentaje de colombianos?

Sería bueno saberlo, ¿cierto?
Todavía hay muchos qué no tienen siquiera un correo electrónico…

RADAR,luisemilioradaconrado


Lunes, Septiembre 24, 2012
La competencia en el sector de TIC nos concierne a todos
Marc Eichmann
Presidente UNE EPM Tel.


En la constitución del 91, el país decidió abrir el sector de las comunicaciones, hasta ese entonces conformado por monopolios públicos, a la competencia. Esta visión de Estado ha permitido el ingreso de capitales extranjeros y nacionales al desarrollo del sector TIC en pro de su desarrollo. Y siempre hubo un norte inalienable en la visión: construir un sector que soporte el desarrollo económico y social del país y que brinde sus servicios a precios competitivos y con calidad al usuario.
Hoy nos ocupa un debate amplio y serio que define el marco competitivo que queremos para el sector y que por ende afecta la vida de cada uno de los colombianos. Lo importante es que éste debate no tiene como piedra angular la subasta de 4G sino la vigencia de los mismos principios con que se definió el futuro del sector de las comunicaciones hace veinte años.
La realidad actual es que el mercado de las comunicaciones no está funcionando apropiadamente. El operador dominante tiene aproximadamente el 80% del tráfico de voz móvil, con márgenes por lo menos veinte puntos porcentuales por encima de todos sus competidores e inversiones por usuario muy inferiores a los demás jugadores del sector. Esta rentabilidad está dada por el esquema de precios dictado por este operador a todos los usuarios colombianos. Fedesarrollo, en un estudio reciente concluyó que el sobre costo que pagamos los colombianos por la concentración en el mercado de las telecomunicaciones es del 0.77% del PIB. Este sobrecosto simplemente va en contra del bolsillo de los consumidores de pie y del desarrollo económico del país.
El problema no es la posibilidad del regulador para tomar medidas contra el cuasi-monopolio, sino hacerlas efectivas y que éstas tengan efectos en el tiempo oportuno. Internacionalmente se ha demostrado que es mejor regular las prácticas monopolísticas antes que éstas se materialicen en el mercado.  
Lo que piden a gritos la gran mayoría de empresas del sector, el Congreso y gran parte de la opinión pública es que el gobierno tome medidas preventivas previas para que la situación actual de dominancia en el mercado de voz móvil no se repita en el mercado de datos móviles. Afirma la Superintendencia de Industria y Comercio en un estudio técnico publicado recientemente, que si se permite la participación de Claro en la subasta de 4G en cualquier frecuencia, habría un altísimo riesgo de que se repita la dominancia del mercado de voz en el mercado de datos. Y advierte que de darse esta situación, se corre un riesgo muy alto de que las demás empresas del sector entren en quiebra y las comunicaciones del país queden en manos de un solo jugador, con las consecuencias que implica para el usuario y el futuro de la economía colombiana.
Las medidas que deben implementarse para impedir que se repliquen a futuro los problemas del mercado de voz móvil incluyen ante todo una nivelación del campo de juego: obligaciones de compartición de infraestructura entre y para todos los jugadores del mercado, cargos que incentiven el uso de redes de terceros, topes de participación de mercado similares a los que funcionan en la industria de energía y acceso con condiciones realistas a bandas bajas de espectro electromagnético a los jugadores que no las tienen.
Hoy quiero hacer un llamado a que seamos generosos trascendiendo los intereses particulares y construyamos un sector que realmente sea base de competitividad para el país y los usuarios, y que fortalezca todo nuestro contrato social. Como lo dijo el Superintendente de Industria y Comercio, el mejor mecanismo para esos fines ya está inventado: ¡la competencia!

Editorial: Santos y sus dos históricos anhelos



Esto que nos cuenta el editorialista del diario La República, debería darles vergüenza a los políticos de este país. Y también a los empresarios que no han hecho lo correcto para que Colombia sea más desarrollada, con una excelente infraestructura.
Vergüenza les debe dar, porque la historia se las cobrará. No el pueblo, porque es ignorante y vota por una botella de ron y una tejas.
Pero repito, qué vergüenza sería para mí, siendo político que las obras no se realizaran… nunca le quise apostar a esa vaina.
¿Qué estará pensando Santos?
No había nacido yo (58 años), cuando La República publicó esto “Habrá informe para la construcción del subway en la Capital”.
¡Qué vaina con nosotros!
¿Vamos a dejar que este país se destruya por el egoísmo de unos cuántos tontos?
Digo tontos, porque creen que el dinero que tienen les podrá salvar… Eso para nada sirve… Nada nos podemos llevar para el otro mundo, que esperemos que sea más bacano. Tan bonito es que te recuerden con agrado…

RADAR,luisemilioradaconrado

Editorial de La República
Santos y sus dos históricos anhelos
Lunes, Septiembre 24, 2012
Van a cumplirse 59 años desde que apareció en la primera página de este diario en su edición inaugural, el 1 de marzo de 1954, una breve noticia que se titulaba: “Habrá informe para la construcción del subway en la Capital”, en la que se contaba que “a mediados de la próxima semana será entregado al Alcalde Bogotá el informe redactado por los técnicos alemanes sobre la construcción de un ‘subway’ en la capital de la República. Como se sabe por informaciones ya conocidas, el proyecto considera la posibilidad de establecer la mencionada línea de transporte subterráneo desde el Hospital de San Carlos situado al sur hasta bien al norte, posiblemente a terminar en la autopista”.
Esto sucedió durante el breve mandato del general, Gustavo Rojas Pinilla, y el alcalde de Bogotá, que había puesto el Dictador, era el coronel Julio Cervantes. Luego vino el Frente Nacional y desde entonces nadie desde el Gobierno Nacional ni desde la Alcaldía Mayor ha podido adelantar el metro como un sistema masivo de transporte. Una situación similar y muy contemporánea a la del metro es la búsqueda de la paz. Todos los gobiernos desde hace más de medio siglo han buscado afanosamente a través de la guerra y de los diálogos conquistar la esquiva reconciliación nacional, sin lograr avanzar. Y el presidente Santos no es la excepción a la regla y ha emprendido trabajo en esos dos frentes: poner a andar el metro para Bogotá y lograr acuerdos de paz con la guerrilla.
El pasado viernes, el Presidente y el alcalde, Gustavo Petro, acordaron nuevamente adelantar más estudios para establecer cómo ejecutar esa obra. El Gobierno y la Administración Distrital ya tienen un concepto del Banco Mundial que aclara cómo se va a ejecutar este proyecto. El Distrito deberá tener las especificaciones técnicas de cómo realizar la obra en menos de año y medio, pero no faltarán las demandas, los conceptos, los debates en un Concejo sin relevancia, etc. Justamente todos esos obstáculos que le han impedido a Bogotá tener un metro como sucede en casi todas las ciudades de más de cinco millones de habitantes. 
El Banco Mundial avala llevar la primera línea del metro hasta la localidad de Suba. Al tiempo que el Alcalde anuncia que va a empezar el contrato de ingeniería básica para mirar exactamente por dónde va a pasar el Metro, “en el ramal que va del borde oriental hacia occidente, hacia Kennedy y Bosa y se abre también el estudio de ingeniería básica del trazado que nosotros tenemos que entregar del ramal que desde el norte irá hasta el sur”.

Tanto el metro como la paz son dos tareas fenomenales para el desarrollo de Colombia que tienen sus enemigos poderosos y ocultos a los que, en lugar de atacar, hay que pasar por alto.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más