miércoles, 9 de diciembre de 2015

El progreso social de Barranquilla Por: Jairo Parada



El progreso de Barranquilla.
Un informe reciente, nos puso a pensar y lo comenta en su columna del diario El Herado, el economista Jairo Parada: “el Informe del Progreso Social de las Ciudades Colombianas por parte de la Red de Ciudades como Vamos”
Y resalta:
“El informe destaca que aunque Barranquilla marca bien en cobertura de servicios públicos, educación y salud, le va muy mal en nutrición infantil, calidad de las viviendas, medio ambiente, acceso a la información con las nuevas tecnologías, tolerancia y acceso a la educación superior”.

Tareas de Alejandro Char y su equipo.

RADAR,luisemilioradaconrado
@radareconomico1
El progreso social de Barranquilla
Por: Jairo Parada

En la vida contemporánea, tratamos siempre de medir los fenómenos en lo posible, y de compararnos en ciertas escalas con semejantes, para ver donde estamos. Aunque esta tendencia no debe exagerarse, pues no todo lo real en la sociedad se puede “medir”, lo cual nos llevaría al más craso positivismo, ello ayuda a mirarnos fríamente sin exageraciones, sin subjetivismos sesgados. Para las políticas públicas, ello resulta útil incluso para la fijación de áreas de énfasis en los planes de desarrollo por venir.
 
Por ello, es necesario comentar la información de muchos indicadores que ya nos llegan de la ciudad. Recientemente, se presentó el Informe del Progreso Social de las Ciudades Colombianas por parte de la Red de Ciudades como Vamos, indicador que combina las necesidades básicas, el bienestar y las oportunidades, con una batería muy completa de indicadores. La ciudad moderna necesita ser segura, incluyente, resiliente y  sostenible, señala Michael Porter. En términos generales, Barranquilla cayó en una especie de estrato medio-bajo de acuerdo a los puntajes obtenidos, pues de 10 ciudades líderes, quedamos en el 7º lugar. A la cabeza de la lista, Manizales, Bucaramanga, Medellín y Bogotá. Ahora, desde el 2009 al 2014, las ciudades que más mejoran fueron Manizales (11.6 puntos en la escala), Bucaramanga (9.7) y Medellín (14.7). Barranquilla solo lo hace en 8.4.
 
El informe destaca que aunque Barranquilla marca bien en cobertura de servicios públicos, educación y salud, le va muy mal en nutrición infantil, calidad de las viviendas, medio ambiente, acceso a la información con las nuevas tecnologías, tolerancia y acceso a la educación superior. Tampoco marcaron bien los colegios en los rankings nacionales, donde muy pocos quedaron en los primeros cien lugares. La ciudad sigue sin tener, por ejemplo, una secretaría de Riesgos y un plan apropiado para los mismos.
 
Posteriormente, el Consejo Privado de Competitividad, nos presentó el ranking de competitividad de los departamentos. Allí quedó el Atlántico de 8º entre los 25 examinados, muy lejos del quinto o cuarto lugar que deberíamos tener. Por encima de nosotros, lógicamente Bogotá, Antioquia, Santander  y Valle. Aunque no nos va tan mal en condiciones básicas, sofisticación e innovación, nos afecta fuertemente la eficiencia (educación superior, capacitación y eficiencia en los mercados). Cuando se examina el tema por pilares, el Atlántico sale afectado en  instituciones, dentro del grupo de los departamentos más avanzados del país.

En este escenario, la conclusión que se saca es que en materia de indicadores gruesos de infraestructura y simples coberturas, hemos mejorado, pero cuando se pasa a temas de calidad y no de cantidad, allí nos rajamos. Hay cobertura en salud, pero el servicio es bien deficiente. Ha mejorado la cobertura en educación, pero en las pruebas Saber nos va muy regular. No sobra decir que hasta en deportes, Barranquilla y el Atlántico siguen siendo una vergüenza nacional. Hasta Bolívar nos da sopa y seco. 
 
Por lo anterior, los énfasis futuros en ciencia y tecnología, ambiente, riesgo, espacio público, movilidad y seguridad son áreas en que la calidad de estos rubros debe ser esencial. Por último, el tema del empleo resulta crucial. Hace apenas unos años, éramos la ciudad con menor desempleo, a pesar de la informalidad. 
 
Hoy ya estamos por debajo de las áreas metropolitanas más importantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más