domingo, 11 de junio de 2017

El agro ya no es cenicienta del crecimiento económico: SAC Por Jorge Montaño

Hace rato que el cambio climático está cambiando hasta los negocios.
Golpea los de los cafeteros y arroceros, pero también de otros sectores.
Sin embargo, el futuro es muy bueno:  “Tenemos las mejores expectativas de lo que pueda ocurrir en lo que reste del año” y quien lo ratifica es Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC y él conoce muy bien el sector agropecuario.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

El agro ya no es cenicienta del crecimiento económico: SAC

Por Jorge Montaño


 

La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) entregó un parte positivo sobre el comportamiento que ha tenido este año el agro, al punto que en el primer trimestre creció el 7,7%, sin embargo, el gremio señala que el problema que persiste en la baja rentabilidad en el campo.
Jorge Enrique Bedoya, presidente ejecutivo de la SAC, dijo que el cambio climatológico está golpeando cosechas como la del arroz, la del café, igual el sector se afectó por el paro de 18 días en Buenaventura, en especial el sector avícola y porcícola.
“Es una situación de contrastes, entonces en este país hay que esperar qué pasa con el clima y con los paros para determinar cuál es el futuro de nuestro sector agropecuario en el segundo semestre”, dijo Bedoya, quien también fue presidente de Fenavi y Viceministro de Defensa.

Bedoya sostiene que aunque en los primeros tres meses hubo un buen comportamiento, el clima y los paros generan una incertidumbre y ello conlleva a que los productores adopten decisiones más racionales a la hora de decidir cultivar y no hacer proyecciones que se pueden caer.

“Este año lo que el agro está demostrando es que saca la cara por la economía colombiana y eso es satisfactorio, pero aquí lo más importante, más que crecer, es la rentabilidad de los productores. Nada sacamos con que las cifras sean tan buenas, sino se da una adecuada rentabilidad, y eso es lo que estamos esperando como ocurre”, destacó.
La preocupación de los agricultores con los paros y marchas en el territorio es que se limita la movilidad por el territorio nacional, afectando el transporte de los alimentos, perdiéndose las cosechas al no poder llegar a los centros de acopio y distribución nacional, cuando la producción agrícola es base de la seguridad alimentaria de los colombianos.
 
De acuerdo con la SAC, todos los cultivos vienen generando dinámica propia según los cultivos, por ejemplo, caso de la caña de azúcar, arroz y maíz, que han tenido un buen desempeño, y en el caso de la industria pecuaria, la piscicultura y porcicultura han tenido un crecimiento importante, pero hay que mirar son los problemas en cada una de las regiones para que no hayan más paros, sobre todo del transporte.
Bedoya confirmó que el agro en la Costa Caribe sigue teniendo un buen desempeño y cree que ha sido favorable el comportamiento en algunos productos, gracias al esfuerzo de los cultivadores, caso de la palma de aceite en Bolívar y el Cesar. “Tenemos las mejores expectativas de lo que pueda ocurrir en lo que reste del año”, agregó.
A nivel del comercio exterior, dijo, que productos como el café, banano, el azúcar, la palma de aceite y las flores siguen impulsando las exportaciones, pero despuntan nuevos productos en los mercados internacionales como el aguacate hass, la uchuva y la piña han empezado a tener un crecimiento importante en sus ventas externas.
“Yo siempre le digo a la gente: uno no llega de la noche a la mañana a unas ventas internacionales de 800 millones de dólares, en el caso de las flores o banano, hay que empezar con algunos pinitos para luego alcanzar la cúspide y eso es lo que están haciendo algunos empresarios del campo”, confirmó el presidente de la SAC.
 
El 50% de esas exportaciones va a los Estados Unidos, luego a Europa, y ahora existen unas aprobaciones fitosanitarias y zoosanitarias para países de los Emiratos Árabes, otros de Europa y Centroamérica. “El menú del campo se está abriendo en materia de exportaciones y eso debe generar satisfacción a todo el país”, sostuvo Bedoya.
A la SAC le preocupa el aumento de los cultivos ilícitos en diferentes regiones porque es un combustible para el incremento del microtráfico y la drogadicción, así como para la extorsión y otros delitos, por lo que los agricultores confían en que el Gobierno adopte las medidas necesarias para reducir las hectáreas dedicadas a estos productos. Por eso clama que se fortalezca la justicia, la educación y la conectividad de las zonas en conflicto con los mercados de consumo para evitar vulnerabilidad de los campesinos.

Foto: Cortesía José Gámez-Fedepalma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más