martes, 3 de enero de 2017

Los cambios en la industria estadounidense a menos de cuatro meses de la elección de Trump

Donald Trump empezó a cambiar la historia.
No se ha posesionado y ya está cambiando la estrategia de muchas compañías que tenían planes, que a raíz de los anuncios del nuevo presidente de Estados, no se podrán realizar.

Estas dos decisiones de General Motors y Carrier así lo indican.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1

Los cambios en la industria estadounidense a menos de cuatro meses de la elección de Trump

Sin siquiera haber tomado posesión, el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, ya ha hecho que en la industria manufacturera de su país se esté adoptando cambios al trasladar sus sistemas de producción al país nuevamente.

Este martes, la decisión de la compañía automovilística Ford Motor Co de cancelar la inversión de US$1.600 millones en una fábrica en México se dio, precisamente, por las fuertes críticas que el magnate presentó a la decisión.
En contraposición, Ford destinó US$700 millones para una planta en Michigan. "Esta inversión incremental en la Planta de Ensamblaje de Flat Rock (en Michigan) tiene origen en los US$1.600 millones que la compañía previamente ha planeado invertir en la nueva planta en México", dijo la empresa en un comunicado.

De igual manera, el anuncio de Bill Ford Jr., presidente de la compañía, se dio el marco de la advertencia que Trump le hizo General Motor de gravarla con un “gran impuesto” si la firma no abandonaba la idea de fabricar el vehículo Chevy Cruze en el país vecino.

Pero esta no es la primera decisión de este tipo que se toma por presión del discurso del neoyorquino. En diciembre, semanas después de su elección, la compañía de aires acondicionados Carrier realizó una negociación con Trump que le llevó a reversar el traslado de 2.000 puestos de trabajo en Indiana hacia México.

Recordemos que en sus propuestas de campaña el republicano había dicho que las empresas estadounidenses que llevaran su producción a suelo mexicano tendrían un impuesto de 35%.

Esta situación ha generado que los mexicanos residentes en Estados Unidos estén creando una verdadera avalancha de remesas antes de que se posicione Trump el próximo 20 de enero; ya que aún se desconocen cuáles serán las verdaderas acciones del magnate una vez llegue a la Casa Blanca.

Para contactar al autor de esta nota:

Diego Sebastián Carranza

dcarranza@larepublica.com.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más