martes, 22 de diciembre de 2015

Todos ponemos. Por Cecilia Álvarez Correa

Aunque conocemos a muchos empresarios colombianos que han logrado incursionar con sus productos en otros países, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez Correa, está invitando a los industriales y empresarios que se atrevan a competir.

La funcionaria es consciente de los tropiezos que se están presentando a nivel mundial, pero es optimista y le apuesta a un mejor futuro para Colombia. Y quiere el acompañamiento…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
Todos ponemos
Hemos generado protecciones poco atractivas para muchos productores nacionales.
20 de Diciembre de 2015

Nuestra economía experimenta un déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos que debemos resolver. ¿Esto qué quiere decir? Que hay una salida neta de capital desde el país.


¿Cómo resolverlo? Con soluciones concretas y realizables en el corto plazo, que sean sostenibles en el tiempo. ¿Qué pasa con las exportaciones? Dos factores coyunturales las han afectado: a) la caída de los precios internacionales de los productos básicos (oro, café, ferroníquel, carbón, petróleo y los derivados del petróleo), que en 2014 representaron el 73,7 % de las exportaciones totales; y b) la caída de la demanda externa en la mayoría de las economías en el mundo: Japón, China, la Unión Europea, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Canadá, Estados Unidos.

A esto se suma que durante 2015 se mantuvo la tendencia decreciente de las exportaciones a Ecuador y a Venezuela, tradicionalmente receptores de bienes industriales colombianos. También ha tenido un impacto importante en la reducción de exportaciones el cierre parcial por la ampliación de la Refinería de Cartagena, que generó una reducción de las exportaciones que realizaba la refinería, hasta llegar a la desaparición de ventas en lo corrido de este año.
 

A esta situación coyuntural se agrega la estructural, que incluye tareas pendientes tanto del Gobierno como del sector privado. El gobierno del presidente Santos ha hecho un gran esfuerzo para reducir el denominado ‘costo país’, pero reconocemos que tenemos asuntos pendientes en los que estamos trabajando, temas como la disminución y racionalización de los costos de energía y gas, la consolidación de las históricas inversiones en infraestructura de transporte para la competitividad, y en la transformación educativa que hará de Colombia la más educada en 2026, la oferta técnica y de educación formal pertinente para el sector productivo y, especialmente, la modificación radical de nuestra estructura tributaria para que la política tributaria sea coherente con la política de desarrollo productivo en favor de nuestras exportaciones y del crecimiento empresarial.

Todo este esfuerzo del Gobierno será insuficiente si no generamos una reflexión en el sector privado sobre la ausencia de vocación exportadora y los desincentivos estructurales a las exportaciones.



Históricamente, hemos generado protecciones que hoy hacen poco atractivo para muchos productores nacionales competir en el mercado externo. Naturalmente, esto afecta también a nuestros consumidores, que reciben productos más costosos o de menor calidad que los que se producen en el mundo.

Este es un trascendental asunto que tenemos que abordar cuanto antes, sobre la base de garantizar que los consumidores nacionales tengan acceso a los mejores productos y que nuestros empresarios puedan ofrecerlos en condiciones que les permitan ser igualmente competitivos en el mercado interno y en el mercado externo.

Los hechos demuestran que vamos por buen camino: durante el tercer trimestre de este año se incrementó en 2,5 % el PIB industrial y en el mismo período el sector comercio tuvo un incremento de 4,8 %, impulsando la variación del PIB total.
 

Además, un reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la Comisión económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señala que Colombia ha logrado diversificar sus mercados de exportación, lo que ayuda a enfrentar los efectos de la desaceleración económica global.

Aun así, reconocemos que falta mucho por hacer. Desde el Gobierno tenemos que trabajar sin descanso para generar las señales al sector privado que demuestren que el país está comprometido con un modelo de desarrollo basado en la productividad y las exportaciones. 
 

Empresarios: también de un esfuerzo considerable de ustedes, que cuentan con nuestro apoyo en preparación de oferta exportable, acceso a mercados y promoción. Les propongo que establezcamos compromisos públicos, recíprocos y expresos de aumento de nuestras exportaciones. Reitero: tenemos que atrevernos a competir.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA
Ministra de Comercio, Industria y Turismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más