domingo, 14 de agosto de 2016

El 56,3 % de empresas del país no saben del cambio digital: encuesta de Andi Por Ferney Arias Jiménez

Preocupante esto, en medio de la época que vivimos. La época digital…
Revisemos la encuesta de la Andi de acuerdo a lo que nos el colega Ferney Arias Jiménez.


RADAR,luisemilioradaconrado

@radareconomico1

 

El 56,3 % de empresas del país no saben del cambio digital: encuesta de Andi

Por Ferney Arias Jiménez


25,1% de industrias encuestadas por Andi dice tener estrategia para transformación digital.

En definitiva

Con aire renovado, los empresarios colombianos apuestan por el cambio tecnológico para fortalecer a la industria nacional y la hará más competitiva. El Gobierno compromete su apoyo.

Cuando la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) les preguntó a sus afiliados sobre la cuarta revolución industrial, el 56,3 % respondió desconocer el tema, no obstante el gremio le restó trascendencia indicando que “gran parte de ellos sí considera de gran importancia promover el uso de tecnologías digitales y emergentes dentro la empresa”.

 
Además la Andi resalta que más de una cuarta parte de los empresarios (25,1 %) está comenzando a adoptar estrategias de transformación digital. “En este grupo, el 21,9 % considera que más del 60% de su negocio será digital en un futuro cercano; el 47,6 % tendrá un modelo de negocio digital en unos 5 años, y el 28,6 % en 10 años”, se lee en la última encuesta de opinión industrial de la Andi (ver Informe).

En ese contexto, se realizó en Cartagena el primer Congreso Empresarial Colombiano, como se conoce ahora en adelante la asamblea de la agremiación.

La cita se dedicó a la “cuarta revolución industrial” y a la necesidad de avanzar en la transformación digital para que las empresas se pongan a tono con el avance tecnológico y atiendan necesidades del mercado.

 
El presidente de la Andi, Bruce Mac Máster, comentó que Colombia tiene el reto de especializarse en lo que es buena y competitiva, para que su maquinaria haga parte de ese flujo internacional de productos que mueven al mundo.

“El país es cada vez un jugador más importante en el continente y, como puerta a América del Sur, debe aprovechar su posición geográfica para afianzarse y fortalecerse, siendo la plataforma que conecta al resto del mundo con los demás países de la región”, añadió el dirigente.

 
La idea de Gobierno

El plan de acción, contenido en la política nacional de desarrollo productivo (documento Conpes que aún está en discusión) plantea aumentar la actividad innovadora en el aparato productivo. También impulsará el emprendimiento y prepararlo para aprovechar la transferencia de conocimiento y tecnología.

Para alcanzar esos objetivos se tiene previsto que el Ministerio de Comercio, el Sena y Colciencias, definan para 2017 un modelo de cofinanciación de iniciativas de desarrollo tecnológico e innovación, que incorpore el mecanismo de bonos de innovación, para promover la articulación entre empresas y las entidades de soporte.

El esquema permitiría que los bonos fueran usados por los empresarios para pagar a las instituciones generadoras de conocimiento y entidades de apoyo, quienes posteriormente podrán redimirlos.

El costo estimado de esta acción será de 560 mil millones de pesos, y permitirá atender a unas 2.400 empresas, según estima el Gobierno.

La visión empresarial

La estrategia para una nueva industrialización de la Andi apuesta por acciones concretas para que las compañías ponerse a punto para competir, modernizando sus prácticas y adaptando tecnologías existentes en el mercado.

Entre las propuestas formuladas figura el desarrollo de un plan para modernizar bienes de capital que usa la industria colombiana, pues se advierte que una parte importante de los costos de producción está atada al uso de maquinaria obsoleta que ha sido adecuada durante años para seguir produciendo.

“Esto no permite que el conocimiento productivo se actualice. Es por ello que debería diseñarse un programa de incentivos financieros para las empresas que acrediten planes comerciales bien estructurados y que adicionalmente se comprometan a chatarrizar la maquinaria obsoleta”, se lee en el texto, y lo que coincide con lo planteado en el documento Conpes que propone los bonos.

También se sugiere escalar el programa de extensión tecnológica, una herramienta de apoyo externo a una empresa que incluye el diagnóstico, plan de mejora e implementación, mediante la adopción de prácticas de gestión en productos, servicios o procesos industriales. El objetivo es alcanzar mayores niveles de productividad, competitividad y rentabilidad.

Para la Andi, esta iniciativa permitiría a las empresas ponerse al día frente a las mejores prácticas y técnicas empresariales usando la tecnología ya existente en el mercado.

Fomentar las TIC


Los industriales también abogan por promover el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para incrementar la productividad y competitividad de las empresas colombianas.

Finalmente, se urge por el fortalecimiento de una red de laboratorios acreditados que garanticen la calidad de los productos con base en estándares internacionales.

En ese sentido, la propuesta de la Andi advierte necesario “adecuar el marco normativo” y consolidar “la Red Colombiana de Metrología (RCM), que coordine los laboratorios nacionales, privados y públicos”.

Vale la pena señalar que en este caso las miradas están alineadas: Gobierno y empresarios conocen el diagnóstico y coinciden en la solución.

Las partes son conocedores del reto que deben sortear para que la modernización del aparato productivo se vuelva una realidad y deje de aparecer como punto en contra de la competitividad del país.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más