domingo, 12 de marzo de 2017

Restricciones en el Puerto de Barranquilla. Bajan calado, carga y desvío de buques



Las restricciones del Puerto de Barranquilla.

Lo bueno es que las autoridades colombianas, empresarios locales, nacionales e internacionales, los dirigentes gremiales, periodistas estamos muy pendientes de los acontecimientos…

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Restricciones en el Puerto de Barranquilla. Bajan calado, carga y desvío de buques

El panorama del puerto de Barranquilla es incierto y la situación puede empeorar.
Así resume el Director de Asoportuaria, Alfredo Carbonell, la situación en que se encuentra el puerto como consecuencia de las restricciones de calado, el desvío de buques y la consiguiente disminución en el movimiento de carga.
“Continúa la restricción y tenemos un calado autorizado de 9.1 metros. Esto afecta la competitividad y no permite que ingresen buques de mayor calado”, aseguró el dirigente.
La agremiación expresó preocupación que para el próximo mes de abril se tiene programado un contingente de graneleros, con buques de gran calado que podrían generar por lo menos 1 millón de toneladas y que dadas las restricciones de calado no podrían ingresar en su totalidad al puerto de Barranquilla.
“El año pasado tuvimos una disminución en el movimiento de carga de un 6 por ciento, en parte porque Navelena no garantizó, en una tercera parte del año, las profundidades contractuales que debía garantizar”, recordó.

El PUERTO de Barranquilla tuvo problemas el año pasado. Y en 2017 el asunto se está complicando…
Por los incumplimientos de Navelena, en 2016, el puerto de Barranquilla registró crisis en los meses de enero, julio, noviembre y diciembre.
El Director de Asoportuaria, Alfredo Carbonell, sigue contando la historia:
“No tuvimos el servicio garantizado y eso llevó al desvío de unas 25 embarcaciones que tuvieron que aligerar carga antes de ingresar a la zona portuaria de Barranquilla”.
En 2015 el movimiento de carga fue de aproximadamente 11 millones de toneladas y en 2016 el decrecimiento fue de unas 500 mil toneladas.
De acuerdo a las estadísticas que tiene el Puerto, desde el año 1998 no se presentaba un decrecimiento, como está ocurriendo ahora.
Por lo pronto se tienen previstas batimetrías diarias. “Vamos a realizarlas de la mano de Cormagdalena para que ella conozca de primera mano lo que pasa”, señaló Carbonell.
Esto en razón de que sólo cuando quede en firme la caducidad del contrato con Navelena, es cuando se podría contratar un nuevo dragado.
“Entendemos que hasta el 4 de abril no se puede hacer nada porque el canal está concesionado a Navelena. Lo que pedimos a partir de esa fecha, cuando haya quedado en firme la caducidad que está en trámite, es que se pueda declarar una urgencia manifiesta”, puntualizó el director de Asoportuaria.

El otro mes, si nada falla, llegarán a Barranquilla un número de graneleros, pero hay incertidumbre por lo que está pasando con el puerto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más