jueves, 12 de enero de 2017

“Es tarea de todos ser guardianes de la democracia”: Barack Obama



Barack Obama se ganó mi admiración siempre.
Sin embargo, yo le aposté a ese mandatario sin conocer de qué era capaz.

Alguien podría pensar: “imbécil… sin conocer al candidato…”

Pero no fue así. 
Yo no le aposté tanto a Barack porque lo conociera, como he conocido a los candidatos locales, sino porque era negro. 
Y porque no he podido estar de acuerdo con la discriminación. 

Y eso se lo enseñé a mis hijas. 
Tanto, que ellas han sido grandes amigas de chicas de color. Y eso me complace muchísimo.

Así que, ver a este abogado dirigir la nación más importante del mundo, me mantuvo complacido todo este tiempo.

Ese gesto de Obama y su familia de agasajar a los sirvientes que los atendieron durante su paso por la Casa Blanca, solamente se les podía ocurrir a ellos.

Washington, todo Estados Unidos y el gobierno Norteamericano deben sentirse orgullosos de haber tenido un mandatario como Barack Obama…

DIOS lo cuide siempre.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
“Es tarea de todos ser guardianes de la democracia”: Barack Obama
"Sí, podemos. Sí, lo hicimos", dijo en su discurso de despedida.
El Presidente de EE.UU., Barack Obama, remarcó hoy que corresponde a "todos" los ciudadanos ser "guardianes" de la democracia, no solamente cuando hay una elección, sino "durante toda la vida".
"Nuestra democracia se ve amenazada si la damos por sentada", dijo Obama en su discurso de despedida como Presidente de Estados Unidos, al llamar a todos sus compatriotas a "aceptar la responsabilidad de la ciudadanía".
Obama también pidió a todos sus compatriotas que crean en su propia capacidad de lograr el "cambio", al prometerles que permanecerá a su lado, "como ciudadano", durante el resto de su vida.
 
"Yes, we can. Yes, we did" (Sí, podemos. Sí, lo hicimos"), dijo Obama al cerrar su discurso de despedida como Presidente de EE.UU. en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago.
El Presidente estadounidense abogó por que EE.UU. se mantenga "vigilante, pero no asustado" en la esfera mundial, al defender que las dos otras potencias que luchan por la hegemonía global, Rusia y China, no la obtendrán a no ser que el país cambie drásticamente.
"Rivales como Rusia o China no pueden superar nuestra influencia en todo el mundo, a no ser que renunciemos a lo que defendemos, y nos convirtamos en otro país grande que abusa de sus vecinos más pequeños", dijo ante unas 20.000 personas en Chicago.
Presumió de qué ninguna organización terrorista extranjera ha logrado ejecutar un atentado en el país durante sus ocho años en la Casa Blanca y aseguró que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) "será destruido".
"Aunque Boston, Orlando o San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización, nuestros agentes están más atentos y son más efectivos que nunca", afirmó.
Reconoció que, pese al carácter histórico que representó su elección como primer mandatario afroamericano de EE.UU., el racismo sigue vivo en el país y queda "más trabajo por hacer" para eliminar los prejuicios contra las minorías y los inmigrantes.
"Después de mi elección, se habló mucho de un Estados Unidos posracial. Esa visión, aunque bien intencionada, nunca fue realista. Porque la raza sigue siendo una fuerza potente y a menudo divisoria en nuestra sociedad", señaló.
Reiteró su compromiso con una transferencia de poder "pacífica", como ya transmitió en su día a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump.
"Depende de todos nosotros asegurarnos de que nuestro Gobierno pueda ayudarnos a acometer los muchos desafíos que todavía enfrentamos", subrayó.
Defendió que su país es actualmente "un lugar mejor y más fuerte" que cuando él llegó al poder en 2009, y atribuyó esos avances a los esfuerzos del pueblo estadounidense que confió en su mensaje de esperanza y cambio hace ocho años.
 
"Ustedes fueron el cambio", dijo Obama.
Obama comenzó su discurso de despedida dando las gracias a todos sus compatriotas por haberle hecho un "mejor" mandatario y un "mejor hombre" durante estos últimos ocho años.

Obama fue recibido con una gran ovación en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago, con capacidad para unas 20.000 personas, y fue interrumpido al comienzo de su discurso con gritos de "Four more years" ("Cuatro años más").

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más