lunes, 12 de junio de 2017

En Colombia. “El gran reto económico a mediano plazo es financiar el posconflicto”

Parece que el asunto no está tan fácil para 2017.

Los primeros cinco meses nos indican que el balance es pobre.

Sin embargo, el ministro de hacienda Mauricio Cárdenas mantiene su optimismo.


En este escenario, lo cierto es que las proyecciones del PIB para final de año no son las mejores.


Las proyecciones que hay: “El Banco de la República piensa que la economía crecería 1,8% en 2017; la Ocde 2,2% (en 2018, 3%); el FMI indicó que aumentaría 2,3% y el Gobierno mantiene la cifra de 2,5%”.


Revisemos que dicen los expertos y analistas…



RADAR,luisemilioradaconrado

@radareconomico1



En Colombia. “El gran reto económico a mediano plazo es financiar el posconflicto”


El panorama económico de 2016 y comienzo de 2017 no fue el mejor. Este año, las cifras del Dane indicaron que la variación del PIB fue de apenas 1,1%, en el primer trimestre, sin embargo, el Gobierno Nacional sigue siendo optimista.

Por un lado, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, expuso, en el foro ‘Colombia a los ojos de Wall Street’, que la inversión extranjera en el país se ha incrementado casi el doble, al pasar de US$6.430 millones en 2010 a US$13.593 millones en 2016.

Por otro lado, están los think tanks, como Anif y Fedesarrollo, que han insistido en que no hay crisis ni desaceleración, pero se debe tener cuidado con el manejo económico. 

Sergio Clavijo, presidente de Anif, dijo que es imposible que el PIB repunte con los subsidios de vivienda. Mientras que Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, destacó que “el proceso de ajuste ya tocó fondo y se observa una clara mejoría en los frentes de inflación y sector externo”.


Mientras se terminan de ajustar las cifras, LR habló con Richard Francis, director de calificaciones soberanas de Fitch Ratings, entidad que mantiene un permanente monitoreo de la economía, para hablar del financiamiento del posconflicto, la evaluación para Colombia y algunas reformas que tiene pendientes el país.

¿Cómo está y qué evaluación hace de Colombia?
Primero pusimos una perspectiva negativa en 2016, porque fue el peor momento, tal vez. Lo que hemos visto, en los últimos nueve meses, es un ajuste de los desbalances, mucho más rápido de lo que hemos previsto, por eso hemos cambiado la perspectiva a estable de nuevo.

¿Algunas opiniones indicaron que la Tributaria influyó?
La Reforma Tributaria fue clave para nosotros.

¿Entonces se puede decir que lo peor ya pasó?
Podemos decir que el año pasado y este son de ajustes.

¿Y qué ve para 2018?
Va a ser mejor que 2017. El crecimiento va a llegar a 3%, esperamos un déficit fiscal menor, una pequeña caída en deuda en términos de PIB y un ajuste en la cuenta corriente. Aunque será un año electoral.



¿Financiar el posconflicto es un reto económico?
El reto económico a mediano plazo es financiar el posconflicto. Es un gran reto, pero probablemente no este año si no el que viene. Va a ser un reto para el próximo Gobierno.


¿Cómo se hace el ajuste del financiamiento para la paz?
Cómo se hace el ajuste no nos importa, pero el déficit debe caer, la deuda en términos de PIB también (...) se puede hacer por el lado de gasto o ingreso.


¿Qué efectos tendrían la reforma pensional y laboral para la economía nacional?
El tema pensional puede tener un impacto por el lado fiscal y el asunto laboral es más de crecimiento (...) en términos fiscales el tema laboral no tendría impacto en el largo plazo.

 
¿Cuándo piensan mirar la calificación de Colombia?
Normalmente son dos veces por año. Hemos revisado la calificación en marzo, probablemente lo hagamos en octubre. 


¿Qué van a tener en cuenta?
Miramos el déficit fiscal, el crecimiento. La inflación no será algo tan importante porque está bajando, puede estar cerca de la meta.


¿Entonces por el momento en octubre mantendrían la calificación estable?
Claro, porque hemos cambiado la perspectiva de negativa a estable y normalmente no cambiamos tanto. Si hay alguna novedad podríamos hacerlo, pero sería fuera de lo normal.

Los paros traerían más impuestos

Luego de tres semanas, todo indica que los paros están entrando en su puto final con los acuerdos que está logrando el Gobierno y los gremios. Sin embargo, ¿quiénes van a pagar los costos de las movilizaciones? El director de Fedesarrollo, indicó que “si bien los paros hacen parte del tipo de conflicto normal de una economía, generan costos muy grandes”, y quienes pagarán serán los colombianos, “los paros los debe pagar la misma sociedad con impuestos, y por eso hay que tener mucho cuidado cómo se solucionan”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más